La seducción del cartel

Mensajes desde la pared. Carteles en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao (1886-1975)
Museo de Bellas Artes de Bilbao
Plaza del Museo, 2. Bilbao
Hasta el 18 de enero, 2016

El Museo de Bellas Artes de Bilbao inaugura una muestra con más de doscientos carteles de fondo propio. Son carteles comerciales, turísticos, taurinos, de cultura y entretenimiento, de ferias y congresos, deportivos y políticos. Abarcan un período de casi cien años (de 1886 a 1975) y reúne a autores de la talla de Picasso, Dalí, Miró o Chillida. Pueden verse por ejemplo los famosos carteles que el fotógrafo Richard Avedon creó para The Beatles, el de Milton Glaser para Bob Dylan, los de Saul Bass para varias películas de Otto Preminger, o el de Dorotea Fischer-Nosbish para el de Billy Wilder protagonizada por Marilyn Monroe, La tentación vive arriba.

Cartel de Bob Dylan, por Saul Bass. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de Bob Dylan, por Milton Glaser. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El cartel moderno, como todo acto publicitario, entra en el orden (o desorden) de la seducción. Visitar un lugar turístico, comprar una marca, acudir a un espectáculo o difundir una idea política, se convierten en objetos de seducción, y por supuesto en producto. Algo que hay que consumir. El consumismo es el objetivo final. Y la seducción, el medio.

Uno de los carteles de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El cartel arranca a mediados del siglo XIX como uno de los nuevos lenguajes del liberalismo económico, es decir, de la burguesía. La burguesía, excluida de todo protagonismo en los gobiernos feudales y absolutistas, se reivindica cuando estos se derrumban proclamando la autoridad del individuo como auténtico eje social. Aunque también para convertirlo en el perfecto consumista, en el eterno comprador que mantendrá el nuevo orden basado en esa consideración de que absolutamente todo puede ser considerado producto, incluido por supuesto el propio consumidor.

Cartel de John Lennon en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de John Lennon en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

También las litografías de contenido político que pueden verse en esta exposición, demuestran cómo el aparato propagandístico se unió a esa corriente liberal desde la convicción o la necesidad de considerar la idea política también un producto que había que difundir, a través de la cual había que persuadir, seducir, para satisfacer los propios intereses de cada partido.

Cartel de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Una situación no muy distinta de la actual, donde la relación (individual o colectiva, pública o privada) se basa en el intercambio, el servicio, la funcionalidad, el uso y la persuasión. Una muestra de este gran escenario propagandístico, de este enorme trabajo persuasivo y seductor, son estas litografías donde la creatividad de los autores se mantiene en perfecto equilibrio con lo que, no lo olvidemos, debe anunciar. Que para eso están.

Cartel de Marilyn de la película La tentación vive arriba en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de Marilyn de la película La tentación vive arriba en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Iñaki Torres

Cuando la moda se viste de sobra

A real story. Nueva fotografía española de la moda
Comisarios: Daniel Borrás y Marta Moreira
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Hasta el 30 de marzo

Si moda, como alguien advirtió, es todo aquello que dentro de diez años causará risa, nada mejor que empezar a hacerlo ya mismo para cobrar ventaja. Es lo que piensan algunos de los jóvenes fotógrafos españoles que se dedican a crear imágenes para la industria de la moda. Cansados de repetir el patrón que tanto luce en las más conocidas revistas, han optado por nadar a contracorriente con el fin de pescar fotografías cuya frescura, desenfado e irreverencia se alejan del glamour estilístico. Daniel Borrás y Marta Moreira han realizado una cuidada selección de esos fotógrafos, para mostrar en Espai Rambleta esa otra cara de la moda.

