Las fotografías necrófilas de Mario Pardo

Polvo serán, más polvo enamorado, de Mario Pardo
Palacio de los Condes de Gabia
Plaza de los Girones, 1. Granada
Hasta el 9 de noviembre

La exposición de Mario Pardo, que lleva por título ‘Polvo serán, mas polvo enamorado’ reúne una selección de fotografías tomadas en algunos de los cementerios europeos monumentales más importantes. “Se concentra en el tema de la relación inextricable entre Eros y Tánatos, vínculo presente en toda la historia de la cultura occidental. Como ya demostró Freud, la vida humana es una lucha constante entre el principio del placer (Eros) y el de la muerte (Tánatos): estos impulsos están enlazados de una forma tan intricada que resultan imposibles de diferenciar”, según explica en el catálogo de la exposición Vita Fortunati, de la Universidad de Bolonia.

Fotografía de Mario Pardo en la exposición 'Polvo serán, mas polvo enamorado'. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

Fotografía de Mario Pardo en la exposición ‘Polvo serán, mas polvo enamorado’. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

El título de la exposición, continúa diciendo Fortunati,  está “tomado del verso final de un soneto de Francisco de Quevedo”, y “nos revela que el deseo hacia la persona amada, al tiempo que esconde un instinto de muerte, también supera y trasciende la misma muerte. El alma dejará el cuerpo en la tierra, pero su memoria permanecerá intacta; aunque se hará ceniza, esta quedará llena de sentimiento; se tornará en polvo, pero polvo todavía enamorado”.

Roberto Grandi se refiere en el mismo catálogo a que “en el fondo de cada buena fotografía se encuentra algo escatológico: algo alude a la visión y a la elección del tiempo, y al hecho de existir una relación sin salida con el fin del tiempo”. De ahí que tras observar las fotografías de Mario Pardo, Grandi afirme haberlas “des-imaginado, he intentado captar algunos conceptos esenciales de este encuentro que ha ocurrido entre los pasos de Mario, el instante fotográfico, la escultura, el espacio funerario y, con sordina, algo relacionado con el morir”.

Fotografía de Mario Pardo en la exposición 'Polvo serán, mas polvo enamorado'. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

Fotografía de Mario Pardo en la exposición ‘Polvo serán, mas polvo enamorado’. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

Fortunati señala que esa “tensión entre vida y muerte, luz y sombra, tan presente en el Seiscientos barroco, se encuentra asimismo en el siglo sucesivo donde parece perfilarse una doble actitud: por un lado está el intento, promovido por los philosophes y de las élites occidentales en general, de considerar por un lado la muerte como un hecho natural y quitarle el sentido de terror y miedo que le había atribuido la religión; por el otro la muerte seguía siendo percibida como el escándalo decisivo de cualquier aventura humana”.

“No es casualidad que Pardo haya elegido unas esculturas que ponen de relieve el eros, la sensualidad y la belleza del cuerpo porque ellas son una representación simbólica de su caducidad y de lo efímero. Sobre las tumbas se yerguen hermosísimas figuras femeninas de largas cabelleras, vestiduras y paños que perfilan sus formas sinuosas. Del mismo modo las elegantes figuras de los ángeles andróginos de anchas alas ponen de manifiesto una sensualidad erótica penetrante, que se halla también en las figuras que representan el sufrimiento y dolor de Cristo”, destaca Fortunati en el catálogo de la exposición.

Detalle de una de las fotografías de Mario Pardo en la exposición 'Polvo serán, mas polvo enamorado'. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia. Diputación de Granada.

Detalle de una de las fotografías de Mario Pardo en la exposición ‘Polvo serán, mas polvo enamorado’. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia. Diputación de Granada.

Y añade: “La misma bipolaridad entre una fascinación hacia la representación analítica de la muerte y el horror por la descomposición del cuerpo está presente asimismo en nuestra cultura contemporánea. La estética de la muerte, su expresión y puesta en escena han producido un imaginario macabro, necrófilo en sus formas extremas, que disimula la voluntad de remover el tabú y el horror de tener que morir. La muerte como espectáculo atractivo y cargado de erotismo es una clave de la posmodernidad, así lo ilustran películas tales como ‘Crash’ (1996) basada en la novela de James G. Ballard y novelas como ‘A Matter of Life and Sex’ (1991) de Oscar Moore”.

