300 ilustraciones para recuperar Nepal

Ilustraciones por Nepal
Sala Oberta del Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Del 9 al 12 de septiembre de 2015
Subasta y venta: sábado 12 de septiembre, a las 18.30h

Tras la crisis humanitaria en la que se encuentra el pueblo nepalí tras los graves terremotos sufridos este año y con la intención de contribuir a su recuperación, numerosos ilustradores y artistas gráficos se han volcado desinteresadamente donando sus trabajos para la subasta benéfica que organiza la Associació Professional d’Il·lustradors de València (APIV).

Ilustración de Carlos Ortin. Ilustradores por Nepal. Cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Ilustración de Carlos Ortin. Ilustraciones por Nepal. Cortesía de APIV.

Las cerca de 300 obras originales y reproducciones seriadas, donadas por 105 ilustradores y artistas gráficos de toda España, serán subastadas y puestas a la venta a precios asequibles para todos los bolsillos. Todos los beneficios obtenidos tanto en la subasta como en venta directa serán destinados al fondo de emergencia de Nepal de Oxfam Intermón.

Desde el día 9 de septiembre se podrá visitar la exposición de una selección de obras con la posibilidad de ser adquiridas antes de la subasta. La subasta, que será conducida por los diseñadores MacDiego, Modesto Granados y Boke Bazán, tendrá lugar el día 12 de septiembre a las 18.30h en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València. Con las obras que no sean adquiridas se celebrará una segunda subasta online en el portal digital eBay del 16 al 22 de septiembre de 2015.

Entre los ilustradores participantes aparece representada una amplia variedad de estilos y técnicas, con nombres como los de Paco Roca, Isidro Ferrer, Cristina Durán, Carlos Ortin, Enrique Flores o Pablo Auladell, entre otros.

Ilustración de Pablo Auladell en 'Ilustradores por Nepal'. Cortesía de APIV.

Ilustración de Pablo Auladell en ‘Ilustraciones por Nepal’. Cortesía de APIV.

Ilustraciones de Cristina Durán en 'Ilustraciones por Nepal'. Cortesía de APIV.

Ilustraciones de Cristina Durán en ‘Ilustraciones por Nepal’. Cortesía de APIV.

Ilustración de Isidro Ferrer.

Ilustración de Isidro Ferrer. Ilustraciones por Nepal. Cortesía de APIV.

Norman Bethune por Bertolt Brecht

Los fusiles de la Sra. Carrar, de Bertolt Brecht
Lectura dramatizada para clausurar la exposición ‘Norman Bethune. La huella solidaria’
Dirección: Josep V. Asensi
Dramaturgia: Pablo Corral Gómez
Actores: Josep V. Asensi, Betlem Martínez Vendrell,Teresa Villena García,Teo Gómez Mauri, Jorge Ruiz Peñalver, Mª Luisa Jesús Pérez
Palau de Cerveró
Plaza de Cisneros, 4. Valencia
Jueves 3 de septiembre de 2015, a las 19.00h

Con motivo de la clausura de la exposición ‘Norman Bethune. La huella solidaria’, la Universitat de València presenta la lectura dramatizada de la obra de Bertolt Brecht ‘Los fusiles de la Sra. Carrar’. La actividad se celebra este 3 de septiembre a las 19 horas en el Palau de Cerveró y correrá a cargo de actores de la compañía Cant del Cigne (Estudio Dramático de Valencia), bajo la dirección de Josep V. Asensi. La entrada es libre hasta completar el aforo.

El dramaturgo alemán escribió esta obra al conocer la tragedia de la carretera Málaga-Almería, cuando en febrero de 1937 miles de personas (mujeres, ancianos, niños) huían del avance de las tropas insurgentes de Franco y eran víctimas de la aviación y la armada fascista de Mussolini. La historia comienza una noche de abril de 1937, en un pequeño pueblo andaluz de pescadores, cuando Teresa Carrar amasa y cuece pan tranquilamente en su casa mientras su hijo pequeño José vigila, ante la mirada inquisidora de su madre a su hermano Juan, quien se encuentra pescando en el mar cercano.

