Sala Russafa levanta su telón virtual

‘Teatro de manta y sofá’ | Ciclo digital
Sala Russafa
30 de marzo de 2020

Sala Russafa levanta un telón virtual para ofrecer a través de su página web un ciclo de programación que irá cambiando periódicamente, con nuevas propuestas teatrales para adultos y niños, todas ellas de acceso gratuito.

La iniciativa ‘Teatro de manta y sofá’ se suma a las de otras salas, compañías, centros e instituciones que están ofreciendo cultura manera altruista durante el confinamiento decretado por el estado de alarma.

Y arranca con ‘Buscando al Mago de Oz’, escrita y dirigida por Chema Cadeña. La pieza se incluye en la Tetralogía de los Cuentos Políticos, comedias para adultos con música en directo, que parten de personajes e historias de la literatura infantil para hacer un ácido retrato de la sociedad contemporánea.

Precisamente, esta primera propuesta hace un guiño a la situación actual, ya que retrata las triquiñuelas de la política europea cuando varios países –cada uno representado en alocadas versiones de los entrañables personajes del cuento clásico– emprenden un viaje, siguiendo el camino de baldosas amarillas, hacia Bruselas en busca de ayudas para intentar sobrevivir a las consecuencias de un tsunami (que bien podría ser cualquier tipo de hecatombe) que ha puesto patas arriba a la nación.

La pieza se podrá disfrutar a través de la página web del teatro, en la sección de programación, a través del siguiente enlace:
https://salarussafa.es/espectaculo/1/buscando-al-mago-de-oz-online.html.

Y, al igual que ocurre durante la temporada teatral, la cartelera irá cambiando periódicamente para ofrecer nuevas propuestas, como el resto de espectáculos que componen la ‘Teatralogía de los Cuentos Políticos’ (‘Alicia en Wonderland’, ‘Viaje a Nuncajamás’ y ‘La Revelación’), ‘Matar al Rey’ o la pieza familiar ‘Lazarillo’, entre otras.

LA PROGRAMACIÓN DIGITAL DE SALA RUSSAFA INCLUYE OBRAS QUE VUELVEN AL ESCENARIO SÓLO DE MANERA ONLINE

Este ciclo digital está compuesto por coproducciones de la sala con Arden, la compañía impulsora del teatro de Ruzafa, y por montajes firmados en exclusiva por la compañía valenciana. Además, se va a invitar a colaborar a otras formaciones que han pasado por el centro cultural.

“Para nosotros es muy importante que se mantenga el valor de la cultura, por eso hemos escogido piezas que ya no están en gira, que ya han terminado su recorrido por los escenarios. Para quienes las vieron en su momento, pueden rememorar el buen rato que pasaron en la butaca. Y los que se las perdieron en el momento, ahora podrán verlas”, señala el director de Sala Russafa Juan Carlos Garés.

El equipo de la sala es consciente de que la experiencia teatral es única porque es en vivo, porque la cercanía de los actores, la emoción del directo y la complicidad con el público también son parte del espectáculo. “Pero, hasta que podamos volver a disfrutar de ese hecho social que es acudir a una función, este tipo de iniciativas nos mantiene en contacto con el público. Y nos permiten aportar un granito de arena a la labor social que está teniendo la cultura en estos momentos”, señala Garés, quien opina que sería de justicia que fuera declarada bien de primera necesidad, como ya han hecho en Alemania o Francia.

“Se está consumiendo mucha cultura estos días, música, literatura, películas, series, cine… y teatro, para sobrellevar mejor el confinamiento. Creo que nos está ayudando a mantener la mente despierta, activa y creativa. Son las virtudes que siempre ha tenido estar en contacto con las expresiones artísticas, pero quizá ahora las estamos notando más que nunca y debería de haber un reconocimiento a un sector que se ha volcado y, en muchas ocasiones, de manera altruista”, afirma el director de Sala Russafa.

IMPULSO NECESARIO AL SECTOR

El director de Sala Russafa es miembro de la directiva de AVETID (Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo) y está participando de la respuesta coordinada que trata de dar el sector a esta situación, en contacto con las instituciones autonómicas y nacionales.

“Sabemos que las circunstancias han sido sobrevenidas, pero hay que trabajar desde ya para atenuar la crisis en la que se encuentran las artes escénicas por la suspensión de las representaciones, que tiene consecuencias para las salas, los actores, las productoras… Son muchísimos los profesionales afectados”, afirma Garés.

Una de las primeras demandas es que las administraciones se pongan al día en el pago de las ayudas concedidas en 2019 que aún están pendientes. “Sería una inyección de liquidez para un dinero que las salas y compañías adelantaron en su momento, endeudándose en muchas ocasiones, con la confianza de que los pagos institucionales llegarían. Ahora que se ha cortado cualquier posibilidad de generar ingresos, sería una manera de aliviar su situación financiera”, propone el director de Sala Russafa y productor de Arden.

Junto a la exención o aplazamiento de tasas fiscales, cita otro tipo de medidas que podrían hacer más fácil el regreso cuando termine el estado de alarma: “Por ejemplo, que nos ayudaran con un programa de desinfección y saneamiento de los teatros, para generar confianza en el público. También con una campaña de comunicación realmente ambiciosa y coordinada para atraer públicos cuando vuelva a alzarse el telón. Hay que poner en valor la cantidad y calidad de propuestas escénicas de València y la Comunidad Valenciana porque va a haber mucha más oferta de la habitual”, adelanta Garés.

Es un problema con el que tendrán que lidiar teatros y compañías. El aplazamiento de espectáculos va a reunir en el arranque y durante toda la próxima temporada una gran cantidad de obras en la cartelera. “No sé si va a haber público para acudir a tantas representaciones. Pero nosotros estamos intentando mantener todos los compromisos que teníamos con las compañías que iban a mostrar sus obras en Sala Russafa este último tercio de la temporada. Por coherencia y empatía, las queremos reubicar en la próxima. Pero a partir de octubre ya teníamos otras piezas programadas, así que tenemos que hacer un puzle realmente complicado. Pero nos estamos esforzando al máximo que para intentar que ninguna se quede fuera”, afirman desde el teatro. Un quebradero de cabeza que será más fácil de resolver si el sector actúa unido y con la ayuda de las instituciones.

