Sostenibilidad y conciencia social en Iboga

IV edición Iboga Summer Festival
Playa Tavernes de la Valldigna
28, 29 y 30 Julio de 2016

La cuarta edición del Iboga Summer Festival, el único festival español especializado en música balkan y en el que también tienen cabida los estilos gypsy, swing, ska y mestizaje, se celebrará en la playa de la localidad valenciana de Tavernes de la Valldigna con unas previsiones de asistencia de 30.000 personas. La organización, que repite ubicación en la localidad valenciana, espera así superar en un 36% los 22.000 “ibogueros” que participaron en la edición anterior.

El festival reunirá de jueves a sábado en su escenario principal a 24 artistas y bandas procedentes de 15 países y que conforman una programación en un 80% internacional. Encabezan el cartel el músico y compositor yugoslavo Goran Bregovic, uno de los máximos exponentes de la música balcánica en el mundo, que visita el Iboga por segunda vez; el rey del reggae africano Alpha Blondy, considerado heredero de Bob Marley; el beatboxer australiano Dub FX, que realizará en el Iboga la única parada española de su tour europeo; la banda británica de ska clásico de los 80’ Bad Manners, en plena celebración de su 40 aniversario; y la banda neoyorkina de ska de los 90’ The Slackers, en la que también será la única actuación en España de su gira internacional.  Por su parte, los grupos de swing Tape Five y Tia Bradza junto a Äl Jawala, Koza Mostra, Empatee du Weiss y Blow se presentarán por primera vez ante el público español en Tavernes.

La programación se completa con las actividades de la carpa de circo, que además de la final del concurso de bandas y de otros conciertos albergará diversas actuaciones en directo, batucadas y una treintena de sesiones de DJ, así como talleres multidisciplinares y varias charlas relacionadas con la sostenibilidad y la conciencia social. Precisamente en este ámbito el festival da un paso más en esta edición al garantizar un suministro eléctrico 100% verde y renovable, iniciativa que se suma a otras llevadas a cabo en años anteriores como la recogida selectiva de residuos o el uso de vasos reutilizables.

El Iboga colabora además con CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) para que personas refugiadas puedan visitar gratuitamente el festival y compartir su experiencia en el coloquio “La realidad de las personas refugiadas”, al que han sido invitados artistas del cartel que han sido testigos de conflictos internacionales como la guerra de los Balcanes.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Primer día y programa completo

Los ibogueros comenzarán a llegar a la zona de acampada a partir de mañana miércoles por la mañana y la carpa de circo empezará a funcionar ese mismo día por la tarde. El jueves 28 de julio, los italianos Empatee Du Weiss abrirán los conciertos del escenario principal con sus diferentes fusiones de ska, punk, balkan y reggae. Les seguirán los cabezas de cartel The Slackers y Alpha Blondy & The Solar System. Posteriormente,  los ibogueros podrán disfrutar de Dubioza Kolektiv, supervivientes de la escena musical de su Bosnia natal tras la guerra de los Balcanes y uno de sus representantes más reivindicativos con su mezcla de punk, rock, ska y folk; de la banda madrileña de ska Spin Te Kú y de las sesiones de los DJ Benny Page (Reino Unido), y Gramophoneizde (Serbia), ambos habituales de las pistas de baile europeas y presentes en numerosos recopilatorios.

El viernes 29 el swing será uno de los grandes protagonistas con el debut en España tanto de Tape Five (Alemania), con su puesta en escena cabaret, como de la pin-up de melódica voz Tia Brazda (Canada). En la senda del jazz pero sin abandonar el sonido electrónico, el trío de saxofones y batería Blow (Bélgica) será otro de los debutantes del día. El balkan estará representado por la formación franco-alemana Äl Jawala, otra de las presentaciones exclusivas del festival, los ya incondicionales del Iboga Bohemian Betyars (Hungría), y los valencianos X-Fanekaes. Desde Rusia, los tan controvertidos como divertidos Little Big revolucionarán el final de la noche con su mezcla nuclear de gypsy punk con una base de electrónica. Y todo ello encabezado por la actuación del yugoslavo Goran Bregovic, máximo exponente internacional de la música balcánica, con su Orquesta de Bodas y Funerales.

El comienzo de los conciertos del sábado 30 está reservado al ganador del concurso de bandas, cuya final tendrá lugar durante el festival en la carpa de circo. En el programa de este último día, Iboga apuesta por la diversidad de géneros con la nueva cumbia chilena de Chico Trujillo. A ellos se unirán, además del ska de Bad Manners, los que fueron representantes de Grecia en Eurovisión Koza Mostra, y el punk rock con reminiscencias balkan de Kultur Shock (EE UU). Tras ser aclamados en la pasada edición, los belgas Opmoc, con su mestizaje de funk, punk, hip hop, ska y salsa, vuelven en esta jornada de cierre junto a los gallegos Chotokoeu (Galicia) y la numerosa formación valenciana La Trocamba Matanusca.

