Tiempo de blues, de duelo

Tiempo de blues, de Miguel Ángel Font
AEDAVI, When Lights Are Low y Obra Social la Caixa
Jueves 17 de enero de 2019

“Mi tiempo de duelo, de blues”. Así explica Miguel Ángel Font el título del cortometraje que estrenará este año y con el que pretende restañar dos heridas: la muerte de su abuelo, fallecido durante la postproducción tras un largo proceso de demencia, y los problemas que tienen las personas con diversas discapacidades para acceder al mundo laboral y a la cultura. “Sentí la necesidad de escribir el guión durante la convivencia con mi abuelo y con la música como protagonista, porque la he estudiado durante 18 años en el Conservatorio y me parece un mecanismo genial para sentirte mejor y seguir avanzando”.

Ese “mensaje universal” que transmite Tiempo de Blues debido a la pérdida de un ser querido, “quería transmitírselo a más personas”, al tiempo que contaba para la realización del cortometraje con personas sordas, ciegas, con algún daño cerebral o con distintas discapacidades. Personas a las que Font ha integrado en su equipo, como parte de un proyecto inclusivo dividido en esas dos patas: la cultural, puesto que el corto cuenta con herramientas de accesibilidad para que todas esas personas puedan disfrutarlo, y la laboral, ya que en la propia producción ha habido “bastantes personas con discapacidad que han mejorado el producto con sus opiniones y su profesionalidad”.

Miguel Ángel Font durante el rodaje de 'Tiempo de blues'. Fotografía de Ruth Diepereux.

Miguel Ángel Font durante el rodaje de ‘Tiempo de blues’. Fotografía de Ruth Dupiereux.

Tiempo de Blues narra el encuentro entre una niña, encarnada por Aroa Renau, que está pasando por un mal momento debido a la hospitalización de su abuelo, y un ex músico dueño de un pub, que interpreta José Manuel Casañ, cantante del grupo Seguridad Social. “No lo llamé porque fuera Casañ, sino porque mejora al personaje, de igual manera que el resto del equipo, que saben y mejoran el corto. Se abre así un diálogo entre todos”, explica el director de un proyecto impulsado por la Asociación por una Educación Audiovisual Inclusiva (AEDAVI), la productora When Lights Are Low y apadrinado por la Obra Social “la Caixa”.

La película cuenta con audio descripción, lengua de signos y subtitulado accesible, sumando a la narrativa tradicional un carácter educativo: “Es un ejercicio de divulgación y aprendizaje”, señala Font, quien apunta lo que le han llegado a comentar quienes han tenido la oportunidad de seguir el proyecto: “No estoy viendo un corto, sino viviendo una experiencia”. Experiencia que ya exploró con su anterior trabajo, XMile, al incluir un dispositivo para percibir los olores que sugería el film.

Aroa Renau en 'Tiempo de blues', de Miguel Ángel Font. Fotografía de Carmen Calvo.

Aroa Renau en ‘Tiempo de blues’, de Miguel Ángel Font. Fotografía de Carmen Calvo.

“Me he inventado mundos de fantasía en otras películas, pero aquí hablo de mis sentimientos, de cómo aceptar la pérdida forma parte de la vida”. Y lo hace a través de la música y con personas sordas o ciegas a las que les encanta igualmente. Font prefiere no desvelar los modos inclusivos en que el sonido alcanza a esas personas sordas en su cortometraje, pero asegura que Tiempo de Blues es precisamente eso: “Honestidad y sinceridad”. La estructura musical está planteada “como si fuera la estructura de la propia vida, en la que el proceso de duelo no se reduce a una sola nota, sino que hay acordes tristes y amargos, para volver siempre al acorde mayor que es la felicidad”.

La muerte, origen del proyecto, no se erige en protagonista de la historia para reclamar su lugar en una sociedad de consumo que le da la espalda. “No es un toque de atención, ni hay trascendencia en el título. Yo no soy reivindicativo. El mensaje es más pedestre, más humano. Cuento lo que creo que va a llegar a más personas, dando una visión positiva de todo y desde una perspectiva poética y técnica”, por aquello de utilizar mecanismos inclusivos en su narrativa que permitan alcanzar a todos los públicos.

