Creador.Es, otra forma de aprender el teatro

Creador.Es, III Edición de las Residencias Teatrales
Sala Off
C / Turia, 47. Valencia
Del 28 de septiembre al 11 de octubre de 2015

Es una experiencia única en España y se desarrolla en Valencia. Lleva tres ediciones a pleno rendimiento, formando jóvenes promesas de la dramaturgia y dejando un poso que, pese a sus buenos resultados, no cuenta con el suficiente respaldo institucional. Alguna ayuda que otra, carente en todo caso de la sustancia necesaria para que la singular iniciativa de Residencias Teatrales tome impulso. De hecho, Gabi Ochoa, director de Creador.Es, está pensando exportar la actividad a otras ciudades que han mostrado interés. Pero, de momento, insiste y resiste. Ahora, en la Sala Off, donde se presentó la tercera edición con un invitado de honor: Eusebio Calonge, de la compañía La Zaranda.

Creador.Es apuesta por acercar el teatro de un modo diferente. Los 15 alumnos de diferentes nacionalidades, inscritos en lo que se puede considerar un semillero teatral, gozarán de dos intensas semanas de formación mediante talleres, clases magistrales y diversas actividades paralelas. A lo largo de esos 15 días (del 28 de septiembre al 11 de octubre), se podrán sumergir en las artes escénicas, empapándose de los conocimientos y experiencia que este año transmitirán el propio Calonge, en su elocuente taller ‘La energía de la desesperación’, y Edgar Chías, cuyo taller central lleva por título ‘El mapa textual: memoria y posibilidad de futuro’.

Imagen del video 'Wanda', de Gabriel Ochoa, promocional de Creador.Es. Actriz: Anna Moret.

Imagen del video ‘Wanda’, de Gabriel Ochoa, promocional de Creador.Es. Actriz: Anna Moret.

Gabi Ochoa se ha encargado en todo momento de repetir que Creador.Es “no es un festival, ni una feria, sino residencias teatrales para que los alumnos puedan reflexionar, trabajar, escribir”. En suma, otra forma de aprender teatro. Edgar Chías lo hace importando el modelo que pone en práctica en México DF. Y Calonge mediante esa energía desesperada que ha venido transmitiendo a quienes han asistido a su seminario. “El nivel profesional es bastante alto”, señaló el dramaturgo, todavía sorprendido por la “desertización absoluta del panorama teatral en Valencia” que achaca a las instituciones públicas. “Ha quedado en un plano casi off”, apostilló.

CulturArts apoya con una pequeña cantidad Creador.Es. Y junto a la entidad pública, también contribuyen a sostener la iniciativa el Aula de Teatre de la Universitat de València, cuya representante Laura Monrós agradeció que haya propuestas como ésta; la editorial Episkenion, con Rosa Sanmartín a la cabeza, y la propia Sala Off, cuyo director Pedro Giménez alabó la actividad, de ahí que aceptara participar en ella aportando la sala como sede. En ella, además de los talleres de Chías y Calonge, habrá otro impartido por Gabi Ochoa sobre ‘Acción poética, acción política”, siguiendo la línea de su último trabajo Las guerras correctas.

De izquierda a derecha, Eusebio Calonge, Pedro Giménez, Gabriel Ochoa, Laura Monrós y Rosa Sanmartín, durante la presentación de Creador.Es en la Sala Off. Cortesía de la organización.

De izquierda a derecha, Eusebio Calonge, Pedro Giménez, Gabriel Ochoa, Laura Monrós y Rosa Sanmartín, durante la presentación de Creador.Es en la Sala Off. Cortesía de la organización.

María Velasco, Patrícia Pardo, Jorge Hugo Marín y Jordi Casanovas serán los encargados de las clases magistrales en La Nau, en las que hablarán de literatura posdramática, de la hibridez entre escritura circense y teatral, de la dramaturgia y el espacio, así como del efecto bola de nieve y la dramaturgia lateral, respectivamente. Y para conocer la realidad de fuera, “pero también la nuestra”, Gabi Ochoa destacó los espectáculos que se podrán visionar como parte de Creador.Es.

De La semilla, de Edgar Chías, se hará una lectura dramatizada bajo la dirección de Olinda Larralde con actores valencianos en Espacio Inestable (martes 6 de octubre). También se podrá ver la obra de éxito de Víctor Sánchez, ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’, en Sala Off (días 3 y 4). Con lo puesto (y un botijo), de Gerardo Esteve en Carme Teatre (1 de octubre); El ring, de Néstor Mir, en Off (jueves 8), y Éxit, de Rebeca Carrera y Alberto Cortés, en Inestable (sábado 10), completan los espectáculos a visionar. Una mesa redonda en torno a las residencias artísticas como semilleros para nueva creación teatral, moderada por Gabi Ochoa, y una serie de presentación de textos son actividades paralelas que se suman al mapa de Creador.Es, que arranca justo después de que concluya Russafa Escènica. “El nuevo equipo de gobierno debería saber lo que se está haciendo en Valencia”, reclamó Ochoa. Porque se está haciendo mucho y bien.

Imagen de 'Wanda', de Gabriel Ochoa, video promocional de Creador.es.

Imagen de ‘Wanda’, de Gabriel Ochoa, video promocional de Creador.es. Actriz: Anna Moret. Producción: mementoNET.

