Mostra Viva, sin colesterol público

Mostra Viva Cinema del Mediterrani
Presentación del cartel 2014 obra de José Morea
Octubre Centre de Cultura Contemporània

Mostra Viva nació el pasado año como festival de la cultura mediterránea que pretende recuperar el espíritu de la defenestrada Mostra de Cinema del Mediterrani. Su espíritu, no el maltratado cuerpo que la llevó a la tumba. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, después de apostar durante años por un festival que fue perdiendo el alma, para tomar el cuerpo de un fantasma pleno de glamour, se lo cargó en septiembre de 2011, quedando definitivamente en suspenso la celebración de su 33ª edición.

Mostra Viva se hace cargo del vacío dejado por la decapitación inesperada de Cinema del Mediterrani y, ahora con el impulso de la iniciativa ciudadana, celebra por segundo año consecutivo un festival que, además del cine, tiene a la música, la poesía, la escena, el arte y la gastronomía como protagonistas. Es decir, cultura mediterránea en su más amplio espectro. Y para ir abriendo boca de lo que será Mostra Viva 2014, que se celebrará del 4 al 8 de diciembre, los organizadores presentaron en el Octubre Centre de Cultura Contemporània el cartel del festival, obra de José Morea.

Cartel de Mostra Viva 2014, obra de José Morea. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Cartel de Mostra Viva 2014, obra de José Morea. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Un cartel que, en palabras de Santo Juan, miembro de Mostra Viva, “simboliza el agradecimiento a los ciudadanos y supone un homenaje reivindicativo de los cineastas valencianos”. La aspiración de cuantos impulsan este movimiento ciudadano es “alcanzar la cifra de 500.000 valencianos comprometidos con Mostra Viva”. En este sentido, tanto Vicent Tamarit, como Vicent Gregori, Giovanna Ribes, Antonio Llorens o el propio Santo Juan subrayaron la independencia de un festival cuyo sentido viene dado por el alejamiento de la institución pública que provocó su desaparición.

“No tiene sentido que vayamos a pedir ayuda económica a quien se cargó la Mostra, porque el dinero que nos pudieran dar se volvería en nuestra contra”, señaló Llorens. Supongamos que recibieran 300.000€, puso por caso. Si la Mostra costó en su momento 1.700.000€, toda cantidad menor sería interpretado como señal de que con memos dinero se puede organizar un festival así. El ejemplo no es baladí, porque argumentación parecida ya se ha utilizado en Cinema Jove, cuyo presupuesto, inferior al de otros certámenes similares, es ejemplo de austeridad y buena gestión, según CulturArts.

Detalle del cartel del festival  Mostra Viva de 2013. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Detalle del cartel del festival Mostra Viva de 2013. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Los organizadores de Mostra Viva apelan al compromiso ciudadano y de entidades patrocinadoras para sacar adelante el festival. Cerveza Turia ha sido una de las primeras en colaborar, patrocinando el plan de medios. Una cuota de 5€ al mes permitirá hacerse “amigo de la Mostra” y contribuir al presupuesto necesario para sostener la programación. Programación integrada por diferentes secciones de cine, como los Homenajes Mostra a un cineasta del mediterráneo, Dona i Cinema del Mediterrani, Cine Árabe, gracias al convenio con el Festival Internacional del Sáhara (Fisahara) o los Premis Lux del Parlamento Europeo.

También habrá Música Valenciana al Cinema Mediterrani, poesía, escena, arte coordinado por Mayte Ibáñez, que estudia una acción conjunta con LaVAC, asociación de galerías valencianas, gastronomía y otras actividades destacadas, entre las que cabe reseñar el Bristolian Mediterranean Shortfilm Fest, una traslación de Mostra Viva a la ciudad inglesa.

Vicent Tamarit subrayó que, frente al “mundo de las tijeras”, asociado al monótono discurso institucional de los recortes públicos, Mostra Viva apuesta por la cultura impulsada por los ciudadanos. Por eso la Mostra del Cinema del Mediterrani ahora rescatada huye de agrias herencias pasadas, mirando al presente y el futuro. Mostra Viva, y coleando, merced a la sabia renovada por el movimiento social de base, libre del colesterol público que provoca la grasienta política de recortes.

Detalle del cartel de Mostra Viva 2014, obra de José Morea. Imagen cortesía del festival Mostra Viva.

Detalle del cartel de Mostra Viva 2014, obra de José Morea. Imagen cortesía del festival Mostra Viva.

Salva Torres

La respiración boca a boca revive a la Mostra

Mostra Viva / Cinema del Mediterrani
La Nau, OCCC, SGAE, Jardí Botànic y otros espacios de Valencia
Del 31 de octubre al 3 de noviembre

Mostra Viva / Cinema del Mediterrani tiene como símbolo a la palmera. ¿Por qué? Porque, así lo destacan sus promotores, es “la palmera de la vida en un contexto de brutal agresión contra la cultura”. Y como “estamos en  tiempos de trinchera”, según Vicent Tamarit, uno de los impulsores del proyecto ciudadano, la gente se ha echado a la calle para reivindicar “la cultura audiovisual como fiesta y entretenimiento ciudadano”. Dicho y hecho. Desde hoy mismo y hasta el próximo domingo día 3 de noviembre, Valencia recupera la Mostra de Cinema del Mediterrani que entre todos la mataron y ella sola se murió.

