Imaginària: una explosión de fotografía

Imaginària. Fotografía En Primavera
Diversas localizaciones de la provincia de Castellón
Del 8 de mayo al 5 de junio, 2015

El festival ‘Imaginària. Fotografía en primavera’ vuelve a la ciudad y a la provincia de Castellón “con el objetivo de acercar la fotografía, en tanto que producto cultural y artístico, a cuantas personas quieran participar de ella, y de las propuestas que hacen fotógrafos venidos de diversas partes del mundo”, según explica el vicerrector de Cultura de la Universitat Jaume I, Wenceslao Rambla.

En esta XII edición de 2015 se han organizado casi 50 actividades, en las que la exhibición de obra fotográfica es el plato fuerte. Treinta y seis muestras expositivas se han programado en las diferentes localidades de la provincia de Castellón. La capital reúne buena parte de ellas, pero van cobrando fuerza otras localidades en las que, gracias al apoyo de las agrupaciones fotográficas y de las instituciones públicas y privadas, el festival se asienta con fuerza, como es el caso de la ciudad de Segorbe, donde su ‘Mayo fotográfico Segorbe’, nacido al amparo de Imaginària, se integra en parte en esta iniciativa.

Fotografía del Grupo Tri-X-Pan en la exposición colectiva 'Calibre 35F4'. Cortesía de Imaginària.

Fotografía del Grupo Tri-X-Pan en la exposición colectiva ‘Calibre 35F4′. Imaginària. Fotografía En Primavera.

De igual forma, y en coincidencia con la reciente creación de la Sede de La Plana de la Universitat Jaume I en la ciudad de Vila-real, y gracias también al apoyo de su Concejalía de Cultura, se ha previsto la realización de un evento singular que, en esta primera edición se integra también en el programa Imaginària. Se trata del proyecto ‘Sonda Vila-real’, que nace con la intención de mostrar la importancia que los procesos creativos y multidisciplinares juegan en el desarrollo de los procesos y de los productos culturales. Vila-real es también la sede de la Universitat Jaume I, donde se hará la clausura de Imaginària 2015.

Fotografía de Lorena Guillén en la exposición colectiva 'El horizonte que nos separa'. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Lorena Guillén en la exposición colectiva ‘El horizonte que nos separa’. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Las actividades se desarrollarán entre el 8 mayo y el 5 de junio de 2015, si bien las propuestas expositivas seguirán abiertas, en muchos casos, hasta al menos el 21 de junio de 2015 o más adelante. Este año el festival tendrá lugar en las localidades de: Benicàssim, Castellón de la Plana, Culla, Fanzara, Morella, Sagunto, Sant Mateu, Segorbe, Sueras, Vilafranca, Vila-real, Vinaròs y Vistabella.

El proyecto es posible gracias al apoyo y la colaboración de instituciones públicas, entidades privadas, colectivos y asociaciones culturales y creadores. Organizado por el Vicerrectorado de Cultura, Extensión Universitaria y Relaciones Institucionales, y coordinado desde el Aula de Fotografía del Servicio de Actividades Socioculturales de la Universitat Jaume I, cuenta entre sus colaboradores principales con el Ayuntamiento de Castellón de la Plana, el Aula Dávalos-Flétcher de la Cultura -Universitat Jaume I y el Museu de Belles Arts- CulturArts Castelló.

Obra de Carlos Sebastià en la exposición 'Construcción del cariño'. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Obra de Carlos Sebastià en la exposición ‘Construcción del cariño’. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Entre las múltiples exposiciones programadas cabe destacar la instalación realizada por Carlos Sebastiá, a medio camino entre lo fotográfico y lo pictórico: “una forma conceptual de expresar la conquista personal de la propia libertad y de dar valor al torbellino de ideas que se arremolinan en relación con el origen y los recuerdos”, según se recoge en la sinopsis del proyecto. En él se pueden encontrar a personas, momentos, vivencias de padres o abuelos, objetos y memoria genética que configurarán la biografía emocional de Sebastiá y construyen la personalidad del artista.