Salva Torres

Ruz-Bárcenas, juicio al saqueo de lo público

Ruz-Bárcenas, dirigido por Alberto San Juan
Autor: Jordi Casanovas
Intérpretes: Pedro Casablanc y Manolo Solo
Teatro Talía
C / Caballeros, 31. Valencia
Hasta el 10 de mayo, 2015
Jueves y viernes, 20.30h., sábado, 18.30 y 21.00, y domingo, 18.30

Decía Freud que dos lapsus o dos negativas seguidas equivalían a una afirmación. Alberto San Juan, que dirige en el Teatro Talía la obra ‘Ruz-Bárcenas’, trajo a colación las dos veces que María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, patinó inconscientemente con la palabra saqueo. La primera fue en 2012 al referirse a Castilla La Mancha, comunidad a la que trataría de ‘saquear’ de la situación en que se encontraba. La segunda, hace un mes, cuando dijo: “Hemos trabajado para saquear a nuestro país adelante”. Si Freud levantara la cabeza, pediría a Cospedal que se tumbara de inmediato en el diván.

De izquierda a derecha, Manolo Solo, Alberto San Juan y Pedro Casablanc, subidos al cartel de la obra 'Ruz-Bárcenas', en el Teatro Talía. Fotografía: Roberto Fariña.

De izquierda a derecha, Manolo Solo, Alberto San Juan y Pedro Casablanc, subidos al cartel de la obra ‘Ruz-Bárcenas’, en el Teatro Talía. Fotografía: Roberto Fariña.

Alberto San Juan, a partir de un texto de Jordi Casanovas, lo que hace es sentar en el diván de la escena a Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, interpretado por Pedro Casablanc, al que interroga el juez Pablo Ruz (Manolo Solo). Casanovas traduce a lenguaje teatral de manera literal las declaraciones judiciales del 15 de julio de 2013, en las que Bárcenas reconoció la existencia de una contabilidad B en el Partido Popular.  Con ese “material dramático inmejorable”, San Juan recrea la situación de “dos hombres enfrentados: uno en busca de la verdad y otro tratando de salvar el pellejo”. Y pellejo hay mucho.

Pedro Casablanc (izquierda) y Manolo Solo, en un momento de la obra 'Ruz-Bárcenas'. Teatro Talía de Valencia.

Pedro Casablanc (izquierda) y Manolo Solo, en un momento de la obra ‘Ruz-Bárcenas’. Teatro Talía de Valencia.

«Los grandes medios de comunicación han colaborado en el saqueo»

‘Ruz-Bárcenas’, que estará en el Talía hasta el domingo 10 de mayo, es, en palabras de San Juan, “una ventana a través de la cual se puede contemplar todo un sistema de corrupción sufrido durante décadas sin saberlo y del que ahora empezamos a saber”. Y lo que empezamos a saber, por las declaraciones de Bárcenas que María Dolores de Cospedal ratifica con sus lapsus, es que el “sistema de saqueo de los fondos públicos se ha hecho mano a mano entre el PP y el PSOE al servicio de las empresas del IBEX 35”. San Juan, puestos a entrar a saco, incluyó a los medios de comunicación: “No con la colaboración de los periodistas, sino con la de los propietarios de esos medios”.

El “valor documental” de ‘Ruz-Bárcenas’, que pone en escena con “inmejorables palabras” esa oscura trama de “sobresueldos y caja B”, permite al espectador participar en la “confrontación política que se está produciendo entre la gente, la sociedad, y el sistema de poder que representan ciertos políticos y empresas”. Eso sí, San Juan vaticinó que estamos ante “un cambio de ciclo histórico que, como el anterior, ha durado 40 años”.

Detalle del cartel de la obra 'Ruz-Bárcenas'. Teatro Talía de Valencia.

Detalle del cartel de la obra ‘Ruz-Bárcenas’. Teatro Talía de Valencia.

«Bárcenas es un chivo expiatorio»

Pedro Casablanc y Manolo Solo se metieron en la piel de Bárcenas y Ruz de manera distinta. Casablanc reconoció haber tenido “un rollo de empatía” con su personaje. San Juan terció que en una de las funciones un espectador le llegó a decir que Bárcenas le caía bien. “¿A quién no le cae bien Hannibal Lecter? [personaje psicópata de la película ‘El silencio de los corderos’]”, señaló Casablanc. San Juan afirmó que si había algo a favor del ex tesorero del PP, y por lo cual podías identificarte, era su papel de “chivo expiatorio; el que paga por todos”. Solo, en cambio, dijo que simplemente había tratado de interpretar a un joven juez que “siente a su espalda el peso de la mirada de todo un país”.

La “lluvia de información” aparecida en los medios de comunicación “parece inabarcable”, puntualizó San Juan, “pero si fijas tu atención en un solo punto resulta comprensible y piensas que puedes cambiarlo y acabar con ello”. La saturación informativa como antídoto contra el pensamiento. Con ‘Ruz-Bárcenas’, su director pretende fijar esa atención de un público “ávido de ver lo que sucede en ese interrogatorio”.

“En el fondo hay algo de catarsis”, subrayó San Juan, para quien Rita Barberá “es un personaje interesante desde un punto de vista dramatúrgico y sociológico”, aunque le produzca “enorme rabia y tristeza las políticas públicas que ha llevado”. “En este país gusta el carácter populista de gente como Rita o Esperanza Aguirre”, concluyó Casablanc. Alberto San Juan precisó que, más que insultar a sus votantes, estaría bien “revisar el punto de tu persona que conecta con ellas”.

Alberto San Juan, director de 'Ruz-Bárcenas', subido a la fachada del Teatre Talia. Fotografía: Roberto Fariña.

Alberto San Juan, director de ‘Ruz-Bárcenas’, subido a la fachada del Teatre Talia. Fotografía: Roberto Fariña.

Salva Torres