El MuVIM, contra el pensamiento único

Presentación de los nuevos directores del MuVIM y Museu d’Etnologia
Rafael Company y Francesc Tamarit
Diputación de Valencia

Xavier Rius, diputado de Cultura, presentó a los nuevos directores del MuVIM y Museu d’Etnologia, Rafael Company y Francesc Tamarit, respectivamente, como “personas de la casa”. Sus predecesores en el cargo, Francisco Molina y Joan Gregori, también lo eran. Al menos así fueron presentados en su momento. ¿La diferencia? Que ahora, según se desprendió de las palabras de Rius, los directores gozarían de total independencia, libres de las injerencias políticas habidas en muchos casos hasta la fecha. Rafael Company, al tomar la palabra, fue más lejos al señalar que el MuVIM impulsará el debate social, pudiendo incluso “resultar una entidad incómoda para los abanderados del pensamiento único”.

Rafael Company, director del MuVIM. Foto: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Rafael Company, director del MuVIM. Foto: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Company, que fue quien dirigió el MuVIM en su nacimiento hace ya 14 años, pretende volver a los orígenes de un museo caracterizado por la exposición de obra gráfica, carteles y fotografías precisamente enmarcadas en la Ilustración y la Modernidad de la que hace gala el nombre de la institución museística. De esta forma, Company, que fuera alumno aventajado de Román de la Calle, su sucesor en el cargo en aquellos tempranos días del MuVIM, parece igualmente querer recuperar lo que tantas veces promovió su mentor: que no hubiera exposición, sin reflexión.

Francesc Tamarit, director del Museu d'Etnologia. Foto de Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Francesc Tamarit, director del Museu d’Etnologia. Foto de Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Francesc Tamarit viene a reemplazar a Joan Gregori, quien a su vez reemplazó hace bien poco a Joan Seguí, al frente del Museu d’Etnologia. En este caso, navegará por aguas menos turbulentas que las del MuVIM, por cuanto Seguí ha gozado durante los ochos años que ha dirigido el museo de un reconocimiento al que se sumó el propio Tamarit. De hecho, desembarca con la idea de seguir interpretando la cultura popular valenciana, al tiempo que se profundiza en el estudio de sus valores vigentes. Puso un ejemplo: el planteamiento de una exposición acerca de si nuestros antepasados eran más ecologistas que los ciudadanos actuales.

Xavier Rius quiso dejar claro que la dirección de ambos museos estaba ahora en manos de “profesionales con experiencia” y, sin duda, “personas de la casa”. Y lo justificó diciendo: “No podemos buscar fuera lo que tenemos dentro”. Sobre todo después de responder a la pregunta de por qué no se han sacado ambas plazas a concurso público, alegando que la Diputación de Valencia no puede hacerlo porque “la tasa de reposición impuesta por el Gobierno central es cero”.

La presentación de Company y Tamarit vino acompañada de cierta declaración de intenciones acerca de la “transversalidad” entre los distintos organismos culturales de la Diputación, de “recuperar la valencianidad”, así como “redescubrir el riquísimo patrimonio artístico de la Diputación de Valencia”. También José Miguel Cortés, director del IVAM, apostó al tomar el cargo en sustitución de Consuelo Císcar por potenciar el valioso patrimonio artístico con el que cuenta el museo valenciano de arte moderno. La necesidad, por aquello de la crisis económica y, sin duda, de la propia convicción en lo que se tiene, transformándose en virtud.

De la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’, auténtica joya del MuVIM impulsada originariamente por quien ahora vuelve a tomar las riendas del museo, dijo Company que se abrirá “a la mayor brevedad posible”. Problemas derivados de la licitación pública destinada a renovar sus contenidos, han obligado a mantenerla cerrada más allá del tiempo previsto.

De izquierda a derecha, Rafael Company, Maria Josep Amigó, Xavier Rius y Francesc Tamarit.

De izquierda a derecha, Rafael Company (MuVIM), Maria Josep Amigó, vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, diputado de Cultura, y Francesc Tamarit (Etnologia).

Salva Torres

Cabanyal, el poder del ejemplo

El pasado viernes 17 de abril se celebró en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, bajo la presidencia de Su Majestad la Reina Doña Sofía, el acto de entrega del Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural/Premios Europa Nostra concedidos a realizaciones españolas. Al evento asistió una  representación de la Asociación Cultural Esfera Azul, Coordinadores del Proyecto Cabanyal Archivo Vivo, representantes de la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar y de la Plataforma Salvem el Cabanyal.  La Presidenta de la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar, Pepa Dasi,  recogió el diploma de manos de Su Majestad la Reina Doña Sofía, en representación a todos los Vecinos del Barrio.

