La Ilustración. Más allá de la creatividad

I Congreso en Santander de Profesionales de Cómic e Ilustración
Palacio de la Magdalena
Avenida de la Reina Victoria, s/n. Santander
Sábado 22 de octubre de 2016

Artistas, profesionales del sector y estudiantes se entremezclaron en una jornada intensiva con un único objetivo: conocer a fondo el engranaje de un mundo del que solo se conoce el trabajo final.

El evento organizado por las librerías especializadas Nexus-4 y Jokers Cómic quiso ir más allá de la creatividad y ahondar en esos componentes invisibles que forman parte de la vida del ilustrador.

El mundo de la ilustración y los cómics no se sostiene solo por la creatividad y las ganas de dibujar. Hay aspectos importantes que suelen quedar en un segundo plano en la mayoría de eventos, pero que son casi tan importantes para un dibujante como su propio trabajo.

Vista de la exposición de José Ramón Sánchez. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

Vista de la exposición de José Ramón Sánchez. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

Se visibilizó el problema de los micromachismos en un sector puramente masculino, dado “que es un problema de la estructura social”. Carla Berrocal -ilustradora y miembro del colectivo de autoras de cómic- habló sin tapujos, pero con la naturalidad que caracteriza a una autora acostumbrada a oír que “dibuja como un tío”. “Es importante acabar con las etiquetas y dejar de lado que las mujeres ilustradoras dibujamos para las mujeres”, explicó

Se habló de la propiedad intelectual, de Creative Commons que, en palabra de los abogados de Deloyers, no acaba de encajar en la normativa y que la mejor forma de proteger una obra “es registrar el trabajo en el Registro de la Propiedad Intelectual, aunque no hay nada perfecto ni para protegerte ni para defenderte”.

También de fiscalidad, de la importancia de la postura a la hora de dibujar, de ese mundo misterioso de los editores y de cómo funcionan las agencias norteamericanas. Está claro que no se trató de una jornada al uso. La creatividad y las ilustraciones pasaron a un segundo plano, centrándose en aspectos más farragosos y menos comentados pero casi tan importantes como el propio proceso creativo.

El ilustrador José Ramón Sánchez. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

El ilustrador José Ramón Sánchez. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

De forma paralela, los asistentes pudieron disfrutar de una exposición con las ilustraciones de José Ramón Sánchez -Premio Nacional de Ilustración en 2014-. Se contó con su presencia para conocer la evolución del mundo de la ilustración de quien asegura que “los niños siempre serán niños y eso nunca cambiará”.

Él aportó el toque analógico, el de la ilustración de toda la vida, porque “ahora los ilustradores dibujan con ordenador” aunque “es una fiebre que bajará, porque llegará un momento de saturación”, si bien como comentó Víctor Santos, ilustrador valenciano asentado en Bilbao, “la tecnología nos ha permitido trabajar con agencias extranjeras sin movernos de casa”.

El encuentro se cerró con la ponencia de Greg Lockart, editor de DC Cómics y el debate sobre el estado de la ilustración de la mano de Carla Berrocal y Marta Rivas.

Ilustración de José Ramón Sánchez de uno de los libros de su exposición. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

Ilustración de José Ramón Sánchez de uno de los libros de su exposición. Imagen cortesía del Palacio de la Magdalena.

Danae N