4,4 millones de Bankia a las sociedades musicales valencianas

Bankia Escolta València
Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. València
Miércoles 18 de octubre de 2018

‘Bankia Escolta València’, el proyecto dirigido a promocionar y apoyar la música en la Comunidad Valenciana creado por el IVC, la FSMCV y Bankia, ha apoyado con 4,4 millones de euros a las sociedades musicales de todo el territorio valenciano desde su nacimiento en el año 2014. Bankia demuestra así su compromiso y apoyo al movimiento asociativo musical en colaboración con la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) y el Institut Valencià de Cultura (IVC), a través de un convenio suscrito en 2014 con la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana y renovado por las tres entidades en agosto de 2016.

“La música influye positivamente en el proceso educativo y favorece la integración social, abre puertas al empleo como parte de las industrias creativas, enriquece el panorama cultural y conecta la tradición con el futuro”, destacó Amalia Blanco, directora general de Comunicación de la entidad bancaria. Además, señaló que “las sociedades musicales en la Comunidad Valenciana representan un fenómeno social y cultural de enorme envergadura que vertebra el territorio”.

Bankia Escolta Valencia durante su presentación en La Nau. Imagen cortesía del IVC.

Bankia Escolta Valencia durante su presentación en La Nau. Imagen cortesía de la FSMCV.

‘Bankia escolta València’ tiene cinco grandes líneas de actuación. La primera de ellas es el programa de becas dirigidas a estudiantes de formación no reglada de la red de escuelas de música de la FSMCV que tiene por objeto favorecer la formación musical de las nuevas generaciones. La segunda gran iniciativa contemplada en el programa ‘Bankia escolta València’ pasa por la celebración del Concurso Bankia de Orquestas de la Comunidad Valenciana que promueve y apoya la difusión de las más de 170 orquestas que hay en la región.

Como una forma de reconocer el talento musical en la Comunidad Valenciana, en junio de 2017 se celebró en el Palau de les Arts la primera edición de los Premios Bankia al talento musical de la Comunidad Valenciana. La próxima edición de estos premios se convocará en la primavera de 2019 y reconocerá al músico valenciano, a la formación musical valenciana de carácter profesional, al investigador musical, al proyecto educativo musical y a la actividad empresarial o emprendedora relacionada con la música.

‘Bankia escolta València’ pretende, además, poner en valor y difundir el patrimonio cultural custodiado por los archivos de las sociedades musicales de la Comunidad Valenciana, a través de su programa Música a la Llum.

La quinta gran iniciativa contemplada en el proyecto es la reconstrucción de la Alquería Julià, inmueble del siglo XVII ubicado en el barrio de Nou Moles / Olivereta en Valencia, propiedad de la entidad financiera y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Generalitat Valenciana en 2007, para convertirlo en la Casa de la Música.

Actuación de una orquesta de la Comunidad Valenciana. Imagen cortesía de la FSMCV.

Actuación de una orquesta de la Comunidad Valenciana. Imagen cortesía del IVC.

Amor en polvo o el intercambio de parejas

Amor en polvo, de Juanjo Moscardó y Suso Imbernón
Película rodada en julio de 2018 en diferentes puntos de Valencia

El director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía del IVC, José Luis Moreno, visitó el rodaje en València del largometraje valenciano ‘Amor en polvo’, que han dirigido Juanjo Moscardó Rius y Suso Imbernón, y que han producido ‘Ningú és Perfecte’ y ‘CosaBona Films’, con la colaboración de À Punt Mèdia y la red social Wyylde. El largometraje cuenta con las ayudas a la producción del Institut Valencià de Cultura.

Con guión de María Mínguez, María Laura Gargarella y Juanjo Moscardó, ‘Amor en polvo’ es una comedia que protagonizan Macarena Gómez, Enrique Arce, Luis Miguel Seguí y Lorena López. La película se ha rodado durante todo el mes de julio en València en diferentes localizaciones de la ciudad.

‘Amor en polvo’ es una comedia centrada en el intercambio de parejas: Pablo y Blanca han decidido iniciarse en el mundo del intercambio de parejas, pero desobedecen una norma fundamental: no hacerlo si estás en crisis. Para eso, llaman a dos de sus amigos solteros, Mia y Lucas, y desobedecen también la segunda norma: hay que hacerlo siempre con otra pareja.