Liya Kebede en 'El capital', película de Costa Gavras que se proyectará en Mostra Viva Cinema del Mediterrani.

Liya Kebede en ‘El capital’, película de Costa Gavras que se proyectará en Mostra Viva Cinema del Mediterrani.

No sólo eso. Antonio Llorens, principal encargado de los contenidos cinematográficos y otro de los promotores de la idea, subrayó en el acto de presentación en La Nau que lo que se retoma es “el espíritu de Cinema del Mediterrani”, pero dejando claro que “no es un festival”, sino “un movimiento ciudadano en defensa de la cultura mediterránea”. Cultura que no sólo abarca el cine, sino que Mostra Viva amplía para abrazar la música, la poesía, el arte, la fotografía, la literatura y la gastronomía, en una diversidad de actos programados durante cuatro días, mediante cinco espacios temáticos, en siete salas, con 20 poetas, 35 músicos y cantantes, 45 locales, 60 películas y 650 amigos.

El Centre Cultural La Nau, el Octubre Centre de Cultura Contemporània, la SGAE y el Jardí Botànic serán las cuatro sedes principales, alrededor de las cuales girará la programación cinematográfica. Pero habrá otros muchos locales de ocio, restaurantes, librerías y galerías de arte que, con el rótulo de “Yo también soy Mostra Viva”, se suman a esta explosión ciudadana en defensa de una cultura que las instituciones públicas han ido dejando en los huesos.

Ovidi Montllor en'Furtivos', película de José Luis Borau que se proyectará en Mostra Viva Cinema del Mediterrani.

Ovidi Montllor en’Furtivos’, película de José Luis Borau que se proyectará en Mostra Viva Cinema del Mediterrani.

Pese a todo, Santo Juan, otro de los impulsores del proyecto, invitó a todos los responsables públicos a acudir a los diferentes actos programados: “A la alcaldesa de la ciudad, al presidente de la Diputación, a concejales y diputados, al presidente de la Generalitat”, todos están invitados a Mostra Viva “para que nos hagan llegar palabras de orgullo por la iniciativa ciudadana”. Orgullo porque, según apuntó Juan, se debe a que “es la primera fiesta en toda Europa que se hace sin ayudas institucionales”. Si Mostra Viva / Cinema del Mediterrani avanza con paso firme es, finalmente, gracias al apoyo y la colaboración ciudadana. “Frente a megaproyectos que acaban en la ruina, nosotros reivindicamos proyectos nacidos desde abajo”, precisó Tamarit.

Cinema del Mediterrani se divide en seis apartados: Homenajes Mostra, dedicado a cineastas que han jugado un papel relevante en el desaparecido festival, como son los casos de Ovidi Montllor, Carles Mira, Costa Gavras o David Trueba, y de quienes se proyectarán películas como Furtivos, El Capital o Madrid 1987; Mostra de Mostres, en torno a películas que pasaron o pudieron pasar por el festival, como París Tombuctú o Qué he hecho yo para merecer esto; Dones del Mediterrani, con una relación de cortos y largos realizados por mujeres; Premis Lux, dedicado a películas galardonadas por el Parlamento Europeo; Cine Árabe y un último apartado sobre Nuevos Creadores, cortos realizados en el hábitat de Internet.

Gad Elmaleh en 'El capital', película de Costa Gavras que se proyectará en Mostra  Viva Cinema del Mediterrani.

Gad Elmaleh en ‘El capital’, película de Costa Gavras que se proyectará en Mostra Viva Cinema del Mediterrani.

Trobada Viva / Música i Poesia del Mediterrani correrá a cargo de un sobresaliente puñado de artistas, como Carles Dénia, Pep Gimeno “Botifarra”, Maria Josep Escrivà, Josep Porcar, Quico Pi de la Serra, Paco Muñoz, Marc Granell, Eva Dénia o Isabel García Canet, entre otros, con Hugo Mas cerrando Mostra Viva con un recital en homenaje a Ovidi Montllor.

También habrá gastronomía en diversos locales de la ciudad, una muestra de fotografía y arte, con imágenes de fotoperiodistas que cubrieron las primeras ediciones de la Mostra y algunos de los carteles, así como paseos guiados por Valencia para conocer lugares emblemáticos de ese espíritu mediterráneo que simboliza Mostra Viva, y la palmera que resiste erguida los furibundos vientos de acoso y derribo. “Se trata de plantar la semilla para que Valencia sea la capital que albergue la fiesta de esa cultura mediterránea”, concluyó Santo Juan.

Cartel de Mostra Viva / Cinema del Mediterrani.

Cartel de Mostra Viva / Cinema del Mediterrani.

Salva Torres