Un instante de la representación de ‘Buscando al Mago de Oz’, de Chema Cardeña. Fotografía cortesía de Sala Russafa.

MAKMA

El cabaret revive esta Navidad

Variedades Selectas, de Shomsow
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Del 14 de diciembre de 2019 al 11 de enero de 2020

El teatro tiene otras muchas máscaras, ademas de la risueña de la comedia y la afligida de la tragedia. Desde los orígenes de las artes escénicas, teatreros y cómicos crearon una serie de piezas ligeras cuyo objetivo no era conmover o hacer pensar, sino puro divertimento. Liberar por un rato al atribulado pueblo de sus miserias cotidianas. Una mezcla de humor más o menos grueso, que solía incluir una crítica mordaz a los abusadores poderosos, erotismo más o menos explícito, aliñado todo ello con música, bailes y otros vistosos ingredientes.

Teatro burlesco (burlesque), teatro de variedades, music hall, vodevil, revista…y cómo no, el cabaret. Un género que alcanzó su cima en la Alemania de la República del Weimar, en los albores del nazismo, magistralmente retratado por Bob Fosse en su mítico filme. Durante los setenta y ochenta vivió un momento dulce en Valencia, con salas dedicadas en exclusiva a difundirlo como Belle Epoque, aunque con el tiempo y los nuevos hábitos de ocio ha languidecido.

Carmen Cardo y Annie Tebar en ‘Variedades Selectas’. Imagen cortesía de Shomsow.

Estas Navidades el cabaret revive en toda su plenitud con ‘Variedades Selectas’,  que presenta Sala Russafa los sábados en sesión golfa del 14 de diciembre al 11 de enero. Un montaje de la compañía valenciana Shomsow que brinda un homenaje a este género en un viaje que recorre sus momentos icónicos de la mano de dos veteranas vedettes, Carmen Cardo y Annie Tebar, junto a Carlos Bosch y Pascual Peris, creadores del espectáculo, coreógrafo y diseñador del vestuario, respectivamente.

«¿Cabaret en Navidades? ¿Por qué no?», dice Peris. «Tal y como están las cosas tenemos muchos temas que satirizar y, aunque nuestro espectáculo es esencialmente lúdico, como artistas debemos involucrarnos y dejar oír nuestra voz, siempre desde el humor, claro».

Al cabaret se le puede achacar una visión machista, pero Shomsow da la vuelta a la tortilla y las dos protagonistas son quienes llevan la batuta. “El papel de maestro de ceremonias en el cabaret tradicionalmente ha estado representado por un hombre», dice Peris. «Nosotros hemos querido ir un poquito más allá, no nos quedamos en que las mujeres sean sólo sinónimo de belleza o protagonistas de números musicales. Queremos que realicen el contacto directo con el público, que sean ellas quienes conduzcan la pieza e interactúen con los espectadores, que disfruten del poder para hacer esa pequeña crítica social propia del género”. 

Carmen Cardo y Annie Tebar en ‘Variedades Selectas’. Imagen cortesía de Shomsow.

Sobre el escenario aparece una enorme maleta. De ella van brotando recuerdos e historias mientras se desarrolla la acción y las protagonistas exhiben las creaciones de Peris, prendas que son símbolos de distintos momentos y espacios míticos. Las actrices interactúan con el público desde el principio y sin abandonar la escena hacen hasta diez cambios de vestuario, uno por número, transformándose para simbolizar los distintos palos, épocas y estilos de un género que siempre se ha caracterizado por la desinhibición, la frescura, la fantasía y el humor para liberar al público de su rutina cotidiana.

 ‘Variedades selectas’, una irónica alusión gastronómica a los embutidos y fiambres, es el segundo montaje de la compañía valenciana Shomsow,  cuyos miembros son referentes de la boyante escena cabaretera en la Valencia de los ochenta cuando las tensiones de la Transición incitaban a escapar de la realidad.  Todos los integrantes de la compañía cuentan unos 55 años y sus montajes son un lujo y un goce para ellos que pueden permitirse gracias a sus respectivas profesiones vinculadas al arte dramático. «En vez de un viaje o crucero, hacemos un montaje», dice Peris.

Carmen Cardo y Annie Tebar en ‘Variedades Selectas’. Imagen cortesía de Shomsow.

Durante una hora y media que se hace corta, Cardo y Tebar despliegan un auténtico tour de force sobre el escenario demostrando que las mujeres de mediana edad son capaces de aportar su carácter, humor y sensualidad a un género que se transforma a lo largo de la historia sin perder nunca su esencia: la alegría.

“En sus primeros años en París y Berlín el cabaret era un espectáculo de crítica social, no los barrocos números de revista que vinieron después», cuenta Peris. «Lo que cada día publicaba la prensa, los actores y showman de la época lo ridiculizaban y lo caricaturizaban por la noche en los clubs”. ‘Variedades Selectas’ se aproxima a ese modelo de cabaret original, al margen de las grandes producciones. “El nuestro es un cabaret intimista, lleno de humor y amor. Hacemos guiños a la actualidad, pero con mucha autoparodia porque no buscamos una arenga, queremos que esto sea una válvula de escape, que nosotros como el público lo pasemos muy bien. Los jóvenes se asombran ante algo que no conocen y les gusta, y los mayores complacen su nostalgia por el pasado».

Así, durante hora y media desfilan por el escenario historias y personajes del corrillo artístico que animaba los cafés cantantes, salas de fiesta y teatrillos, desde el Circo Chino de Manolita Chen, en la España de posguerra, a las bambalinas de Broadway o los casinos insomnes de Las Vegas.

Carmen Cardo y Annie Tebar en ‘Variedades Selectas’. Imagen cortesía de Shomsow.

Bel Carrasco

Sala Russafa alza el telón de la nueva temporada

‘Alcem el teló’
Sala Russafa
Denia 55, València
Octubre de 2019

Sala Russafa se suma a los centros culturales que activan su programación tras el verano y lo hace mediante ‘Alcem el teló’, una selección de 5 propuestas que del 3 al 13 de octubre lleva a su escenario la música, la danza y el teatro para niños y adultos.

