Pintura fotográfica en Plastic Murs

Lugares comunes. Aarón Duval, Iñigo Sesma, José Luis Ceña, Mikel del Río, Sebas Velasco
Plastic Murs
C / Dénia, 45. Valencia
Hasta el 7 de diciembre de 2017

“A partir de estas tres cosas, luz, sombra y color, nosotros construimos el mundo visible, y son ellas, al mismo tiempo, las que hacen posible la existencia de la Pintura, un arte que tiene el poder de producir sobre una superficie plana un mundo mucho más perfectamente visible que el real.” (Teoría de los colores, Goethe)

Los fotógrafos del siglo XIX, algunos ex pintores, buscaron asimilar la fotografía con la pintura obedeciendo a ciertos artificios compositivos y a una mera transposición formal. Fueron la corriente pictorialista de los inicios de la fotografía. Otros artistas elaboraron, ya en el siglo XX, bajo el influjo del surrealismo o la Bauhaus, imágenes radicales  y espeluznantes como  las rayografías de Man Ray o los fotomontajes de Heartfield.

Vista de la exposición 'Lugares comunes'. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Vista de la exposición ‘Lugares comunes’. Imagen cortesía de Plastic Murs.

El tiempo se ha encargado de borrar la anécdota nimia y convertirla en emoción universal. El tiempo transfigura en conmovedor o patético el registro fotográfico cotidiano: “Esto ha sido”, que escribió Barthes, y aquí lo presentamos. Sin embargo, representar con pintura la vida y su devenir es el lugar común de la coherente selección de Vicente Torres en Plastic Murs. Expone pintura construida desde una visión fotográfica, incluso cinematográfica, con sensibilidad urbana, e intuimos, deseo de trascender lo efímero. La intencionalidad conecta a nuestros artistas, quienes recurren a la imagen pintada que revela, y a la materia, el óleo, que fija ese instante antes de su olvido.

Aarón Duval empasta con sentido trágico, brillante metáfora de la juventud salvaje, con densas pinceladas cargadas de materia. Además, sabe pintar la luz como destello. Esa dicotomía entre la obscuridad (negro marfil profundo) y la luz (blanco titanio quebrado) continúa en las obras de Mikel del Río: subyuga lo bien cocido de sus lienzos y lo crudo de sus temas, la noche y la fuerza joven, quizás alienada.

Obras de la exposición 'Lugares comunes'. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Obras de la exposición ‘Lugares comunes’. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Sebas Velasco, igual de solvente con cualquier técnica, tamaño y superficie, también ejecuta murales de un naturalismo demoledor, sabiamente integrados en la arquitectura degradada. Sus protagonistas,  héroes cercanos, son escritores de graffiti o personas significativas para el autor. Velasco es siempre generoso con la vida y sus protagonistas.

Iñigo Sesma, preocupado por su contexto social e histórico, aprehende la realidad (clave de toda poética) con las imágenes visuales que consume: fotografías digitales y analógicas, películas de cine y sus fotogramas, televisión, Internet… luego reconstruye plásticamente lo digerido. El resultado es Pintura, destreza y pensamiento.

Jose Luis Ceña pinta la alegría de vivir o la extrañeza del ensueño y el absurdo. No padece cromofobia y conoce las armonías de colores adyacentes, la elegancia del púrpura junto al esmeralda o los azules y naranjas saturados. Conoce la magia de las paletas complementarias y describe el movimiento al dibujar con el gesto de la brocha plana. Pero tiene sus propios secretos. Está bien así, sin contar. No más.

Lugares comunes. Plastic Murs

Lugares comunes. Plastic Murs

Juan Canales
Universitat Politècnica de València

Polification o la nerviosidad urbana moderna

Polification
Plastic Murs
C/ Denia, 45. Valencia
Hasta el 8 de abril de 2016

Vivimos en ciudades nerviosas -Roberto Arlt hubiera escrito epilépticas- que nos pueden. A veces es por su crecimiento extraño a través de planes generales de ordenación urbana haussmanizantes, a veces por costumbre, a veces por el modo en el que se superponen los sustratos de población, como capas de tiempo, en oleadas de emigración, como bandas organizadas, delimitando sus zonas de operación en barrios y arrabales.

Nuestro territorio, nosotros, nuestras ciudades de ahora, son la evolución post de la ciudad moderna que inventó la flânerie romántica del s.XIX y la vanguardia futurista del s.XX -siempre pienso en Metrópolis, el collage de Paul Citroën-, varias guerras mundiales y reconstrucciones postmodernas, todas las revoluciones (menos la próxima), la atención a fenómenos como la gentrificación y el sinsentido que gobierna este mundo mediático.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Cada uno en su casa y todos en nuestros distritos forzamos al límite las imposiciones de la ciudad. Empujamos las paredes de nuestros apartamentos y los mismos márgenes de lo urbano reinventando un mar de mampostería que es historia y recursos, tantas veces descuidados estúpidamente.

La pintura en cuadro de Manolo Mesa y Mohamed L’Ghacham muestran los escenarios, el espacio desgastado para la acción necesaria, fijando el lugar adecuado o las personas que lo habitan; la de Sebas Velasco traslada la potencia y urgencia del acto de pintar en la calle a través de su factura, subrayando la denuncia; por su parte, la estructuras geométricas de Alessandro Etnik construyen una visión abstracta, por ideal, de línea clara.

Los cuatro artistas anteriores desarrollan parte de su trabajo en la calle, y el contrapunto lo pone el hiperrealismo de Jessica Hess, que no interviene muros pero sí traslada al lienzo la belleza del horror vacui de una invasión total de tags y pintadas reales que, con su histeria, nos increpan contra el deterioro de nuestras ciudades.

Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Ricardo Forriols