“No me interesa el pasado, sino el futuro del IVAM”

José Miguel García Cortés, director del IVAM
Primera comparecencia pública ante los medios
Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM)
Miércoles 24 de septiembre, 2014

Consuelo Císcar ya es agua pasada. Y José Miguel García Cortés, nuevo director del IVAM, tiene claro que agua pasada no mueve molino. Por eso aprovechó su primera comparecencia pública ante los medios para incidir en ello: “No me interesa el pasado, sino el futuro”. Un futuro “de esperanza, de colaboración”, para que en el Instituto Valenciano de Arte Moderno “entre aire fresco”. ¿Estaba el aire viciado? Ningún reproche a su antecesora en el cargo. Pero como lo cortés, con perdón, no quita lo valiente, bastaron esas y otras alusiones indirectas para marcar un punto y aparte en su gestión.

José Miguel García Cortés, director del IVAM (en el centro), con parte de su equipo: de izquierda a derecha, Raquel Gutiérrez, Joan Llinares, Ana Moure y Álvaro de los Ángeles. Imagen cortesía del IVAM.

José Miguel García Cortés, director del IVAM (en el centro), con parte de su equipo: de izquierda a derecha, Raquel Gutiérrez, Joan Llinares, Ana Moure y Álvaro de los Ángeles. Imagen cortesía del IVAM.

«¿Por qué China y no Marsella o Argel?”

“Por qué China o Estados Unidos, y no Nápoles, Marsella o Argel? Nos olvidamos de lo que tenemos al lado. Debemos valorar nuestra cultura mediterránea”. Y así prosiguió su alocución Cortés: mirando hacia delante (“voy a trabajar para el futuro”), pero soltando el lastre del pasado. “Tenemos que llegar a públicos que hasta ahora no nos conocen; aprovechar las redes sociales”. Y puestos a llegar, se hacía necesario referirse a los artistas y entidades que tenían al IVAM como un buque fantasma.

“Los artistas van a tener la palabra”

“Los artistas van a tener la palabra”. Y al igual que ellos, todos los colectivos artísticos de Valencia que habían arrojado la toalla. “Tenemos que trabajar con todos, enriquecernos de todas las personas, que se les escuchen a todos”. Lo cual no es labor que pueda acometer una sola persona. “No es que yo solo no pueda hacer un nuevo IVAM, sino que no quiero”. ¿Un nuevo IVAM? Cortés, de nuevo, soltando lastre. “No entiendo el arte y la vida en singular, sino en plural”. De ahí que buena parte de su discurso girará en torno a esa idea de sumar fuerzas, de abrir las puertas de par en par del IVAM, sabedor del legado de su antecesora.

“No me gustan las tortillas, sino los revueltos”

Le echó huevos a la metáfora que utilizó para consolidar su postura: “No me gustan las tortillas, me gustan los revueltos”. Es decir, “un IVAM variado, mestizo, en el que haya distintos discursos; mezclar lo mejor de cada casa”. La cultura, dijo, “es muy variada y en el IVAM vamos a intentar dar cabida a todas esas disciplinas”. Desde el diseño, al audiovisual (“¿por qué no, el cine?”), pasando por las habituales: pintura, fotografía, escultura. “Habrá menos exposiciones, pero más trabajadas”, subrayó.

El director del IVAM, José Miguel García Cortés, en un momento de su intervención ante los medios. Imagen cortesía del IVAM.

El director del IVAM, José Miguel García Cortés, en un momento de su intervención ante los medios. Imagen cortesía del IVAM.

«Nuestra actitud será inclusiva, no excluyente”

Ese carácter mestizo se propagó por el resto de su discurso, pausado, integrador. “Vamos a desechar cualquier proyecto excluyente”. Nada de esto o lo otro, sino esto y lo otro. “Lo moderno y lo contemporáneo. Lo local y lo internacional. Lo individual y lo temático, lo cronológico y lo transversal”. En definitiva: “Programas culturales de todo tipo”. Programas y actividades de las que será su nuevo responsable el crítico de arte y comisario Álvaro de los Ángeles.

“No somos el Reina Sofía, ni el Pompidou, ni la Tate Modern, sino que tenemos que buscar nuestra especificidad”. Especificidad que Cortés localizó, entre otras cosas,  en la colección permanente del IVAM, a la que sacará jugo. ¿Cómo? Potenciando “el estudio y la investigación” de esa colección. También “recuperando las labores propias de un instituto como éste, mediante talleres y seminarios”, al tiempo que se fomentan las relaciones “con instituciones docentes” y se “potencia la biblioteca”, además de abrir “una nueva línea de catálogos, atractiva e interesante, pero adecuada a la austeridad en que nos movemos”.

“100 días de gracia”

El nuevo director del IVAM quiso dejar claro que las exposiciones ya programadas en la etapa de Consuelo Císcar “se respetarán, salvo las que superen las previsiones económicas”. ¿Cuándo se verá la mano de su recién estrenada gestión? José Miguel García Cortés dijo que, de una u otra forma, ya se estaba viendo, pero pidió “100 días de gracia”. Hay mucho trabajo por hacer para que todo ese aire fresco penetre de verdad en el nuevo IVAM.

José Miguel García Cortés, director del IVAM. Imagen cortesía del Instituto Valenciano de Arte Moderno.

José Miguel García Cortés, director del IVAM. Imagen cortesía del Instituto Valenciano de Arte Moderno.

Salva Torres