La primera de ellas es ‘A Circle In The Water’, un espectáculo con música en directo y danza que el 3 y 4 de octubre reúne a dos grandes talentos en la Sala Russafa.

Capella de Ministrers fue galardonado en 2018 con el International Classical Music Awards y el Premio Carles Santos en 2018, entre otros muchos reconocimientos. Desde hace 30 años trabaja en la investigación, recuperación y difusión del patrimonio musical español, publicando 58 álbumes, ofreciendo 1.500 conciertos e interaccionando con las artes escénicas. Su labor investigadora se remonta hasta el medievo y se asoma también a otras culturas, como la inglesa, que centra la selección de temas que componen el programa de este espectáculo que completa la aportación de otro referente, Toni Aparisi, uno de los más destacados intérpretes y coreógrafos valencianos y nacionales, ganador de varios Premios Max.

La música en directo del siglo XVI convive con la danza contemporánea en esta pieza nacida como banda sonora a la adaptación cinematográfica de la obra teatral ‘La Estancia’ (Arden Producciones), que se estrenará el próximo otoño. Una compilación de temas que giran alrededor de la melancolía, una emoción capaz de remover y activar sentimientos, despertando una sensibilidad que en la sociedad del siglo XXI muchas veces parece anestesiada.

La segunda propuesta de ‘Alcem el teló’ es ‘Las picardías de Molière’, que el 5 y 6 de octubre llena de encanto el escenario. Iria Márquez firma y dirige esta obra que retoma personajes de ‘El burgués gentilhombre’, ‘Las mujeres sabias’ y ‘Misántropo’, comedias de Molière que saltan del siglo XVII al XX en una pieza de nuevo cuño.

Su sugerente trama está ambientada en una noche de verano del París de 1973, coincidente con el 300 aniversario de la muerte del autor francés. Al ritmo de canciones de Françoise Hardy o Serge Gainsburg y apoyándose en proyecciones audiovisuales, avanza una comedia en la que protagonistas de algunos de sus clásicos interactúan, descubriendo filias y fobias, construyendo un fresco enredo amoroso.

Una producción que nace de un antiguo proyecto de Márquez y que estrena la formación valenciana Pànic Escènic, dentro de la programación especial de apertura de Sala Russafa.

La segunda semana de ‘Alcem el Teló’ se dedica a recuperar los espectáculos favoritos de quienes pasaron por las butacas del teatro la pasada temporada. Del 10 al 12 de octubre, nuevas funciones de ‘Shhhh!’, ganadora del galardón al Mejor Espectáculo Valenciano de la última edición de los Premios del Público de Sala Russafa. Marian Villaescusa firma y dirige, con el apoyo de Chema Cardeña, esta comedia que se atreve con una de las palabras y dolencias que más eufemismos recibe: el cáncer.

En su primera obra dramática, la valenciana ficciona su propia experiencia personal en una deliciosa crónica, llena de humor, con referencias a la cultura popular (desde Ingmar Bergman a Mónica Naranjo), capaz de despertar a un tiempo la carcajada y la emoción para romper tabús alrededor de un tema rodeado del mutismo al que hace referencia el título de la pieza.

Y, para los más pequeños, la programación especial de arranque de temporada incluye la versión en valenciano de la obra ganadora del último Premio de Público de Sala Russafa al Mejor Espectáculo Familiar, ‘La caverna del foc’. Se trata de un montaje de la formación valenciana Dínamo Producció Teatral que propone una aventura con los primeros pobladores de la Tierra como protagonistas.

El 12 y 13 de octubre puede verse esta pieza, escrita y dirigida por Ernest Sendín, que cuenta la historia de una joven Homo Sapiens que tendrá que enfrentarse a una terrible maldición. Sorpresivamente, encontrará un aliado en el último Neandertal, aprendiendo que todos compartimos un pasado común, que nos acerca y que pasa de generación en generación.

‘Alcem el teló’ se completa con una muestra de programación musical de la mano de ‘Innerlands’. El 8 de octubre a las 20:30h, la banda valenciana integrada por Paloma Grueso, Julio Arroyo, Marcos Carcelén, Rubén Torres, Santiago Álvarez, Vicente Merodio y Alfonso del Corral, presenta en concierto una nueva etapa que ha materializado en su último disco, ‘Amar Nacer’.

Melodías pop y folk se unen en canciones con cuidadas instrumentaciones que se alejan de anteriores trabajos, muy influenciados por la tradición folk más pura y hasta las raíces celtas. Estrenando formación, canciones y un álbum con un tono mucho más mediterráneo, donde caben el whistle o el violín junto a la guitarra de 12 cuerdas, el djembé o el cajón flamenco, la formación presentará esta nueva fase de un proyecto que cumple 10 años.

EL IX CICLO DE COMPAÑÍAS NACIONALES DE SALA RUSSAFA ARRANCA CON UNA VERSIÓN EN FEMENINO DE MACBETH Y SU ESCENARIO ACOGE UNA DE LAS FAMOSAS CHARLAS TEDx

‘Macbeth. Yo no me voy a morir’, de Jorge Eines. Fotografía cortesía de Sala Russafa.

Tras la presentación de la temporada, en octubre arranca el XIX Ciclo de Compañías Nacionales de Sala Russafa, que hasta el 8 de diciembre ofrecerá 11 propuestas para niños y adultos de compañías venidas de distintos puntos del país. La primera es el estreno en la Comunitat de ‘Macbeth. Yo no me voy a morir’. Del 18 al 27 de octubre puede verse este curioso acercamiento del director y dramaturgo Jorge Eines al clásico de Shakespeare, que llega a España tras haber sido puesto en pie en Buenos Aires en 2017 por una compañía argentina, con gran acogida de la crítica.

La acción arranca con el matrimonio Macbeth en una llanura en la que habita indefinidamente, suspendido en el tiempo, después de que las Brujas les hayan convertido en eternos al cumplir sus designios, asesinando a todos los que se interponían entre ellos y la corona. Los fantasmas se suceden en esta impactante reflexión sobre la ambición a la que dan vida dos actrices, Carmen Valls y Ana del Val, transformándose en los distintos personajes de esta historia.

