Assaig, 25 años de teatro universitario

Assaig, Grup de Teatre de la Universitat de València
Celebración por sus 25 años

Arrancó en 1991 con Bloody Mary Show, de Rodolf Sirera, bajo la dirección de Pep Sanchis. Y desde entonces Assaig, el Grup de Teatre de la Universitat de València, ha montado 33 espectáculos con alumnos universitarios, principalmente de letras (mayoritariamente de las diversas Filologías) y muy raramente de ciencias. Ese carácter estable y la oficialidad que le otorga su dependencia de la Universitat, confiere a Assaig una peculiaridad y singularidad dentro de la escena universitaria española.

Assaig cumple 25 años. Imagen cortesía de La Nau.

Foto de grupo en la Sala Matilde Salvador por los 25 años de Assaig. Imagen cortesía del Grup de Teatre de la Universitat de València.

El vicerrector de Cultura Antonio Ariño destacó igualmente su contribución “a la normalización lingüística”, dado que todos los espectáculos se representan en valenciano, así como su carácter formativo para muchos estudiantes de la comunidad universitaria. Su extenso legado se recoge en un libro de 375 páginas, en el que han participado más de 70 personas y que fue presentado ayer en la Sala Matilde Salvador de La Nau, junto a una selecta representación de cuantos han contribuido a tamaña efemérides.

Per Sant Lluch.

Per Sant Lluch, de Josep Lluís Sirera. Imagen cortesía de Assaig.

Para celebrar el cuarto de siglo de Assaig, está prevista la reposición de algunos de los espectáculos más emblemáticos, empezando con Per Sant Lluc, de Josep Lluís Sirera, y más adelante con El dia que Bertolt Brecht va morir a Finlàndia, de Josep Lluís y Rodolf Sirera, Les dones de Sade, versión libre de Madame Sade de Mishima, y Parelles de fet, de fet parelles, de Carles Pons. Pep Sanchis, director el grupo teatral desde sus inicios, resaltó la importancia de tener una formación teatral estable para los alumnos universitarios en Valencia, subrayando la singularidad de que, a pesar de no ser una escuela, “salen muchos actores y muy bien preparados”.

Assaig ha representado textos de autores célebres del panorama nacional e internacional como William Shakespeare, Homero, Yukio Mishima o Tirso de Molina, junto a ilustres de la Comunidad Valencia y Cataluña como Joanot Martorell, Max Aub, Joan Brossa, Quim Monzó, Sergi Belbel o los ya mencionados Rodolf y Josep Lluís Sirera, a los que han dado vida actores y dramaturgos como Jorge Picó, Juanjo Prats, Juan Vicente Martínez Luciano, Antoni Tordera, Ana Conca o Maria Josep Peris.

Laura Monrós, nueva directora del Aula de Teatre de la Universitat de València, destacó dentro de esa programación de reposiciones las varias sesiones de Teatro Fórum que tendrán lugar con motivo de esos 25 años. “En ellas participarán  autores, directores, actores y traductores de las obras, moderadas por nombres relevantes de la escena valenciana”, explicó Monrós. El Centre de Documentació de Música i Arts Escèniques de CulturArts cederá la grabación de una de sus producciones para esos debates.

La Universidad Complutense de Madrid, como recordó una de las participantes en el acto de presentación del libro conmemorativo, no tiene grupo universitario oficial, a pesar del trabajo realizado igualmente durante años en esta área de formación teatral. Assaig ha obtenido además los premios Micalet de Teatres de la Generalitat Valenciana a la producción no profesional en 2000, y el primer premio en el XVII Concurso Villa de Mislata al mejor espectáculo en 1998 y 2007 por Les dones de Sade y Per Sant Lluc, dos de las obras ahora repuestas.

Assaig.

El dia que Bertolt Brecht va morir a Finlàndia, de Josep Lluís y Rodolf Sirera. Imagen cortesía de Assaig.

Salva Torres

Rèquiem, una visión original del nuevo Prometeo

Rèquiem, una visión original del nuevo Prometeo
Mostra Internacional Mim.
Sueca. Valencia.

La Mostra Internacional Mim de Sueca (Valencia), estrenó ‘Rèquiem’, una apuesta de la compañía alcoyana La Dependent que recrea desde una perspectiva original el mito del nuevo Prometeo. El montaje tiene una espectacular puesta en escena, fuerza audiovisual y el gag como línea de continuidad. La obra, creada y dirigida por el valenciano Amador Artiga, fue muy bien recibida por el público.

