La perturbadora inocencia de Agente Morillas

Ecosistemas invisibles, de Agente Morillas
Galería Pepita Lumier
C / Segorbe, 7. Valencia
Hasta el 30 de abril de 2016

Las criaturas que habitan la obra de la artista malagueña Agente Morillas no proceden del reino animal ni vegetal, sino del mundo de las ensoñaciones y la fantasía. Seres singulares que transmiten una inquietante sensación de candidez terrorífica, de perturbadora inocencia y remiten a los universos de Murakami o Miyazaki. Una muestra de su última obra, ‘Ecosistemas invisibles’, se puede disfrutar en la galería Pepita Lumier a lo largo de este mes. Son una treintena de dibujos de distinto formato y una veintena de esculturas de cerámica que reflexionan en torno a la naturaleza, no como modelo u objeto de representación, sino como punto de partida para cruzar el umbral de la realidad e indagar en el otro lado.

“Este conjunto de obras surge del interés que me inspira la naturaleza, que ha ido evolucionando y desarrollándose de manera progresiva”, dice Morillas. “En primer lugar mediante la observación directa en las salidas al campo que hacía de niña con mi familia, posteriormente, tras una colaboración con el Museo de Historia Natural de Londres”.

Esta experiencia le dio la posibilidad de comparar el presente con el pasado, las especies vivas y las extintas. “Me ha llevado a admirar la belleza de la vida y de la evolución y a avivar el interés científico que siempre he tenido. El contacto con lo real y lo empírico me ha hecho plantearme cuestiones sobre el camino evolutivo del mundo y la naturaleza, así como orientar la mirada hacia pensadores y naturalistas que han estudiado el tema, sobre todo Darwin”.

Obras de Agente Morillas. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Obras de Agente Morillas. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Amor por la naturaleza

El leiv motiv de esta exposición parte de una idea de este científico. La especie más fuerte no es la que sobrevive o es más inteligente, sino la que mejor se adaptaba al cambio. “A partir de este principio he creado pequeños emplazamientos naturales habitados por determinadas especies de flora y fauna ficticias, que conviven y comparten un mismo espacio sin necesariamente por ello interactuar”, explica la artista.

“Son lugares perdidos a los ojos del ser humano en los que recreo ecosistemas perfectos, evolutivamente hablando, reductos inalcanzables por el hombre, que los convierte en supervivientes.  En definitiva, trato de transmitir  el sentimiento que la naturaleza despierta en mí y la admiración que me inspira como un ente bello en formas y colores,  inexplicablemente perfecto, inquietante y siniestro, misterioso y mágico a partes iguales. Algo salvaje, con sus propias normas y leyes, y que es por ello la fuente creadora y cambiante de la que emana toda la vida y en la que sucumbe el último aliento de todos los seres que la conforman. Me recreo en todas sus cualidades para imaginar un mundo maduro, sano y bondadoso que rezuma esplendor y que evoluciona de forma muy distinta a cuando el ser humano está comprendido dentro de sus inmediaciones”.

Así, la artista ha creado una serie de piezas con autonomía propia que funcionan de manera independiente y que pueden fusionarse y dialogar con otras creaciones para formar piezas mayores con sentido más complejo y una lectura más amplia, como funcionarían las distintas piezas de un ecosistema, tanto animales como vegetales en un hábitat determinado.

Obras de Agente Morillas en Pepita Lumier. Fotografía de Nacho López Ortiz.

Obras de Agente Morillas. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Espíritu inquieto

Su nombre auténtico es Mamen Morillas y eligió este seudónimo en homenaje a la agente Scully de Expediente X, una serie que la marcó. “Es una de las muchas fuentes que me nutren, además de libros ilustrados, multitud de películas y programas míticos de la tele, desde los Pitufos o las Tortugas ninjas a Planeta imaginario o La Bola de cristal”.

Al acabar los estudios secundarios, con 19 años, y sin una idea muy definida sobre lo que quería ser, se marchó a Oxford a estudiar inglés. En 2001, ya con su vocación clara, se instaló en Barcelona, donde estudió ilustración en la Escola Massana. En su segundo año ganó un premio convocado por La Vanguardia y La Generalitat y comenzó a publicar las portadas del suplemento Mes Jove de dicho periódico. Agente Morillo es uno de los referentes de la ilustración española en moda, humor gráfico, pintura en directo y mural. Desde 2005 ha expuesto sus trabajos tanto en solitario como en grupo.

Entre su clientes se encuentran: Amnistía Internacional, Primavera Sound, Advance Music, Sónar Kids, Converse, Ajuntament de Barcelona, Club Q Zurich, Hydroponic, Apolo Club, Bibian Blue, Pepa Karnero, etcétera. Forma parte del profesorado de BAU (Escuela Superior de Diseño de Barcelona). Ha residido en París y en Londres, y esta primavera volverá a su ciudad natal, Málaga, con una beca de La Térmica.

“Mi trabajo es bastante narrativo, gira en torno a un universo de personajes y simbología que he creado, en los que me apoyo para contar historias y cuentos”, señala. “Mis personajes son un tanto naïf y fantásticos, muchas veces sombríos, casi siempre infantiles. Es un trabajo en parte autobiográfico y personal, en el que hablo de las cosas que me preocupan o me inquietan, sobre todo de los sentimientos y la naturaleza de los seres que habitan el mundo, desde un punto de vista un poco naïf”.