José Manuel Casañ en 'Tiempo de blues', de Miguel Ángel Font. Fotografía de Miguel Serrano.

José Manuel Casañ en ‘Tiempo de blues’, de Miguel Ángel Font. Fotografía de Miguel Serrano.

La película ha sido rodada en Valencia, enumerando el director las diversas localizaciones, desde el Loco Club al Hospital Vithas Nisa de la Virgen del Consuelo, “que nos dejó una planta entera para que trabajáramos libremente”, pasando por distintas calles como la plaza de Patraix o Abastos. “Nunca me he ido a vivir fuera de Valencia y me gusta que en mi trabajo se vea, porque considero que tiene muchos rincones, espacios y lugares que no tienen otras ciudades. Y no diría que Valencia es una ciudad peliculera, pero sí tiene una atmósfera que te envuelve”.

Sobre las dificultades para sacar adelante sus proyectos cinematográficos, Miguel Ángel Font retorna a su discurso positivo centrado en el tiempo y el aprendizaje. “Después de diez años escribiendo guiones y haciendo películas es ahora cuando empiezo a decir que soy guionista”. “Soy hijo de YouTube”, añade, para destacar el hecho de que, cuando él empezó a rodar, “se comenzaba a vivir ese mundo online, al margen de los festivales de cine”. Grabar, probar formatos, colgarlos en la red e ir creciendo: he ahí su receta. “La búsqueda empieza por uno mismo: buscar tu propia voz y entrenarla”, concluye.

Aroa Renau en 'Tiempo de blues', de Miguel Ángel Font. Fotografía de Miguel Serrano.

Aroa Renau en ‘Tiempo de blues’, de Miguel Ángel Font. Fotografía de Miguel Serrano.

Salva Torres

Proyecta cumple diez creativos años

X Festival de Creación Audiovisual Proyecta
Sala Berlanga de la Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 2. Valencia
Viernes 14 de noviembre, desde las 9.00h

La vida y obra del cineasta valenciano Luis García Berlanga tendrán un papel protagonista en la décima edición de Proyecta, certamen universitario internacional de creación audiovisual que organiza la Universidad CEU Cardenal Herrera, cuya gala se celebra este viernes en la Filmoteca de Valencia. Proyecta se ha convertido en un referente en España por ser el único en su categoría con proyección pública en sala de cine con pantalla de gran formato.

En la gala, abierta al público y conducida por la periodista Pilar Galán, se proyectarán, en dos bloques de alrededor de hora y media cada uno, las 41 piezas finalistas que optan a alguno de los premios de las diferentes categorías del concurso, así como las tres creaciones sobre Berlanga seleccionadas en el Maratón Proyecta-Energy Sistem: “¿Berlanqué?”, “Bienvenido Mr. Whastsapp” y “Despedida”.

Imagen de la cabecera del Proyecta de 2014. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Imagen de la cabecera del Proyecta de 2014. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Este Maratón es un concurso interno de la CEU-UCH destinado a sus estudiantes de Comunicación Audiovisual, donde los creadores de las piezas seleccionadas dispusieron de dos días y de todos los recursos del Centro de Producción Audiovisual de la Universidad para llevarlas a término.

La elección del tema del Maratón de este año supone un paso más en la apuesta de la Cardenal Herrera por contribuir a la difusión internacional de la vida y obra del cineasta valenciano, el mismo objetivo que persigue la Cátedra de investigación Luis García Berlanga, que la CEU-UCH creó en enero con el apoyo institucional de la Generalitat Valenciana, CulturArts, a través del Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC).

El resto de las creaciones finalistas que podrá verse en la gala corresponde a las categorías de ficción, documental, video-creación y videoclip, y audiovisual publicitario.

Fotograma de 'Aeterna', trabajo de Miguel Ángel Font presentado en el Proyecta de 2013. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Fotograma de ‘Aeterna’, trabajo de Miguel Ángel Font presentado en el Proyecta de 2013. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Jurado de prestigio para apoyar a las jóvenes promesas

Las 44 obras que han llegado a la final, seleccionadas de entre un centenar de propuestas de universitarios de toda España, serán valoradas por un jurado integrado por destacados profesionales del sector audiovisual y publicitario valenciano. Entre ellos, Pedro Pastor (productor ejecutivo de “Perdona si te llamo amor”), Enrique Bocanegra (coordinador cultural de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España), Javier Tolentino (programa El Séptimo Vicio de Radio3), Nacho Mañó (productor musical y componente de “Presuntos Implicados”) y Rafael Maluenda, director de Cinema Jove.