Junto a esta programación escénica, el teatro acogerá una jornada de las famosas charlas TEDx. El 17 de octubre, de 19:30 a 22:30 h, el barrio de Ruzafa se convierte en espacio de reflexión para cinco ponentes entre los que ya se ha confirmado a Sonia El Hakim, analista, investigadora, formadora y consultora en Comportamiento No Verbal. También participará Emilio Vesica, fundador de la asociación valenciana Bioagradables, coordinador de proyectos de conservación y sensibilización ambiental. Y la dramaturga Marian Villaescusa, que volverá a subirse al escenario de Sala Russafa esta vez como ponente. A estas voces se sumarán otras y una actuación que completa una velada animada por la curiosidad, el conocimiento y la creatividad.

EN LA PROGRAMACIÓN FAMILIAR DE OCTUBRE DE SALA RUSSAFA, MAGIA EN BLANCO Y NEGRO JUNTO A UN REPASO A LA HISTORIA DEL ARTE DESDE EL HUMOR

En octubre, el teatro de Ruzafa suma otras dos propuestas escénicas para toda la familia, además de la Campaña Escolar que organiza, como cada temporada. Los días 19 y 20, la formación andaluza La Fundición y OriolO hacen un divertido repaso a la historia de la creatividad humana en ‘La primera obra de arte’. Grandes artistas, populares cuadros y famosas técnicas van trufando este montaje para espectadores a partir de cuatro años, que defiende la imaginación y la capacidad de crear por encima de todo. Su protagonista es el clown Oriol Boixander, colaborador de Comediants, Leo Basi o una de las joyas europeas, el Circo Roncali, quien combina la pantomima, los malabares, la interpretación musical, el baile y hasta la magia en una particular puesta en escena cargada de humor.

Por último, el 26 y 27 de octubre el Mago Black y el Mago White ofrecen una espectacular sesión de prestidigitación en blanco y negro. Paco Santofimia y José Manuel Rodrigo empezaron su andadura conjunta en 2011, en la formación andaluza Producciones Avanti. Desde entonces, han dejado al público con la boca abierta en sesiones donde aparecen y desaparecen objetos, hay fuegos de artificio, juegos de luces, mucho humor e incluso levitaciones, haciendo de ‘Black&White’ una asombrosa experiencia que repasa los grandes números del ilusionismo clásico y contemporáneo.

‘Black&White’, del Mago Black y el Mago White. Fotografía cortesía de Sala Russafa.

MAKMA

Sala Russafa entrega sus premios del público

VIII Premios del Público
Sala Russafa
C / Dénia, 55. València
Domingo 23 de junio de 2019

El público no es un mero espectador en Sala Russafa. Mediante las votaciones realizadas después de cada función, durante toda la temporada, ha escogido las mejores propuestas que han pasado por el escenario de Ruzafa. Un proceso participativo del que han quedado excluidas las producciones de la propia sala y de Arden Producciones, la compañía que impulsa el centro cultural.

Tras el recuento de votos y la obtención de una nota media para cada espectáculo, se ha configurado el palmarés de esta iniciativa que cuenta con la colaboración de diversas entidades. Un humilde reconocimiento que trata de poner en valor el trabajo de los profesionales de las artes escénicas y la música en diversas categorías.

‘Shhhh!, de Marian Villascusa. Premio Sala Russafa al mejor espectáculo valenciano.

Los Premios del Público de Sala Russafa cumplen ocho ediciones y, este año, apuestan por la escena local, ya que casi el 70% de las propuestas distinguidas son valencianas. El ‘Premi al Millor Espectacle Valencià’, apadrinado por Urban-LevanteEMV, ha sido para ‘Shhhh!’, de la compañía La Intensa. Una emocionante comedia escrita por Marian Villascusa que ofrece una fresca y valiente visión sobre el cáncer.

‘Duelo a muerte del marqués de Pickman’, de Fundición Producciones. Premio Sala Russafa al mejor espectáculo nacional.

El ‘Premi al Millor Espectacle Nacional’, apadrinado por Makma (revista de artes visuales y cultura contemporánea), ha sido para la heterogénea comedia ‘Duelo a muerte del marqués de Pickman’, de los sevillanos Fundición Producciones. Una original revisión a un episodio de la historia española desde el humor, donde caben guiños a la zarzuela y la chirigota. 

La joven formación valenciana Ikaika Dance Company ha recibido el ‘Premi al Millor Espectacle de Dansa’, apadrinado por Menkes, gracias a ‘Fobia’. Esta coreografía, creada y dirigida por Evelio Notario, visibiliza y trata de normalizar distintos tipos de miedos.
  
‘La caverna del fuego’, una aventura con los primeros pobladores de la Tierra como protagonistas, ha sido la escogida para el ‘Premi al Millor Espectacle Teatral per a xiquets i xiquetes’, apadrinado por C.C. Nuevo Centro. Una pieza de la formación valenciana Dínamo Producciones. Por último, el público ha otorgado a la presentación del último disco de Samuel Reina, ‘Simulacros de naufragio’, el ‘Premi al Millor Directe Musical’, apadrinado por Mondo Sonoro.

‘Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna’, de Tranvía Teatro. Premio Sala Russafa al mejor espectáculo revelación.

Estos son los premios que han decido los espectadores con sus votos. El propio centro cultural ha escogido el ‘Premi a l’Espectacle Revelació’, con la colaboración de Eldiario.es. Un reconocimiento que ha recaído en la comedia ‘Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna’, una ácida crítica a los clichés de aire retro futurista y firmada por la formación zaragozana Tranvía Teatro.

Además, el equipo del teatro ha creado un nuevo galardón, el ‘Premi Escena Sala Russafa’, con el que quieren reconocer el trabajo de profesionales, instituciones y entidades que apoyan las artes escénicas, pese a no estar directamente relacionados con éstas. En su primera edición, el galardón ha sido para José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, por su labor en la integración del teatro de pequeño formato, la danza y las performances en la programación del Centre de Cultura Contemporània El Carmen.

