Ibéricas, con un par

Festival Octubre Dones
SGAE
C / Blanquerías, 6. Valencia
Del 19 al 28 de octubre de 2015

La creatividad no distingue entre ambos sexos, pero a la hora de vivir de sus creaciones, las mujeres lo tienen mucho más difícil que los hombres. Recientemente, las actrices denunciaban que cobran un 40% menos que los actores y es notable la diferencia entre el número de directoras y directores, tanto de cine como de teatro. La literatura es posiblemente uno de los ámbitos artísticos en el que menos se nota esa discriminación generalizada en todos los sectores.

Cartel del X Festival Octubre Dones. Cortesía de Dones en Art.

Cartel del X Festival Octubre Dones. Cortesía de Dones en Art.

Visibilizar las obras de las mujeres creadoras es el objetivo del festival Octubre Dones, organizado por Dones en Art, que cumple este año su décima edición. Lo celebra abriendo las fronteras a la participación de colectivos de distintos puntos de la Península Ibérica Iberoamérica y Guinea. Bajo el lema Ibéricas, se celebra en la Sala SGAE, entre el 19 y el 28 de octubre.

“Hasta ahora, Octubre Dones se centraba en mostrar las creaciones de mujeres de la Comunidad Valenciana”, dice Antonia Bueno, presidenta de la asociación Dones en Art. “En esta edición especial queremos dar un paso más y organizar una muestra de mujeres de toda la Península Ibérica, también de Iberoamérica y de otras cultura hermanas, como la de Guinea”.

Labirinto de amor e morte. Imagen cortesía de Dones en Art.

Labirinto de amor e morte. Fafe Cidade das Artes de Portugal. Imagen cortesía de Dones en Art.

¿Por qué Ibéricas? “La arqueología revela la importancia en la antigua Iberia de la mujer en los ritos de paso, matrimonio, muerte, así como su papel de esposa, madre, sacerdotisa, oferente, agricultora, tejedora, alfarera, danzarina. ¿Por qué no, compositora, escultora, pintora, epigrafista?”

El programa del festival, de corte multidisciplinar incluye música, teatro, audiovisual, danzas populares, etcétera. Intervienen creadoras de Cuba, Guinea, Bolivia, Portugal y España, entre otras procedencias. La coordinación del evento ha corrido a cargo de Stella Manaut, Ana Millás y Antonia Bueno.

Octubre Dones surgió en 2006 con un doble objetivo: “Dar visibilidad a las creadoras contemporáneas y, por otro lado, recuperar la memoria histórica de aquellas mujeres que nos precedieron y cuyo trabajo no ha sido suficientemente reconocido”, señala Bueno. “Es decir, contemporaneidad y memoria. En esta edición queremos ofrecer una serie de manifestaciones culturales que nos acerquen al universo femenino, como protagonistas del arte en nuestra sociedad”.

Programa del X Festival Octubre Dones. Cortesía de Dones en Art.

Programa del X Festival Octubre Dones. Cortesía de Dones en Art.

Dones en Art

La asociación DonesenArt se plantea  la construcción de un espacio vivo de creación e investigación escénica y social dirigido por mujeres. Su objetivo es fomentar la difusión de sus iniciativas y producciones, promover la igualdad de oportunidades en las Artes Escénicas, luchar contra las prácticas discriminatorias respecto a las mujeres, en coherencia con la legislación europea y los derechos fundamentales recogidos en el tratado constitucional. La asociación trabaja para articular una red de comunicación e intercambio que facilite el conocimiento y comprensión de formas escénicas diversas generadas por mujeres creadoras de realidades ideológicas y sociales diferentes, fomentando así la interculturalidad y la interacción entre las creadoras y la sociedad.

La novia del viento. Dones en Art.

La novia del viento. Ábrego Teatro de Cantabria. Imagen cortesía de Dones en Art.

Bel Carrasco

La Volière de Hélène Crécent

La Volière, de Hélène Cécent
Trentatres Gallery
C / Dénia, 62. Valencia
Inauguración: viernes 22 de mayo, a las 20.00h

La volière es el término que designa en francés esas enormes jaulas en las que los pájaros vuelan pero no escapan. Es también el nombre de la exposición en la Trentatres Gallery de la artista francesa Hélène Crécent (Pau,1966).
Fascinación por los pájaros, animal nada domesticable. Solo en el Museo del Prado, el biólogo Gómez Cano contabilizó en su día 729 pinturas con representaciones de aves de 36 especies: de la saga Brueghel al concierto de Jan Fyt.

