El fantasma de La Engaña

Engaña, de Javier Arce
Galería Siboney
C / Santa Lucía, 49. Santander
Hasta el 22 de febrero de 2016

Javier Arce regresa a la galería Siboney, con la que trabajó en sus comienzos y en la que realiza algunas de sus primeras exposiciones individuales (Los hermosos vencidos, 1999) y posteriormente (1+1=1, 2004). Esta muestra coincide en el tiempo con la que realiza en la Galería T20 de Murcia, (Keep politics out of this picture), que permanecerá abierta hasta fin de enero, y supone el regreso del artista santanderino, a la escena expositiva de la ciudad, desde su última exposición individual en 2011 (Fanfarria para el hombre corriente), en la que fuera su galería de cabecera, Del Sol St. y a la que ha estado ligado desde el inicio de sus actividades, cuando expuso en ella su Guide to easier living, en 2006.

Dibujo de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

Dibujo de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

En los últimos años la trayectoria de Arce, de intensa expansión nacional e internacional, ha tenido un impulso enorme, proliferando su presencia en numerosas exposiciones individuales, colectivas y ferias. El artista afincado en Esles apuesta por la originalidad de sus propuestas artísticas, siempre en los límites de lo conceptual, que han llamado la atención de la crítica especializada.

Del 16 de enero al 22 de febrero, presenta una instalación en la galería Siboney, en la que reflexiona -y recrea hasta cierto punto- sobre ese fantasma en que se convirtió el túnel de La Engaña, abandonado cerca de su conclusión, la que se prolongó durante 17 años, en lugar de los 52 meses previstos inicialmente, aquel proyecto llamado a unir por tren Cantabria con el Mediterráneo. En esta exposición conviven el dibujo y la escultura.

Se trata de la instalación titulada Engaña, que se compone de una serie de dibujos y de una escultura instalada en el suelo de la galería. El proyecto alude tanto a la historia y memoria del lugar como el paisaje y las gentes del lugar.

Engaña, exposición de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

Engaña, exposición de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

Dice Javier Arce: “Parto de imágenes encontradas principalmente en documentos digitales y fotografías tomadas por mí o amigos con los que he compartido paseos por la zona de los Valles de la Vega de Pas en donde se encuentra el túnel, pero también por zonas más cercanas a la costa como el túnel de Obregón o Guarnizo». Las imágenes elegidas son portadoras «de un potencial simbólico, de la fuerza de abrir para nosotros un mundo de esperanzas, de creencias, un horizonte de ideas muy generales y abstracto al que nos enfrentamos movilizando, sobre todo, nuestro deseo-acaso nuestro deseo de ser-«, señala J. L. Brea (‘Las tres eras de la imagen’).

“Como he apuntado anteriormente -señala Arce- la instalación se compone de una escultura situada en el plano del suelo de la galería, este suelo es el encontrado en los diferentes túneles en el entorno de La Engaña (recordar que hay cinco, siendo el más largo el de la Engaña con casi 7000 metros de longitud). Son bloques de hormigón de muy mala calidad en los que se aprecia por el desgaste de la erosión el encontrado de hierro. Por otro lado los dibujos, en torno a 15, son dibujos únicos realizados con mi sangre, también tengo que destacar que cada uno de ellos será enmarcado con una madera del lugar (roble, haya, castaño, fresno, tilo, abedul etc)”.

Obra de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

Detalle de la exposición de Javier Arce. Imagen cortesía de Galería Siboney.

 

Consuelo Císcar, ¡queda usted auditada!

Informe provisional de control financiero realizado al IVAM
Intervención General de la Generalitat Valenciana
Ejercicios 2009 al 2014
Con fecha 21 de mayo de 2015

Tarde o temprano se iba a saber: era un secreto a voces. Consuelo Císcar, más que dirigir el IVAM durante diez largos años, lo ha digerido masticándolo a dentelladas, a base de despilfarrar el presupuesto público como si de una orgía privada se tratara. Un informe provisional de control financiero realizado al Instituto Valenciano de Arte Moderno por parte de Intervención de la Generalitat así lo demuestra. El cúmulo de irregularidades es tal, ya sea a la hora de adquirir obras por encima de su valor en el mercado, tramitar comisariados a dedo, hinchar gastos de viaje o camuflar otra serie de gastos, que daría para un tratado de psicopatología económica.

Manifestación frente al IVAM. Fotografía: Tania Castro.