Proyecta nació hace diez años con el objetivo de favorecer la exhibición y la reflexión sobre la producción audiovisual, así como para servir de escaparate a jóvenes talentos que tienen la oportunidad de mostrar su creatividad ante un jurado integrado por profesionales relevantes, además de ver proyectadas sus piezas en una pantalla de gran formato. Un objetivo, el del apoyo a las jóvenes promesas y futuros profesionales del audiovisual, “más importante que nunca en estos momentos de crisis del sector”, como subraya el vicedecano de Comunicación Audiovisual de la Cardenal Herrera, Juan José Bas.

Imagen de la cabecera del Proyecta 2014. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Imagen de la cabecera del Proyecta 2014. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Muestra de la vertiente promocional de Proyecta la constituyen los numerosos ganadores del certamen de anteriores ediciones que hoy se han hecho un hueco en el mundo audiovisual. Entre ellos, los ex alumnos de la CEU-UCH Joaquín Ruiz y Cristian Guijarro (premiados en festivales nacionales e internacionales), Pablo Clemente (reputado director de fotografía en el campo de la Publicidad y de la ficción para primeras marcas) o Miguel Ángel Font, realizador valenciano y uno de los precursores del formato Fashion Film en España que se ha alzado también con numerosos galardones internacionales.

Proyecta 2014 cuenta con numerosos apoyos de empresas y entidades que aportan premios monetarios o relacionados con la creatividad audiovisual, ya sea en forma de material o de cursos de especialización: la Fundación Carolina Torres Palero, Energy Sistem, Jorge Mochón/Adobe Consultant, Vídeo2Brain, Panasonic y KBN Next Media.

Imagen del trabajo de Joan Rojeski presentado en el Proyecta de 2013. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Imagen del trabajo de Joan Rojeski presentado en el Proyecta de 2013. Imagen cortesía de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

“Nos vamos digitalizando hasta en el amor”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Miguel Ángel Font, realizador audiovisual y uno de los pioneros del Fashion Film en España
Entrevistado por Vicente Chambó y Salva Torres, dirección Makma

A Miguel Ángel Font no es que le entusiasme lo que hace: siente devoción. Tanta, que a veces parece emborrachado de palabras. Pero, al igual que le sucedía al hombre imaginado por José Luis Coll, cuanto más bebe de sus propias fuentes, más sobrio se mantiene. Diríase sumergido en ‘El trance positivo’ que quiere llevar a la televisión; un experimento audiovisual con hipnotizados que, como él, trascienden los límites de la realidad apelando a la energía que mana del inconsciente. Energía que le llevó a crear “sin yo saberlo” el formato Fashion Film, del que es uno de los pioneros en nuestro país. Con Eiénesis ganó el Proyecta 2010, al que siguieron Aeterna y Heraion, trilogía sobre la moda. Ahora está poniendo en marcha su último proyecto: Xmile. Entre medias, abordó el terror con Llagas y Sinnside.

Miguel Ángel Font, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Miguel Ángel Font, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Y es que Miguel Ángel Font es, por encima de todo, un narrador de historias. Por eso dice que le da igual el género e incluso el formato Fashion Film que le llegó sin querer, “simplemente explorando, investigando”. Hombre principalmente “de cine, no de publicidad”, entiende cada proyecto como una manera de meterse en la piel del receptor de su obra: “Como espectador qué quiero ver”. Por eso mezcla la moda con el cine, de ahí lo de Fashion Film: porque desea, sobre todo, “contar cosas, reflexionar acerca de lo que me rodea”.