Teresa, recientemente viuda por la muerte de Carlos durante el alzamiento en Oviedo pocos meses antes, recibirá la visita a lo largo de la noche de distintos vecinos del pueblo quienes, en su mayoría, opinan que sus hijos deberían estar en el frente como dicta el mandato oficial del gobierno. La lectura dramatizada se representará en la misma sala de exposiciones, rodeada de las fotografías que documentan el trabajo del médico canadiense Norman Bethune en aquel lugar.

Imagen alusiva a la lectura dramatizada de 'Los fusiles de la Sra. Carrar', de Bertolt Brecht en el Palau de Cerveró. Cortesía de la Universitat de València.

Imagen alusiva a la lectura dramatizada de ‘Los fusiles de la Sra. Carrar’, de Bertolt Brecht en el Palau de Cerveró. Cortesía de la Universitat de València.

Norman Bethune, junto a sus colaboradores, prestó una ayuda vital a la población de Málaga en su huida de la ciudad hacia Almería. Este episodio trágico quedará reflejado en un relato impresionante suyo y en las fotografías de su colaborador Hazen Sise, que se pueden revisar en la exposición del Palau de Cerveró, que concluirá el próximo día 4 de septiembre.

La muestra reúne las fotografías de la vida de este destacado médico canadiense y se hace eco de sus acciones humanitarias y de los avances aportados a la medicina durante la Guerra Civil española. El proyecto, por tanto, constituye por extensión un reconocimiento a la labor de los médicos en tiempos de guerra.

La exposición ‘Norman Bethune. La huella solidaria’, comisariada por Jesús Majada, traza un recorrido por la vida de Bethune, ofrece asimismo un documento gráfico único del éxodo de la población malagueña a Almería y un testimonio de valor excepcional de un trágico episodio de la Guerra Civil española. La muestra y el programa de actividades paralelas han sido posibles gracias a la colaboración de numerosas instituciones: Vicerectorat de Cultura i Igualtat de la Universitat de València, Centro Andaluz de Fotografía de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Embajada de Canadá en España, Fundación Canadá, Institut d’Història de la Medicina i de la Ciència López Piñero e Institut de Drets Humans de la Universitat de València.

Lectura dramatizada de 'Los fusiles de la Sra. Carrar'.

Actores de la compañía Cant del Cigne en la lectura dramatizada de ‘Los fusiles de la Sra. Carrar’, de Bertolt Brecht, en el Palau de Cerveró. Cortesía de la Universitat de València.

 

Stanbrook, 1939: la memoria a flote

Stanbrook, 1939. El exilio republicano hacia el norte de Àfrica
EX.IL exiliados e ilustrados
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. Valencia
Hasta el 30 de noviembre

Hay maletas, objetos, documentos, mapas, fotografías y material audiovisual. “La mayor parte inédito y muy íntimo”, subrayó Ricard Camil, comisario de la exposición ‘Stanbrook, 1939. El exilio republicano hacia el norte de África’. Maletas en las que apenas cabía lo imprescindible para sobrevivir e imprescindibles recuerdos. Objetos tan hacinados como los propios exiliados republicanos en el carguero británico ‘Stanbrook’, que a duras penas zarpó del puerto de Alicante salvando los proyectiles franquistas.

Fotografía de la exposición 'Stanbrook, 1939', en la que se pueden ver las condiciones de los exiliados republicanos en los campos de trabajos forzados de Argelia. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotografía de la exposición ‘Stanbrook, 1939’, en la que se pueden ver las condiciones de los exiliados republicanos en los campos de trabajos forzados de Argelia, en la muestra de La Nau de la Universitat de València.

La dura travesía de las 2.638 personas que huían a bordo del ya mítico buque, sin reparar en el cruel destino que les aguardaba en Orán (Argelia), es recreada en La Nau de la Universitat de València con motivo del 75 aniversario del exilio republicano. “No es una conmemoración, sino la rememoración de un pasado que tratamos de rescatar de forma digna”, señaló Camil. Junto a él, haciendo de tripas corazón, estaba Laura Gassó, hija de Antoni Gassó Fuentes, internado en varios campos de trabajos forzados y de castigo en el desierto argelino.