En cuanto a su estilo,  es bastante gráfico, de trazos y formas limpias, con predominio de colores pasteles, rosas y negros, sobre los fondos de los soportes que utiliza, aunque cada vez experimenta más con las disciplinas y el lenguaje. “Dibujo, pintura, escultura, pintura mural, pasando del grafito a los acrílicos, la arcilla o la madera. Hace cuatro años hice un curso de modelado en Londres y descubrí que me encanta dar volumen a mis personajes”, comenta.

En su obra, según ella misma confiesa,  se percibe el influjo de una larga lista de autores: Alphonse Mucha, Edward Gorey, Anette Messeger, Keith Haring, Mark Ryden, Goya, Yoshimoto Nara, Gary Baseman, Win Delvoye, Joana Vasconcelos, Camille Rose García, Elizabeth McGrath, Laurie Lipton, Marion Peck… Influencias que se reflejan en personajes de grandes y misteriosos ojos que a veces se esconden tras grandes flequillos.

Obras de Agente Morillas en galería Pepita Lumier. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Obras de Agente Morillas en galería Pepita Lumier. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Bel Carrasco

El arte primitivo pop de Eduardo Bertone

Origen. Eduardo Bertone
La Fiambrera Art Gallery
C / Pez, 7. Madrid
Viernes 19 de febrero, a las 19.00h
Hasta el 9 de abril de 2016

Eduardo Bertone es un artista lleno de energía que crea, utilizando diferentes técnicas, representaciones de mundos imaginarios que toman imágenes del mundo real. En sus propias palabras, su obra se puede definir como espontánea, abrupta, colorista, humanista y absurda. Su producción es muy vasta y abarca desde la creación digital hasta la pintura mural.

En esta exposición para La Fiambrera Bertone nos invita a recordar nuestros orígenes, a buscar en nuestro pasado con un aire de nostalgia. En Origen realiza un ejercicio de retroceso hasta el arte primitivo, revisando las culturas de la antigüedad y actualizándolas con personajes pop que nos transportan a nuestra propia infancia. Establece un paralelismo entre la simplicidad de las primeras expresiones artísticas y la complejidad del mundo actual.

Origen, de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

Origen, de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

La obra principal de Origen es un gran mural compuesto por cuatro paneles de madera pintados con técnica mixta. Además de este cuadríptico central la exposición muestra los bocetos de la obra, el origen del mural. De esta forma podrá verse el proceso creativo de Bertone, y no solo a través de los bocetos preparatorios, sino porque el artista trabajará in situ durante los días previos a la inauguración para completar los paneles del mural. El acceso a la galería, convertida en atelier durante estos días, será libre para que pueda contemplarse en directo la realización de una obra de arte.

Eduardo Bertone (Rosario, Argentina 1977), estudió diseño gráfico e ilustración. Desde 1998 trabaja como creativo en publicidad (para firmas y agencias internacionales como Mini, Smart, L’Oréal, HP, Hachette, Leo Burnett, DDB, etc.), actividad que compagina con proyectos artísticos de diversa índole. Sus obras han sido recogidas en libros y revistas de todo del mundo, Illustration Now! (Taschen), IA-AP (NY), y Best 200 Illustrators 2009 (Lürzer’s Archive), etc.

Origen, de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

Origen, de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

Un momento decisivo en su carrera como artista lo marca en 2006 su participación en el proyecto Fabrica: les yeux ouverts, con una exposición colectiva itinerante que se muestra en el Centre Pompidou de Paris, en el Shanghai Art Museum, en la Triennale di Milano, en el Mumok de Viena, y en el Shiodome Italia Creative Center de Tokyo.

Otros acontecimientos destacables en su trayectoria son su participación en 2007 en Outsiders Exhibition (Holanda) junto al mítico colectivo francés Le Dernier Cri; la adquisición por el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid de tres obras de un colectivo que Bertone creó junto a otros artistas; la selección de una de sus obras para el Artaq (el festival francés de arte urbano), y la invitación a participar en 2012 en Dos Exhibition, que le lleva a Toronto junto a un grupo de artistas contemporáneo ya consagrados. Eduardo Bertone, residente en Madrid desde hace años, es artista de La Fiambrera desde 2014.

Obra de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

Obra de Eduardo Bertone. Imagen cortesía de La Fiambrera.

 

Los lugares comunes de Luce y Eltono

Lugares comunes, de Luce y Eltono
Galería Set Espai d’Art
Plaza del Miracle del Mocadoret, 4. Valencia
Hasta el 9 de enero de 2016

La galería Set Espai d’Art presenta la exposición Lugares comunes de Luceltono, tándem conformado para la ocasión por los artistas Luce (Valencia, 1989) y Eltono (París, 1975), y que viene a abundar en dos de los intereses de la galería: trabajar con artistas jóvenes y de media carrera, y profundizar en las prácticas vinculadas con el arte urbano, bien a través de muestras de artistas relacionados con el grafitti, bien -como en este caso- mostrando prácticas derivadas del conocimiento, los recorridos y las intervenciones en los espacios de la ciudad.

