Mariangela Artese, en busca de nuestro niño interior

Mariangela Artese
Espacio Lateral
San Fernando 16-A Entresuelo (Plaza de las Cervezas). Santander
Hasta el 31 de mayo de 2018

Nuevo mes, nueva exposición en Espacio Lateral. El primer viernes de mayo fue el día escogido para celebrar la inauguración de la nueva exposición del estudio santanderino Espacio Lateral. En este mes de las flores, el turno le ha tocado a Mariangela Artese, una artista italiana que encontró su pasión en el mundo del collage y el diseño.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía: Néstor Navarro.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía: Néstor Navarro.

La italiana ha creado su propio universo, uno sencillo, tranquilo, en donde el color contrasta con el blanco impoluto del fondo de sus trabajos. Formas geométricas, niñas e insectos son los protagonistas de su obra, una mezcla un poco rara pero que, gracias a la armonía de su composición, resulta efectiva.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía de Néstor Navarro.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía de Néstor Navarro.

Mariangela Artese sabe lo que busca en el público, quiere no solo emocionar, sino también hacer revivir el niño interior que llevamos dentro, nuestra parte más pura, espontánea y creativa que a veces olvidamos tener.

Tal y como están las cosas por el mundo, es un buen momento para conectar con nuestro niño interior a través de las ilustraciones de esta italiana, disponibles en Espacio Lateral hasta el 31 de mayo.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía de Néstor Navarro.

Obra de Mariangela Artese. Fotografía de Néstor Navarro.

Mariangela Artese en Espacio Lateral from Makma on Vimeo.

Danae N

LOS PREMIOS MAX SE PONEN FETEN

La feria FETEN de Gijón, Premio Max a la Contribución a las Artes Escénicas 2016

La feria FETEN de Gijón, Premio Max a la Contribución a las Artes Escénicas 2016 “por respetar, apoyar y dignificar los espectáculos para la infancia y por su encomiable labor de creación de nuevos públicos”.

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas ha dado a conocer el Premio Max a la Contribución a las Artes Escénicas 2016. En esta ocasión, el reconocimiento ha sido otorgado por unanimidad a la Feria Europea de las Artes Escénicas para Niños y Niñas (FETEN), de Gijón, que este año ha celebrado su vigésimo quinta edición. El comité concede la distinción al certamen “por consolidarse como referente internacional de artes escénicas dirigidas al público familiar y por respetar, apoyar, elevar y dignificar los espectáculos para la infancia. Porque está demostrado que acercarse al hecho escénico en edades tempranas ayuda a amarlo y, en ese sentido, FETEN lleva a cabo una encomiable labor de creación de públicos”.

Marián Osácar, directora de FETEN, recibirá el galardón en la ceremonia de los XIX Premios Max, que tendrá lugar el próximo 25 de abril en el Teatro Circo Price de Madrid. Osácar ha señalado que “para el Ayuntamiento de Gijón y para todo el equipo de organización de FETEN, este premio es una manera de decirnos que el trabajo va por buen camino, que está bien hecho. Nos hace sentirnos partícipes de la profesión y, como tales, debemos decir que hacemos FETEN entre todos: las compañías que nos visitan, los programadores que vienen a verlas y, cómo no, todos los niños y niñas de Gijón, que son los espectadores primeros de los espectáculos y los verdaderos protagonistas”.

PREMIOS MAX. MAKMA

La directora de FETEN, agradecida por el reconocimiento de los Premios Max a la feria, promueve el teatro familiar y recuerda que “llevando a nuestros hijos a espectáculos de artes escénicas estamos iniciándolos en el camino de la cultura, creando ciudadanos responsables y con capacidad de crítica y, sobre todo, estimulando su inteligencia emocional”. Osácar añade que “los espectáculos para niños y niñas tienen el mismo rigor, desde sus producciones, hasta sus elencos y sus puestas en escena, que el teatro de adultos. Es más; pienso que tienen mayor riesgo creativo, porque esa es su única carta de presentación. Aquí no existe una cabecera de cartel; lo que cuenta es su creatividad, su punto y su manera de presentarse a un espectador del presente, no del futuro”.

“FETEN nació en Gijón hace veinticinco años y siempre ha mantenido su aspecto de feria”, afirma Marián Osácar, que considera fundamental el carácter profesional de la iniciativa, más allá de la simple exhibición. A lo largo de este cuarto de siglo, el certamen asturiano ha ido “evolucionando, incluyendo técnicas y formatos, dando paso y cabida a la danza, el circo, el teatro de calle, la ópera o los musicales. También se ha incorporado teatro para bebés, multimedia o instalaciones no convencionales. De alguna manera, ha ido creciendo con el sector y ha mantenido siempre un aspecto muy importante: ser un lugar de encuentro profesional”.

FETEN. MAKMA

Desde su primera edición, en 1991, FETEN complementa la exhibición y mercado de espectáculos con la programación de actividades paralelas: foros y conferencias; presentaciones de libros; exposiciones; y otros elementos de agitación intelectual, convirtiéndose en marco de debate referencial para el sector de las artes escénicas para niños.