El Proyecto Cabanyal Archivo Vivo de Valencia ha sido premiado en la categoría de Educación, Formación y sensibilización, en el año de 2013. Al conceder un Premio a El Cabanyal: un archivo vivo, el Jurado ha señalado «la importancia de la iniciativa ciudadana cuando es consciente de su responsabilidad con respecto al patrimonio cultural tanto a nivel urbano o de calle, como a mayor escala arquitectónica y social. El proyecto muestra, de manera ejemplar, hasta qué punto se puede despertar la sensibilidad de los ciudadanos hacia el frente marítimo histórico de Valencia, a través de una planificación urbana sostenible, basada en la identidad cultural y en la participación».

_MG_8621

El Barrio marítimo del Cabanyal formado principalmente por casas de arquitectura popular modernista, caracterizadas por un importante trabajo artesanal en carpintería, forja y cerámica, fue  declarado BIC (Bien de Interés Cultural) en 1993. Desde hace unos años con la presentación del PEPRI (Plan de Protección y Reforma Interior) del Cabanyal que dividiría el barrio por la mitad  con una gran Avenida y supondría la desaparición de 1651 viviendas, surgió un importante debate y contestación ciudadana, a la vista de la importante pérdida del patrimonio cultural que supondría para la ciudad de Valencia.

Cabanyal Archivo Vivo es un proyecto propuesto por la asociación La Esfera Azul, coordinado por Lupe Frigols, Emilio Martinez, Bia Santos, que tiene como objetivo la puesta en valor, a través de las herramientas de la cultura, de los valores, la identidad, la memoria y el patrimonio del barrio del Cabanyal en Valencia, amenazado por los proyectos urbanísticos que pesan sobre él en la última década.

???????????????????

Inicialmente Cabanyal Archivo Vivo, es un conjunto de acciones en el espacio real y en internet, que abarcan el ámbito pedagógico (con la realización de un material sobre el patrimonio arquitectónico y cultural del barrio), social (encuentros y mesas redondas con especialistas y asociaciones vecinales del litoral marítimo) y proyectos artísticos (una serie de propuestas a partir de conceptos de geolocalización y la edición de un número especial de la revista “la mas bella”).

El Proyecto fue desarrollado y presentado en el Barrio del Cabanyal del 12 al 18 de diciembre 2011, y sigue desarrollándose hasta la actualidad. Entre las diferentes acciones realizadas se encuentra “Hablemos sobre el Cabanyal”, dirigido por Bia Santos, en el que se ha reunido más de un centenar de testimonios que ponen de relieve la riqueza de la memoria oral, así como la importancia del patrimonio humano dentro del espacio físico. También ha contado con el proyecto pedagógico Aprendiendo del Cabanyal. Propuestas lúdicas y educativas, coordinado por Bia Santos dirigido por Silvia Molinero y Mixuro Estudio de Arquitectura,  con una serie de actividades lúdicas y educativas infantiles de concienciación sobre el patrimonio, en el cual fueran distribuido los ejemplares de los juegos educativos. a más de 150 colegios a nivel nacional e internacional. También fue realizado el ciclo de mesas redondas, Cabanyal. Patrimonio cultural, participación ciudadana e iniciativas de futuro, en las que han participado tanto especialistas en arquitectura, conservación del patrimonio, como asociaciones vecinales que desarrollan acciones en el barrio. Destaca dentro del conjunto de actividades dos proyectos artísticos: La Más Bella revista objeto fundada en 1998, dirigida por Pepe Murciego y Diego Ortiz, ofrece en cada uno de sus números una edición monográfica sobre un tema. En esta ocasión el tema elegido es el Cabanyal y bajo el título “La Más Bella Playa” participan alrededor de cuarenta creadores de relevancia nacional e internacional, coordinada  por Lupe Frigols y Pepe Murciego. Derivas virtuales en el Cabanyal, comisariado por Emilio Martínez, es una muestra de proyectos artísticos geolocalizados realizados por varios colectivos de artistas. Entre los participantes se encuentran los colectivos y artistas Clara Boj y Diego Díaz; Transnational Temps, Manusamo&Bzika, y el Grupo Laboluz UPV. Todos eso proyectos se encuentran alojado en el repositorio on-line www.cabanyalarchivovivo.es, lo cual ya contabiliza más de 30.000 visitas.

P1150472

El Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural/Premios Europa Nostra es el premio más prestigioso en el campo del patrimonio. Se convoca anualmente con el fin de reconocer y fomentar las mejores prácticas relacionadas con el  patrimonio cultural en toda Europa, estimular el intercambio de conocimientos y experiencias entre todos los países europeos, incrementar el conocimiento y el aprecio por el patrimonio cultural europeo, y fomentar iniciativas similares mediante el “Poder del Ejemplo”.

La UPV recupera revistas históricas de cine

Colección de revistas históricas de cine
Proyecto de digitalización
Equipo de investigadores, documentalistas e informáticos
Universitat Politècnica de València

Un proyecto desarrollado por investigadores, documentalistas e informáticos de la Universitat Politècnica de València ha permitido recuperar y poner a disposición de todo el público una valiosa colección de revistas históricas de cine, como Nosferatu, Vértigo, La Madriguera o Banda Aparte, entre otras.