Más allá de los muros académicos, en las cuevas de sueños olvidados donde nos introdujo el cineasta alemán Werner Herzog, nuestros antepasados ya consideraron importante detener la frágil estructura de las aves en la superficie con memoria de la roca.

La exposición en Trentatres, una de las galerías de arte de referencia más frescas de Valencia, está más cerca de la fascinación primigenia –entre el art brut (expresión acuñada por Dubuffet para referir el arte más allá de la puerta de salida del sistema: trazos de dementes, niños y reclusos) y el pigmento natural de la caverna– que de los híbridos de Max Ernst.

Mirada virginal o primigenia y, sin embargo, la obra de esta pintora, poeta y escultora con aspecto de bailarina de danza clásica está penetrada, versada, por decirlo quizás de forma políticamente correcta, de formación, desde la Ecole des Beaux Arts de Bordeaux a las influencias de la también francesa Annette Messager (Le repos de pensionnaires) o de los mejores representantes del grupo CoBrA (Karel Appel o Asger Jorn).

No hay en esta volière de pájaros arrebatados -como no había en la adaptación hitchcockniana de Daphne du Murier- interés por el último motivo ni voluntad de conocerlos bien a todos. Que lo haga el espectador. Una únicanota basta para caracterizar una de las exposiciones más interesantes de esta primavera: Crécent ha emprendido el regreso, un jalón, en la delirante tarea de deshacerse.

Despojada, con la técnica más rudimentaria, la mirada ahora interrogada, ahora decidida de las aves cuestiona la verja de hierro pero también de auto-concesiones de nuestra propia volière: la danzarina disposición de los pájaros dibuja también el bosquejo de un mapa de salida.

Obra de Hélène Crécent. Cortesía de Trentatres Gallery.

Obra de Hélène Crécent. Cortesía de Trentatres Gallery.

Jesús García Cívico*
*Por cortesía de TrentaTres Gallery

Aura Garrido, Premio Un Futuro de Cine

Aura Garrido, Premio Un Futuro de Cine
Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 20 al 27 de junio

El Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CuturArts, otorga el Premio Un Futuro de Cine a la actriz Aura Garrido en su vigésimo novena edición, que se celebrará del 20 al 27 de junio. “Desde hace veintidós años, este premio destaca aquellos actores y actrices que dan sus primeros pasos en el mundo del cine con sobradas muestras de una aptitud brillante para la interpretación, y pretendemos así animarles a seguir desarrollando su carrera profesional por esta línea”, aclara Rafael Maluenda, director de Cinema Jove.

El galardón Un Futuro de Cine es, más que un mero reconocimiento, un estímulo para reforzar la carrera emergente de un actor o de una actriz. Este característico premio del festival valenciano vaticina un prometedor recorrido cinematográfico para un intérprete determinado. Al respecto de Aura Garrido, galardonada en esta edición, Maluenda explica: “Aunque la habíamos visto en otros papeles, la experiencia de verla en Stockholm fue determinante. Descubrimos la capacidad de Aura para mostrar el abismo interior del personaje y el manejo de los distintos registros que como actriz, debe dar en la película; y es magnífico.”

Fotograma de la película 'Stockholm', de Rodrigo Sorogoyen. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de la película ‘Stockholm’, de Rodrigo Sorogoyen. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Aura es madrileña y tiene 25 años. Su papel en Stockholm, de Rodrigo Sorogoyen, le ha valido la Bíznaga de Plata a la Mejor Actriz Protagonista en el Festival de Cine Español de Málaga de 2013, y también la nominación a los premios de la Academia de Cine (Goyas) y a los Forqué de 2014, en la categoría de mejor interpretación femenina. A pesar de los pocos años que cumple, Aura Garrido ha trabajado en varios largometrajes y cortometrajes cinematográficos (Inocentes, El Cuerpo, Vulcania…), así como en teatro (Invierno en el Barrio Rojo) y en televisión (La pecera de Eva, Ángel o demonio, Hermanos…).

Hablando con el director que más reconocimiento le ha reportado, Rodrigo Sorogoyen nos comentaba al respecto de Aura: “Además de ser tremendamente inteligente e inquieta, dos características fundamentales para ser una gran actriz, Aura es una persona muy comprometida con el trabajo que hace. Ésta, además, es una cualidad que le caracteriza también en su vida personal”.

De padre compositor y director de orquesta y de madre pintora, la joven creció en un entorno muy artístico. Desde pequeña tuvo interés por ser actriz y recibió formación en danza y piano. Posteriormente estudió interpretación en la Resad y con Lorena García de las Bayonas. Actualmente estudia también Antropología por la UNED.

Aura Garrido. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Aura Garrido. Imagen cortesía de Cinema Jove.