Mostra d’Alcoi, el escaparate teatral

XXVI Mostra de Teatre d’Alcoi
27 compañías, 30 funciones, 5 escenarios
Del 28 de mayo al 3 de junio

Todo está preparado para empezar este sábado 28 de mayo en Alcoi una semana repleta de actividades teatrales. La Mostra de Teatre i Fira d’Arts Escèniques Comunitat Valenciana ofrece una atractiva y variada selección del panorama teatral. Aparte del público, 300 profesionales del sector presenciarán los espectáculos.

La danza y el teatro gestual destacan en esta edición. La compañía Ananda Dansa abrirá la Mostra con su premiado ‘Pinoxxio’, ganador de 7 premios Max.

PINOXXIO. Ananda Dansa (7 premios Max).

En el Teatro Calderón se podrán ver otros dos innovadores trabajos de danza. El día 31 de mayo, la compañía ilicitana ‘Otradanza’ y Cultur Arts presentan ‘Clandestino’, un montaje vibrante, lleno de música y baile ambientado en un local de una metrópoli en el período de entreguerras.

Clandestino.

Clandestino. Otradanza.Teatro Calderón.

El 1 de junio se pondrá en escena ‘Medea’ la versión del coreógrafo y bailarín inglés afincado en Barcelona, Thomas Noone.

La música es el vínculo de unión de la propuesta ‘Bitels para bebés’ en el que cuatro músicos y una bailarina interactúan con bebés, niños y adultos en un tributo a los Beatles.

Bitels per a nadons. La Petita Malumaluga.

Bitels per a nadons. La Petita Malumaluga.

En total, acuden compañías teatrales procedentes de siete autonomías.

14 compañías valencianas darán a conocer sus trabajos. Entre ellas figuran: la (in)dependent de Alcoi con ‘Rèquiem’, Bramant Teatre y la versión de Jerónimo Cornelles de ‘La más fuerte’ de Strindberg; Dacsa Produccions y ‘El último viaje de Cary Grant’, del guionista y director de ‘L’Alqueria Blanca’, Manuel Valls.

Patricia Pardo presenta ‘Cul Kombat’, un alegato por la eliminación de los géneros que cuestiona a través del humor la falta de derechos y la desigualdad.

En el apartado de la Mostra més Jove figuran entre las compañías valencianas Bambalina Teatre con ‘Cubs’, L’Horta Teatre y ‘Lil·liput’. La compañía castellonense ‘El teatre de l’Home dibuixat’ presenta ‘Screen man’ de Tian Gombau, el montaje ha participado recientemente en el festival de títeres de Suwon en Corea del Sur.

Espectáculos circenses al aire libre

La Mostra recoge una diversa gama de géneros e incluye el circo. La mayoría de estos montajes se representarán al aire libre, en la Plaça de Dins de la ciudad. La Industrial Teatrera viene con su nuevo espectáculo ‘Náufragos’.También se podrá ver un combinado de circo contemporáneo a cargo de la Asociación de Profesionales de Circo de la Comunidad Valenciana, las acrobacias de la compañía murciana UpArte en ‘Todo encaja’ o la original propuesta del mallorquín Circ Bover en ‘Vincles’ para festejar su décimo aniversario.

'Vincles`. Circ Bover.

‘Vincles`. Circ Bover.

La compañía franco-catalana Los Excéntricos, que han revolucionado la figura del clown, ofrecen en ‘The Melting Potpourri’ una selección de sus mejores sketches. Será el 3 de junio en el Teatro Principal.

??????????????????????

Atalaya y José María Flotats en La Mostra

La prestigiosa compañía sevillana Atalaya trae su versión de ‘Marat/Sade’ de Peter Weiss. El montaje se aproxima a la puesta en escena que hizo Adolfo Marsillach en 1968. El elenco interpreta veinte canciones en directo.

???????????????????????????????????????

‘Marat/Sade’. Peter Weiss.

El último día de la Mostra se representará ‘Ser-ho o no’ de Teatre Lliure/ Taller 75, dirigida e interpretada por José María Flotats. El acreditado actor catalán ha escogido y adaptado la pieza del francés Jean Claude Grumberg, prestigioso y laureado autor cuyas obras no se habían estrenado en España. A partir de un pretexto en una conversación entre vecinos surge el tema de la identidad judía.

