Los caminos de la abstracción de ‘Gráfica Estructural’

‘Gráfica Estructural’, con Jorge Carla, Rafa de Corral, Elena Martí, Ximo Micó, José Antonio Picazo y Felicia Puerta
Comisarios: Marisa Giménez y Pau Navarro
Colaboran: Facultat de Ciències Socials (UV), Canibaal, Club Sporting Estudis Russafa, Ecomunicam y MAKMA
Sala de exposiciones Manuela Ballester
Facultat de Ciències Socials
Tarongers 4b, Valencia
Del 7 al 27 de febrero de 2018
Inauguración: miércoles 7 de febrero de 2018, a las 19h

Despertar sensaciones en el espectador a través de ensoñaciones delimitadas o interminables, abarcar  lo inaprensible, lo no sujeto a la razón. Afirmarse en la poética del orden geométrico y reivindicar la materia y el color como fuente de emoción.

Imagen de una de las obras de la artista Felicia Puerta, presente en la exposición 'Gráfica Estructural'. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen de una de las obras de la artista Felicia Puerta, presente en la exposición ‘Gráfica Estructural’. Fotografía cortesía de los organizadores.

Dejarse llevar por golpes de la conciencia hasta llegar a mecerse en el ritmo que une sensibilidad y trazo, seguir líneas rectas, curvas, traspasarlas y marcarlas, insinuarlas y rayarlas.

Volver al inicio, repetir, recurrir, mejorar, actuar desde el conocimiento y la madurez, dejándose sorprender por la expresividad del gesto. Ensayar, experimentar hasta la obsesión es parte de un juego de concordancias y disonancias que destapa, esquiva o insinúa emociones y gritos, dudas y silencios,  orden y caos.

Imagen de una de las obras del artista Jorge Carla, presente en la exposición 'Gráfica Estructural'. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen de una de las obras del artista Jorge Carla, presente en la exposición ‘Gráfica Estructural’. Fotografía cortesía de los organizadores.

Bajo el título de ‘Gráfica Estructural’ son varias las exposiciones que se han organizado en Valencia con el objetivo de investigar y reflexionar  sobre  el valor fundamental, permanente, significativo de la composición y de la estructura gráfica como elementos expresivos por los que discurrir y mostrar conceptualizaciones distantes, prácticas gráficas y cromáticas, texturas y lenguajes diversos e infinitos.

En esta muestra cuelgan sus obras artistas de larga trayectoria, comprometidos con su trabajo, inconformistas y críticos, ejemplo de talento, convicción y perseverancia. Jorge Carla, Rafa de Corral, Elena Martí, Ximo Micó, José Antonio Picazo y Felicia Puerta llegan a la abstracción recorriendo íntimos caminos salpicados de matices muy diferentes. A través de lúcidas perspectivas, sus líneas, intersecciones, formas… nos arrastran a horizontes donde revivir interiorizadas incertidumbres, certezas, anhelos, armonía o dolor.

Gráfica Estructural. Makma

Marisa Giménez

 

Las cirugías transepidérmicas de Marie-Lou Demeules

CIRU(G)ÍAS TRANSEPIDÉRMICAS (LIVING SCULPTURES)’, de Marie-Lou Desmeules
Comisarios: Merche Medina y Jose Ramón Alarcón
Sala de exposiciones Manuela Ballester
Facultat de Ciències Socials
Avenida dels Tarongers 4b, Valencia
Inauguración: Miércoles 22 de Marzo, a las 19:00
Hasta el 3 de abril de 2017

La sala Manuela Ballester, de la Facultat de Ciències Socials, acoge, hasta el 3 de abril de 2017, la exposición ‘CIRU(G)ÍAS TRANSEPIDÉRMICAS (LIVING SCULPTURES)’, formalizada como un solo project en torno de la obra de la artista canadiense, afincada en Valencia, Marie-Lou Desmeules, comisariado por ECOMUNICAM (Merche Medina & Jose Ramón Alarcón) y focalizado en la realización de cirugías pictóricas (a modo de esculturas vivas) sobre modelos, que permiten a la autora modificar y transformar la apariencia de los individuos, con el objetivo de conversar en torno de la identidad como ineludible máscara que refugia obscuras narraciones y explícitos delirios de la personalidad, empleando para ello una inédita técnica que trasciende el mero plano de la razón estética.

Imagen de la obra 'John Waters', de Marie-Lou Desmeules. Fotografía cortesía de la artista.

Imagen de la obra ‘John Waters’, de Marie-Lou Desmeules. Fotografía cortesía de la artista.

Por ‘CIRU(G)ÍAS TRANSEPIDÉRMICAS (LIVING SCULPTURES)’ franquean el territorio, con cáustico e hiperbólico paso, figuras caricatas como Karl Lagerfeld, John Waters, un apaisado y coruscante David Lynch y el refulgente David Bowie (entre otras perlas exuberantes y anónimas de la dolce vita), cuya formación gremial suscita una desestructurante información del ecuménico inconsciente y de la razón colectiva que los sustenta como espectros de lo consuetudinario, componiendo, de este modo, una radiografía del delirio y una consecuencia del absurdo.

