Antonio Ariño: “Se ve más cine que nunca”

Filmoteca d’Estiu
Jardines del Palau de la Música
Del 1 al 30 de agosto de 2014, a las 22.30h
Entrada: 3,5€. Abono de 10 sesiones: 25€

El cine, a pesar de los pesares, parece recuperar la buena salud. “Se ve más cine que nunca”, destacó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, durante la presentación de la Filmoteca d’Estiu en la Sala Berlanga. “Otra cosa”, se apresuró a decir, “es dónde y cómo se ve”. Lo cual confirma que “ver cine no está en crisis”, agregó. José Luis Moreno, director del IVAC-La Filmoteca, se sumó a ese dato optimista señalando que existe una “tendencia general de incremento de asistencia al cine, más allá del éxito de Ocho apellidos vascos”.

Fotograma de 'Las maestras de la República', de Pilar Pérez Solano. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d'Estiu de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Las maestras de la República’, de Pilar Pérez Solano. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d’Estiu de CulturArts IVAC.

En esa línea ascendente se sitúa también la proliferación de terrazas de verano programando cine al aire libre. Filmoteca d’Estiu cumple ya 15 años; La Nau de la Universitat de València con sus Nits de Cinema lleva seis; el Centre del Carme hace ya tres años que programa cine en su claustro, y este año, por primera vez, el MuVIM abre su terraza al cine para homenajear precisamente a esas terrazas de verano ya desaparecidas en distintos barrios de Valencia. José Antonio Hurtado, jefe de programación del IVAC, subrayó la conveniencia, una vez comprobada esa proliferación de nuevas terrazas, de “coordinar toda esa oferta cultural” proveniente de la institución pública.

Fotograma de 'Plácido', de Luis García Berlanga. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d'Estiu de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Plácido’, de Luis García Berlanga. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d’Estiu de CulturArts IVAC.

Ariño afirmó que esa proliferación se debe a la existencia de una “masa crítica en la ciudad de Valencia”; de un público “que busca y valora el cine con esa exigencia superior de la versión original”. Los datos están ahí: 350 personas que todas las noches llenan el claustro de La Nau para ver películas como Amarcord, de Federico Fellini (“casi 600 personas la vieron”) o Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott. José Luis Moreno habló de 315.000 personas durante los 14 años de Filmoteca d’Estiu: unos 25.000 espectadores por año.

Fotograma de 'Todos dicen I Love You', de Woody Allen. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d'Estiu de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Todos dicen I Love You’, de Woody Allen. Jardines del Palau de la Música. Filmoteca d’Estiu de CulturArts IVAC.

Las películas que durante el próximo mes de agosto se proyectarán en los Jardines del Palau de la Música anuncian más de lo mismo. Roberto Cámara, director general de Gas Natural, que por quinto año consecutivo patrocina la Filmoteca de Verano, tiene claro que se trata de una actividad “muy social dirigida al total de la ciudadanía”. De ahí su compromiso con seguir ayudando económicamente a su sostenimiento, para el cual también se hace necesario cobrar 3,5€ por sesión. “La recaudación es importante para mantener la actividad. Se cobra y la gente sigue acudiendo al cine”, subrayó Moreno.

Fotograma de 'Amanece que no es poco', de José Luis Cuerda. Filmoteca d'Estiu de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Amanece que no es poco’, de José Luis Cuerda. Filmoteca d’Estiu de CulturArts IVAC.

Filmoteca d’Estiu prolongará el ciclo ya iniciado en La Nau de la Universitat de València bajo la denominación de ‘Películas corales, mosaicos de vidas’. Como su nombre indica, se trata de películas con “reparto coral y protagonismo colectivo”, abundó Hurtado. Películas como Plácido, de Luis García Berlanga, Ser o no ser, de Ernst Lubitsch, Todos dicen I Love You, de Woody Allen, Amanece que no es poco, de José Luis Cuerda o Moonrise Kingdom, de Wes Anderson. También habrá espacio para el ‘Cine de hoy’, con películas como La gran belleza, de Paolo Sorrentino, Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba, 12 años de esclavitud, de Steve McQueen y Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano.

Hurtado destacó el “rigor” y la proyección “en versión original” como seña de identidad del IVAC que se traslada a la Filmoteca d’Estiu, además de las “muy buenas condiciones de proyección en 35mm y en Blu-ray”. La posibilidad de ver en esas condiciones películas como Plácido o Ser o no ser ya justifica la necesidad de seguir sosteniendo una iniciativa que goza del favor popular.

Fotograma de 'To be or not to be', de Ernst Lubitsch. Filmoteca d'Estiu de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘To be or not to be’, de Ernst Lubitsch. Filmoteca d’Estiu de CulturArts IVAC.