Juanjo Moscardó, primero por la dcha, junto al director del Audiovisual, José Luis Moreno (segundo por la izda) y miembros del equipo de la película. Imagen cortesía del IVC.

Juanjo Moscardó, primero por la dcha, junto al director de Audiovisuales, José Luis Moreno (segundo por la izda) y miembros del equipo de la película. Imagen cortesía del IVC.

Ayudas del IVC para el fomento de la música

Convocatoria de ayudas para el fomento de actividades musicales
Institut Valencià de Cultura de la Generalitat Valenciana
30 días hábiles desde el 14 de agosto de 2018

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana ha publicado la convocatoria de ayudas para el fomento de actividades musicales, como la organización de festivales, cursos de perfeccionamiento musical, concursos, proyectos musicales de carácter singular, giras y proyectos de producción musical en el año 2018.

La cuantía total de estas ayudas es de 600.000 €, un importe que multiplica por seis la cantidad destinada a esta finalidad en 2015. El importe de las ayudas ha evolucionado de la manera siguiente: en 2015 era de 103.410 €; en 2016, de 340.000 €; en 2017, de 444.000 €; y en 2018, de 600.000 €.

En palabras del director general del IVC, Abel Guarinos “el Institut Valencià de Cultura ha sextuplicado el importe de estas ayudas en menos de cuatro años por el convencimiento de que son una herramienta fundamental para impulsar la profesionalización de los grupos musicales valencianos de cualquier tipo de músicas, y por lo que representan en la vertebración cultural de la Comunitat Valenciana, porque también estas subvenciones propician acontecimientos y festivales musicales relevantes prácticamente en todas las comarcas valencianas y en la totalidad de variantes, desde la música antigua y barroca hasta la creación actual, desde la clásica hasta el jazz, el pop, el folk o el rock”.

Las modalidades de subvención son las siguientes: para la organización y realización de festivales y proyectos singulares se destina la cantidad de 300.000 €; para la organización y realización de cursos de perfeccionamiento musical y de concursos se destina la cantidad de 135.000 €; y para la realización de giras y proyectos de producción musical se destina la cantidad de 165.000 €.

El plazo de presentación de las solicitudes será de treinta días hábiles a contar del día siguiente de la publicación de esta convocatoria en el DOGV.

La semana pasada el DOGV publicó la convocatoria de ayudas a la producción y edición discográfica por un importe de 70.000 € y las ayudas a la adquisición y reposición de instrumentos musicales por parte de las sociedades musicales por un importe de 215.000 €.

 

#Identidad para la nueva temporada del IVC

Avance de programación 2018-2019 de los teatros Principal y Rialto de València

El Institut Valencià de Cultura (IVC) ha presentado el avance de la programación de artes escénicas para la temporada 2018-2019 en el teatro Principal y en el teatro Rialto de València, bajo el lema #Identidad. Al acto han asistido el director general del IVC, Abel Guarinos, y el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Roberto García.

El director general del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, ha explicado que “con el lema #Identidad queremos dar un paso adelante después del cambio de filosofía que ha significado la temporada 17-18 respecto de las temporadas pasadas. Profundizamos en la apuesta por la coherencia de la programación y por una marca pública de calidad. De este modo, esta temporada 18-19 busca la identidad de los teatros Rialto y Principal de València, es decir, busca singularizar las salas y ponerlas en valor”.

“Además, la producción propia reflexionará sobre las múltiples caras de este concepto de identidad: la identidad de barrio, la identidad digital, la identidad europea, la identidad emocional, la identidad cultural o la identidad de clase”, ha concluido Guarinos.

El Teatro Rialto se convierte esta temporada en un centro que programará producciones propias. Un proyecto que supone un cambio de paradigma trascendental y que tendrá el objetivo de conectarse con la sociedad, gracias al Plan de desarrollo de audiencias ‘Habitamos el teatro’.

El Teatro Principal, por su parte, se ratifica como un centro de exhibición de referencia en artes escénicas por la calidad de sus propuestas y donde se estrenarán también producciones de gran formato. Una nueva programación que lleva el lema “Un TEATRO PRINCIPALmente para ti”.