Finalmente y como otra peculiaridad de estos galardones organizados por Sala Russafa con la colaboración de diversas entidades, el público también recibe premios. Entre las papeletas de votación recogidas, Sala Russafa escoge una al azar para otorgar el ‘Premi a l’Espectador’. Xeles Felipe ha sido la ganadora de un abono que le permite disfrutar gratuitamente de todos los estrenos de la próxima temporada. Y la Fundació Bromera ha entregado el ‘Premi al Millor Treball Escolar’ a Ana Piquer, alumna del C.E.I.P Alejandro Soler. También ha escogido a E.I Bambi Valencia para el ‘Premi al Millor Col·legi Assitent’ a la Campaña Escolar.

Con estos galardones se completa un palmarés de 10 premios en total, que quieren hacer partícipes a quienes visitan el centro cultural de Ruzafa. El propósito es que, además de disfrutar de su programación, puedan influir en la futura selección de piezas expresando sus preferencias. Y que apoyen con su reconocimiento a las compañías y profesionales que han pasado por la sala en una temporada que se cierra este fin de semana con la última pieza del Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa.

Foto de grupo con todos los premiados y las entidades colaboradoras. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tacones contra la horma social

Anónimas, de Dalias Heels Company
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Jueves 30 de mayo de 2019, a las 20.30h

La formación Dalias Heels Company agotó todas las localidades en las funciones de estreno de su espectáculo ‘Anónimas’ el pasado mes de febrero en Sala Russafa, dentro del ‘Cicle de Companyies Valencianes’. El jueves 30 de mayo, el teatro de Ruzafa ofrece una nueva oportunidad para disfrutar de esta peculiar propuesta.

Ocho bailarinas y un bailarín se encaraman a unos stilettos para representar la transformación de alguien que se descubre atrapado en una sociedad con la que no comparte sus normas ni convenciones. Y van rompiendo, paulatinamente, las normas que dictan cómo deben ser aspectos como el físico, la sexualidad o el poder.

Anónimas, de Dalias Heels Company. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Acompañando a temas como The Wall (Pink Floyd) o Woman’s Worth (Alicia Keys), las coreografías de tinte urbano van evolucionando para dar paso a la reivindicación de un individuo que se acepta, con sus diferencias y carácter propio, que se reivindica, utilizando los tacones como símbolo de fortaleza. 

Basándose en sus propias experiencias y casi como una catarsis personal, la bailarina y coreógrafa valenciana Verónica Mejía dirige esta pieza. Desde que en 1998 se encaramara a unos tacones, no ha dejado de utilizarlos en sus coreografías y de investigar su potencial expresivo. 

Formada en Nueva York, Los Ángeles, Roma y París, Mejías es pionera de esta disciplina en España, donde imparte cursos desde 2013. En 2016 montó en València su propia compañía, Dalias Heels Company, la primera del país de este tipo de danza y con la que ha  destacado en numerosos certámenes de danza urbana, como The Show Box o Vogguing Festival.

Anónimas, de Dalias Heels Company. Imagen cortesía de Sala Russafa.

“El mundo ha entrado en un bucle extraño”

Shakespeare en Berlín, de Chema Cardeña
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Hasta el 17 de febrero de 2019

William Shakespeare ya lo advirtió siglos antes de que Chema Cardeña lo situara en el Berlín del nazismo: “Sabemos lo que somos, pero no en lo que podemos convertirnos”. Para responder a la pregunta ¿cómo fue posible tal horror?, ya sea el desencadenado en la Alemania de Hitler o en cualquier otro lugar agitado por idéntica cerrazón de ideas, el sociólogo Zygmunt Bauman, en su libro Modernidad y Holocausto, acude a Herbert Kelman. Este profesor austriaco de ética social apunta que las inhibiciones morales contra las atrocidades violentas disminuyen cuando se dan tres condiciones.

La primera, señala Kelman, es que la violencia esté autorizada “por unas órdenes oficiales emitidas por los departamentos legalmente competentes”. La segunda, que las acciones estén dentro de “una rutina creada por las normas del gobierno”. Y la tercera, que las víctimas de la violencia estén deshumanizadas “como consecuencia de las definiciones ideológicas y del adoctrinamiento”. Chema Cardeña, preguntándose lo mismo que Bauman, Kelman y tantas otras personas sorprendidas por semejantes estallidos de violencia masiva, la pone en escena en su exitosa Shakespeare en Berlín.

'Shakespeare en Berlín', de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

“La estrenamos en 2016 en la Sala Gaudí de Barcelona y llevamos ya tres temporadas de gira”, señala Cardeña, sorprendido por lo que “ha cambiado el mundo en tres años”. Después de su estreno, volvió a la capital condal precisamente el 1 de octubre de 2017, fecha de celebración de la polémica consulta popular para decidir el futuro político de Catalunya. “Si Shakespeare en Berlín ya tenía fuerza en su momento, ahora ha ido cogiendo vigor después de todo lo ocurrido”, apunta el autor de una obra galardonada con el Premio de la Crítica Literaria Valenciana 2018, que hasta el próximo domingo se representa en la Sala Russafa de Valencia. Después proseguirá su gira por ciudades del País Vasco, Asturias, Comunidad de Madrid, Extremadura y Castilla y León.

“No quería hacer un panfleto, ni juzgar a nadie, sino mostrar la vida de gente anónima que vive algo tan tremendo como lo que pasó en Alemania”. Para ello, Cardeña se mete en la piel de Leo, un actor de ascendencia judía, amigo del fotógrafo Martin, encarnado por Juan Carlos Garés, y de la cineasta Elsa, que interpreta Iria Márquez. Amigos que se irán distanciando por culpa de una ideología nazi que favorece a la pareja, en tanto alemanes, y persigue a Leo por su condición de judío. La pareja se dejará llevar del ambiente pro nazi, dando la espalda al amigo, al que acusarán incluso de complicarles la vida con sus inoportunas visitas a casa en busca de auxilio.

'Shakespeare en Berlín', de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa

Cardeña se refiere a la “banalidad del mal “ que acuñó la ensayista Hannah Arendt, para explicar la conducta de la pareja protagonista en su obra. “Aceptan el régimen utilizando la famosa excusa de que solo hicieron lo que se les ordenó. El yo no sabía nada, no vale”. Y añade: “No aprendemos, aquello que pasó volvería a ocurrir”. De hecho, se muestra sorprendido por lo que de forma larvada ya está gestándose en muchos lugares de Europa, incluida España. “Desde [Donald] Trump, el mundo ha entrado en un bucle extraño que no sé adónde nos lleva”.