Estas revistas, ya extintas, fueron editadas en papel a lo largo del siglo pasado. El equipo del proyecto -participan la Facultad de Bellas Artes, la Biblioteca y el Área de Sistemas de la Información y las Comunicaciones (ASIC) de la UPV- ha estado trabajando desde 2013 en su digitalización y posterior indexación para ponerlas a disposición pública desde RiuNet, el repositorio institucional de la UPV, donde ya se pueden consultar (riunet.upv.es).

Portada de Nuestro Cinema,  una de las revistas históricas de cine recuperada por la UPV. Imagen cortesía de la Universitat Politècnica de València.

Portada de Nuestro Cinema, una de las revistas históricas de cine recuperada por la UPV. Imagen cortesía de la Universitat Politècnica de València.

En total, se han recuperado más de 2.400 artículos, en un proyecto de gran valor en el ámbito de la preservación y divulgación del patrimonio cultural, en este caso, cinematográfico.

“Nuestro objetivo era recuperar un material de gran valor histórico, cuyo acceso se había convertido en una tarea casi imposible. Ahora, después de más de un año de trabajo, todos los artículos publicados en estas revistas que datan desde los años treinta pueden encontrarse en RiuNet, quedando al alcance, de forma abierta, de investigadores y demás personas interesadas en estos documentos que forman parte del patrimonio cultural español y que pueden servir de motor para abrir nuevas vías de trabajo en el campo de los estudios fílmicos”, destaca Fernando Canet, investigador principal del proyecto.

Portadas de algunas de las revistas históricas de cine recuperadas por la UPV. Imagen cortesía de la Universitat Politècnica de València.

Portadas de algunas de las revistas históricas de cine recuperadas por la UPV. Imagen cortesía de la Universitat Politècnica de València.

El trabajo se ha enmarcado en el proyecto ‘Estudio y análisis para el desarrollo de una red de conocimiento sobre estudios fílmicos a través de plataformas web 2.0’, dentro del Plan Nacional de I+D+i, financiado por  el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España.

En él han colaborado otras entidades como la Filmoteca de Culturarts IVAC (Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía), la Filmoteca de Cataluña y Donostia Kultura, así como las editoriales Shangrila, Textos Aparte y El viejo topo.

 

Portadas de la revista 'Nosferatu', una de las publicaciones digitalizadas por el equipo de la UPV.

Portadas de la revista ‘Nosferatu’, una de las publicaciones digitalizadas por el equipo de la UPV. Imagen extraída de la red. 

Casetes de volta. Arquitectura y patrimonio.

Dirigir y gestionar recursos propios -con criterio- siempre ha sido la base del éxito en cualquier iniciativa, de cualquier empresa, comunidad o país, y conservar el patrimonio histórico, además de poner en evidencia el respeto por el pasado, es un ejercicio de buena gestión y un deber  para con las generaciones próximas. La acumulación y el poso que deja el pasado se transforma en experiencia para superar situaciones nuevas, realidad que se repite en la historia, y especialmente en los medios rurales, donde el ser humano ha ido conquistando terreno a la naturaleza a base de experiencia, dejando en el tiempo huellas que no se deben borrar.

Estas huellas tienen formas y estructuras, y en este caso, vienen representadas por pequeñas edificaciones de arquitectura muy singular, se trata de las Casetas de Volta, una muestra de creación humana práctica y hermosa por su sencillez. Las Casetas de Volta evocan notas de vida de esfuerzo por sacar beneficio de la naturaleza, y puesto que detrás del buen aprovechamiento de la madre tierra siempre ha estado presente la transmisión de lo mejor del ser humano, MAKMA quiere hacer eco del trabajo de Miguel del Rey y Miguel Ángel Chiarri, arquitectos especializados en temas de restauración y catalogación de Patrimonio Cultural Valenciano.

Ambos, son responsables del esfuerzo por difundir en la red estos bienes por los que ahora trabajan. Pretenden que sean declarados bienes de relevancia local. Para ello, han encontrado apoyo del grupo de investigación PAISAR, del Instituto de restauración de la Universidad Politécnica de Valencia, de la asociación de Arquitectos Urbanistas del Colegio de Arquitectos de la C. Valenciana, Asociación Cultural Riuraus Vius, Associació Camí Vell de Peñiscola, el centro de producción y gestión de patrimonio cultural El Caballero de la Blanca Luna, y MAKMA, entre otras entidades y asociaciones.

Los citados arquitectos Miguel del Rey y Miguel Ángel Chiarri, proponen la incorporación de las Casetas de Volta a la lista de patrimonio cultural protegido y solicitan para estas construcciones el reconocimiento de Bienes de Relevancia Local con la consideración y reseña correspondiente en la Disposición Adicional 5ª de la Ley 4/1998 de Patrimonio Cultural Valenciano.

Continúa en nuestra sección DISEÑO Y ARQUITECTURA