Como señala el director adjunto de Artes Escénicas, Roberto García, “tenemos como objetivo fundamental esta temporada la captación y la fidelización de públicos para conseguir el acceso de toda la sociedad a nuestra actividad cultural y, especialmente, del público joven que, en estos momentos, se siente alejado de la oferta cultural general”.

Asimismo, desde el IVC se continúa trabajando para fomentar la creación e impulsar las industrias escénicas. La apuesta por la producción propia se duplica en la temporada 2018-2019 y pasamos de 4 a 9 producciones propias de teatro y de 1 a 3 producciones de danza.

Esta temporada también significa la recuperación de los Premios de las Artes Escénicas Valencianas, con los que el IVC quiere reconocer el trabajo y la excelencia de los profesionales valencianos. La gala de entrega será retransmitida por À Punt televisión y, a partir de septiembre, se darán detalles de esta.

Teatro Principal de València

Según Roberto García: “El Teatro Principal tendrá una programación de lujo con algunos de los nombres de referencia de las artes escénicas en el ámbito valenciano, estatal e internacional”.

Un instante de la representación de 'Cronología de las bestias', protagonizada por Carmen Machi. Fotografía: Javier Naval.

Un instante de la representación de ‘Cronología de las bestias’, protagonizada por Carmen Machi. Fotografía: Javier Naval.

La temporada empezará con el estreno mundial de ‘Santos, i ara què’, creación de Ximo Solano, un homenaje al genial pianista, compositor, pintor, escultor y ‘performer’ de Vinaròs Carles Santos y a su obra. En octubre se podrá ver ‘Cronología de las bestias’, protagonizada por Carmen Machi, una comedia negra de suspense que reflexiona sobre la mentira.

‘Antígona’, coproducción del IVC con la Compañía Ferroviaria de Elche, estrenada en Sagunt a Escena, se podrá disfrutar durante el mes de noviembre. Una versión libre inspirada en el clásico de Sófocles con las posibilidades que ofrecen los nuevos lenguajes expresivos. El mejor teatro balear llegará a finales de noviembre con dos producciones del Teatro Principal de Mallorca: ‘La nit de Catalina Homar’ y ‘Les darreres paraules’, que giran alrededor del personaje del archiduque Lluís Salvador. Para acabar noviembre asistiremos al estreno de la producción del IVC ‘Sorra blava’, de Alejandro Tortajada y Laura Sanchís, proyecto ganador de la convocatoria abierta “Cinc elevat a cinc”. En diciembre se programará el último espectáculo del actor Alberto San Juan, ‘Mundo obrero’, producida por Teatro del Barrio y Teatro Español, una obra sobre la lucha obrera que alcanza desde finales del siglo XIX hasta los nuestros días. En Navidad se repondrá ‘Tic-Tac’, la producción propia premiada como mejor espectáculo musical en la última edición de los Premios MAX de artes escénicas. Después será el turno de la deliciosa comedia ‘La valentía’, la última obra del prestigioso dramaturgo Alfredo Sanzol.

‘El preu’, un texto de uno de los más grandes dramaturgos del siglo XX, Arthur Miller, se podrá ver en el Principal el mes de febrero. Pere Arquillué y Ramón Madaula interpretan, bajo la dirección de Sílvia Munt, a dos hermanos que se reencuentran en el desván de la casa familiar después de 16 años sin hablarse. Igualmente, el mes de febrero estará dedicado a un ciclo de espectáculos internacionales. Se podrán ver el circo de la compañía francesa The Rata Pack con ‘Speakeasy’, obra que recrea en el escenario los bares clandestinos que surgieron en Estados Unidos durante la ley seca, y el teatro físico de la compañía británica Ghecko, con ‘Missing’.

El musical vuelve en marzo de la mano de la compañía Dagoll Dagom, que hacía 13 años que no pasaba por València, con su último espectáculo,‘Maremar’, una adaptación de ‘Pericles, príncep de Tiro’, de William Shakespeare, con música inspirada en la obra de Lluís Llach.

Recreación escénica de los etílicos sótanos clandestinos durante la ley seca, en ‘Speakeasy’, de The Rata Pack.

