Entre entresijos y tejidos

Encreuat de Raquel Rodrigo Baviera
Espai d’Art Colón
C/ Colón 27. Valencia
Hasta el 15 de enero de 2016

Resulta realmente cautivador el proceso mediante el cual el artista, fundamentalmente urbano, reduce su espacio de actuación y presenta su trabajo en galerías, museos, o emplazamientos en los que no “debería” sentirse del todo cómodo. Pero Raquel Rodrigo vive por y para sus “arquicosturas”, piezas artísticas que forman parte de un proyecto que emprendió en 2011 y que le ha llevado a realizar diversas intervenciones por toda la ciudad.

Con Arquicostura la artista borda con punto de cruz las paredes de las calles, creando y reflexionando sobre la ciudad y su entramado urbano, dotando de significados a diversas arquitecturas que han dejado atrás su eficacia. Caminando entre el arte y el diseño, y poniendo en valor el contraste entre la tradición y lo contemporáneo, la artista ornamenta el espacio público con el sentimiento de aquello que nos es íntimo. Bordando a gran escala las fachadas, evoca la idea del hogar como un sitio cálido, tierno y privado, invitándonos a dotar de memoria los espacios públicos.

Cartel de la exposición. Imagen cortesía Centre de Documentació d’Art Valencià Contemporani “Romà de la Calle” (CDAVC).

Cartel de la exposición. Imagen cortesía Centre de Documentació d’Art Valencià Contemporani “Romà de la Calle” (CDAVC).

No cabe duda que la obra de Raquel Rodrigo le es reconocible al público. Por ello quizá la artista comienza su nueva exposición ‘Encreuat’ con una barrera física, una cortina que se debe atravesar, que es al mismo tiempo una de las pieza clave de la muestra. La cortina actúa como catalizador y nos introduce en una serie de actuaciones que difieren, en ocasiones, de los motivos naturales que suelen estar presentes en su trabajo. Aún así, ‘Encreuat’ sirve a Raquel Rodrigo para explorar los diferentes caminos que rodean su cotidianidad y le sirven para enmarcar, con el tejido usado, sentimientos y emociones.

Esta nueva muestra de arte emergente que, como desde 2009, vienen realizando el Espai d’Art de El Corte Inglés junto con la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, y con la coordinación del Centre de Documentació d’Art Valencià Contemporani “Romà de la Calle” (CDAVC) se consolida con su traslado al accesible centro de Colón, en pleno foco de la ciudad Valencia. Para esta temporada todavía esperamos la muestra de otras tres artistas, Rebeca Zurru, Paula Prats y María González, ganadora del XVII Premio de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes, que cerrará el ciclo. Una manera de observar como se van entretejiendo (nunca mejor dicho) puntos de inflexión y ciertos torcimientos que un futuro probablemente afectarán al panorama artístico de la ciudad.

María Ramis

Ana Vernia y su oportunidad de las moscas

La oportunidad de las moscas, de Ana Vernia
Espai d’Art de El Corte Inglés de Nuevo Centro en Valencia
Hasta el 17 de enero de 2016

La oportunidad de las moscas es el título de la exposición de la artista valenciana Ana Vernia, que dentro del ciclo ‘Gesto gráfico y conceptual, del trazo íntimo a su expansión en el muro’, se exhibe en el Espai d´Art de El Corte Inglés Nuevo Centro, que dedica la nueva temporada de apoyo a los jóvenes creadores. Esta exposición es el nuevo proyecto de la artista tras ser galardonada con el XVI Premio Nacional de Pintura de la Real Academia de San Carlos de Valencia patrocinado por Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

La obra de Ana Vernia (Burriana, 1976) analiza sus experiencias personales y luego se asoma al mundo exterior, comprobando así cómo forma parte de éste. Observa y sabe captar cómo el conjunto de vivencias de cada individuo se traducen, en muchas ocasiones, en una vivencia colectiva de la que todos somos partícipes. Escucha el zumbido generalizado, el batir de millones de alas y el frote de innumerables patas, que se repite en todas las partes del mundo, porque personas, como moscas, hay en cada lugar, y todas tienen similares inquietudes y deseos.