Fotografía de Nuria López Torres en 'Art revolution in Cuba'. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Nuria López Torres en ‘Sex and revolution in Cuba’. Imaginària. Fotografía En Primavera.

‘Sex and revolution in Cuba’ es un ensayo fotográfico de Nuria López Torres que documenta la comunidad homosexual de este país durante tres años. Tras la llegada al poder de Raúl Castro, en la isla se inicia una serie de cambios sociales y económicos. Uno de los cambios más importantes que el régimen anuncia está relacionado con las nuevas políticas de sensibilización en diversidad sexual e identidad de género y que lidera Mariela Castro Espín (hija del actual presidente), directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba. Cambios que algunos ven como una simple estrategia de marketing político en materia de derechos humanos.

Fotografía de Luis Montolio. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Luis Montolio. Imaginària. Fotografía En Primavera.

También destaca la obra fotográfica de Luis Montolio, entre el documentalismo y el arte conceptual, que atraviesa todo el estrato social para construir un universo de personajes situados en entornos inherentes a la cultura urbana contemporánea. En la creación de sus imágenes, de las que se ha destacado su sintonía con la cultura underground, Luis Montolio lleva la iluminación, la velocidad de obturación, el movimiento y el ángulo del encuadre al límite de su expresividad.

Fotografía de Xavier Ferrer Chust. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Xavier Ferrer Chust. Imaginària. Fotografía En Primavera.

‘Ironik’ es una colección de imágenes realizadas por Xavier Ferrer Chust en la que, a través de diferentes recursos narrativos aplicados desde el lenguaje visual, su autor consigue generar estampas llenas de comicidad y sentido del humor: lo grotesco, la ironía, lo divertido, lo gracioso la sátira, la burla y el humor blanco, se dan la mano en la serie y nos permiten, con ello, comprender lo cercano que el lenguaje de la imagen puede estar del literario y del teatral.

Obra de Vicente Pla. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Obra de Vicente Pla. Imaginària. Fotografía En Primavera.

La esencia de la fotografía de calle realizada por Vicente Pla es centrar nuestra atención en aquellos aspectos cotidianos que nos rodean y que a menudo pasan desapercibidos. Aunque mayoritariamente muestra la relación que existe entre los espacios urbanos y la gente que los habita, en ocasiones la mirada se dirige hacia el detalle, hacia simples objetos dotándolos de un nuevo significado, reorientándolos hacia su aspecto estético. Las fotografías que forman esta serie pretenden, mediante la simple selección de encuadres aislados, recontextualizar los mensajes mostrados en los muros repletos de carteles deteriorados.

Fotografía de Pablo Fuentes. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Pablo Fuentes. Imaginària. Fotografía En Primavera.

‘Let’s get lost’, de Pablo Fuentes, nos acerca directamente, y de manera muy elegante, no a las ciudades americanas, no al Nueva York, Baltimore o Washington DC actuales, sino más bien, a aquellas que recorrieron y contemplaron los grandes maestros de la fotografía clásica americana y a una forma de mirar que para algunos está más que superada, pero que para muchos otros es, sin lugar a dudas, la auténticamente fotográfica, aquella con la que trabaja nuestra memoria y con la que fabricamos los sueños.

Fotografía de Rafael Navarro de la Colección Railowsky. Imaginària. Fotografía En Primavera.

Fotografía de Rafael Navarro de la Colección Railowsky. Imaginària. Fotografía En Primavera.

También es digna de mención la exposición de fotografías pertenecientes a la librería y fotogalería Railowsky que supone una buena muestra de los fotógrafos más destacados de la fotografía, sobre todo española, aunque también internacional de la última mitad del siglo XX. A destacar autores como los valencianos Gabriel Cualladó, José Miguel de Miguel, Francisco Moltó, Pablo San Juan o Joaquín Collado. En el terreno de los fotógrafos españoles también figuran Chema Madoz, Ramón Masats, Carlos Pérez Siquier, Alberto Schommer, Joan Colom, Xavier Miserachs, Vari Caramés, Fernando Herráiz, Javier Campano, Luis Baylón, Cristóbal Hara, Koldo Chamorro, Rafael Navarro y otros muchos más. En el plano internacional participan fotógrafos de la talla de Bernard Plossu, Jean Dieuzaide, Ferdinando Scianna y Alberto «Korda» con la famosa fotografía del Che Guevara.