El nuevo Prometeo, el mad doctor, esos laboratorios de inicios del siglo XX que hemos visto en tantas películas (las clásicas de terror de la Universal), la popular novela gótica de Mary W. Shelley, son la base de ‘Rèquiem’, la sugerente propuesta de La Independent, la nueva marca creada por la compañía alcoyana La Dependent para el teatro gestual. El científico loco, interpretado por Rubén Mira, sus dos ayudantes, Jona García y Mercé Tienda, nos transportan por la senda del gag a una historia sorprendente, muy audiovisual. Hay momentos en los que los tres protagonistas recuerdan al humor de ‘Los tres chiflados’, Abbot y Costello o Laurel y Hardy. En el lugar donde crean vida, se almacenan miembros y órganos sueltos: brazos, lenguas, cerebros… La risas se desatan entre el público en uno de los gags cuando la ayudante, Mercé Tienda, pincha por error con la jeringuilla a sus dos compañeros. Empieza la ‘revuelta de los brazos’ que acabarà con un chamuscamiento por exceso de descarga elèctrica.

Hay otros instantes de carácter más emotivo como la ‘sinfonía de pies’, la  mariposa voladora, o las grandes manos que aparecen entre los azulejos. Los objetos, los personajes, las imágenes, la música, todo nos sumerge en un atmósfera muy conseguida, en una historia divertida, dinámica, llena de magnetismo.

Las escenas se quedan grabadas en la retina del espectador: El brazo que intenta emerger como una flor lastrado por la falta de energía, el recuerdo del pasado a través de unas imágenes en blanco y negro que cambian el devenir de los personajes; la cabeza dentro de un frasco que advierte al público de lo que van a ver. La estética, el detalle, aparece por todas partes: las paredes se convierten en una caja de sorpresas. Se abren y se cierran, esconden todo un entramado para el asombro del público.

El desenlace final es ingenioso, muy visual e interesante con una curiosa aparición especial. Una acertada resolución sobre el planteamiento del creador creado.
A la impactante puesta en escena, la cuidada estética, la acertada música, el ‘baile’ de los elementos, de los objetos, se une el excelente trabajo de los actores. Una meticulosa labor en los gestos, los movimientos, las posturas, las miradas, al margen de un esfuerzo físico notable que han de realizar durante los 70 minutos que dura el montaje.

Un momento de 'Rèquiem'. Foto, Jordi Pla.

Un momento de ‘Rèquiem’. Foto, Jordi Pla.

Amador Artiga, el director y dramaturgo, ensambla todos los componentes, para convertir a ‘Rèquiem’ en una obra atractiva, en una innovadora propuesta, en una producción de gran calidad.

La marca La Independent empieza con buen pie. Se ha decidido por un primer estreno llamativo, de clase y que supone un paso adelante en el panorama teatral valenciano .
‘Rèquiem’, un espectáculo de proyección internacional

El actor y director Pep Cortés, fundador de La Dependent, afirma que ‘Rèquiem’ ha abierto un nuevo camino , muy interesante y necesario, en el teatro valenciano. Cortés, destaca el increíble trabajo que ha hecho todo el equipo de la obra y asegura que el espectáculo se podría representar en cualquier festival de Europa.

En esa apreciación coincide el actor, director y dramaturgo, Juanjo Prats, quien califica como un gran acierto la obra y resalta que tiene proyección internacional.

«Rèquiem abre y explora un tipo de teatro que no es muy frecuente en España»  Afirma Prats. «Es un espectáculo con un sello muy francés de la escuela de Philippe Genty, una escuela donde está el objeto, el actor, dar vida a los objetos, crear un universo muy mágico. Como espectador te hace soñar y el teatro es, en definitiva, imaginar y soñar cosas».

Amador Artiga, dramaturgo y director de la obra, afirma que han utilizado todas las herramientas para contar una historia y crear un teatro visual. Ha usado los lenguajes a diferentes niveles, el vídeo como un agente externo, que interactúa con los personajes, las marionetas porque permiten elaborar cosas que no se podrían hacer con humanos y el gesto y el cuerpo para transmitir una historia.

Momento de 'Rèquiem'. Foto Jordi Pla.

Momento de ‘Rèquiem’. Foto, Jordi Pla.

Joanfra Rozalén, gerente de ‘La Dependent’ asegura que con ‘La Independent y su primer estreno se inicia una nueva línea artística dentro de la compañía, que se moverà dentro del teatro gestual, visual, con la que se pretende empezar una nueva dimensión en el trabajo interpretativo en la Comunidad Valenciana.

«Nuestra idea es abrir nuevos mercados, con rigor, con seriedad con propuestas que atraigan al público. Hemos de despertar la curiosidad de los espectadores».

Carlos Figuerola