Salva Torres

Girls on fire: ardores insatisfechos

Mujeres y Cine: Girls on fire
Nuevas directoras ante la libertad del cuerpo
Tiny Furniture, de Lena Dunham (26 de febrero)
Joven y alocada, de Marialy Rivas (28 de febrero)
Klip, de Maja Milos (4 y 8 de marzo, a las 20.00h y 22.30h, respectivamente)
Filmoteca de CulturArts-IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia

Las películas Tiny Furniture (2010), Joven y alocada (2012) y Klip (2012) forman parte del ciclo Girls on fire que se está llevando  a cabo en la Filmoteca de Valencia. El ciclo Girls on fire  se integra dentro de la programación del evento Mujeres y Cine organizado por la Filmoteca CulturArts IVAC junto con el Aula de Cinema de la Universitat de València con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo 8 de Marzo.

Fotograma de la película serbia Klip, de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia Klip, de Maja Milos.

 

Tiny Furniture, Joven y alocada y Klip están dirigidas por la norteamericana Lena Dunham, la chilena Marialy Rivas y la serbia Maja Milos, respectivamente; presentadas en el subtítulo del ciclo “como nuevas directoras ante la libertad del cuerpo”. Y así es: la mirada de estas directoras coincide, a pesar de proceder cada una de ellas de contextos socio-culturales tan diferentes, en crear unas historias donde las protagonistas, chicas de entre 16 y 23 años, están totalmente desinhibidas sexualmente. Pero detrás de esa libertad sexual, que transmiten en sus relaciones con los otros, sean estas virtuales  -redes sociales, móviles- o   corporales, se trasluce una insatisfacción vital y amorosa difícil de encauzar.

 

Fotograma de la película norteamericana 'Tiny Furniture', de Lena Dunham

Fotograma de la película norteamericana ‘Tiny Furniture’, de Lena Dunham

 

La estructura familiar

Ahora bien, ¿de dónde procede esta insatisfacción que sienten las protagonistas?  Los tres films, más allá de sus diferencias estéticas, tienen unos rasgos narrativos comunes. Sus protagonistas son, como señala las palabras de presentación del ciclo, “mujeres adolescentes en las cuales se destaca su total libertad y ausencia de tapujos en la comunicación con el otro y en el uso del su cuerpo.” Mujeres jóvenes-adolescentes que viven en una casa familiar estructurada alrededor de la ausencia del padre y la presencia de la madre. Una ausencia real del padre en Tiny Furniture o metafórica en Joven y alocada y en  Klip. En Tiny Furniture  ni se ve, ni se habla del padre, no existe; y en Joven y alocada se ve y se habla de un padre absorto en la total comunión mística con Dios; y en  Klip se ve y se habla de un padre enfermo de cáncer terminal. Así pues, tres padres distantes de su función paterna, porque no pueden pronunciar ninguna palabra.

Fotograma de la película chilena 'Joven y alocada', de Marialy Rivas.

Fotograma de la película chilena ‘Joven y alocada’, de Marialy Rivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y como consecuencia de este alejamiento paterno, la total presencia de la madre. Unas madres que hablan y, por tanto, se ven. Unas madres que dirigen el hogar familiar con dureza y firmeza. Ellas son las responsables de ganar el sustento familiar y, además, de la palabra que marca las normas familiares y sociales. De tal modo que la relación madre e hija se mueve entre el abrazo y el insulto, entre el amor y el odio, entre el estrago de madre-hija. Unas hijas jóvenes que anhelan al padre y reprochan a la madre su frialdad.

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ante esa estructura familiar angustiante, estas protagonistas se rebelan  con un sexo pulsional y huyen a la búsqueda de un joven que las ame. Probablemente, un joven que sustituya a ese padre ausente. Pero, en su búsqueda desesperada, no encuentran a ningún joven a la altura de su demanda sexual, ni a ningún joven dispuesto a un compromiso amoroso.

De las tres películas del ciclo es Klip de Maja Milos, que se proyecta el día 4 de marzo a las 20:00h en la Filmoteca de Valencia, la que muestra esta realidad familiar de manera más sórdida. Sólo tenemos que escuchar las palabras que la hija le dice a su madre, cuando ésta le informa que su padre va a ser ingresado en el hospital para ser operado de cáncer: “Tú has matado a papá.”

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

Mujeres y cine: las mujeres en pantalla

La programación de Mujeres y Cine está constituida por diferentes apartados para mostrar una amplia y variada visión de la representación de la mujer en el cine. Así pues, además del apartado Girls on fire, está el apartado de  documental, donde se proyectarán Con la pata quebrada, de Diego Galán (2013) -que trata de la representación de la mujer en el cine español- y Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano (2013)- galardonado con el Goya al mejor documental en la pasada edición- ; y dos apartados de ficción: el denominado Encorsetadas: cuestionando los estereotipos femeninos en el cine clásico, donde a través de las películas La tentación vive arriba de Billy Wilder (1955), Sólo el cielo lo sabe de Douglas Sirk (1955) y El ángel azul de Josef von Sternberg (1930), se reflexionará sobre la construcción de lo femenino en el cine de Hollywood; y el llamado Retratos de la madurez femenina que se centrará en la afectividad de la mujer en su etapa de madurez, a través de las películas The Mother de Roger Michell, (2003), En el séptimo cielo de Andreas Dresen, (2008) y 80 egunean de José María Goenaga y Jon Garaño (2010), y La vida empieza hoy de Laura Mañá (2010).

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

Begoña Siles