Obra de Luce y Eltono en 'Lugares comunes'. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Luce y Eltono en ‘Lugares comunes’. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

El título de la exposición es una traducción literal de la expresión francesa “Lieu commun” que se utiliza cuando alguien hace un comentario banal o dice una banalidad. El tándem Luceltono lo explica así: “Los lugares son importantes y se significan aquí por ser los espacios donde ocurren nuestras acciones, nuestras intervenciones, y utilizamos el adjetivo “común” atendiendo a varias connotaciones”.

“La primera viene dada por el hecho de trabajar juntos, ya que compartimos una visión del espacio y respondemos ante éste de una manera muy similar en nuestras prácticas individuales. En segundo lugar, las acciones que llevamos a cabo por la calle se desarrollan en lugares sin importancia, peculiares. En este sentido, nuestras intervenciones buscan generar un interés por ese espacio que antes no existía, una manera de puntualizarlo, subrayarlo y llamar la atención. Por otro lado, en nuestro proceso creativo visitamos el lugar constantemente, reconocemos el entorno, por lo que éste termina siendo familiar para nosotros, común”.

Obra de Luce y Eltono en la exposición Lugares comunes. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Luce y Eltono en la exposición Lugares comunes. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

Los Lugares comunes de Luceltono traen a la galería los resultados sobre las reflexiones conjuntas y las intervenciones mínimas realizadas sobre distintos espacios de la ciudad, una práctica en la que ambos artistas coinciden y frecuentan. No se trata de su primera colaboración (antes se han acercado en el contexto de festivales y convocatorias) pero sí de la primera vez que realizan piezas “en común” para una galería.

Entre los resultados se podrán ver fotografías y videos de las intervenciones llevadas a cabo así como indicaciones con su localización (para que los espectadores puedan visitarlas in situ desplazándose hasta el lugar), documentación de los procesos, piezas objetuales y la presentación de una máquina-periscopio para ver el interior de los solares vallados, tras sus muros.

Juan Canales, profesor de la Facultat de Belles Arts de la UPV y especialista en pintura mural y arte urbano, presentó la exposición en compañía de los artistas, durante la inauguración el viernes 13 de noviembre, abriendo un debate con los visitantes al respecto de las prácticas de Luce y Eltono desde el graffiti y la pintura mural al proyecto de intervención.

Set Espai d'Art.

Obra de Luce y Eltono. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

El milagro de Incubarte

Incubarte 7
Festival Internacional de Arte de Valencia
Diversos espacios de la ciudad de Valencia
Del 18 al 21 de junio de 2015

“Alcanzar la séptima edición en Valencia es todo un logro, una odisea”. Y Francisco Molina, director del MuVIM, terminó catalogando tamaña proeza de “milagro”. Hablaba de Incubarte, el Festival Internacional de Arte, que se celebra del 18 al 21 de junio en diversos espacios de Valencia. Hasta un total de 15, entre ellos el propio MuVIM, donde se presentó, el Jardín Botánico, Instituto Francés, Teatro Escalante, Sala Tossal, La Llotgeta, Galería 9 o Ibercaja. Todos ellos acogiendo alrededor de 200 obras, de las 2.700 propuestas enviadas, de 150 artistas de todo el mundo.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

¿Se trata de un milagro por producirse en Valencia, tierra yerma de noticias culturales alentadoras? “Yo no sé si los milagros son territoriales, pero en el ámbito mediterráneo la creatividad es abundante, pero de continuidad escasa”. Y añadió: “Cuando algo se mantiene y crece, aunando la iniciativa privada y la pública, si no es milagro es, sin duda, algo excepcional”. Javier Marisco, director de Incubarte, zanjó la cuestión: “Sí, es un milagro”.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Un milagro consistente en ofrecer “un plan de oportunidad a los artistas”, que de esta forma pueden exhibir sus obras sin necesidad de currículum, mezclándose “artistas ya consagrados con otros noveles”, subrayó Marisco. Parte de la “culpa” de ese salto cuantitativo (de las 800 de 2013 y las 1.880 de 2014 a las 2.700 actuales) y cualitativo se debe al “trabajo del 2.0 y del Call For Artist” y a la presencia este año de Fermax, un patrocinador singular.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Alberto Maestre, director corporativo de la empresa de porteros electrónicos, explicó su apuesta por el Street Art, en relación directa con su producto. “Nosotros fabricamos placas de la calle (telefonillos) y en este sentido hacemos arte urbano”. De hecho, acaban de pintar su nueva fábrica, en lugar de con el blanco tradicional con un sorprendente mural. “Predicamos con el ejemplo”, aseguró, tanto por su apuesta mural como por el mecenazgo que, a su juicio, sirve “para potenciar el arte”.

Y el arte que durante tres días inundará Valencia con “muchas obras en pocos espacios” (Marisco), con carácter público, gratuito y festivo, abarca diversas disciplinas: pintura, escultura, instalación, fotografía, videoarte, performance, danza, pintura mural, arte urbano o mapping. Proyectos y creaciones interdisciplinares seleccionados de acuerdo al espíritu o criterio que anima Incubarte: visión original, innovadora y creativa en todas sus manifestaciones artísticas.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Aunque el festival dura cuatro días, las obras seleccionadas permanecerán expuestas durante un mes. Entre los actos destacados, mencionar la inauguración en el Instituto Francés (jueves 18) de la Selección de la Biennale Internationale de Casablanca, que llega por primera vez a Valencia, acompañada para la ocasión de una performance poética de Pascal Uccelli. Una improvisación electroacústica de Antonio Jesús Sánchez, el mapping del colectivo Vitaminarte, Cassius Tonen Dj Set y ‘Fotocall Manta’, performance de Isabel Messeguer, serán quienes conformen el evento inaugural en la Plaza Correo Viejo.

