El autor del Himno de Riego recordado en el MuVIM

Les ciutats del músic
En torno a José Melchor Gomis
Hall del MuVIM
C / Quevedo, 2. Valencia
Hasta el 23 de octubre de 2016

El MuVIM acoge hasta el 23 de octubre la exposición ‘Les ciutats del músic’, que recoge la historia y la producción musical de José Melchor Gomis, uno de los músicos valencianos más universales. Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia, tradujo así la importancia de la muestra: “Tenemos la obligación de ser transmisores de nuestra historia y nuestra cultura a las nuevas generaciones”. De manera que el 225 aniversario de Gomis es “una oportunidad única para recuperar su memoria, ponerla en valor y dar a conocer sus obras a toda la población, desde los niños hasta los mayores”, sostuvo Rodríguez.

El director del MuVIM, Rafael Company, y el comisario de la muestra, Ignasi Gironés, coincidieron con el presidente de la Diputación a la hora de reivindicar la figura de Gomis como la de uno de los artistas valencianos más ilustres, pese a que su grado de conocimiento no alcanza al de algunos de sus coetáneos.

Vista de la exposición 'Les ciutats del músic'. Imagen cortesía del MuVIM.

Vista de la exposición ‘Les ciutats del músic’. Imagen cortesía del MuVIM.

“Lo más importante de esta exposición es empezar a descubrir a un músico valenciano desconocido por el gran público, capaz de componer óperas que compitieron con las de Rossini en París a principios del siglo XIX”, explicó Gironés, que también destacó los himnos patrióticos y militares de Gomis, entre ellos el Himno de Riego que se convirtió en emblema nacional durante la Segunda República.

Esta producción de himnos patrióticos se encuadra en los años que José Melchor Gomis pasó en Madrid tras sus primeros pasos musicales en Valencia. La inclinación política del autor acabaría llevándole a un exilio en París y Londres que dio un nuevo giro a su carrera, convirtiendo al músico de Ontinyent en un autor polifacético que siempre será recordado como el creador del primer himno oficial de España.

La muestra del MuVIM recorre la vida y la obra de Gomis a través de su itinerancia por las ciudades en las que vivió y trabajó, y consta de una serie de paneles expositivos en los que se describe y escenifica el paso del músico por esas cinco ciudades, de Ontinyent a París, con la posibilidad de escuchar cuatro de las piezas compuestas por Gomis, entre ellas el Himno de Riego. ‘Les ciutats del músic’ recorre la vida y la producción musical de un valenciano ilustre al que le fue concedida la Legión de Honor francesa al final de su carrera.

Vista de la exposición 'Les ciutats del músic'. Imagen cortesía del MuVIM.

Vista de la exposición ‘Les ciutats del músic’. Imagen cortesía del MuVIM.

Katiuska, de amores e ideologías

Katiuska, de Pablo Sorozábal, bajo la dirección musical de Cristóbal Soler y dirección escénica de Emilio Sagi
Palau de les Arts Reina Sofía
Avda. del Professor López Piñero,1. Valencia
29 y 31 de octubre, y 3 y 6 de noviembre de 2015

El Palau de les Arts Reina Sofía acoge la zarzuela Katiuska, de Pablo Sorozábal, que se estrena el próximo 29 de octubre, dentro de la programación de la Pretemporada de Les Arts, con la que se celebra el décimo aniversario de la inauguración del edificio. El valenciano Cristóbal Soler, director musical, y el ovetense Emilio Sagi, director de escena, abordan el montaje coproducido por el Teatro Arriaga de Bilbao, el Teatro Campoamor de Oviedo y el Teatro Calderón de Valladolid.

Katiuska es la quinta zarzuela que Sagi, el gran renovador de este género, presente en la ópera de Valencia. Anteriormente el director ovetense ha estrenado producciones para Les Arts como La Bruja y El rey que rabió, ambas de Ruperto Chapí, o montajes alquilados de El dúo de ‘La Africana’, de Fernández Caballero y de Luisa Fernanda, de Moreno Torroba.

Escena de Katiuska. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de Katiuska. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Debuta con esta obra en Les Arts, Cristóbal Soler, director musical del Teatro Lírico Nacional de la Zarzuela  y director asociado y principal invitado de la Orquesta Sinfónica de Navarra. El maestro de Alcàsser es una de las batutas nacionales con mayor proyección y uno de los principales valores del género lírico español. En este sentido, destaca su especial interés por la recuperación y difusión del patrimonio nacional menos conocido de autores como Vicente Martín i Soler, José Melchor Gomis o Salvador Giner.

Destacados intérpretes del género conforman el reparto de Katiuska, con una especial presencia de cantantes de la Comunitat. La valenciana Maite Alberola (Katiuska) canta su primer papel protagonista en el centro de artes, donde anteriormente ha participado en conciertos y recitales de zarzuela así como en Una cosa rara, de Martín i Soler. Maite Alberola es una de las sopranos más solicitadas en el panorama nacional, con premios como el Teatro Lírico Campoamor a la artista revelación en su palmarés.

El barítono santanderino Manuel Lanza encarna a Pedro Stakof. Con más de 20 años de carrera, es uno de los artistas españoles más  internacionales. Ha trabajado en teatros como la Scala de Milán o el Metropolitan de Nueva York, así como bajo la batuta de Zubin Mehta, Lorin Maazel, Nello Santi o Sir Colin Davis y con ‘registas’ de la talla de Giorgio Strehler, Franco Zeffirelli, Jonathan Miller, o Tito Capobianco, entre otros.

Escena de Katiuska. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de Katiuska. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Katiuska transcurre en una posada a las afueras de un pueblo de Ucrania inmediatamente después de la Revolución Rusa. Con bolcheviques y partidarios del régimen zarista enfrentados, un comisario del pueblo, Pedro Stakof, se siente dividido entre sus sentimientos por Katiuska, perteneciente a la familia imperial, y sus deberes como soviet.

Pablo Sorozábal estrenó en 1931 en Barcelona esta opereta en dos actos con libreto de Emilio González del Castillo y Manuel Martí Alonso. La versión que Les Arts programa es la misma que Emilio Sagi estrenó en 2009 en Bilbao con esta coproducción y que cuenta con un texto “puesto al día” y adaptado al público del S. XXI.