Miguel Ángel Font, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Miguel Ángel Font, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“LA MODA ES CULTURA, NO SÓLO VENDER TRAPITOS”

En Xmile, por ejemplo, se plantea una sociedad en el siglo XXII a la que se le acaba el oxígeno en la tierra. De manera que los individuos “nos metemos bioapp –bio aplicaciones- para suplir esa carencia y nos convertimos en cierta forma en smartphones andantes”. En este sentido, Miguel Ángel Font habla de cómo “la sociedad está tendiendo a digitalizarse hasta en el amor, con esa idealización del otro vía chat”. Y va más allá: “No vamos a crear robots, sino que nosotros mismos vamos a dejar de pensar para ser como robots”.

Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Hasta que tal cosa suceda, Font sigue a lo suyo, que es crear historias y romper tabús en relación con ciertos temas. “La moda es cultura, no sólo vender trapitos”. Por eso considera “fruto de la incultura” pensar la moda “como algo únicamente frívolo”. E insiste: “Yo vengo de la ficción pura y dura, y me interesa la moda en tanto aspecto de nuestra cultura que merece reflexión”. Fashion Film, al menos para Miguel Ángel Font, no es video clip, ni publicidad, sino “cine que habla de la moda”. La marca que pretenda tan sólo lucir palmito que se abstenga de acudir a él: “Me interesa más hacer lo que me da la gana, que hacer lo que me mandan”. La moda, pues, al servicio del cine; no al revés.

Un gesto con las manos de Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Un gesto con las manos de Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“INTENTO QUE EN MIS PELÍCULAS HAYA SIEMPRE REFLEXIÓN”

Ha trabajado con marcas de todo tipo, pero su forma de hacerlo ha sido siempre la misma. “Quiero hacer esto, te doy la idea y si te interesa la realizo”. Así llevó a cabo en 2010 ‘Eiénesis. In search of light’ (palabras estas últimas que lleva tatuadas en su brazo derecho). “Fue una película que hice con las tripas, muy orgánica, la que me dio el espaldarazo y me abrió puertas”. Un cortometraje en el que colaboró el estilista Tono Sanmartín, contribuyendo a crear la atmósfera de erotismo, sensualidad y reflexión en torno a las dificultades del acto creativo. Películas como ‘Sinnside’, presentado en la Sección Oficial del Festival de Sitges 2013, permiten a Font trabajar el otro lado de su faceta artística: la del terror. Lo bello y lo siniestro como marca de la casa.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Miguel Ángel Font, momento en que  el realizador muestra uno de sus últimos proyectos en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Miguel Ángel Font, momento en que el realizador muestra uno de sus últimos proyectos en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“Intento ser plural, aunque me gusta crear atmósferas identificables con cierto estilo propio”. Estilo, queda dicho, que pasa por la idea de “que haya siempre contenido, reflexión”, producido “con pocos medios” y que “bebe de un montón de fuentes”. Así es como empezó “haciendo videos en Youtube” y así sigue. Ahora, con el hipnotizador Toni Pons preparando ‘El trance positivo’, cuatro capítulos de 20 minutos cada uno, es decir, una temporada completa, que pretende llevar a televisión.

Miguel Ángel Font, en un instante de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Miguel Ángel Font, en un instante de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“MI REIVINDICACIÓN ES TRABAJAR BIEN”

“Iba para Internet, pero seguramente se haga para una tele TDT”. El proyecto cuenta con la participación de público voluntario entregado a la hipnosis. Y aquí Miguel Ángel Font vuelve a romper tabús. “No es mentira, sino una meditación profunda que te hace llegar a tu inconsciente de manera que permite sacar lo positivo que llevamos dentro las personas”. Y nos muestra unas imágenes en las que se ve a gente en trance viviendo la experiencia de volar; experiencia traducida en imágenes aéreas de la ciudad de Valencia. Una experiencia, en suma, que resulta finalmente “terapéutica”.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Miguel Ángel Font, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Y ya puestos, qué tiene que decir de Valencia, su ciudad natal. “Aquí muchos se quejan de que no se apoya el arte, pero habría que preguntar lo que ellos hacen”. Su postura está ligada más a la oferta que a la demanda. “Creo en la trayectoria personal y en que la cosas no son unívocas, sino mezcla de cosas”. De ahí que subraye: “No soy reivindicativo y, en todo caso, mi reivindicación es trabajar bien”. Y se cree tanto lo que hace que, una vez terminada la entrevista, Miguel Ángel Font seguía y seguía contando cosas. “Soy una persona orgánica: pienso y lo hago”. En medio de un aluvión de ideas, lo dejamos.