Otra propuesta destacada es la proyección de videoarte en el MuVIM (viernes 19), selección de Bang Festival Internacional de Video Arte de Barcelona, del Under the Subway Video Art Night y de la mencionada Biennale Internationale de Casablanca. Así hasta el total de 200 obras en representación de más de 50 países. Milagro o no, Incubarte ha puesto el listón muy alto de cara a las próximas ediciones de un festival a rebufo de esas otras iniciativas artísticas populares que buscan la “simbiosis con la ciudad”, concluyó Marisco.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Salva Torres

Poliniza 2015, graffitis en 17 muros

Poliniza 2015
X Festival de Arte Urbano
Universitat Politècnica de València (UPV)
Del 11 al 15 de mayo, 2015

La Universitat Politècnica de València (UPV), a través de su Área de Actividades Culturales, acoge Poliniza 2015, X edición de su Festival de Arte Urbano, que tendrá lugar del lunes 11 al viernes 15 de mayo en las instalaciones de su campus de Vera.

Nacido en abril de 2006 con la intención de hacer confluir simbióticamente dos mundos inicialmente alejados como la universidad y el arte urbano, Poliniza se convirtió pronto en un referente debido a su originalidad y realismo: se interviene directamente, sin falsos muros que retirar una vez finalizado el evento, por lo que las obras permanecen hasta la siguiente edición del festival, respetando a su vez el carácter efímero del grafiti.

También sobresale Poliniza por su impacto mediático e internacionalidad: alumnos de ‘Pintura y Entorno’ y el Máster de Producción Artística al margen, 179 artistas de 15 países diferentes – Reino Unido, Italia, Alemania, México, Países Bajos, Francia, Colombia, Cuba, Ucrania, Polonia, Chile, Bélgica, Argentina, Rusia y España – habrán participado en el mismo a la conclusión de la presente edición.

Graffiti de Deih en el Poliniza 2013. Imagen cortesía de la UPV.

Graffiti de Deih en el Poliniza 2013. Imagen cortesía de la UPV.

45 artistas pictóricos intervendrán sobre 700 m2 divididos en 17 muros

Este año, participarán 45 artistas pictóricos: siete individuales y una crew seleccionados a través del IX Certamen de Intervenciones de Pintura Mural (en la primera edición, la selección se realizó sin concurso), 24 alumnos de la asignatura de ‘Pintura y Entorno’ de la Facultad de Bellas Artes y 12 del Máster de Producción Artística de la UPV.

Los seleccionados a través del certamen son KAWAMO (Oaxaca de Juárez, México), Roberto Cireddu (Muravena, Italia), Juan Sánchez (Murcia), H101 (Badalona), FEOFLIP (La Laguna, Tenerife), SABEK (Madrid), SPOGO (Badalona) y la crew RESKATE (Barcelona).

Serán ellos, junto a los 36 artistas UPV citados, los encargados de intervenir directamente sobre 17 muros del campus (tres del Ágora, 11 de la Facultad de Bellas Artes, uno del Rectorado y dos de la ETS de Gestión de la Edificación). En total, más de 700 metros cuadrados en los que desde el lunes 11 comenzaron a trabajar los artistas hasta el viernes 15 de mayo.

Graffiti de Dulk en el Poliniza de 2014. Imagen cortesía de la UPV.

Graffiti de Dulk en el Poliniza de 2014. Imagen cortesía de la UPV.

Capoeira, performance, slackline, mercado de fanzines y mucho más

El festival – en el que colaboran Montana, Pinturas José Antonio García, Art i Clar, Suproval y Love Valencia – incluirá el martes 12 y el miércoles 13 (Facultad de Bellas Artes, 11 a 18 h) el mercado ambulante de fanzines ‘El Fansinet’.

Además, el martes 12, en el Ágora (14 h), tendrá lugar la acción escénica ‘Ser o no ser’, realizada por alumnos del Taller de performance teatral de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia.

El jueves 14, a la misma hora (14 h) y en el mismo lugar – Ágora UPV – todo aquel que lo desee podrá disfrutar en directo del I Encuentro de Capoeira e Interculturalidad, que precederá al taller MenudoPoliniza, creado específicamente para niños de 6 a 11 años y que incluye, entre otros aspectos, la visita guiada a los diversos espacios en los que trabajan los artistas (las 80 plazas están cubiertas desde hace semanas).

Por último, el viernes 15, mientras los artistas acaban sus obras, tendrá lugar de 10 a 16 horas, frente a la pista de atletismo de la UPV, el Slackline Day UPV, que incluirá exhibiciones y talleres gratuitos de slackline y malabares.

Graffiti de Julieta en el Poliniza de 2008. Imagen cortesía de la UPV.

Graffiti de Julieta en el Poliniza de 2008. Imagen cortesía de la UPV.