¿Los populismos y los nacionalismos van de la mano? Cardeña piensa que hay un “maniqueísmo claro” en todo ello. “El populismo está imbuido de algo visceral, que lleva al supremacismo, la xenofobia y el odio. No entiendo que se utilice la patria como bastón con el que pegar a la gente”. Y añade: “El nivel cultural se resiente mucho cuando entra lo visceral”. Por eso dice que no le sorprende lo ocurrido en Alemania, un país culto y muy desarrollado. “Solo podía pasar en un país que hace las cosas a la perfección. De ahí las fábricas de exterminio construidas para destruir un pueblo entero”.

'Shakespeare en Berlín', de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Un audiovisual de Javier Marcos sirve para completar la escena, mostrando imágenes documentales que contextualizan lo ocurrido durante el nazismo. “La gente joven desconoce lo sucedido y las imágenes ayudan a situarles en aquel momento. No quería imágenes de guerra, sino que se viera lo que ocurría en la calle con el incendio del Reichstag o durante la noche de los cristales rotos, con los guardias de asalto maltratando a judíos en plena calle. Javier ha buscado en archivos, hasta el punto de que hay imágenes inéditas”, subraya Cardeña.

En el audiovisual participa el actor Juan Mandli interpretando al judío Leo, que rememora los hechos desde Buenos Aires en 1966. Su postura es la del espectador igualmente contrariado con lo sucedido años atrás. “Se puede extrapolar igualmente a la actualidad, porque hay paralelismos evidentes. La ultraderecha está en Holanda, en Austria, en Hungría… Y hay gente que se deja seducir por ella. Somos bastante estúpidos”.

'Shakespeare en Berlín', de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

¿Shakespeare en Berlín puede ayudar a remover conciencias? “Me encantaría que sirviera. Hay gente que de hecho coincide a la hora de advertir esos paralelismos y sale del teatro muy concienciada, por la emoción y la reflexión que suscita. ¡Ya me gustaría que el teatro tuviera ese poder!”, admite Cardeña, que ha ido madurando la obra durante 20 años atraído por esa banalidad del mal que pone en escena y que le valió también diversas candidaturas a los Premios Max como Mejor Espectáculo teatral y Autoría, además de su nominación como Mejor Actor de Reparto.

“Que Shakespeare apareciera en el título lo tenía desde el principio claro. Es lo único que queda puro en medio de esa barbarie”. Su personaje acude a él en diversos momentos de la obra, con el fin de preservar el arte del genial dramaturgo inglés, incluso en tiempos de cólera. “Tampoco quería un final en el que hubiera buenos y malos”, subraya Cardeña. Un final, en todo caso, muy shakespeariano que da pie al remate final por parte del espectador. Un espectador que termina haciéndose eco de las palabras del propio autor de Hamlet: “El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos”.

'Shakespeare en Berlín', de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa

Salva Torres

Auge y deceso del nazismo en Sala Russafa

‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña
Arden Producciones
VIII Cicle de Companyies Valencianes
Sala Russafa
Denia 55, València
Del 31 de enero al 17 de febrero de 2019

El teatro a veces funciona como un espejo. Es lo que ocurre con el thriller histórico ‘Shakespeare en Berlín’, que vuelve a Sala Russafa dentro de su VIII Cicle de Companyies Valencianes, justo cuando el panorama político y social español lo hacen más actual que nunca.

Del 31 de enero al 17 de febrero de 2019 sube al escenario del teatro de Ruzafa, donde se creó esta pieza de Arden Producciones que arranca su cuarto año en gira, tras visitar medio centenar de ciudades españolas como Madrid, Barcelona o Sevilla, además de saltar a Portugal dentro del Circuito Ibérico de las Artes Escénicas. Se trata de uno de los últimos y más exitosos espectáculos de la formación valenciana, impulsora del teatro de Ruzafa; y, para algunos, uno de los mejores textos de Chema Cardeña, quien escribe y dirige la pieza en la que interpreta uno de los papeles y por la estuvo nominado a Mejor Actor de Reparto en los Premios MAX.

Shakespeare en Berlín. MAKMA

“Cuando creamos este espectáculo nunca pensamos que tendría tanto recorrido, pero es que en cada ciudad y en cada momento en que lo hemos representado, el público ha tenido una lectura muy condicionada por lo que estaba pasando en las calles. Por ejemplo, cuando lo estrenamos en Barcelona en 2016, el espectáculo fue acogido con mucho entusiasmo, y al volver un año después, en plena efervescencia del 1 de octubre, la interpretación que hizo el público del mismo espectáculo, fue mucho más intensa”, comenta Cardeña.

Mezclando referencias históricas en una interesante trama de thriller, ‘Shakespeare en Berlín’ recrea el nacimiento, crecimiento y ascenso al poder del nazismo a través de la amistad de un matrimonio, formado por un profesor de fotografía y una directora de cine, con un exitoso actor judío. Los que fueran inseparables compañeros tendrán que atravesar un periodo en que la sociedad se transforma y los transforma, con el auge de políticas populistas y discriminatorias, la pérdida de derechos individuales y el incremento de la confrontación social.

“En los últimos años hemos visto cómo no sólo en el mundo, también en Europa y España crecía la ultra derecha. Y al acabar la función la gente nos decía que cada vez nos parecíamos más a esa Alemania que, en plena depresión económica, encontró un chivo expiatorio perfecto a quien culpar de sus problemas”, argumenta el dramaturgo.

Además del apoyo de la crítica, con el Premio de la Crítica Literaria Valenciana 2018, la pieza ha recibido otros reconocimientos entre los que Cardeña destaca los dos Premios del Público (El Puig y L’Aculdia), además de la nominación para el mismo galardón en el Certamen de Haro. “Es emocionante que los espectadores se sientan tocados por lo que está ocurriendo en el escenario, que se planteen cómo actuarían ellos, que se genere un debate espontáneo al salir del teatro. Es de las mejores cosas que te pueden pasar como dramaturgo”, admite Cardeña.