Fotografía de Alberto Van Stokkum para 'A real story' en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira

Fotografía de Alberto Van Stokkum para ‘A real story’ en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira

El título de la exposición es toda una declaración de intenciones: A real story. Nueva fotografía española de moda. Una historia real consistente en reflejar modelos de consumo que escapen a la dócil etiqueta de la más pulcra belleza. Por eso Daniel Borrás subraya el carácter “poco convencional” de la muestra, debido a esas “corrientes distintas” por las que navegan los 21 fotógrafos seleccionados que, a su vez, representan lo nuevo que está sucediendo en nuestro país. Y lo nuevo tiene que ver con esa producción de imágenes repletas de ambigüedad, cierto feísmo, aparente descuido, y mucho humor, junto a un erotismo que nutre las pasiones de toda índole sexual.

RELEVO FORMAL

Si hace años, la arruga se vendió como algo bello, ahora lo bello tiene que ver con una puesta en escena que pretende paradójicamente huir de la belleza en su sentido convencional. Frente a revistas de tipo Vogue, Harper’s Bazaar, Elle o Telva, se impone un “relevo formal” que Daniel Borrás observa en “revistas nicho” de menor periodicidad, pero “muy cuidadas” y que han alcanzado ya reconocido prestigio. Por citar algunas: Fantastic Man, Vanidad Vice, Buffalo, Lula, Metal, Apartamento o Nylon. Los contenidos inéditos, ya sea la transexualidad o el mundo teen, y la especialización, de públicos o de temáticas como el nuevo erotismo, son algunas de las principales señas de identidad de esas revistas a contracorriente de la moda.

Fotografía de Daniel Riera para 'A real story' en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

Fotografía de Daniel Riera para ‘A real story’ en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

A Daniel Borrás le parece igualmente destacable el “híbrido de géneros” utilizado por los artistas: fotografía, ilustración, collage, audiovisual. De ahí que la exposición, además de las casi 60 piezas que la integran, se complete con dos videos realizados por Josep Alfaro y Gerard Estadella, y vitrinas con una serie de revistas donde aparece obra en su formato original. Algunos de los fotógrafos, como es el caso de Vicent Bosch, aportan imágenes expresamente producidas para la muestra, que permanecerá en Espai Rambleta hasta finales de marzo.

Fotografía de Coke Bartrina para 'A real story' en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira

Fotografía de Coke Bartrina para ‘A real story’ en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira

IMÁGENES INSTINTIVAS

A real story. Nueva fotografía española de moda es un acercamiento al controvertido reflejo de la apariencia humana, liberada del brillo y oropel a los que nos tienen acostumbrados las grandes revistas. En la exposición comisariada por Daniel Borrás y Marta Moreira, las imágenes de esos 21 artistas seleccionados dan buena cuenta de lo que alguien entendió que representaba la moda, en tanto lucha entre el instinto natural de vestirse y el instinto natural de desnudarse. Esa pugna, que el glamour de la moda tiende a ocultar por efecto de su pulcritud formal, se hace evidente en A real story, donde la pulsión, con todas sus asperezas y salidas de tono, remueve las tranquilas aguas de la imagen de moda.

Fotografía de Ernesto Artillo para 'A real story' en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

Fotografía de Ernesto Artillo para ‘A real story’ en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

Esta “manera frívola” de presentarnos las diferentes marcas se halla, no obstante, en justa correspondencia con el rigor y seriedad en la edición de las “revistas nicho” aludidas por Daniel Borrás. “No sólo venden productos, sino cierto contexto artístico”. De manera que la comercialidad y el arte de los Helmut Newton o Richard Avedon desemboca en las imágenes que, a contracorriente, vienen produciendo ahora Daniel Riera, Silvia Prada, Chus Antón, Rafa Gallar, Coco Capitán, Eskenazi Encursiva, Ramiro E, Coque Bartrina, David Gómez Maestre, Van Stokkum, Ernesto Artillo, Carlos Sáez, Mar Ordóñez, Miguel Figueroa, Alejandra Núñez y los ya mencionados Josep Alfaro, Gerard Estadella y Vicent Bosch. Una veintena de fotógrafos de moda, entendida a su manera.

Fotografía de Ramiro E. para 'A real story' en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

Fotografía de Ramiro E. para ‘A real story’ en La Rambleta. Imagen cortesía de los comisarios Daniel Borrás y Marta Moreira.

Salva Torres