La exposición ’10×10 Poliniza’, abierta al público hasta el próximo 9 de junio

Con motivo del décimo aniversario del festival, la UPV inauguró el pasado 26 de marzo la exposición ’10×10 Poliniza’, que incluye más de 900 fotografías realizadas por Kike Sempere de las nueve ediciones precedentes del festival.

La muestra, ubicada en la sala de exposiciones del edificio de Rectorado del campus de Vera (planta baja), puede visitarse libremente hasta el 9 de junio de lunes a viernes laborables, entre las 11 y las 14 h en horario matinal, y de 17 a 20 h en el vespertino.

Graffiti de Stinkfish en el Poliniza de 2012. Imagen cortesía de la UPV.

Graffiti de Stinkfish en el Poliniza de 2012. Imagen cortesía de la UPV.

Poliniza 2015, la inscripción se acaba

IX Certamen de Intervenciones de Pintura Mural
Poliniza 2015, del 11 al 15 de mayo de 2015
Universitat Politècnica de València
Plazo de inscripción: hasta el 23 de marzo de 2015

La Universitat Politècnica de València, a través de su Área de Actividades Culturales, presenta el IX Certamen de Intervenciones de Pintura Mural, cuyos ganadores participarán en Poliniza 2015, la décima edición del festival de arte urbano de la UPV, que este año tendrá lugar entre el 11 y el 15 de mayo de 2015.

Obra de Karasurbanas en el Poliniza de 2014. Imagen cortesía de Universitat Politècnica de València (UPV).

Obra de Karasurbanas en el Poliniza de 2014. Imagen cortesía de Universitat Politècnica de València (UPV).

Nacido en abril de 2006 con la intención de hacer confluir simbióticamente dos mundos inicialmente alejados como la universidad y el arte urbano, Poliniza se convirtió pronto en un referente debido a su originalidad, realismo (se interviene directamente, sin falsos muros que retirar una vez finalizado el evento, por lo que las obras permanecen hasta la siguiente edición del festival, respetando a su vez el carácter efímero del grafiti), internacionalidad (más de 350 artistas, 197 de ellos pictóricos, de 15 países diferentes – Italia, Alemania, México, Países Bajos, Francia, Colombia, Gran Bretaña, Cuba, Ucrania, Polonia, Chile, Bélgica, Argentina, Rusia y España –, han participado en las nueve ediciones precedentes) e impacto mediático.

Grafitti de La Mesa en el Poliniza de 2012. Imagen cortesía de la UPV.

Grafitti de La Mesa en el Poliniza de 2012. Imagen cortesía de la UPV.

Bases y plazos de presentación de Poliniza 2015

Partiendo de la consideración de la pintura mural como aquella pintura realizada sobre un soporte arquitectónico que interacciona con su entorno urbano, todos los artistas mayores de edad interesados en participar pueden hacerlo, ya sea de manera individual o bien por grupos (crews). Así pues, en Poliniza 2015 caben desde las propuestas más académicas hasta el grafiti hip hop o el urban art.

Obra de Deih en el Poliniza de 2013. Imagen cortesía de la UPV.

Obra de Deih en el Poliniza de 2013. Imagen cortesía de la UPV.

El plazo de inscripción y presentación de solicitudes, ya abierto, finalizará el 23 de marzo de 2015. Para participar, los interesados deben rellenar la ficha de inscripción, a descargar en los próximos días a través de la página web oficial del festival (www.poliniza.es) y presentar en el Registro General de cualquiera de los tres campus de la UPV, junto a la misma, un CD/ DVD recopilatorio de imágenes con los principales trabajos murales de los interesados.

Los ganadores, además de participar en un festival de referencia internacional y del que disfrutan cada año más de 20.000 personas, recibirán un premio de 600 € por intervención concluida.

Obra de Viz Feel Free en el Poliniza de 2013. Cortesía de la Universitat Politècnica de València.

Obra de Vinz Feel Free en el Poliniza de 2013. Cortesía de la Universitat Politècnica de València.

Escif, cinco años de trabajo

A estas alturas todos nos hemos encontrado con la obra de Escif. Conociéndole o no, es inevitable fijarnos en sus críticas político-económicas, presentes por las calles valencianas de Ciutat Vella.

Sin embargo, no sabemos quién se esconde tras este artista -o artistas- que con sus pinturas genera un diálogo entre la pared y el paseante. Muchos se han referido a él como “El Banksy Valenciano”, pero su trabajo debe valorarse no como un símil al artista británico sino por quién es, el mismo Escif, quien a día de hoy ha conseguido tener repercusión internacional.

¿Cómo referirnos a la obra de Escif? ¿Es graffiti o Street Art? Para el artista “Street Art” es un término al que se refiere el mercado del arte para la comercialización. En su manifiesto, La calle otra vez, contesta:  “no creo demasiado en las definiciones, es una forma de encerrarse y de limitar el campo de acción. Estamos hablando de pintura, de jugar, de experimentar, de investigar y a lo mejor también de graffiti.” El artista, por lo tanto, juega con lo que le ofrece el espacio público, la calle, a su vez un espacio con normas, en el que existen unas limitaciones. De esta forma, “una pared pintada deja de ser un límite para convertirse en un canal de comunicación abierto, con ella se puede llegar a muchísima gente.”

"The Reader", por Escif.

“The Reader”, por Escif.