A través de La oportunidad de las moscas, Vernia nos invita a despertar y mirar a nuestro alrededor. “Cuando se contempla las obras de Ana esas dentaduras de tiburón histórico (…) te muerden los ojos porque esa es su manera de recordarte que todavía sigues vivo”, describe Ramón Palomar.

Ana Vernia, durante la inauguración de su exposición 'La oportunidad de las moscas'. Imagen cortesía de Espai d'Art El Corte Inglés Nuevo Centro.

Ana Vernia señalando una de sus obras durante la inauguración de la exposición ‘La oportunidad de las moscas’. Imagen cortesía de Espai d’Art El Corte Inglés Nuevo Centro.

La tarea de promoción y divulgación del arte contemporáneo valenciano más joven sigue siendo el objetivo planificado de la Sala Espai d’Art Nuevo Centro (EANC). Rebasado un sexenio de proyectos en los cuales la creatividad ha venido avalada por casi medio centenar de artistas -que en muchas ocasiones han montado la primera exposición individual de su trayectoria profesional-, esta séptima temporada pretende asentar y potenciar dicho itinerario a través de dos factores fundamentales como son la reubicación del Espai d’Art en El Corte Inglés de Nuevo Centro y una programación vinculada al Gesto gráfico en tanto que acción y pensamiento, arraigando así más allá de los márgenes del dibujo.

Esta actividad de promoción de los artistas jóvenes es una muestra de la efectiva colaboración entre instituciones, pues Ámbito Cultural de El Corte Inglés, el Centre de Documentació d’Art Valencià Contemporani «Romà de la Calle» (CDAVC) de la Universitat de València, y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos están implicadas en esta labor cultural al servicio de la sociedad valenciana.  En esta dinámica constructiva se incardinan también las miradas, respuestas y expectativas de los artistas invitados a participar.

La programación estructurada para esta nueva temporada 2015-16 se abre a las posibilidades del gesto gráfico como una acción que el dibujo, de modo sustancial, incorpora en términos expresivos, pero igualmente es capaz de ampliar hacia la plasmación de ideas superando así tanto el soporte tradicional como el espacio habitual. Narraciones, relatos, denuncias y experiencias muestran un repertorio de opciones que irían desde lo más intimista y privado, a materializarse sobre el muro, proponiendo otros significados, sugiriendo nuevas percepciones o planteando aportaciones conceptuales en línea con la reflexión que el arte es capaz de generar.

Teniendo presente las líneas estéticas previas, este nuevo ciclo  expositivo, titulado ‘Gesto gráfico y conceptual, del trazo íntimo a su expansión en el muro’, está exhibiendo las obras de seis artistas valencianos, los cuales contemplan una investigación interdisciplinar elaborada tanto desde la gestualidad pura, como situada a partir de la definición de sus propios códigos visuales, sus iconografías y sus mensajes.

Conforme a todo ello, se presentan las creaciones de Jesús Poveda, Patricia March, Sergio Terrones, Alejandra de la Torre y Enric Fort, que junto a Ana Vernia, galardonada con el XVI Premio de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes, configuran el trayecto expositivo que el Espai d’Art de El Corte Inglés de Nuevo Centro (EANC) lleva a cabo hasta junio de 2016. El artista Jesús Poveda inició el ciclo el pasado septiembre con la exposición Mecanismos gráficos: visiones de los nuevos medios y en noviembre ha expuesto Patricia March con la exposición El ruido del silencio.

Ana Vernia delante de una de sus obras. Imagen cortesía de Espai Ademuz.

Ana Vernia delante de una de sus obras de la exposición ‘La oportunidad de las moscas’. Imagen cortesía de Espai d’Art El Corte Inglés Nuevo Centro.