Manifestación frente al IVAM. Fotografía: Tania Castro.

Los ejemplos son múltiples y apabullantes. Bastará decir que, en una muestra aleatoria de obras adquiridas, Intervención concluye que en los casos de Xiaochum Miao, Natividad Navalón, Julio Quaresma, Javier Arce y Juan Carlos Nadal, sus obras The Deluge, Tiempo de arroz y sal, Della Bestia Triunphante, Removal Assignments y Haboob, respectivamente, fueron compradas por un precio superior al 1.520% (caso de la obra de Quaresma) al estimado por una valoración externa.

Tierra de arroz y sal, de Natividad Navalón. IVAM.

Tiempo de arroz y sal, de Natividad Navalón. IVAM.

Así, el precio de adquisición de Della Bestia Triunphante por parte del IVAM fue de 32.400€, frente a los 2.000 estimados. Por Removal Assignments se pagó 11.800€, cuando lo normal hubiera sido 2.500, mientras que por Tiempo de arroz y sal el IVAM desembolsó 128.400€, de los 75.000 que dictaminaba el valor de mercado. The Deluge (18.000 por 8.000) y Haboob (14.520 por 10.000) son las diferencias económicas de los otros dos casos, siempre según el informe de Intervención de la Generalitat.

Gerardo Rueda.

La moneda, el tiempo y el laberinto. Homenaje a Borges I, de Gerardo Rueda. IVAM

El IVAM también compró la obra La moneda, el tiempo y el laberinto. Homenaje a Borges II, de Gerardo Rueda, facturada en 10.586€, dentro de un lote que comprendía a su vez la donación de otras 77 obras del autor, sin que hasta la fecha haya sido entregada al instituto valenciano, al igual que sucede con 32 de las donadas. El actual director del IVAM, José Miguel Cortés, en las alegaciones presentadas al informe, manifiesta haber solicitado a la Fundición CAPA, encargada de dicha obra, su entrega “a la mayor brevedad posible”, al igual que reclama a su propietario las 32 restantes.

Haboob, de Juan Carlos Nadal. IVAM.

Haboob, de Juan Carlos Nadal. IVAM.

Los gastos de viaje y alojamiento de Consuelo Císcar durante 2009-2013 ascendieron a 137.717,82€. Gastos entre los cuales el informe detecta tres facturas de alojamiento correspondientes a tres habitaciones distintas de un mismo hotel de Basilea (Suiza) por importe de 3.825,65€ cada una. “Se ha comprobado que una de ellas corresponde al alojamiento de una persona que no tiene relación laboral con el IVAM (Pilar Mundina Gómez)”, mientras que las dos restantes “figuran a nombre de la Directora Gerente, sin que se haya podido verificar si se alojó una tercera persona sin identificar o si la habitación quedó desocupada”.

Removal Assignments, de Javier Arce.

Removal Assignments, de Javier Arce.

Lo mismo sucede con los gastos de alojamiento por valor de 855€ debidos a “una estancia de hotel de dos noches de Boye Llorens en Barcelona sin que conste relación laboral o profesional con el IVAM durante dichas fechas”. O los 12.146,76 correspondientes a gastos de desplazamiento de miembros del Consejo Rector para acudir a las sesiones de dicho órgano. Y es que, como recoge el informe, “el IVAM no dispone de ninguna norma interna que regule [esos] gastos de desplazamiento”.

Del Catálogo Razonado de Julio González, cuya obra estaba previsto se articulara en cinco volúmenes, a día de hoy únicamente publicados los del I al III, el IVAM adquirió 2.750 ejemplares, de los que se han vendido 22, 161 se han entregado de forma gratuita como protocolo y, ¡atención!, 2.567 (93,35% de los adquiridos con un coste de producción de 297.233€), “están almacenados como stock en las dependencias del Instituto”.

Los ejemplos de las irregularidades cometidas es tan amplio y revelador que José Miguel Cortés, en sus alegaciones, firmadas junto al Administrador Joan A. Llinares Gómez, afirma que “suponen un grave quebranto para el erario público y, en particular, para el maltrecho presupuesto del IVAM”. De hecho, Cortés y Llinares añaden que todos estos hechos “podrían constituir además conductas tipificadas en el ordenamiento jurídico penal”, por lo que entienden “necesario dar traslado a la Abogacía de la Generalitat al objeto de que se interpongan cuantas acciones sean necesarias”.

Consuelo Císcar. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Consuelo Císcar. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Salva Torres