Entre los próximos retos de FETEN, Marián Osácar destaca la internacionalización. En este sentido, y aunque resalta la presencia de “un diez a un trece por ciento” de compañías de fuera de España, considera interesante para la feria gijonesa la expansión exterior. “El mercado nacional está establecido; ya hay compra y venta. Pero lo que pretendemos es salir y que vengan muchos programadores internacionales para abrir fronteras a todas nuestras compañías”, concluye la directora de la feria.

Además de las 22 candidaturas a concurso a los Premios Max de las Artes Escénicas, el comité organizador concede 3 premios especiales: Honor, Contribución a las Artes Escénicas y Aficionado. Organizados por la Fundación SGAE desde 1998, los Premios Max, cuyo galardón está diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1999), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español.

En primer plano, Marián Osácar y detrás, Montserrat López Moro,  concejala de Educación y Cultura de Gijón, y el resto del equipo de FETEN. Fotografía cortesía de Tencontén Media.

En primer plano, Marián Osácar y detrás, Montserrat López Moro, concejala de Educación y Cultura de Gijón, y el resto del equipo de FETEN. Fotografía cortesía de Tencontén Media.

 

Los niños malcriados de Els Joglars

VIP, de Els Joglars
l’Auditori de Torrent
C/ Vicente Pallardó, 25. Torrent (Valencia)
Viernes 8 de abril, 2016, a las 20.30h

l’Auditori de Torrent recibe este viernes 8 de abril (20.30h) a una de las compañías de teatro más importantes de nuestro país. Els Joglars, fundada en 1961 por el dramaturgo Albert Boadella, llega para presentar su último trabajo ‘V.I.P.’.

Els Joglars se ha ganado el carisma de una de las voces más críticas y libres de la sociedad española. Desde sus orígenes se ha caracterizado por hacer un teatro crítico directamente relacionado con la realidad circundante. Y con este último trabajo, en el que cinco actores representan a más de 30 personajes, se atreven a criticar y reflexionar sobre la manera en que se educa a los niños de hoy en día.

Escena de VIP, de Els Joglars. Fotografía de David Ruano por cortesía de l'Auditori de Torrent.

Escena de VIP, de Els Joglars. Fotografía de David Ruano por cortesía de l’Auditori de Torrent.

La vida es ondulante y la educación y la relación del mundo adulto con los niños ha ido cambiando a lo largo de la historia. En nuestra moderna sociedad actual nos parece que el niño ha alcanzado el máximo privilegio haciéndolo equiparable al trato que recibe una VeryImportantPerson (V.I.P).

Paradójicamente la actitud bien intencionada de los padres, ya sea por complejo o por dar una confortabilidad a sus hijos de la que ellos carecieron, acerca peligrosamente al niño a un ser intratable con delirios de pequeño tiranuelo. Nos preguntamos si con tantos mimos no estaremos abonando la semilla de un pequeño monstruo. V.I.P, presentado en forma de ceremonial, pretende hacer una reflexión sobre nuestra sociedad que se comporta de esta manera tan condescendiente con sus retoños.

La programación del fin de semana en l’Auditori de Torrent se completa con la puesta en escena de ‘La Bella y la Bestia, un cuento cantado’, musical familiar basado libremente en el cuento de Leprince de Beaumont. Una versión en la que los personajes secundarios adquieren más importancia con el objeto de conseguir una historia más divertida. Una crítica a la excesiva importancia del físico, el aparentar y el materialismo de nuestra sociedad. La función será el domingo 10 de abril a las 18 horas.

Escena de VIP, de Els Joglars. Fotografía de David Ruano por cortesía de l'Auditori de Torrent.

Escena de VIP, de Els Joglars. Fotografía de David Ruano por cortesía de l’Auditori de Torrent.

La Volière de Hélène Crécent

La Volière, de Hélène Cécent
Trentatres Gallery
C / Dénia, 62. Valencia
Inauguración: viernes 22 de mayo, a las 20.00h

La volière es el término que designa en francés esas enormes jaulas en las que los pájaros vuelan pero no escapan. Es también el nombre de la exposición en la Trentatres Gallery de la artista francesa Hélène Crécent (Pau,1966).
Fascinación por los pájaros, animal nada domesticable. Solo en el Museo del Prado, el biólogo Gómez Cano contabilizó en su día 729 pinturas con representaciones de aves de 36 especies: de la saga Brueghel al concierto de Jan Fyt.

Más allá de los muros académicos, en las cuevas de sueños olvidados donde nos introdujo el cineasta alemán Werner Herzog, nuestros antepasados ya consideraron importante detener la frágil estructura de las aves en la superficie con memoria de la roca.

La exposición en Trentatres, una de las galerías de arte de referencia más frescas de Valencia, está más cerca de la fascinación primigenia –entre el art brut (expresión acuñada por Dubuffet para referir el arte más allá de la puerta de salida del sistema: trazos de dementes, niños y reclusos) y el pigmento natural de la caverna– que de los híbridos de Max Ernst.