Potenciar y vender teatro.

La Mostra d`Alcoi es la única feria teatral de la Comunidad Valenciana, y este año acuden profesionales de doce autonomías.

«En esta edición hemos logrado recuperar la asistencia de profesionales. Habrá un espacio de mercado, que será el Ágora, y en ella sitios que hemos destinado para que puedan reunirse», afirma Miquel Santamaría, director de la Mostra.

La calidad es uno de los requisitos que impera en la selección de los espectáculos, pero como recalca Santamaría, «somos una feria y lo que se programa ha de ser ‘vendible’. La Coordinadora de Ferias de Artes Escénicas empezamos a aplicar este año cinco líneas de acción. Una de ellas es que hemos de tratar por igual a los distribuidores y a los programadores. En esta edición hay 40 distribuidores inscritos, más que nunca».

Santamaría destaca que empieza a haber más movimiento teatral y que se nota sobre todo en la ciudad de Valencia: «Hemos recuperado el ‘circuit valencià’ que estaba catatónico. Recuerdo que incluso se prohibió convocar reuniones y alguna se hizo clandestinamente. Vamos a intentar con el poco dinero que tenemos volver a ponernos en marcha. En Alcoi hemos organizado una actividad que será la segunda del ‘circuit’».

La Mostra efectuará un intercambio con la Factoría Echegaray de Málaga. El director de este festival escogerá una compañía valenciana que figurará en la programación de la ciudad andaluza.

«Queremos mostrar una oferta muy variada, incluir nuevas propuestas, estar al día de las nuevas tendencias, combinar las compañías valencianas con las de otras autonomías, porque eso enriquece la oferta teatral». Miquel Santamaría asegura igualmente que, al margen de la afluencia de espectadores, el éxito de la Mostra se constata a posteriori.

«El éxito es cuando miras las programaciones de los teatros, la cartelera, y  figuran espectáculos que formaban parte de la Mostra y sabes que los vieron aquí».

En Alcoi se entregará el 1 de junio el primer premio COFAE a la trayectoria escénica. Lo recibirá el prestigioso actor, director y autor teatral, Juan Margallo.

Carles Figuerola

Franco y la homosexualidad ‘cruising’

Interior. Leather Bar, de James Franco y Travis Mathews
Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia La Cabina
Del 5 al 15 de noviembre

Hay escenas de sexo explícito. Y una atmósfera turbia. Todo ello en el marco de un documental que recrea e imagina los 40 minutos censurados de la película A la caza (1980), de William Friedkin, protagonizada por Al Pacino. James Franco lo hace con la intención de ponerse en la piel de los homosexuales que frecuentan ese Interior. Leather Bar que da título al documental y que se estrena en el festival de mediometrajes La Cabina. Es, en cierto modo, su ajuste particular de cuentas con aquella censura cinematográfica, al tiempo que una reflexión acerca de los límites de la creatividad y de la sexualidad humana.

Fotograma de Interior. Leather Bar, de James Franco y Travis Mathews. La Cabina.

Fotograma de Interior. Leather Bar, de James Franco y Travis Mathews. La Cabina.

Val Lauren es el actor que encarna en la película de Franco y Travis Mathews al perplejo Al Pacino, sumergido en el oscuro ambiente del ‘cruising’ homosexual. A través de su mirada y del diálogo que mantiene con el propio James Franco, en torno a su papel como heterosexual sorprendido por tan escabrosa sexualidad gay, se va radiografiando ese ambiente, así como las dudas de los propios actores a la hora de encarar el rodaje del film. Interior. Leather Bar es, por tanto, una inmersión a esos bajos fondos del sexo, para zarandear la plácida mirada del espectador identificado con el escandalizado Lauren.

