Los Fantasmas de «Prácido Domingo»

‘No hay que ser una casa para tener fantasmas’, de la compañía Prácido Domingo
Espacio Inestable
Aparisi i Guijarro 7, Valencia
5 y 6 de Julio de 2018

El pasado 5 de Julio tuvo lugar la interpretación de la danza teatro ‘No hay que ser una casa para tener fantasmas’, realizada por la compañía Prácido Domingo en la sala Espacio Inestable. La sala, en este 2018, ha cumplido su 20 aniversario como compañía teatral y 15 años como sala de exhibición. A modo de celebración realizaron un ciclo de obras de danza para acabar la temporada.

‘No hay que ser una casa para tener fantasmas’ es una obra que nos habla de nuestros fantasmas, de cómo forman parte de nosotros y cómo pasan de un cuerpo a otro sin que nos demos cuenta. Esta obra trata del amor, el dolor, el sufrimiento, la angustia, la calma y todas esas sensaciones que nos causan las experiencias que vivimos en nuestro día a día y que nunca se separan de nosotros. Estos fantasmas toman el control de nuestro cuerpo convirtiéndonos en sus marionetas, simples desechos de carne a su merced, dejándonos dos opciones: seguir bajo su control o luchar contra ellos.

Fotografía de la obra 'No hay que ser una casa para tener fantasma'. Imagen cortesía de Prácido Domingo.

Fotografía de la obra ‘No hay que ser una casa para tener fantasma’. Imagen cortesía de Prácido Domingo.

La obra se asienta en tres pilares fundamentales: la danza butoh, el Aikido y la danza contemporánea. La danza butoh tiene su origen tras finalizar la II Guerra Mundial; se buscaban nuevas formas de expresión con el cuerpo que representaran la situación que se vivía en Japón durante la década posterior a la explosión de las bombas atómicas. El bailarín se convierte en una marioneta y con ella intentan expresar los temas más internos del yo, nuestros fantasmas. La danza butoh es una danza tranquila y muy expresiva que, en esta obra, se ve interrumpida por el Aikido, de movimientos bruscos y secos. El Aikido es un arte marcial que busca la defensa personal y el conocimiento total del individuo tanto corporal como espiritualmente. La danza contemporánea actúa de aglutinante final entre el Aikido y el butoh.

La obra se debate entre esta dualidad. Los actores pasan de la tranquilidad al conflicto y viceversa. El Aikido y la danza butoh forman un todo en el escenario al igual que lo hace el yin y el yang en el taoísmo. Esta dualidad explica nuestro eterno conflicto con nuestros fantasmas. En la obra, el control es total cuando hacen de marionetas, formando figuras imposibles y agarrándose de formas impensables, siendo arrastrados por quien les controla en ese momento. El contraste del Aikido nos lleva a una danza frenética, pero silenciosa, acompañada simplemente por las pisadas de los bailarines y sus jadeos.

La obra tiene lugar en un escenario vacío, con unos pocos focos que iluminan los cuerpos de los bailarines de una forma tenue. Los focos forman luces y sombras por todo el escenario, con las que juegan, creando, así, formas abstractas acompañadas con susurros y risas de los intérpretes, posibilitando un espacio onírico perfecto para recrear nuestra relación con los fantasmas que nos rodean.

Fotografia de la obra 'No hay que ser una casa para tener fantasmas'. Imagen cortesia de Prácido Domingo.

Fotografia de la obra ‘No hay que ser una casa para tener fantasmas’. Imagen cortesia de Prácido Domingo.

Prácido Domingo es una compañía teatral gallega compuesta por Belén de Bouzas, Francisco y Diego Martínez, exalumnos de la ESAD de Galicia. Con esta obra consiguieron el primer premio en el certamen Xuventude Crea, organizado por la Xunta de Galicia.

Espacio Inestable cerró la temporada con ‘La femme qui marche’, de Natalia Fernades, una obra que trabaja con la idea del conocimiento a través del cuerpo y la experiencia física como motor del pensamiento. El 4 de Septiembre de 2018 volverán a abrir sus puertas con el Festival Internacional de Teatro y Danza.

Fotografía de los tres actores de la obra: Belén de Bouzas, Francisco y Diego Martínez. Imagen cortesía de la compañía Prácido Domingo

Fotografía de los tres actores de la obra: Belén de Bouzas, Francisco y Diego Martínez. Imagen cortesía de la compañía Prácido Domingo

José Antonio López

Un mes de julio dedicado a la música

Festival de la Cançó del Grau
Las Naves, espai de d’innovació i creación
C/Juan Verdeguer, 6. Valencia
Del 1 al 21 de julio de 2016

El Festival de la Cançó del Grau es la cita anual con las canciones en la parte más fresca y alborotada de la ciudad y tendrá lugar en la terraza de Las Naves. En esta ocasión se nos propone una serie de citas relacionadas con la música en directo, con algunos de los mejores discos, artistas y sobre todo canciones publicadas durante este último año en la ciudad de Valencia. Organizado por la asociación cultural sin ánimo de lucro Proyecto Matraz, se trata de una iniciativa para recuperar la tradición festivalera que siempre ha caracterizado las costas mediterráneas.

El Festival se inaugura con la actuación del power pop de Star Trip, una formación comandada por Vicente Prats. La música de Star Trip es una mezla de indie rock y power pop, perfectas canciones llenas de arrebatadoras melodías, enérgicos riffs de guitarra, bajos potentes y baterías contundentes, pop en mayúsculas para saltar a la pista, rasgar una guitarra ficticia y mover la cabeza sin parar. A partir de ahí, cada viernes del mes el patio de Las Naves se convertirá en un escenario para acoger los conciertos de Star Trip, Oscar Briz, ex Sr. Mostaza, el dream pop de Mist e incluso, la presentación del primer disco en solitario de Luis Prado.

Complementa los conciertos un ciclo de documentales musicales programados en colaboración con el festival In-Edit Beefeater de Barcelona, que gira en torno a figuras que, por diversos motivos y con diferentes estilos, han marcado la historia de la música: ‘Bird on a wire’, una visión única de Leonard Cohen en mitad de su gafada gira mundial de 1972, ‘¡El peor Dios!’, cinta que ofrece una mirada intimista de la vida y obra de Los Desechables y ‘Rumba tres, de ida y vuelta’, que obtuvo el Premio nacional y del público In-Edit 2015 y que repasa la historia del grupo emblemático de la rumba catalana. Todo un acontecimiento dedicado única y exclusivamente a la música .

Cartel del Festival de la Cançó del Grau.

Cartel del Festival de la Cançó del Grau.