Vuelta a la edad dorada americana

‘Non-profit observation’
Gracjana Rejmer-Cánovas y Ernesto Cánovas
Kir Royal Gallery Valencia
Hasta el 22 de abril de 2016

Es inevitable que se desprenda del matrimonio Cánovas, cuando deciden unirse artísticamente, una atmósfera relajada en las obras que presentan en la Kir Royal Gallery de Valencia. Probablemente esto se deba a la temática elegida cuyo objetivo es evocar la edad dorada americana, aunque quizá no sea oro (como en la edad dorada) todo lo que reluce.

Destaca que hayan logrado que las técnicas artísticas de ambos hagan su aparición en cada obra de manera análoga, y a la vez, que sean fácilmente identificables. Las gruesas siluetas de tinta de Ernesto y los recortes geométricos de Gracjana emergen en el conjunto de las obras. Quizá sea el origen barcelonés de Ernesto Cánovas y la nacionalidad polaca de Gracjana Rejmer-Canovas, las razones de que observemos en sus obras, de bases grisáceas, manchas de colores que parecen no tener relación con lo que intentan mostrar. Como si el ambiente mediterráneo de la costa brava quisiera tener protagonismo sobre el gélido mar Báltico.

Tres de las piezas expuestas.

Tres de las piezas expuestas.

Las fuentes para los trabajos presentados han sido extraídas de revistas publicitarias y de fotos de vacaciones familiares. Es por ello que, de nuevo, podemos observar una superficie calmada pues en realidad no vemos más que escenas de momentos distendidos en las templadas playas californianas.

Con el nombre “From Cocoanut Grove to Soho Nights” ya se presentaron parte de las obras expuestas aquí en la tienda de Paul Smith de Londres, donde las obras iban acompañadas de toda una suerte de mobiliario de la época. El toque vintage aún más potenciado. En esta ocasión, no se han olvidado del sentido escultórico, y aunque no han podido trasladar los mismos muebles que en aquella ocasión, el montaje no se ha permitido obviar esa experiencia 3D esencial que acompaña la obra. Se ha decidido así continuar la gomaespuma por la pared de la galería, incluso por el suelo, dando a entender que las obras no terminan en el enmarcado sino que fluyen y envuelven al espectador.

Detalle del montaje de gomaespuma por el suelo de la galería.

Detalle del montaje de gomaespuma por el suelo de la galería.

Ambos artistas han conseguido trasladarnos a su perspectiva personal de la época dorada, donde las actitudes calmadas en playas paradisiacas conviven a trompicones con los personajes de los dibujos. Como en todo período histórico, el sosiego de los años 50 y 60 dejó paso a la profunda crisis de la década de los 70. Es precisamente con los bruscos cortes de color y las marcadas líneas negras que devuelven al espectador a la realidad, como si lo que estuviéramos viendo fueran reflejos de un pasado que acabó con una profunda crisis.

Este hecho tiene sentido pues la crítica social aguda y sarcástica aparece continuamente en la obra de Ernesto como vemos en ‘Bye bye Vietnam’ (2009) o en tintas como ‘Last “walk in the park”’. Su obra se ha expuesto por Europa y Estados Unidos. La obra de Gracjana deriva del expresionismo abstracto, a raíz de símbolos abstractos realiza un estudio de color que le ha llevado a estar preseleccionada para los premios Aesthetica Magazine Art Prize 2013 y el Red Mension Art Prize 2009.

‘Non-profit observation’ o la observación sin ánimo de lucro será desde luego el ejercicio de aquel que se acerque por la Kir a, simplemente, dejarse llevar por la reflexión de los juegos de colores y de las tintas del matrimonio Cánovas. Un viaje a los años 50 americanos.

María Ramis