Franco y Mathews utilizan la cámara de dos formas: una digamos más analítica, para recoger los testimonios de los propios actores, y otra explícitamente ficcional, recreándose en el morbo de esos cuerpos que se ofrecen al goce sexual. Mediante el falso documental, los actores van desarrollando sus dudas acerca del límite que estarían dispuestos a traspasar por exigencias del guión. “¿Llegarías a follar en una escena?”, le interroga uno de esos actores a Val Lauren, declarándose ambos heterosexuales. “¿Has besado alguna vez a un hombre?”, continúa diciéndole. Y mediante la declarada ficción, la homosexualidad campa a sus anchas en ese bar de cueros, azotes y miradas furtivas.

Fotograma de Interior. Leather Bar, de James Franco y Travis Mathews. La Cabina.

Fotograma de Interior. Leather Bar, de James Franco y Travis Mathews. La Cabina.

James Franco, he ahí su tesis central que tanto parece escandalizar al propio actor que encarna a Al Pacino, admite haber realizado la película cansado de la corrección política que supone la heterosexualidad. También con el fin, inherente a la creación, de explorar esos límites hasta el punto de incomodar nuestras más firmes creencias. De manera que la homosexualidad termina siendo un pretexto para defender esa caza y captura del comportamiento humano libre de cualquier atadura, salvo las explícitamente destinadas a la perversidad sexual.

Así es como la recreación de los 40 minutos censurados deriva en un conjunto de escenas protagonizadas por miradas más o menos lascivas, gestos seductores, cruces corporales y desahogos carnales del cada vez más frecuente porno en el cine más o menos comercial. La propuesta, sin duda provocadora, pone en cuestión el sentido final de tanta libertad creativa, toda ella encaminada a mostrar la pulsión sexual desatada en ese Interior. Leather Bar. Interior en el que la caza, ligada a los instintos más primarios, evoca la trasgresión de la censura aludida y lo que esa ausencia de límites muestra: el culto al goce sexual y la lógica del puro derroche de energía, muy en la línea sadiana. La ley es un obstáculo que hay que superar con el fin de hallar cierta arcadia ligada a la naturaleza.

Salva Torres

Greta Alfaro: La naturaleza humana como problema

El cataclismo nos alcanzará impávidos, de Greta Alfaro
Galería Rosa Santos
C / Bolsería, 4. Valencia
Inauguración: viernes 30 de octubre
Horario de los pases de video durante la inauguración: 20.00, 20.45 y 21.30 horas
Hasta el 18 de diciembre de 2015

El cataclismo nos alcanzará impávidos reúne diversas fotografías de naturalezas muertas, una instalación con teléfonos móviles y la proyección, como elemento central, de un video de media hora de duración, protagonizado por Tim Kruger, que fue realizado por Greta Alfaro durante su estancia en la Academia de España en Roma como parte de una investigación en torno a la iconografía del martirio.

Escribe Bataille1, “La moral de Sade, según Maurice Blanchot, se funda en el hecho primario de la soledad absoluta. Sade lo dijo y repitió de todas las maneras; la naturaleza nos hizo nacer solos, no hay ningún tipo de relación entre un hombre y otro. Así pues, la única regla de conducta es que yo prefiera cuanto me afecta felizmente y que no me importe nada cuanto de mi preferencia pueda resultar perjudicial para el otro. El mayor dolor de los demás siempre cuenta menos que mi placer. No importa que tenga que comprar el más insignificante goce con un inaudito conjunto de fechorías, ya que el goce me halaga, está en mí, mientras el efecto del crimen no me afecta, está fuera de mí».

Creo que la inquietud que expone irónicamente El cataclismo nos alcanzará impávidos no es ni sobre la naturaleza, ni sobre la naturaleza del hombre, sino sobre lo que a la naturaleza y a la naturaleza del hombre les supone estar sometidos a la acción del hombre mismo.

La situación representada es extraña, desconcertante, como lo son los hechos sociales y de la historia radicalmente injustos, aquellos que evidencian el dominio y la incomprensión de unos hombre hacia otros y que resultan, verdaderamente, difíciles de entender.

1. Bataille, George, El erotismo

Obra de Greta Alfaro. Imagen cortesía de la Galería Rosa Santos.

Obra de Greta Alfaro. Imagen cortesía de la Galería Rosa Santos.

Nacho Paris*

*Extracto del texto para la exposición por cortesía de la Rosa Santos