Instalación de las maletas usadas por los exiliados republicanos en su huida hacia Argelia en el carguero Stanbrook, en la exposición 'Stanbrook, 1939' de La Nau.

Instalación de las maletas usadas por los exiliados republicanos en su huida hacia Argelia en el carguero Stanbrook, en la exposición ‘Stanbrook, 1939’ de La Nau.

También estaba presente Rosa Brines, de la Plataforma Stanbrook. “Es de justicia”, aclaró, con respecto a la exposición rememorativa. “En este país no se está por la labor de reconciliación nacional. Y eso nos duele”. Como le dolía comprobar el apoyo de las instituciones argelinas, a la hora de acceder a los lugares de aquel exilio, mientras el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo “ni respondió a nuestras cartas”. Finalmente fue el embajador de Argelia en España quien facilitó los visados.

Instalación imitativa de las traviesas de tren en las que trabajaron los exiliados republicanos para la construcción del Transahariano, en la exposición 'Stanbrook, 1939' de La Nau de la Universitat de València.

Instalación imitativa de las traviesas de tren en las que trabajaron los exiliados republicanos para la construcción del Transahariano, en la exposición ‘Stanbrook, 1939’ de La Nau de la Universitat de València.

A pesar de los pesares, y de ese “velo para que no se conozca la República impuesto por la Transición”, según Camil, la memoria de aquella lamentable huida de los exiliados y posterior abandono en tierras argelinas sale a flote en La Nau. Como si fueran restos de un cruento naufragio, la Sala Estudi General recoge testimonios escritos de quienes vivieron aquella triste odisea, gracias a diarios como el de Antoni Gassó, pasajero 753 del Stanbrook. Fotografías de familiares ilustran las penosas condiciones de trabajo en los campos de concentración (centros de acogida, según las autoridades francesas).

En primer plano, Manuel Azaña, del ilustrador Micharmut, con Francisco Ayala al fondo, obra de Juan Miguel Aguilera, en la exposición 'EX.IL exiliados e ilustrados' de La Nau.

En primer plano, Manuel Azaña, del ilustrador Micharmut, con Francisco Ayala al fondo, obra de Juan Miguel Aguilera, en la exposición ‘EX.IL exiliados e ilustrados’ de La Nau.

Traviesas ferroviarias, a modo de instalación, recuerdan la construcción del ferrocarril transahariano pactado entre Francia y Alemania. Allí se dejaron la piel, y en muchas ocasiones la vida, los exiliados republicanos forzados a un trabajo tan cruento como ignominioso. Algunas de las imágenes sepia lo rememoran. Como hay objetos que recuerdan el interior del Stanbrook. Camil destaca, procedente del Museo Histórico Militar de Cartagena, la cola del torpedo alemán que hundió el carguero británico, meses después de su odisea hacia Argelia.

Max Aub, ilustrado por Ajubel, y Angelí Castanyer i Fons, obra de Txemacantropus, en la exposición 'EX.IL exiliados e ilustrados' de La Nau.

Max Aub, ilustrado por Ajubel, y Angelí Castanyer i Fons, obra de Txemacantropus, en la exposición ‘EX.IL exiliados e ilustrados’ de La Nau.

Paco Roca se suma a la rememoración con las viñetas de su cómic ‘Los surcos del azar’, que narra la odisea de la partida hacia Orán. Y, de la mano de Paco Roca, Mac Diego introdujo la particular visión que 36 ilustradores valencianos ofrecen de otras tantas figuras ilustres del exilio republicano en la muestra ‘EX.IL exiliados e ilustrados’, en la Sala Oberta de La Nau. La lista es larga, pero valgan a modo de ejemplo, los nombres de Max Aub, Josep Renau, Manuel Azaña, Clara Campoamor, Pedro Salinas, Dolores Ibarruri, Federica Montseny, Luis Buñuel o Amado Granell, ilustrados respectivamente por Ajubel, Rafa Fonteriz, Micharmut, Luis Demano, Carlos Ortín, María Herreros, Juan Almela, Mique Beltrán y el propio Paco Roca.