Él mismo, Juan Carlos Garés e Iria Márquez, con la colaboración especial de Juan Mandli, dan vida a este espectáculo, homenaje a la palabra y a la emoción, con toques noir y que echa la vista atrás para hablar del presente. “Pero, sobre todo, del futuro, si queremos evitar que la historia se repita”, señala su autor y director.

FEBRERO CON PROPUESTAS VALENCIANAS, NACIONALES E INTERNACIONALES

Durante tres semanas, ‘Shakespeare en Berlín’ permanecerá en Sala Russafa, dentro del VIII Cicle de Companyies Valencianes, en el que también se integra la pieza ‘Anónimas’ (22-24 de febrero). Este espectáculo de danza urbana sobre tacones habla sobre el empoderamiento de la mujer y abre la programación de un ciclo especial dedicada a La Dona, que continuará alrededor de la jornada del 8 de marzo, con diferentes propuestas escénicas y culturales.

Además, el centro acogerá en febrero la producción argentino-española ‘El Trinche’ (19 y 20 febrero) dirigida por Jorge Eines, que se acerca a la figura de este astro del fútbol argentino. Y el ‘Ultrashow’ del humorista canario afincado en Barcelona, Miguel Noguera (15 y 16 de febrero) dará un toque surrealista al fin de semana de los enamorados.
Por último, la programación mensual se completa con una nueva sesión de ‘El Arte de Conocerte’ (9 de febrero), una experiencia escénica que se apoya en la Escuela Gestalt de la psicología, dirigida por el productor teatral y terapeuta Óscar Cortés.

Iria Márquez, Chema Cardeña y Juan Carlos Garés protagonizan 'Shakespeare en Berlín'. Fotografía cortesía de Arden Producciones.

Iria Márquez, Chema Cardeña y Juan Carlos Garés protagonizan ‘Shakespeare en Berlín’. Fotografía cortesía de Arden Producciones.

La lucha maloliente por el poder

El llimpiaculos del rey, de Chema Cardeña
Producción: alarcón&cornelles
Sala Russafa. Centre Cultural Docent d’Arts Escèniques
C / Dénia, 55. Valencia
25, 26 y 27 de enero de 2019

La atrevida y atípica comedia ‘El limpiaculos del rey’ abandona el trono que ha situado en el escenario de Sala Russafa durante sus dos primeras semanas de estreno, agotando las localidades en varias funciones, logrando el favor de la crítica y trasmitiendo al público el trasfondo de un montaje que cuenta más allá de lo aparente.

Con tres últimas funciones, hasta el domingo 27 de enero se mantiene en cartel esta pieza, dentro del ‘VIII Cicle de Companyies Valencianes’ del teatro de Ruzafa, que hasta mediados de marzo da protagonismo a las propuestas de formaciones de la Comunitat.

Chema Cardeña, en 'El limpiaculos del rey'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Chema Cardeña, en ‘El limpiaculos del rey’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La apertura de la octava edición de esta programación especial ha venido de la mano de la formación valenciana alarcón&cornelles, formada por dos figuras destacadas dentro de la escena local: el cómico y actor Rafa Alarcón, impulsor del Circuit de Café Teatre; y el autor, actor y director Jerónimo Cornelles, Director del Festival Russafa Escènica.

La obra se ha desarrollado dentro del programa ‘Graners de creació 2019/2022’ como un encargo de escritura y dirección a Chema Cardeña, quien ha elegido una curiosa forma de llevar a las tablas el tema de la ambición: desde la carcajada pero sembrando una semilla para la reflexión.

Retrocediendo al  siglo XVI, la trama se sitúa en la corte de Enrique VIII, cuando éste desea deshacerse de su primera esposa, Catalina de Aragón, circunstancia que sacude los cimientos de reino y hasta de la Iglesia, con bandos enfrentados y un aire de traición irrespirable. Dos jóvenes arribistas se disputarán el puesto de limpiaculos real para estar lo más cerca posible del poder, entrando en una lucha tan maloliente como hilarante, base de una comedia con trasfondo y de plena actualidad, que describe uno de los aspectos más inherentes al ser humano: la ambición.

Jerónimo Cornelles (izquierda) y Rafa Alarcón, en 'El limpiaculos del rey'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Jerónimo Cornelles (izquierda) y Rafa Alarcón, en ‘El limpiaculos del rey’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

“Creo que el público está captando lo que la obra quiere contar. Más allá de la anécdota y de lo llamativo del título, la obra refleja la estupidez, hasta dónde somos capaces de llegar para conseguir algo porque creemos que nos dará lo que necesitamos. Todo ocurre en clave de comedia, pero no deja de ser una reflexión sobre la necesidad de ser alguien, de no pasar desapercibido en este mundo y de tener poder. Me parece que son temas de plena actualidad, con muchos paralelismos con lo que nos está ocurriendo ahora mismo”, puntualiza Cardeña.

El propósito de la formación, una vez acabadas las tres semanas en cartel en Sala Russafa, es llevar la pieza a otros escenarios, tanto de la Comunitat Valenciana como de otras autonomías. Alarcón, Cornelles y el propio Cardeña componen el elenco de esta historia que incluye personajes y episodios reales en su trama, localizada en el gabinete privado donde el rey dispone de ‘su otro trono’. Una ocasión para asomarse a un lugar privilegiado, donde se tejen y descubren complots, intrigas y alguna que otra indigestión.

Escena de 'El limpiaculos del rey'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘El limpiaculos del rey’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Pugna entre cristianos y paganos en Sala Russafa

Los últimos paganos, de Luis Díaz Viana, bajo dirección de Magda García Arenal
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Viernes 16 y sábado 17 de noviembre de 2018, a las 20.30h

‘Los últimos paganos’, la versión teatral de la novela homónima del antropólogo y poeta Luis Díaz Viana, ganadora del premio Ciudad de Salamanca de Novela 2010, llega el 16 y 17 noviembre a la Sala Russafa de Valencia. Bajo la dirección de Magda García Arenal, ‘Guirigai’ lleva a escena el conflicto de la identidad de los pueblos a partir de una fábula teatral situada en la Hispania del siglo V. Una tragedia sobre la decadencia de una época, donde se da un combate feroz entre cristianismo y paganismo.