Recreación escénica de los etílicos sótanos clandestinos durante la ley seca, en ‘Speakeasy’, de The Rata Pack.

La programación se completa con tres estrenos mundiales que llenarán el teatro Principal hasta el final de la temporada. Se trata de ‘El Muro’, de la compañía valenciana La Teta Calva, creación de Maria Cárdenas y Xavo Giménez con música de Carles Chiner; la nueva producción de danza del IVC, dirigida por la prestigiosa coreógrafa alcoyana Sol Picó, y una coproducción del IVC, la Diputació de València y el Festival Griego de Barcelona, escrita y dirigida por Jordi Casanovas, sobre el cambio de ciclo histórico que se inició el año 92, con el declive de la Ruta del Bakalao, los crímenes de Alcàsser y una nueva manera de hacer política tan personal como irresponsable. Un espectáculo que lleva por título ‘Valenciana (la realitat no és suficient)’.

Teatro Rialto

“El Teatro Rialto estrena su nuevo proyecto «Habitamos el Rialto», que tiene como objetivo crear una comunidad de espectadores y espectadoras vinculada de manera profunda a los procesos de creación y exhibición de las producciones propias. Un plan de desarrollo de audiencias destinado a la captación y la fidelización de nuevos públicos, especialmente los espectadores y espectadoras jóvenes”, ha explicado Roberto García.

El Teatro Rialto trabajará con una red de institutos de Secundaria que colaborarán con este nuevo proyecto. Se trabajará conjuntamente con el alumnado y el profesorado para desarrollar experiencias físicas y emocionales con los montajes que pasarán por la sala.

De esta manera, participarán en las obras asistiendo a los ensayos, llevando los equipos artísticos a los centros, organizando coloquios, elaborando los programas de mano, creando un club de espectadores, convirtiéndose en reporteros de los procesos, trabajando con profesionales para aprender a crear contenidos y a usar las herramientas digitales. Con todo eso aprenderán a entender y a amar a las artes escénicas. En definitiva, conseguir que el alumnado se sienta cocreador y corresponsable, y así construir espectadores activos, críticos y no estandarizados.

Imagen del cartel de la obra '‘I tornarem a sopar al carrer’, de Begoña Tena y Xavier Puchades, realizado por la artista Po Poy.

Imagen del cartel de la obra ‘‘I tornarem a sopar al carrer’, de Begoña Tena y Xavier Puchades, realizado por la artista Po Poy.

También se crearán sinergias con otras instituciones como la Universitat de València, el Institut Valencià de la Juventut y las escuelas de arte dramático para implicar a todas estas comunidades en el proyecto del Teatro Rialto. Todo relacionado a una apuesta sin precedentes por la producción propia.

La temporada en el Rialto empezará con la coproducción ‘I tornarem a sopar al carrer’, de Begoña Tena y Xavier Puchades, un espectáculo que nace de las conversaciones con los vecinos y vecinas del barrio del Cabañal y que reflexionará sobre la identidad de barrio. Noviembre será el mes de la obra ‘Alexandria’, de Guadalupe Sáez y Mertxe Aguilar, un espectáculo sobre la identidad digital que mezcla teatro, música y videomapping, y que nos habla de cómo la huella digital que dejamos en manos de las grandes corporaciones y las redes sociales han cambiado radicalmente nuestra identidad y la manera de relacionarnos.

En diciembre podremos disfrutar de ‘Faust’, de Arturo Sánchez Velasco y Jaume Policarpo, una revisión del clásico de Goethe desde una óptica contemporánea y con una seductora estética que mezcla actores con títeres de tamaño natural y una escenografía cautivadora, que reflexionará sobre la identidad europea.

La danza será la protagonista en enero con ‘Més a prop’, de Noèlia Liñana, un montaje que tiene el objetivo de acercar la danza al público adolescente y joven a través del reconocimiento y la identificación de las emociones. El gran clásico valenciano y universal ‘Tirant lo Blanch’, de Joanot Martorell, sube al escenario los meses de febrero y marzo con una coproducción del IVC con la Compañía Nacional de Teatro Clásico. El espectáculo, llamado ‘Tirant’, escrito y dirigido por Paula Llorens y Eva Zapico, planteará una nueva y sorprendente versión que mezcla la palabra y el teatro físico para hablar de identidad cultural.