Fotografía de Mario Pardo para la exposición 'Polvo serán, mas polvo enamorado'. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

Fotografía de Mario Pardo para la exposición ‘Polvo serán, mas polvo enamorado’. Imagen cortesía del Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada.

 

Live the Roof se estrena en Valencia

La Habitación Roja
Live the Roof
Azotea Expo Hotel Valencia
Avenida de Pío XII, 4. Valencia
Viernes 3 de octubre, a las 20.00h.

Live the Roof es un novedoso formato de conciertos acústicos en azoteas que acaba de llegar a Valencia y se estrena con la banda valenciana por excelencia de los últimos años, la Habitación Roja, en la azotea del Expo-Hotel. Un lugar desconocido para muchos habitantes y visitantes de la capital del Túria, que dispone de unas vistas excepcionales del jardín del cauce del río y de la ciudad.

Este proyecto, conocido como Live the Roof, se dio a conocer en Sevilla en 2011 y después de casi cinco exitosas temporadas, se han ido sumando a él otras cuantas ciudades como Málaga, Granada, Madrid, Barcelona o Alicante. Ahora está a punto de llegar a la capital de Túria y viene para quedarse.

Azotea Expo Hotel Valencia. Imagen cortesía de la organización Live the Roof Valencia.

Azotea Expo Hotel Valencia. Imagen cortesía de la organización Live the Roof Valencia.

Se trata de conciertos muy íntimos por la exclusividad de su emplazamiento, por la capacidad de sus aforos reducidos y por la cercanía al artista. Seguramente es una de las pocas y mejores maneras de compartir el momento con el artista, de disfrutar de su música en un ambiente único e irrepetible.

Por las azoteas de Live the Roof han pasado músicos de gran calidad como: Zahara, Niños Mutantes, Anni B Sweet, Quique Gonzalez, Coque Malla, Izal, Russian Red, L.A., y un extenso etcétera. En esta ocasión, y como premiere para Live the Roof en Valencia, tendremos el placer de ver, oír y sentir a La Habitación Roja en la azotea del Expo Hotel. Todo esto, acompañado de una cata especial, presentada y elaborada por Licor 43º, en el que se podrá degustar este magnífico licor español por excelencia.

Imagen promocional de La Habitación Roja. Imagen cortesía de Live the Roof Valencia.

Imagen promocional de La Habitación Roja. Imagen cortesía de Live the Roof Valencia.

La Habitación Roja, recientes ganadores del premio UFI a la mejor canción de 2012 y el premio mexicano IMAS al mejor grupo español del año, nos presentan ahora su noveno disco, ‘La Moneda en el aire’, un disco que viene a confirmar lo que muy pocos grupos pueden decir: que cada disco es mejor que el anterior.

El disco cuenta con algunas de las mejores canciones de la carrera de La Habitación Roja. Además, se h procurado conservar la magia grabando en uno de los lugares más míticos que un melómano pueda imaginar: los estudios Rockfeld en Gales. Estudios por los que han pasado Black Sabbath, Del Shannon, Motorhead, Echo and the Bunnymen, Undertones, Waterboys, Stone Roses, Pogues, XTC, Charlatans, Oasis, Paul Weller, Sepultura, Ash, Teenage Fanclub, Coldplay, Suede, Joe Strummer, New Order, entre muchos otros. Este disco demuestra que LHR se encuentra en estado de gracia y que sigue en continuo crecimiento a todos los niveles.

Cartel anunciador de Live the Roof, con la actuación de La Habitación Roja, en la azotea de Expo Hotel Valencia. Imagen cortesía de la organización.

Cartel anunciador de Live the Roof, con la actuación de La Habitación Roja, en la azotea de Expo Hotel Valencia. Imagen cortesía de la organización.