Sus intervenciones son trabajos o reflexiones que desarrolla él mismo, mostrándose ante nosotros como mensajes sutiles, en ocasiones “camuflados” en la ciudad grisácea, dada la gama cromática que utiliza en su pintura mural. Son protestas contra la crisis económica en España, el consumismo y capitalismo del mundo, o contra temas de actualidad más concretos como el caso Gürtel y la trama de corrupción, además de temas relacionados con la Primavera Valenciana, junto a característicos juegos de palabras.

Escif comenzó haciendo graffitis en la segunda mitad de los 90′, tal y como explica en una de las pocas entrevistas que concedió en Velvet Liga. Después empezó a plantearse “la calle como espacio de investigación”. De manera que, como él mismo señalaba en la entrevista:

“Antes luchaba contra el sistema y ahora el sistema soy yo. Soy mi enemigo número uno y mi mejor aliado. Ya no creo en la revolución, pero sí en las pequeñas revueltas que empiezan por uno mismo.”

Con esta frase de lucha personal, y con una gran cantidad de intervenciones a su espalda, os proponemos participar en “Elsewhere”, una recopilación del trabajo llevado a cabo por Escif durante los últimos 5 años. No solo de murales, sino también bocetos, dibujos, ideas, sentimientos… así como pequeñas anécdotas. “No es un libro sobre el trabajo de Escif. Es un trabajo sobre el libro de Escif.”

"Elsewhere", por Escif.

“Elsewhere”, por Escif.

En la página de recaudación se presenta el libro como “un cruce de pensamientos, pinturas, referencias y fragmentos. No desde un punto de vista espectacular, pero como si fuese tu madre quien lo hubiese cocinado”.

El objetivo que se han propuesto es imprimir el libro en febrero para comenzar la distribución en marzo . “Elsewhere” tendrá una primera edición de 1000 copias, un total de 300 páginas a todo color, en diferentes papeles y diferentes texturas. Enrique Casp se ha hecho cargo del diseño y Santiago Alba Rico del texto. A nosotros nos ha tocado la parte de producción. Sí, nosotros, “tú, tus amigos, los amigos de tus amigos y la abuela de Escif”.

A cambio de participar, y según la cuantía que quieras aportar al proyecto, podrías hacerte con una copia del fanzine ANTI-MATERIA, o la edición de Coreographies/Blue realizadas en POW, impresiones de alguno de sus trabajos (The Writer o The Reader) o hacerte con el libro “Elsewhere” firmado y terminado a mano por el autor.

Incluso puedes participar a cambio de recibir a Escif en tu casa para cocinarte una paella vegetariana o tener la posibilidad de aparecer en la portada del libro una foto tuya o de tu familia.

Para colaborar o adquirir más información: “LA CALLE ES GRATIS, IMPRIMIR UN LIBRO NO”

"Elsewhere", por Escif.

“Elsewhere”, por Escif.

“El arte se ha disuelto en la sociedad”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Alberto Adsuara y Carlos Romero, responsables de Visual Talent
Entrevistados por el equipo de dirección de Makma: Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont y Salva Torres

Ellos lo tienen claro. Bueno, no tanto. Tienen claro que el arte ya no es lo que era desde la eclosión de las nuevas tecnologías. Pero no saben hacia dónde va ese arte ‘liquidado’ por el avance del turbulento caudal de las redes sociales. Por eso han convocado un concurso de caza talentos que permita dibujar ese nuevo panorama del arte contemporáneo. Se llama Visual Talent, va dirigido a jóvenes de entre 18 y 25 años y tiene formato de reality show. Sus artífices son Alberto Adsuara y Carlos Romero, encabezando un equipo de seis personas pertenecientes a la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) de Valencia.

Alberto Adsuara, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Alberto Adsuara, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

El plazo de inscripción on line termina el 15 de junio y, de momento, ya cuentan con 777 obras presentadas. Obras fotográficas, pintura, diseño, video y, sobre todo, ilustraciones del talento 360º buscado. De todas esas obras, pertenecientes a unos 500 jóvenes, saldrán los 50 seleccionados que pasarán a la segunda fase. Hospedados en el Colegio Mayor Rector Peset, deberán superar una “prueba espectacular” en el cauce del Turia, próximo al Museo de Bellas Artes San Pío V, los días 19 y 20 de julio. “Se les dará pintura negra para que pinten en grupo un gran lienzo, lo cual nos permitirá evaluar sus dotes artísticas, quién manda o quién es más propenso a obedecer, todo ello filmado con dos cámaras”.

Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“Queremos hacer un reality espectacular, pero serio”

“No queremos que el reality show se nos escape por el lado de la carnaza; queremos un reality espectacular, divertido, pero serio, de corte universitario”, destaca Adsuara. Los 10 elegidos, tras la prueba del lienzo, deberán luego superar otras cinco pruebas secretas, entre las que figura la programada por el artista fallero Manolo Martín. “Hará diez monolitos o tótems que los alumnos deberán manipular. Finalmente indultaremos uno, que irá a la exposición prevista en Las Naves, mientras las nueve restantes esculturas serán quemadas probablemente en el Puerto de Valencia, el sábado 26 de julio”. De ahí saldrán los tres ganadores premiados con una beca de estudios para Diseño Gráfico 2.0 y Bellas Artes en ESAT, valorada cada una en 20.000€.