La versión teatral está firmada por el propio Díaz Viana y el dramaturgo Agustín Iglesias y presenta a los protagonistas, Antonio y Vetula, como dos náufragos en una villa romana resistiendo el asedio de bárbaros cristianizados. Buscan en los antiguos ritos y la ingesta de hongos el conocimiento para encontrar sentido a la destrucción y respuesta a su futuro.

Los últimos paganos. Imagen cortesía de Sala Russafa

Los últimos paganos. Imagen cortesía de Sala Russafa

El espectáculo es un viaje, unas veces lúcido y otras alucinatorio, buscando antiguas y permanentes respuestas. Una noche en medio de un “inmenso desastre” que toca temas universales como el enfrentamiento de los pueblos, el choque de religiones, donde la amistad se muestra como motor de vida.

Texto bellísimo de oscuras profecías, amor y magia. Con música de la antigua Roma reproducida por los instrumentos antiguos del grupo Synaulia, unida a fragmentos musicales  de Arvo Pärty Penderesky; una puesta en escena  contemporánea  para disfrutar de la palabra y entrar en una fábula mágica.

Los últimos paganos. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Los últimos paganos. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Seis actores con mucha memoria

Memoria de la Escena Española
Fundación Aisge
Sala Russafa de Valencia
Lunes 22 de octubre de 2018

La dedicatoria de Paco Sanchis en su libro Un actor de provincias lo dice casi todo: “A todos los compañeros y compañeras profesionales de provincias que, como yo, nunca fuimos premiados con un Goya por nuestro trabajo en el cine, haciendo pequeños papeles. Ni con un Ondas, por haber colaborado en radio y televisión. O, ni siquiera, con un accésit a premio alguno”. Actores como Antonio Campos La Margot, Piero Falla, Gaby Fariza, Isabel Requena, José Soler o el propio Sanchis, a los que la Fundación Aisge hace un hueco en su colección Memoria de la Escena Española, para que sus recuerdos no se pierdan y sigan vivos con el paso de los años. Ya son un centenar los incluidos en la colección, la segunda vez que toma a los actores valencianos como protagonistas.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

A través de una serie de talleres de escritura, repartidos por toda España, Aisge posibilita que actores que han dedicado toda su vida a la profesión, puedan dar cuenta de ella en una serie de libros. La Sala Russafa acogió esta semana la presentación de seis de estas autobiografías. La de Antonio Campos, bajo el título de Margot: el maquillaje son mis personajes. La de Piero Falla es Diario de un actor. Rabiosamente jóvenes, agresivamente dinámicos, la de Gaby Fariza. Isabel Requena, Material fungible. Al galope Garicope (o un actor que muere una y otra vez) es la dedicada a José Soler, además de la mencionada de Sanchis.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Con la enigmática frase, “cuando la actriz se despertó, el dinosaurio aún estaba allí”, arrancó su breve alocución Isabel Requena, durante la presentación de los seis ejemplares, que contaron con los actores Juanjo Navarro e Isabel Martí como maestros de ceremonias. Edu Borja con sus títeres, la cantante Mireia Vives, la bailarina Isabel Abril y el pianista Arcadi Valiente subrayaron igualmente con sus actuaciones el emotivo acto. “¿Por qué soy actriz?, se pregunta la propia Requena en su autobiografía. “Porque a veces los actores en el escenario, sea en un teatro o en la plaza de un pueblo, llegamos a pensar con la piel, con las plantas de los pies, con el pulso de la garganta y el batir de las sienes”.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

La misma pregunta se hace Paco Sanchis. “¿Qué es un actor? Esta es una pregunta a la cual se han dado miles de respuestas…Cuando alguien me lo pregunta a mí, siempre respondo lo mismo: un actor es el envoltorio de todos los sentimientos que puede experimentar el ser humano”. Por esa misma línea se decanta Piero Falla, recogida en palabras del periodista Vicent García: “El Teatro, con mayúsculas, es el arte de vivir en la propia piel la vida de los otros/as, sus otras vidas, sus risas y sus llantos”.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Esa necesidad de vivir a flor de piel la existencia de otros ha supuesto para muchos  de ellos una forma de enfrentarse a sus propios miedos, que suelen ser, de nuevo, la de casi todos. “Pero, ¡por Dios bendito!, si yo siempre había sido un tremendo “timidajo”, incapaz de hablar dos palabras seguidas en público”, reconoce Soler. Y añade: “Empecé a darme cuenta de que no era yo, José Soler, quien estaba hablando o actuando ante el público. ¡Era un personaje!, el personaje de turno, al que me tocaba dar vida en aquel momento”.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Las autobiografías siguen un relato más o menos cronológico de los acontecimientos vividos, aunque en el caso de Requena salpicados de pensamientos fugaces y más novelados. Pensamientos como éste: “Nombrar al personaje es una ciencia, un personaje bien nombrado facilita mucho el trabajo”. O este otro: “Las iglesias del Estado son las cárceles. La Cárcel Modelo de Valencia es muy hermosa, tiene la belleza de una catedral. Una catedral del poder. Es la belleza de la paradoja”. Y culminando su propia reflexión en torno a la pregunta de por qué es actriz, señala lo siguiente: “Porque a veces, en el escenario, los actores logramos una proeza terrorífica: la compasión”.

Antonio Campos, La Margot,  durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Antonio Campos, La Margot, durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

En las seis autobiografías de la colección que dirige Amparo Climent, bajo la coordinación de Juan Jesús Valverde, siendo Paco Alegre el responsable de los talleres, se destila esa compasión, también mucha crítica hacia una época, la franquista, que ha dejado en todos ellos un poso agridulce. En cualquiera de los casos, como destacó Climent en su encendido elogio de cada uno de los actores, “en todos los libros no hay ningún resentimiento”, porque lo no se llegó a manifestar, “se decía a través del teatro independiente”. Teatro que todos ellos profesaron con auténtica pasión, a pesar de los pesares. Así lo proclama La Margot, en palabras de Walt Whitman: “La sociedad de hoy somos nosotros, los “poetas vivos”. No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas”.

Foto de familia del acto de presentación de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Foto de familia del acto de presentación en Sala Russafa de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Salva Torres