En primer plano, Castelao, del ilustrador Ortifus, en la exposición 'EX.IL exiliados e ilustrados' de La Nau.

En primer plano, Castelao, del ilustrador Ortifus, en la exposición ‘EX.IL exiliados e ilustrados’ de La Nau.

Imagen del carguero británico Stanbrook en la exposición 'Stanbrook, 1939. El exilio republicano hacia el norte de África'. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Imagen del carguero británico Stanbrook en la exposición ‘Stanbrook, 1939. El exilio republicano hacia el norte de África’. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

 

Salva Torres

PhotOn Festival se presenta en La Nau

Festival Internacional de Fotoperiodismo ‘PhotOn’
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. Valencia
Hasta el 17 de mayo

Grandes figuras del fotoperiodismo nacional e internacional se dan cita en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, sede por cuarto año consecutivo del Festival Internacional de Fotoperiodismo en Valencia ‘PhotOn Festival’, que se celebra del 12 al 17 de mayo. Durante esta intensa semana, La Nau concentrará el grueso de actividades de Photon: debates, proyecciones y talleres, aunque este festival durará mucho más, ya que las exposiciones recién inauguradas se prolongarán más allá de esta semana, tanto en La Nau como en un circuito que reúne a otros espacios de la ciudad y que incluye centros como el IVAM, el Mercado Central, Sala Lametro y La Llotgeta.

La Nau acoge dos exposiciones en el marco de este certamen, que pretende poner en valor el compromiso del fotoperiodismo, según presentaron en rueda de prensa, Antonio Ariño, vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València; Juan López-Trigo, Fundación Cañada Blanch; María Aranguren, sala Lametro; y Tania Castro, asociación Documenta.

El vicerrector destacó la importancia de un festival con “el fotoperiodismo y el compromiso social” como común denominador para “abordar las problemáticas contemporáneas con la potencia extraordinaria de las imágenes”. Hasta el 27 de julio en el Claustro de La Nau se ha instalado ‘The belivers Project’, de Jordi Pizarro, un trabajo documental realizado por el fotógrafo Jordi Pizarro, en su búsqueda por dar respuesta a la pregunta de por qué cree la gente y cómo la religión, a través de los siglos, ha sido usada para narrar el propósito de nuestra existencia.

Fotografía de José Colón en PhotOn Festival. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotografía de José Colón en PhotOn Festival. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Como parte de un proyecto en curso y a largo plazo, ‘Los creyentes’ explora las comunidades religiosas en diez países de cuatro continentes. En su obra, Jordi Pizarro busca documentar y comprender cómo se forman las comunidades a través de la religión, o lo contrario, cómo se refuerzan las creencias a través de la preservación de las tradiciones y la fe se fortalece a través de la realización de rituales, compartiendo una misma interpretación de la verdad. Jordi Pizarro también se propone demostrar que la fe y la práctica religiosa están intrínsecamente ligadas a la vida humana. Que las prácticas culturales de la fe son diferentes, pero la búsqueda de la verdad sigue siendo común a todos.

‘Los creyentes’ también se centra en los grupos minoritarios y las religiones que existen dentro de una sociedad de creyentes de una fe diferente. Se centra en cómo las comunidades pueden aislarse o ser aisladas, y que la fe sirve para fortalecer a las personas que guardan sus rituales y el derecho de llevarlos a cabo con feroz convicción y pasión. Este trabajo es una peregrinación en sí misma para desentrañar la complejidad de la fe humana.

La Sala Oberta de La Nau, el edificio histórico de la Universitat, acogerá hasta el 22 junio la exposición ‘The Fence: Go no Go’, de José Colón (nacido en 1975 en Albaida del Aljarafe, Sevilla), que nos acerca a un tema de gran actualidad: las vallas de Melilla. Esta exposición recorre las fronteras del sur de España y el norte de Marruecos, para registrar los intentos de un mar de inmigrantes que arriesgan todo lo que tienen, en busca de una vida mejor.