Alberto Adsuara (izquierda) y Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Alberto Adsuara (izquierda) y Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“Visual Talent nos dirá por dónde van los tiros del arte actual”

“Yo estoy convencido de que el arte está en otro lugar, del que todavía no sabemos nada”. Alberto Adsuara lo dice para situar el objetivo de Visual Talent, que además de buscar a esos jóvenes talentos artísticos en la era de Internet y las redes sociales, pretende extraer conclusiones acerca del advenimiento de ese otro arte. “Visual Talent nos dirá por dónde van los tiros del arte contemporáneo”. Porque Adsuara remarca que “el arte se ha disuelto en la sociedad”, y que los jóvenes “no quieren saber nada de objetos físicos”. De ahí a considerar obsoleto el papel de las galerías y museos no hay más que un leve paso.

Alberto Adsuara (izda) y Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Alberto Adsuara (izda) y Carlos Romero, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“Somos de guión lineal, pero los jóvenes son multimedia”

“El arte de autor ha muerto; ahora se busca el arte versátil de una persona capaz de hacer ilustración, capaz de hacer cine, de pintar un cuadro o de hacer pintura mural”, señala Carlos Romero. “Nosotros somos de guión lineal, pero los jóvenes son de guión multimedia, capaces de relacionarlo todo a la vez y hacerlo incluso bien, con sus pros y sus contras”, añade Romero, para quien incluso el espectador ha cambiado: “Ahora participa, se mete dentro de la obra, incluso la manipula y transforma, y esto no se concibe sin la tecnología de por medio”.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont, Alberto Adsuara y Carlos Romero, durante los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont, Alberto Adsuara y Carlos Romero, durante los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“El siglo XXI tiene una deuda con la ilustración”

Esa transformación del arte tiene como paradoja la vuelta, tras un siglo XX de inclinación vanguardista, de cierta figuración. Eso es al menos lo que apuntan Adsuara y Romero. “Hemos observado que hay miles y miles de jóvenes a los que les está gustando la figuración, porque entienden el arte como una necesidad vital que encuentra en la figuración el medio expresivo ideal”. Y Adsuara concluye: “Esa necesidad de figuración habría que analizarla bien”.

“El siglo XXI”, explica Romero, “tiene una deuda educacionalmente hablando con la ilustración, que ha sido menospreciada al más alto nivel de las Bellas Artes”. Y salen a relucir las Fallas, que “son grotescas y son ilustraciones grandes”. De ahí que se puedan “amar las Fallas, pero no el concepto al que estamos acostumbrados desde hace años”, subraya Adsuara. Esa mezcla de figuración y nuevas tecnologías es lo que les permite hablar de nuevo Renacimiento: talento 360º capaz de dominar las diversas herramientas del universo informático.

De izda a dcha., Salva Torres, Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont, Alberto Adsuara y Carlos Romero en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

De izda a dcha., Salva Torres, Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont, Alberto Adsuara y Carlos Romero en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

“Los jóvenes sienten aversión total por el objeto”

“Los alumnos ya no quieren ser artistas, no quieren exponer, eso ya se ha acabado. Lo que quieren ahora es hacer cosas que se disuelven en la sociedad a través de las redes, a través de Internet; hacer un producto artístico que nada tiene que ver con lo señalado por la institución”. Y Adsuara cita el caso de Jonan Perrea, el joven que ha revolucionado youtube con sus historias cotidianas, “montadas de maravilla, con sus carátulas y su música sorprendente, volviendo locas a sus niñas seguidoras e incluso seguidores gays”. También señala el caso de Tracey Emin, cuya instalación de una cama con condones comprada por el gran coleccionista Charles Saatchi será subastada en Christie’s por debajo de su histriónico valor.

“Ya no hay arte en el sentido histórico de Hegel, de la Revolución Francesa, de los 250 últimos años: eso se ha acabado”. Para Adsuara, “no es cuestión de despreciar el objeto”, pero entiende que los jóvenes nómadas actuales sientan “aversión total” por ese objeto “acumulador de polvo”, que ya “han dejado de almacenar como lo hicimos nosotros”. Visual Talent es el concurso encargado de captar jóvenes talentos que den ese giro de 360º a la periclitada concepción del arte contemporáneo.  Alberto Adsuara y Carlos Romero reconocen estar asustados, al tiempo que ilusionados, ante semejante reto. No es para menos.

Alberto Adsuara (izquierda) y Carlos Romero, director de producción y coordinador, respectivamente, de Visual Talent, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Alberto Adsuara (izquierda) y Carlos Romero, director de producción y coordinador, respectivamente, de Visual Talent, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

TV levante, video concurso visualtalent from Makma on Vimeo.

Salva Torres

Incubarte, la eclosión del arte contemporáneo

Incubarte, VI Festival de Artes Plásticas y Visuales
Diversas localizaciones. Valencia
Del 21 al 24 de noviembre

Cabanyal Portes Obertes, Russafa Escènica, Mostra Viva, La Cabina, Ciutat Vella Oberta, próximamente Russafart, y, ya mismo, Incubarte. La cascada de actividades culturales impulsadas por los ciudadanos arrecia en Valencia. Las instituciones públicas, con la crisis por montera que, a su vez, sirve de capote para lidiar el ímpetu ciudadano, hace tiempo que tiraron la toalla del combate por la cultura. Arropan, en el mejor de los casos, esas actividades, pero sin ayudas económicas dignas de mención porque, como se sabe, no hay dinero público una vez dilapidado en tiempos de mangarrota. De manera que ahí están las plataformas cívicas, los colectivos vecinales o los simples ciudadanos sacando adelante proyectos de gran calado cultural, con escaso o nulo presupuesto y una voluntad a prueba de recortes.

