The Soul Jacket, de gira con su tercer álbum

The Soul Jacket
Miércoles 5 de abril del 2017
Sala 16 Toneladas
C/Ricardo Micó nº 3 de Valencia
Entrada: 6 € taquilla o gratuita presentando en taquilla la entrada del concierto de Los Deltonos.

makma-1

Los gallegos The Soul Jacket continúan infatigables desde que el pasado 17 de marzo comenzara la gira de presentación de su tercer álbum.

“Wood mama” en el 2012 y “Black cotton limited” en el 2014 pusieron los cimientos de este nuevo trabajo donde se consolidan definitivamente en el mundillo musical dentro de un estilo que bebe directamente de las raíces americanas.

Portada 'Untitled-volume-III', tercer álbum de The Soul Jacket

Portada ‘Untitled-volume-III’, tercer álbum de The Soul Jacket

El folk-rock, el country, el blues, el rock sureño, la psicodelia, son estilos que están muy presentes a lo largo de un “Untitled – Volume III” que ha contado con la producción de Hendrik Röver de los Deltonos.

THE SOUL JACKET

Entre sus nuevas canciones hay sensaciones campestres, taberneras, con claras influencias de The Band y con arrebatos guitarreros que nos pueden recordar a Lynyrd Skynyrd, Led Zeppelin, Jimi Hendrix o Neil Young.

A destacar temazos como “Behind the hill”, “Mare in the night”, “Arrows” o “Big chief” dentro de un album que por encima de todo se caracteriza por el equilibrio y la homogeneidad.

soul-jacket-gira

Esta gira les ha llevado por Vigo, Londres, Ponferrada, León, Barcelona, Orihuela. Cualquiera de las citas restantes confirmadas como Valencia, Zaragoza, Estepona, Algeciras, Aldeamayor, Madrid, Lugo, A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol u Orense son buenas oportunidades para comprobar el nivel que cosecha esta recomendable banda de Vigo.

Juanjo Mestre

Jose Cámara y sus ciudades entreveradas

Viatges prestats, de Jose Cámara
Sala de exposiciones de la Societat Coral El Micalet
C / Guillem de Castro, 73. Valencia
Hasta el 11 de abril

Es una especie de Doctor Frankenstein: coge trozos de imágenes dispares, para construir fotografías cuya vida nace de fragmentos sutilmente ensamblados. Pero un Frankenstein que, lejos de producir un monstruo dejado de la mano del diablo, lo que hace es fabricar una obra repleta de alegres vivencias, ocurridas en diferentes lugares, en tiempos distintos y por personas que, aunque tremendamente allegadas, disfrutaron por separado y a miles de kilómetros de cuanto la existencia viajera les ofrecía. Jose Cámara expone tan virtuosa mezcla de fotografías realizadas a imagen y semejanza del doctor Frankenstein, en la sala de exposiciones de la Societat Coral El Micalet.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats', en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’, en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

El conjunto lo ha titulado Viatges Prestats, sin duda acertado para explicar esa íntima relación entre las imágenes sacadas del álbum familiar de sus padres y las de su archivo personal. Con la minuciosidad del orfebre que va incrustando piezas armoniosamente, Cámara también construye sus imágenes tomando elementos de acá y de acullá para difuminar las partes a favor de un todo singular, preciso y cuya miscelánea desdibuja los límites fronterizos de los espacios allí representados.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

El espectador, interrogado por la mezcla de elementos, ciudades y viajes, realiza así su propio trayecto en busca de las costuras que Jose Cámara ha hecho desaparecer fruto de su gran pericia en el hilado de imágenes tan dispares. “Es un viaje compartido”, dice el artista. Compartido porque, como apunta el título de la exposición, Cámara ha tomado prestados los viajes de sus padres, para unirlos a los suyos. Pero compartido igualmente con el espectador, que imagina las conexiones entre ciudades tan diversas como Valencia, Orense, Tenerife, Miami, Las Vegas, Chicago, Estambul, Venecia o Berlín, sin solución de continuidad, ofreciéndole la posibilidad de un nuevo viaje a partir de sus propias sensaciones.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Hay muchos trayectos en esos Viatges Prestats de Jose Cámara, pero se pueden reducir a tres. Primero, el recorrido a cierto pasado a través de esas imágenes del álbum familiar, en tanto documento de época. Luego está el viaje, más técnico, por la brillante reproducción de esas fotografías, cuyo perfecto ensamblaje le ha llevado al artista “meses escaneando”. Y, por último, están los propios viajes prestados, cuya combinación de elementos produce esa “invención” de la que habla el propio Cámara. Invención que deriva en esa cualidad artística que terminan destilando muchas de las imágenes, sobre todo las más explícitamente intervenidas, con las huellas del negativo a modo de brochazo plástico.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats', en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’, en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Y volvemos al doctor Frankenstein, porque en las fotografías de Jose Cámara hay ese punto de extrañeza que revela todo cuerpo sometido a cierta cirugía. Por muy invisibles que sean las costuras de tan sutil zurcido fotográfico, lo cierto es que conmueve pensar en los misteriosos puentes que unen las vidas de unos padres con su hijo, tan alejados generacionalmente como de pronto compartiendo un mismo viaje fruto del trabajo artístico. Y del mismo modo que Woody Allen, manipulando ciertas imágenes, se puso en la piel de ciertos personajes históricos en su película Zelig, también Jose Cámara, en sus Viatges Prestats, se acerca como jamás hubiera sido posible al itinerario existencial de sus padres. Un viaje sin duda compartido fruto de la invención artística.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Salva Torres