“En mi trabajo nos encontramos con la imagen de una persona sobre otra. A través de esta superposición me interesa conversar sobre la identidad, los géneros (genders) y las cirugías plásticas en sí mismas, entre otras cuestiones. En mi serie de Celebrities, por ejemplo, procuro tratar la imagen de los famosos como resultado de un post-internet-patchwork. Me fascina el poder de la imagen, en una época de selfies egomaníacos, en la que la belleza se asocia ineludiblemente a los conceptos de dinero y felicidad. Una obsesión por querer ser amado por nuestra imagen, por conocer a gente, ignorando quién palpita detrás realmente”. (Marie-Lou Desmeules)

Marie-Lou Desmeules. Makma

Las ocho piezas fotográficas que conforman la exposición se rubrican con la proyección de diversos montajes de vídeo que permiten a Desmeules completar las pretensiones de su cirugías  mediante el desarrollo en movimiento de los modelos que subyacen en cada personaje, solidificando la consumación de un relato que sesga los lindes del hieratismo que habita en la superficie.

Marie-Lou Desmeules. Makma

 

El Museo de Cerámica se viste de México

Manuela Ballester en el exilio. El traje popular mexicano
Museo Nacional de Cerámica González Martí
C / Marqués de Dos Aguas, 5. Valencia
Hasta el 28 de junio, 2015

El Museo Nacional de Cerámica presenta la exposición ‘Manuela Ballester en el exilio. El traje popular mexicano’, con la colaboración de la Asociación de Amigos del Museo. La muestra presenta un conjunto de 47 pinturas y dibujos de Manuela Ballester pertenecientes a la serie del traje popular mexicano que la artista desarrolló en México entre 1945 y 1953, durante su exilio (1939-1959). Junto a las obras de Ballester, se exhiben 48 piezas de indumentaria popular mexicana que la pintora adquirió en mercados del país. Todas las piezas expuestas pertenecen a los fondos del Museo y fueron donadas por Manuela Ballester en 1982. La exposición estará abierta al público hasta el 28 de junio.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica. Cortesía del museo.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica. Cortesía del museo.

La muestra, comisariada por Liliane Cuesta, quiere así rendir homenaje a Manuela Ballester dando a conocer esta parte de su obra, a la vez que permite exponer fondos que normalmente se encuentran en los almacenes del Museo. Plasma el interés de la artista por la moda y la indumentaria en general, y por el traje popular en particular, incidiendo en el carácter etnográfico del trabajo de Ballester a la hora de documentarse y recopilar datos sobre el tema.

La exposición quiere cumplir con varios objetivos. Por una parte, se pretende resaltar la figura de la artista Manuela Ballester (Valencia, 1908-Berlín, 1994). Todavía en vida, la obra de Ballester fue objeto de una retrospectiva en la galería Estil de Valencia en 1980. Tras su fallecimiento, se organizó en 1995 una exposición homenaje celebrada a iniciativa del Institut Valencià de la Dona y comisariada por Manuel García, con el objetivo de recuperar y visibilizar el papel desempeñado por mujeres en la historia.

En 2008, se le dedicó el documental ‘Manuela Ballester, el llanto airado’, con guión y dirección de Giovanna Ribes, a iniciativa de la asociación valenciana Dones en Art y con motivo del III Festival Octubre Dones, dedicado a Ballester en el centenario de su nacimiento.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.

Tanto la figura de Manuela Ballester como su obra es poco conocida del gran público y ha sido muy poco difundida. El Museo quiere contribuir así a difundir la obra de la pintora, centrándose en el periodo del exilio mexicano y la personal mirada a la población mexicana. De la misma manera, rinde homenaje a esta artista dando a conocer parte de la donación que generosamente efectuó al museo en 1982.

En segundo lugar, las piezas seleccionadas para la exposición permiten dar a conocer la indumentaria y artesanía tradicionales mexicanas, patrimonio de los pueblos indígenas de ese país. Muchos de los trajes tradicionales mexicanos, de raíz prehispánica, se han conservado prácticamente iguales a pesar de la presencia colonial española y la introducción de nuevas vestimentas, técnicas y materiales.

En tercer lugar, el Museo quiere potenciar, poner en valor y difundir sus colecciones en general y, en particular, aquellos fondos que por motivos de espacio no se encuentran expuestos de forma permanente, como es el caso de la totalidad de las 95 piezas (pinturas e indumentaria), así como de los documentos de archivo que componen la muestra.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.

Se trata además de piezas práctica o totalmente desconocidas del gran público y de los investigadores ya que han sido prestadas en contadas ocasiones. Antes de formar parte de las colecciones del museo, las pinturas de Ballester sobre el traje mexicano se expusieron en dos ocasiones en los años sesenta: en 1963 en el Club de Creadores de Cultura de Berlín, y en 1965 en la exposición México y su mundo celebrada en Berlín y Dresde.

La realización de una exposición temporal con piezas procedentes exclusivamente de los fondos del museo conlleva una labor de investigación, documentación, catalogación y difusión de estas piezas que amplían considerablemente la información disponible sobre las mismas y ayudan a ponerlas en valor.

Por último, y en estrecha relación con los otros tres aspectos, el Museo quiere con esta exposición cumplir el deseo de Manuela Ballester, expresado en sus cartas a los directores del museo, de exponer sus obras sobre el traje mexicano, como forma de difundir y valorizar su obra y de dar a conocer al público visitante este particular aspecto, el traje tradicional mexicano.

Imagen de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.

Cartel de la exposición sobre Manuela Ballester en el Museo Nacional de Cerámica González Martí. Cortesía del museo.