‘The Fence: Go no Go’ nos lleva por los bordes de Europa, donde los emigrantes intentan alcanzar el norte de Europa, a través de caminos ilegalizados. Nos acerca a las diferentes formas y maneras que utilizan las personas en situación irregular, al intentar cruzar esta zona de la llamada ‘Puerta de Europa o fronteras de Schengen’. Con su fotografía, José Colón busca darle un rostro a los que generalmente permanecen ocultos, y plantear preguntas acerca de la inmigración, una problemática clave en el debate social en Europa, y muy particularmente en España. Sobre su trabajo, Colón señala que “sin hablar, solo con la observación, mi trabajo es vivir lo que estoy viendo y espero que eso se vea en mis imágenes porque pienso que si vives intensamente lo que estás viendo, estás vivo”.

Conferencias, proyecciones y talleres con el fotoperiodismo como ‘leitmotiv’

Pero antes de llegar a la clausura el sábado 17 de mayo, la semana está llena de actividades. La entrada a todas ellas, excepto para los talleres, es gratuita hasta completar el aforo. Desde hoy lunes y hasta el sábado, el Claustro de La Nau acoge, en sesiones nocturnas (22:30 horas) un ciclo de cine con documentales relacionados con el mundo del fotoperiodismo y el compromiso social. Hoy día 12 de mayo se proyectará ‘Universo Railowsky’, un documental en clave de humor que en sus 61 minutos de duración, relata las dificultades del dueño de la librería por mantener el negocio, sus eternas dudas sobre si vale la pena tanto esfuerzo, y cómo distintos colegas y fotógrafos le animan a seguir. La proyección contará con la presencia del protagonista, Juan Pedro, y los directores Rafa Casañ y David Molina.

El martes 13 se proyectará, junto con Amnistía Internacional, el cortometraje de Esteban Crespo Aquel no era yo, que se alzó con el Goya 2013 al ‘Mejor Cortometraje de Ficción Español’ y ha sido uno de los cinco nominados para optar al Oscar en la categoría de ‘Mejor Cortometraje’, y el miércoles 14 Reportero, que cuenta la historia de un periodista y sus colegas en un seminario mexicano.

Además, entre el jueves y el sábado, el público que acuda a La Nau podrá conocer las vivencias de los fotoperiodistas a través del relato de sus experiencias. El jueves 15 intervendrán Anna Surinyach, fotógrafa de Médicos sin Fronteras (17 horas), y Pep Bonet (19 horas) en las Aulas Seminari del edificio histórico. El Aula Magna acogerá las conferencias del viernes 16 con Equipo REVELA (17 horas) y David Ramos (19 horas), y sábado 17, José Colón (17 horas).

La clausura de Photon, el sábado 17, a las 19 horas, en el Aula Magna de La Nau, correrá a cargo del fotoperiodista Ricardo García Vilanova, que estuvo secuestrado cerca de 200 días en Siria.

Fotografía de Jordi Pizarro en PhotOn Festival. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotografía de Jordi Pizarro en PhotOn Festival. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

 

La historia del jazz, en discos y carteles

Con acento. Memoria gráfica del jazz en España
Comisarios: Jorge García y Toni Picazo
La Nau de la Universitat de València
C / Universidad, 2. Valencia
Hasta el 12 de enero

Decía Charlie Parker que la vida siempre había sido cruel con los músicos. Y ponía el siguiente ejemplo: “He oído decir que Beethoven, al encontrarse en su lecho de muerte, cerró el puño contra el mundo porque no lo entendía. Nadie comprendió verdaderamente en los tiempos de Beethoven lo que éste escribía. Pero eso es música”. Una música, centrándonos ya en la de jazz, que, según el sociólogo y vicerrector de Cultura de la Universitat de València, Antonio Ariño, “llega al 2% de la población”. Un porcentaje que contrasta con el 21% del IVA cultural. En semejante contexto, cuasi inmemorial, el jazz se ha ido abriendo paso contra viento y marea, para reclamar ahora su atención gracias al recientemente clausurado Congreso Internacional: El Jazz en España celebrado en Valencia.

Detalle de la portada del disco 'The Crazy World of Jess Franco' en la exposición 'Con acento. Memoria gráfica del jazz en España'. La Nau.