Mirada virginal o primigenia y, sin embargo, la obra de esta pintora, poeta y escultora con aspecto de bailarina de danza clásica está penetrada, versada, por decirlo quizás de forma políticamente correcta, de formación, desde la Ecole des Beaux Arts de Bordeaux a las influencias de la también francesa Annette Messager (Le repos de pensionnaires) o de los mejores representantes del grupo CoBrA (Karel Appel o Asger Jorn).

No hay en esta volière de pájaros arrebatados -como no había en la adaptación hitchcockniana de Daphne du Murier- interés por el último motivo ni voluntad de conocerlos bien a todos. Que lo haga el espectador. Una únicanota basta para caracterizar una de las exposiciones más interesantes de esta primavera: Crécent ha emprendido el regreso, un jalón, en la delirante tarea de deshacerse.

Despojada, con la técnica más rudimentaria, la mirada ahora interrogada, ahora decidida de las aves cuestiona la verja de hierro pero también de auto-concesiones de nuestra propia volière: la danzarina disposición de los pájaros dibuja también el bosquejo de un mapa de salida.

Obra de Hélène Crécent. Cortesía de Trentatres Gallery.

Obra de Hélène Crécent. Cortesía de Trentatres Gallery.

Jesús García Cívico*
*Por cortesía de TrentaTres Gallery

Timbuktu y la dignidad humana

Película: Timbuktu.

Director: Abderrahmane Sissako.

Resulta muy, muy, muy reconfortante que entre tanta bazofia cinéfila americana que impera entre los estrenos aparezcan films de la talla de “TIMBUKTU” que se apartan de lo ordinario. Supongo, intuyo, que no durará mucho en la cartelera, esta clase de pelis no son demandadas por una mayoría de público entregado a causas más mediocres o comerciales aunque cierto es que juega a su favor el que haya sido nominada para los Oscars como mejor película extranjera de lengua no inglesa y, sobre todo, estrenada en unos tiempos en los que existe cierta sensibilidad sobre el tema que gira alrededor de la misma.

De su director, el mauritano Abderrahmane Sissako, conocía de oídas la existencia de su anterior film “Bamako” y poco más. En “Timbuktu” lo primero que se ha de tener en cuenta es que está basada en hechos reales que acaecieron en esa ciudad de Mali a lo largo del 2012. Después toca situarnos y para ello hay que hacerlo cerca del río Níger, con palpable proximidad al desierto del Sahara, entre tormentas de arena y entre poblaciones nómadas bereberes y árabes. Mención especial para una magnífica fotografía o para esos brotes de música étnica que tanto ayudan a ubicarnos en el lugar de los hechos.

- TIMBUKTU - makma 1

La primera escena, tan importante en el desenlace, sobre la persecución de un cervatillo al que se le intenta cazar por acoso y cansancio hace presumir que las imágenes y secuencias van a poseer una expresión artística, digamos, sensible y, en cierto modo, poética.

A partir de ahí se desarrolla una película que circula entre el integrismo musulmán y la dignidad humana, entre creencias, dependencias u obediencias religiosas o culturales y deseos más mundanos o profanos que se alejan de esos principios. Si te dicen que estás obligado a llevar calcetines, a llevar guantes, que no puedes fumar, que no puedes escuchar música, que no puedes jugar al fútbol, que no puedes, que no puedes, que no puedes, que no puedes… Visto desde la cultura y sociedad occidental suena bastante inconcebible y resulta difícil ponerse en el pellejo de seres tan humanos como cualquiera de otra latitud.

- TIMBUKTU - makma 3

Hay escenas tremendamente impactantes para cualquier espectador con un mínimo de impresionabilidad o susceptibilidad, como por ejemplo los niños jugando a fútbol sin balón, las lapidaciones con entierros hasta la cabeza, los azotes,… Ellas conviven en la trama argumental con situaciones cotidianas de un lugar que resulta una encrucijada cultural de diversos pueblos, de diversos idiomas. Los rostros, tan valiosos y trascendentales en esta película, se suceden como contrastes que reflejan angustia, indecisión, inquietud, ternura,…

Son muchas más cosas las que se pueden extraer, y muchas más las que habré omitido. Cualquiera de las teorías sobre el origen etimológico del nombre de una ciudad como Timbuktu puede hallarse entre las secuencias de la misma, desde la honradez de la mujer a un lugar lejano entre dunas. Por otra parte resulta interesantísimo el modo en que se humaniza a los radicales guerrilleros islamistas por las dudas y las resistencias que en privado realizan sobre las prohibiciones. Ah, y si atendemos a la traducción literal de su titulo original en francés “Le chagrin des oiseaux” tiene mucho significado ese dolor, esa pena de las aves de corral.

- TIMBUKTU - makma 2

La justicia, la igualdad, la libertad, la irracionalidad, la realidad, la pasión, la desesperación, la humanidad,…, entre algo de comedia y bastante drama hay demasiadas cosas atractivas para no dejar de recomendar este peliculón valiente y comprometido que contiene un final muy duro, demasiado duro, tanto como puede ser la vida.

JJ Mestre

 * Publicado también en Espacio Woody/Jagger