Nueva York íntimo

The Unknown (Los Desconocidos), de Sandra Sasera

Centre Cultural La Nau

C / La Universidad, 2. Valencia

Hasta el 15 de septiembre

Nueva York es la ciudad de todo el mundo. Incluso quienes nunca la han visitado están familiarizados con ella a través de las múltiples películas y series televisivas con las que los yankees colonizan el globo. Casi siempre muestra su fachada más impresionante y grandiosa, el skyline trazado por los rascacielos que desafían la ley de la gravedad. Pero la gran manzana también tiene un lado íntimo y melancólico en la trastienda del vértigo. Es el que capta Sandra Sasera (Valencia, 1981) en The Unknown (Los desconocidos), una exposición que se puede visitar en La Nau hasta el 15 de septiembre.

Fotografía de Sandra Sasera. Imagen cortesía del Centre Cultural La Nau

Fotografía de Sandra Sasera. Imagen cortesía del Centre Cultural La Nau

Son una treintena de imágenes compuestas por distintas cuadrículas o paneles que sugieren al espectador una historia abierta a su imaginación. Microrrelatos sin palabras, ambientados en una urbe que puede ser cualquiera. El policía maduro que hace una llamada de teléfono junto a un bate de béisbol tirado en la  hierba o un resto de helado sobre el asfalto. La mujer de espalda tatuada entre interiores desiertos, la joven que toma un taxi rodeada de peluches abandonados en el jardín o una finca solitaria.

Fotografía de Sandra Sasera, en The Unknown. Imagen cortesía de Centre Cultural La Nau

Fotografía de Sandra Sasera, en The Unknown. Imagen cortesía de Centre Cultural La Nau

“Hice este trabajo en el verano del 2011 tras superar la primera impresión de pasmo que produce Nueva York”, cuenta Sasera que combina la fotografía con otros artes como el baile flamenco. “Mi idea era contar historias de personas y empecé a hacer retratos a la gente después de pedirles permiso. Pero me di cuenta que los semblantes tienen demasiada información y decidí que a los protagonistas de las historias no se les viera bien la cara”.

El resultado es un ensayo visual enmarcado en la ciudad de Nueva York que invita a soñar. Un puzzle de historias que el observador debe relacionar. La artista pone su foco de atención sobre personas anónimas y aísla experiencias foráneas para desarrollar un relato incompleto, cuya interpretación dependerá de las sensaciones y los estados de ánimo de quienes contemplen sus imágenes.

The Unknown se concibe como un proyecto de construcción de personajes a través de la percepción y la imaginación. La fotografía es utilizada  como medio de expresión para crear una ficción que nos anima a reflexionar sobre los estrechos límites de la “verdad”. La autora, Sandra Sasera, es una artista multidisciplinar vinculada con la danza, el teatro, las artes escénicas y visuales. Licenciada en Comunicación Audiovisual, se formó como fotógrafa en la escuela valenciana Espai d’Art Fotogràfic.

Esta exposición surge del máster de este centro en el que los alumnos desarrollaron un proyecto fotográfico basado en la temática, Nueva York: un estado de ánimo bajo la supervisión del director de la escuela, Nicolás Llorens, y del fotógrafo internacional, Philipp Scholz Rittermann. De entre todos los trabajos, un jurado de expertos seleccionó la obra de Sasera para ser premiada por Espai d’Art Fotogràfic con la financiación de una publicación monográfica y la producción de esta exposición en la sala cedida por el Patronato Martínez Guerricabeitia del Centro Cultural La Nau. El jurado lo integraban: Francesc Vera (profesor de fotografía en la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València), Romà de la Calle (catedrático del área de Estética y Teoría de las Artes de la Universitat de València) y Tomàs Llorens (crítico de arte).

Fotografía de Sandra Sasera. Imagen cortesía de Centre Cultural La Nau

Fotografía de Sandra Sasera. Imagen cortesía de Centre Cultural La Nau

 Bel Carrasco