Detalle de la portada del disco ‘The Crazy World of Jess Franco’, ilustrado por Jordi Labanda, en la exposición ‘Con acento. Memoria gráfica del jazz en España’. La Nau.

La Nau de la Universitat de València acogió el encuentro entre músicos y expertos del mundo del jazz, que todavía hoy guarda su eco en la Sala Oberta. En ella, una exposición de carteles, discos, revistas, ilustraciones, partituras y folletos publicitarios, pertenecientes a diversas colecciones públicas y privadas, recoge la historia del jazz en forma de memoria gráfica. Un audiovisual completa la muestra precisamente titulada Con acento. Memoria gráfica del jazz en España, comisariada por Jorge García y Toni Picazo.

'Gracias, Pedro', ilustración de Chema Peral e Inma Lorente, en la exposición 'Con acento. Memoria gráfica del jazz en España. La Nau.

‘Gracias, Pedro’, ilustración de Chema Peral e Inma Lorente, en la exposición ‘Con acento. Memoria gráfica del jazz en España. La Nau.

Los carteles anunciadores de diversos eventos y festivales llenan una de las paredes de entrada. Previo al espacio poblado de discos y folletos publicitarios, hay un audiovisual que recoge testimonios relacionados con la historia del jazz. Una historia plagada de obstáculos que saltar y que, quizás por ello, parece la historia de unos aventureros en busca de un territorio donde pastar una música destinada a ese 2%. Entre esos aventureros destaca Juan Claudio Cifuentes y su Jazz entre amigos de la 2 de Televisión Española. Aquel programa, que se sostuvo en antena entre 1984 y 1991, fue como un oasis en el desierto de la música de jazz televisiva. El propio Cifu aguanta, ahora en radio, con su longevo Jazz porque sí, demostrando que los porcentajes valen de poco cuando predomina la pasión. “Durante siete años hicimos una labor de difusión del jazz bastante correcta”, explica con modestia Cifu en el video.

Detalle de uno de los carteles de la exposición 'Con acento. Memoria gráfica del jazz en España'.

Detalle de uno de los carteles de la exposición ‘Con acento. Memoria gráfica del jazz en España’.

Ya en el espacio dominado por las portadas de discos, partituras, folletos publicitarios, así como libros y revistas expuestos en vitrinas, se puede contemplar esa memoria gráfica del jazz a la que alude el título de la muestra. Tete Montoliu,  Nuria Feliu y Lou Bennett, Jordi Sabatés, Pedro Iturralde, Juan Carlos Calderón, Jorge Pardo o Carles Benavent son algunas de las figuras que encabezan esas portadas, entre las que destaca la ilustrada por Jordi Labanda para el disco The Crazy World of Jess Franco, director de cine fallecido este año que, además de su larga y singular trayectoria cinematográfica, también hizo sus pinitos en el mundo de la música.

Carteles de la exposición 'Con acento. Memoria gráfica del jazz en España'. La Nau de la Universitat de València.

Carteles de la exposición ‘Con acento. Memoria gráfica del jazz en España’. La Nau de la Universitat de València.

Folletos de los años veinte y treinta, junto a otras portadas de vinilos de corta duración y alguna que otra ilustración, como la dedicada a Pedro Iturralde, conforman el grueso de la exposición que permanecerá en la Sala Oberta de La Nau hasta el 12 de enero. Memoria gráfica del jazz que a más de uno le arrancará cierta sonrisa cómplice y la sensación de que el jazz sigue vivo, a pesar o gracias a ese 2% de público entregado a su música. Y como viene diciendo Juan Claudio Cifuentes, Cifu, en sus ya legendarias despedidas de Jazz porque sí: “Besos, abrazos, carantoñas y achuchones múltiples para todos y todas”.

Detalle de uno de los carteles de la exposición 'Con acento. Memoria gráfica del jazz en España'. La Nau de la Universitat de València.

Detalle de uno de los carteles de la exposición ‘Con acento. Memoria gráfica del jazz en España’. La Nau de la Universitat de València.

Salva Torres