Miguel Ángel Font, tras los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Miguel Ángel Font, tras los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

En el siguiente video, cortesía de Miguel Ángel, se puede ver un resumen de su trayectoria:

Salva Torres

Proyecta, universitarios tras la cámara

Proyecta 2013. IX Certamen Universitario de Creación Audiovisual

Sala Luis García Berlanga. IVAC-La Filmoteca

Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia

Viernes 14 de junio, a partir de las 9.00h.

Estamos tan acostumbrados a las malas noticias, que las buenas prácticamente pasan desapercibidas. O podemos decirlo de otra manera: parece que sólo prestáramos atención a lo que se tambalea, en lugar de fijarnos también en lo que se consolida. Tal es el caso del certamen Proyecta, que cumple su novena edición pasando como de puntillas. Y no debería. El Certamen Universitario de Creación Audiovisual, organizado por la Universidad CEU Cardenal Herrera, lleva casi una década sirviendo de escaparate creativo a universitarios de todo el mundo. Ni siquiera la crisis económica, que muchos han utilizado como excusa idónea para bajar más de una persiana, ha podido con un certamen que en nada alcanzará sus diez años.

Imagen de Joan Rojeski, de Joan Santonja, cortometraje ganador del Proyecta 2012.

Imagen de Joan Rojeski, de Joan Santonja, cortometraje ganador del Proyecta 2012.

Proyecta 2013 celebrará su novena edición en la Sala Berlanga de la Filmoteca de Valencia, donde este viernes se proyectarán los trabajos finalistas y se entregarán con posterioridad los premios. Unos premios repartidos en cada una de las categorías del certamen: cortometraje, documental, videoclip y videocreación y audiovisual publicitario. Nueve cortometrajes, cinco documentales, 10 videoclips o videocreaciones y 17 audiovisuales publicitarios competirán por los premios en metálico, que van de los 1.200 euros al mejor corto, a los 1.000 u 800, en las otras categorías. También habrá un Premio de la Delegación de Alumnos del CEU a la mejor pieza audiovisual, de 400 euros, y el que concede la Fundación Carolina Torres Palero al Mejor Alumno, de 200 euros.

Aeterna, de Miguel Ángel Font, mejor videocreación de Proyecta 2012

Aeterna, de Miguel Ángel Font, mejor videocreación de Proyecta 2012

La Sala Berlanga acogerá por segundo año consecutivo un certamen que tuvo hasta entonces a los Cines Kinépolis como anfitriones de la gala final. Porque esta es la originalidad del certamen Proyecta; lo que le convierte en único en su género en España. No hay ningún otro certamen universitario que proyecte los trabajos finalistas en la gran pantalla de una sala comercial. Proyecta lo viene haciendo desde sus orígenes y, como todo lo original en este país, avanza con las dificultades propias de un contexto ajeno a la creatividad y las buenas noticias.

Porque buena noticia es que más de 100 creaciones audiovisuales, de universitarios de cinco nacionalidades, se hayan presentado a esta ya novena edición de Proyecta. Y mejor noticia aún es que esos jóvenes talentos, además de poder ver sus trabajos en una gran pantalla, reciban premios en metálico, cuando la cultura se concibe en nuestro país como espacio del más puro entretenimiento. Hace bien poco, un representante de nuestras instituciones públicas valencianas, se preguntaba acerca del por qué se debía pagar a los artistas. Con ese caldo cultivo, ni Proyecta ni ningún otro empeño creativo, crecerá en terreno tan yermo. Por eso la celebración este viernes en la Sala Berlanga del IX Certamen Universitario Internacional de Creación Audiovisual, por obra y gracia de la Universidad CEU Cardenal Herrera, es una buena noticia y una fiesta.

Imagen de Joan Rojeski, de Joan Santonja, cortometraje ganador de Proyecta 2012

Imagen de Joan Rojeski, de Joan Santonja, cortometraje ganador de Proyecta 2012

Salva Torres