Obra de la polaca Weronika Lawniczar. Imagen cortesía de Incubarte

Obra de la polaca Weronika Lawniczar. Imagen cortesía de Incubarte

El último caso de esta inercia ciudadana lo tenemos en Incubarte. El Festival Internacional de Artes Plásticas y Visuales se ha presentado en el Centro del Carmen. Celebra su sexta edición, del 21 al 24 de noviembre, con la mayor participación registrada hasta la fecha: 175 artistas de 26 países, después de haberse recibido 1.800 propuestas. “Es uno de los cinco mejores festivales de arte que hay en Europa”, afirma Javier Marisco, director del certamen. Y lo es principalmente por dos razones: porque, al no pedir currículum, sino basarse únicamente en la calidad de las obras, “se juntan artistas ya consagrados con otros más noveles”, y porque “se crean sinergias entre ellos”. De manera que Incubarte, he ahí su vocación internacional, “tiende un puente entre profesionales y artistas de diferentes países, que encuentran en el festival un lugar de intercambio de ideas y proyectos”, destaca Marisco.

Obra de Fernando Maselli. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Fernando Maselli. Imagen cortesía de Incubarte.

Pese a la eclosión de Incubarte, el festival sigue adoleciendo de las ayudas necesarias para dignificar el trabajo de profesionales y artistas. Espacios donde exponer tamaña creatividad hay muchos: Centre del Carme, MuVIM, Jardí Botànic, La Llotgeta, Institut Français de Valencia, La Gallera, Espai d’Art Fotogràfic. Al igual que colaboradores: Universitat de València, Universitat Politècnica y, por primera vez, Universidad Miguel Hernández de Elche. “Nos falta dotación económica para cubrir a veces gastos imprevistos y remuneración por nuestro trabajo”. Este año, con 1.800 propuestas, disponen de 3.000€; la pasada edición, con 800 obras presentadas, contaron con 5.000€.   ¿Un contrasentido? “A base de mucho esfuerzo y consiguiendo cosas en especie o mediante el trueque salimos adelante, aunque nos gustaría lógicamente disponer de mayor presupuesto”. Y Felipe Garín, director del Consorcio de Museos de la Generalitat Valenciana, que estaba a su lado, tomaba nota.

Obra de Séraphin Zounyekpe. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Séraphin Zounyekpe. Imagen cortesía de Incubarte.

Javier Marisco prefiere, con todo, centrarse en un festival que ha ido creciendo “de forma exponencial” y que cuenta con una propuesta (“todavía por definir”) de ampliación en otra ciudad. Dejando de lado la falta de ayudas económicas, incluso la ambigüedad con que las instituciones públicas terminan materializando su apoyo, lo cierto es que Incubarte celebra su sexta edición con más artistas que nunca, más galerías valencianas, nacionales e internacionales, y nuevas disciplinas artísticas, como es el caso de las performances y del Live Art. “Nunca antes habíamos tenido performances”, subraya Marisco, que vienen así a unirse a la pintura, fotografía, escultura, instalación, videoarte, pintura mural y mapping. Todo ello pensado para ofrecer “una visión original, innovadora y creativa de la imagen en todas sus manifestaciones”.

Obra de Xabier Barrios. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Xabier Barrios. Imagen cortesía de Incubarte.

Entre esas nuevas performances de Incubarte, cabe destacar las de Davis Museum en el Centro del Carmen, Ola Ignasiak en el trayecto que va del Institut Français a Espai d’Art Fotogràfic, Lorena Izquierdo e Isabel G. Mondragón en Espai d’Art o las de Alicia Cubells y David Trashumante en el MuVIM. DEIH realizará una pintura mural en el solar de la plaza Tavernes de Valldigna que, esperemos, corra mejor suerte que la de Vinz Feel Free censurada por la policía durante la pasada edición.

Obra de Jorge Rubert. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Jorge Rubert. Imagen cortesía de Incubarte.

A falta de premios en metálico, Incubarte, por medio de las galerías participantes, concede ayudas relacionadas con proyectos expositivos para los artistas o bien producción de obra. De ello se encargarán, las valencianas PazYComedias, Punto, Kessler Battaglia, Alba Cabrera, Mr. Pink, Imprevisual, Espacio 40, Collblanc, Trentatres, Espai d’Art Fotogràfic, La Salita Espacio Creativo, junto a Momentolux y Screens. También estarán presentes los espacios Artnobel, Ob-art y Davis Museum, de Barcelona, Espacio Creativo Alexandra, de Santander, Czulosc de Varsovia y Dok de Zurich. Profesionales y artistas internacionales que, durante cuatro días, convertirán Valencia en la capital del arte contemporáneo más innovador. Incubarte, al calor de todos ellos, germina y eclosiona.

Obra de Magnus Bjerk. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Magnus Bjerk. Imagen cortesía de Incubarte.

Salva Torres