Vecinos inolvidables

Fotografías gigantes de Luis Montolío

Barrio del Carmen de Valencia

Todos los barrios tienen vecinos más o menos ilustres, más o menos frikies. Personajes que destacan del resto y animan el tono neutro y gris de la fauna urbana con una nota de color. Seres pintorescos por su estrafalaria indumentaria, peinado rasta o el perro mutante que sacan a pasear. Todos los barrios tienen su nómina de vecinos inolvidables, pero sólo el del Carmen de Valencia ofrece una especie de museo a la intemperie de algunos de sus habitantes más carismáticos gracias a las tres fotos gigantes, o ‘para masas’ como las llama su autor, el fotógrafo Luis Montolío. «Elegí a estos tres modelos porque tienen una fuerte personalidad, o tenían ya que Poliakoff falleció  hace unos años», dice Montolío. «Fer González es camarero, pero tiene mucho gusto e imaginación para la ropa y él mismo diseñó su atuendo de guerrero prehistórico. Lo del perrito fue para darle un toque de ternura».

Imagen de Olga Poliakoff, junto a la autora del texto, Bel Carrasco.

Imagen de Olga Poliakoff, junto a la autora del texto, Bel Carrasco.

Víctor, el joven sentado entre escombros junto a un cartel: ‘Se prohíbe tirar basura bajo pena de sanción’, también tiene mucho que contar. «Estuvo diez años a la sombra por robar bancos, pero ahora está totalmente integrado en el barrio», comenta Montolío. «Hace trabajos diversos, mudanzas o pintar pisos y se relaciona muy bien con la gente».

La vida de Olga Galicia Poliakoff, conocida como Olga Poliakoff, aunque para mí siempre será Olguita, pues la conocí de niña en la escuela de su madre, fue corta e intensa, marcada por un origen algo exótico y una entrega total a la danza. Su padre, Julián Galicia,  era colono y cazador de elefantes en África y su madre una bella y elegante dama con una estimulante mezcla de sangre rusa y valenciana. Parecen personajes de una novela romántica, pero su historia no tuvo final feliz, pues Julián murió precozmente, como años después lo haría su hija.  A su entierro fue uno de los primeros que asistí  y recuerdo que se celebró un deslumbrante día de verano.

Imagen de Olga Poliakoff extraída del blog oficial de su hermano David Poliakoff.

Imagen de Olga Poliakoff extraída del blog oficial de su hermano David Poliakoff.

En los años sesenta, Doña Olga abrió una de las primeras escuelas de ballet de Valencia en un piso de la calle Salamanca a la que tuve la suerte de asistir y poco después se trasladó a Conde Altea, centro de formación oficial para varias generaciones. Sus festivales de fin de curso en el Principal eran un evento señalado, esperado con ilusión por sus alumnas y padres a cuya preparación se consagraban madre e hija  con entusiasmo. En ese ambiente de amor al ballet creció Olga, que montó una segunda escuela en la calle Turia y combinaba la enseñanza con su carrera artística como bailarina.

Un accidente de tráfico truncó sus sueños y su vida tomó otro rumbo; montó un local en el barrio del Carmen al que desde muy joven se sintió vinculada y se casó con un rumano. Cinco años después de su muerte, el retrato de Montolío, que  la capta en sus últimos años con uno de sus extravagantes peinados, preside uno de los rincones del barrio en la calle Coronas y quienes la conocimos tenemos ocasión de despedirnos otra vez de ella. ‘Adiós, Olguita, que sigas bailando allí donde estés’.

Imagen de Olga Poliakoff colgada en el barrio del Carmen. Fotografía: Eva Máñez.

Imagen de Olga Poliakoff colgada en el barrio del Carmen. Fotografía: Eva Máñez.

Bel Carrasco