‘Tot explota’, creación de Carla Chillida, es la propuesta para los meses de marzo y abril. Un espectáculo comprometido socialmente que nos habla de identidad de clase en los tiempos actuales y de las nuevas y sutiles maneras de explotación de las personas. La última producción del IVC en mayo será ‘Tórtola’, texto de Begoña Tena, nacida en el primer Laboratorio de Dramaturgia ‘Insula Dramataria’ Josep Lluís Sirera, que será dirigida por Rafa Calatayud.

Además, el Rialto continuará como una de las sedes del festival Danza València durante el mes de abril y, ya para cerrar la temporada, se podrán ver las lecturas dramatizadas de textos del segundo Laboratorio de Dramaturgia ‘Insula Dramataria’.

Un instante de la representación de 'Cronología de las bestias', protagonizada por Carmen Machi. Fotografía: Javier Naval.

Un instante de la representación de ‘Cronología de las bestias’, protagonizada por Carmen Machi. Fotografía: Javier Naval.

 

 

‘Fes Cultura’ con cada vez menos plantilla

Comunicado del Comité de Empresa del Institut Valenciá de Cultura (IVC)
Jueves 29 de marzo de 2018

El Comité de Empresa del Institut Valencia de Cultura (IVC) manifiesta su indignación ante los despidos de cuatro trabajadores de la Dirección Territorial de Castellón. El citado Comité mantuvo una reunión con la dirección del IVC el lunes pasado, tras varios requerimientos, ya que desde diciembre no habían conseguido reunirse con la dirección, tras la publicación de una RPT (Relación de Puestos de Trabajo) bastante diferente a la realidad de la plantilla.

Uno de los puntos del orden del día era la situación de los trabajadores de Castellón, ya que el pasado mes de julio diez fueron advertidos por el director general del IVC, Abel Guarinos, que iban a ser despedidos. Tras estas noticias, el Comité manifestó que no se iban a consentir los despidos sin antes agotar todas las vías posibles de negociación con los trabajadores; desgraciadamente ya hemos padecido un ERE y sus consecuencias  todavía las seguimos sufriendo.

Detalle del logotipo de Fes Cultura.

Detalle del logotipo de Fes Cultura del IVC.

Esta actuación del director general es, cuanto menos, reprobable por cuanto el Comité ha sabido, con posterioridad a los despidos, que esta propuesta fue llevada al último Consejo de Dirección del Institut Valencià de Cultura y aprobada por éste. Los representantes de los trabajadores-as se sienten engañados y ninguneados en la que es su principal función, ya que no fueron informados en la reunión que mantuvieron con Abel Guarinos Viñoles y dos integrantes del equipo directivo de la empresa el día antes de la comunicación de los despidos a los trabajadores afectados. En esa reunión del pasado lunes 26 de marzo, el director general sólo habló de vaguedades y de la imposibilidad de mantener en plantilla a estos trabajadores; en concreto, utilizó el término de amortizaciones.

No entendemos que la política de la Conselleria de Cultura y la de la Dirección del Instituto pase por el despido de trabajadores, precisamente por la merma de la plantilla y la sobrecarga de trabajo en todos los departamentos. Nos resulta incomprensible que un gobierno que ha hecho del lema ‘Fes Cultura’ el leit motiv de su política en este ámbito, se muestre indiferente e insensible a la realidad del día a día de las trabajadoras y trabajadores del que debiera ser uno de sus buques insignia y que son, en definitiva, «la mano de obra» que la hace posible.

La situación del Institut Valencià de Cultura es crítica a muchos niveles, los directores adjuntos programan y programan sin entender que la plantilla está al borde del colapso. Y el malestar va en aumento. Dicha plantilla se compone de muchos interinos, la mayoría desde hace más de 15 años. Con esta actitud entendemos que a partir de ahora se puede despedir a cualquier persona justificando que su trabajo ya no es necesario, lamentablemente igual que hace cinco años hizo el PP con muchos profesionales del entonces Culturarts.

Fachada del Institut Valencià de Cultura.

Fachada del Institut Valencià de Cultura.