Árbol y Arte: hermano vegetal en el MuVIM

En Arborar! Grandes árboles para la vida
Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM)
C / Quevedo, 10. Valencia
Hasta el 23 de marzo

El tronco nudoso y retorcido de un olivo milenario. Las exuberantes crestas de un círculo de palmeras que se cimbrean con la brisa. La frondosa copa de un ficus gigante a cuya sombra se reúnen los vecinos del pueblo generación tras generación. La naturaleza imita al arte e inspira a los artistas y en el caso de los árboles singulares esa sinergia puede adoptar un mensaje ecológico que conjuga necesidad y belleza. No hay mayor monumento que uno de esos ejemplares portentosos que han sobrevivido durante décadas a las plagas, los incendios forestales y, sobre todo, al afán destructivo del hombre. Cada uno de ellos no es sólo una criatura viva, sino también cuna de vida que alberga y alimenta a infinidad de seres vivos.

Fomentar el aprecio por estos héroes silenciosos del planeta y la conciencia sobre la necesidad de protegerlos es el objetivo de En Arborar! Grandes árboles para la vida, una exposición itinerante que se presenta en el MuVIM hasta el 23 de marzo. Divulgación y arte se conjugan con la aportación de dos importantes artistas: el dibujante valenciano Paco Roca y el acuarelista e ilustrador de la naturaleza, colaborador del proyecto Atapuerca y diversas revistas, Fernando Fueyo.

Detalle de la ilustración de Paco Roca para 'Arbolarte'. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación de Valencia.

Detalle de la ilustración de Paco Roca para ‘Arbolarte’. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación de Valencia.

Organizada por la Diputación del Valencia junto a la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, con fondos europeos, esta muestra coincide con la celebración del Año Internacional de los Bosques. Su faceta didáctica la integran fotografías de gran formato, documentación y proyecciones audiovisuales, en las que se visualizan algunos ejemplares monumentales, los paisajes arbolados y agrícolas más significativos de la provincia de Valencia, así como varios jardines. Se completa con paneles que informan de los mecanismos que existen en la actualidad para proteger, conservar y difundir ese valioso patrimonio.

Paco Roca aporta su inconfundible estilo con cuatro grandes láminas que rinden homenaje a tres especies carismáticas de la Comunidad Valenciana: la palmera, el olivo y el naranjo. Y una cuarta dedicada a La Lloca (Clueca) de Canals en el centenario de su plantación, que incluye el poema que le dedicó en su día Vicent Andrés Estellés.

Fernando Fueyo, ilustrador y acuarelista de la naturaleza, ha recreado una veintena de árboles monumentales de España. Ejemplares únicos con nombre propio e historia, entre ellos, una decena de la Comunidad Valenciana, como el Garrofer de Lluixent, el Pi del Salt de Serra, las sabinas blancas de Puebla de San Miguel (Rincón de Ademúz) o La Xuca del Jardín Botánico.

Acuarela de Fernando Fueyo para 'Arbolarte'. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación de Valencia.

Acuarela de Fernando Fueyo para ‘Arbolarte’. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación de Valencia.

En la muestra se exponen documentos originales y reproducciones facsímiles de libros, revistas y fotografías, desde  la Ilustración a nuestros días, destacando la labor de botánicos valencianos, como Antonio José Cavanilles, Simón de Rojas Clemente o la obra pionera del ingeniero agrónomo de la Diputación de Valencia Rafael Janini Janini, Algunos árboles y arbustos viejos de la provincia de Valencia, editada en 1914.

«La situación de los árboles ha mejorado mucho con la última Ley de Protección que da opción a los ayuntamientos de proteger los ejemplares que hay en su territorio, comenta Bernabé Moyà, director del Departamento de Árboles Monumentales de Imelsa, responsable del montaje de la muestra en la que se han invertido ocho meses de trabajo. «Cada día aparecen nuevos ayuntamientos que se suman a esta tarea, últimamente, el de Algemesí o el de Alcoi», indica Moyà. En la actualidad existen catalogados 880 ejemplares, la mayoría en Castellón, donde se produjo en años pasados un importante expolio de olivos centenarios al que se ha logrado poner fin.  

La exposición se ha visto ya en Toledo, Orense y Salamanca y durante los próximos tres años visitará las principales ciudades españoles, para sensibilizar sobre la importancia de los árboles singulares y bosques maduros de España. En Valencia podrá visitarse en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) hasta el 23 de marzo (de martes a sábado de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas, y domingos y festivos de 10.00 a 20.00 horas).

Detalle de una de las acuarelas de Fernando Fueyo para 'Arbolarte'. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación

Detalle de una de las acuarelas de Fernando Fueyo para ‘Arbolarte’. Imagen cortesía de Imelsa de la Diputación

Bel Carrasco