Cambiando lo que se deba cambiar

Pia Camil. Cuadrado negro
Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo
Intervención en el espacio público
Desde el 2 de mayo de 2013

Cuadrado negro, es una intervención artística de la creadora mexicana Pia Camil para el programa Mutatis Mutandis. La pieza, un gran cubo de ocho metros de lado cubierto en una de sus caras con un tejido translúcido, ha sido construido de tal manera que queda atravesado por la pasarela azul, uno de los elementos arquitectónicos más destacados y reconocibles de la plaza interna del Centro-Museo. La obra modifica la percepción de la arquitectura del Museo y al mismo tiempo permite un cierto nivel de interactuación con el espectador. Pia Camil, junto con la comisaria de este proyecto, Luisa Fuentes Guaza, participa también en una edición de Conversaciones con…, donde va a hablar de la obra que presenta en Vitoria y de su proceso de trabajo. Mutatis Mutandis, comisariado por Blanca de la Torre, es un programa de pequeños proyectos artísticos para los espacios exteriores de Artium, destinado a reclamarlos como parte integrante de la especial arquitectura del edificio, derivada de su carácter de museo-bodega.

La propuesta de intervención de Pía Camil sobre el espacio público de Artium está caracterizada por la creación de un cubo transitable de gran escala que interfiere, modifica y fragmenta la percepción del paisaje arquitectónico del edificio y el entorno del Museo. La pieza está construida con materiales habituales en arquitectura y construcción: vigas de acero y lona translúcida utilizada en el recubrimiento de andamios, que cubre una de las caras del cubo.

La obra de Camil toma su título de una de las obras fundacionales del suprematismo, Cuadrado negro, de Kazimir Malevich (1915), para producir, en palabras de la comisaria Luisa Fuentes Guaza, “una fragmentación en el paisaje arquitectónico a través de la cancelación cromática”. La estructura geométrica creada por Camil para este proyecto es, sin embargo, transitable, por lo que, frente a la intención estática de los suprematistas, este Cuadrado negro remite también a los “penetrables”, obras como Penetrável Filtro, de Hélio Oiticica (1972), que requieren que el espectador entre en ellas. De esta manera, la obra de Pia Camil “tiene la intención de anular un fragmento del paisaje arquitectónico articulado por el Museo”, pero al mismo tiempo “la elección de un material cotidiano, utilizado para cubrir una de las caras de cubo, permite una relación interactiva con la pieza en función de la distancia en la que esté el público”.

Pia Camil. Cuadrado negro, 2013. Imagen cortesía de Artium

Pia Camil. Cuadrado negro, 2013. Imagen cortesía de Artium

 

 

 

 

 

 

Pía Camil (1980, Ciudad de México) investiga en su trabajo las nociones básicas de la arquitectura con el fin de desestabilizar las relaciones generalmente asociadas con la dialéctica entre lo privado y lo público. Su trabajo ha sido presentado en Bogotá Contemporary Art Fair, “23 de Janeiro» Ideal Demonstration Apartment en ART-RIO, MUSAC, Zona Maco Sur, Popo de París, Proyectos Ultravioleta, El 52 Gallery Space, Keith Talent Gallery y Slade School of Fine Art, entre otros. Recientemente ha presentado en La Casa Encendida de Madrid, dentro del programa En Casa, un proyecto conjunto con el artista madrileño Guillermo Mora, comisariado por Luisa Fuentes Guaza. Se trata de No a Trío A, una intervención entre la escultura y la performance que, como en Artium, se vale del soporte arquitectónico del centro cultural.

Mutatis Mutandis
Cuadrado negro, de Pia Camil es el segundo proyecto que Artium presenta dentro del programa Mutatis Mutandis, después de The Vulture Shadow del artista madrileño Juan Zamora. Mutatis Mutandis es un latinismo que significa ‘cambiando lo que se deba cambiar’. En el caso de Artium, la idea tras esta nueva iniciativa artística es activar los espacios exteriores del museo con una serie de microproyectos que se desarrollarán a lo largo de todo el año y que inundarán la plaza interna, la fachada, los espacios laterales, o cualquier espacio público vinculado al museo.

Juan Zamora. The Vulture Shadow, 2013. Imagen cortesía de Artium

Juan Zamora. The Vulture Shadow, 2013. Imagen cortesía de Artium

Juan Zamora. The Vulture Shadow, 2013. Imagen cortesía de Artium

Juan Zamora. The Vulture Shadow, 2013. Imagen cortesía de Artium

 

 

 

 

 

 

La finalidad de Mutatis Mutandis es mostrar cómo el contenido del arte y la cultura no tiene porque encontrarse solamente en el interior del edificio, sino que sus exteriores también forman parte del mismo. Esto resulta especialmente relevante en un museo como Artium, con una arquitectura especial, subterránea en su mayor parte y por tanto aparentemente invisible al observador, y concebido como un museo-bodega. De esta manera, paralelamente, se potencia la intención del arquitecto José Luis Catón de aprovechar las condiciones del solar que debía ocupar el museo para crear un amplio espacio de uso público.

Beat Streuli. New street

Espai d’art contemporani de Castelló. Castellón
Inauguración: 25 de enero, a las 20h.
Hasta el 28 de abril de 2013

El Espai d’art contemporani de Castelló presenta el proyecto expositivo New Street, realizado por el artista suizo Beat Streuli y coproducido con IKON Gallery de Birmingham.

New Street presenta la obra reciente que el artista ha realizado tras su estancia en Castellón fotografiando la vida urbana, retratando a gente anónima que pasea por la ciudad. Su trabajo documenta la presencia humana en espacios públicos. Streuli mantiene una distancia frente al retratado sin entrar en su espacio vital ni intimidad. Su acción se limita a mirar a través de la cámara como quien lo hace directamente con sus propios ojos, sin que el público sea consciente de la presencia del artista, que retrata sus caras, sus gestos en medio de diversos detalles abstractos que están presentes en la propia ciudad, ofreciéndonos así un reflejo de nuestras vidas y nuestra sociedad. Tampoco prepara ni modifica los espacios en los que trabaja, aunque elige espacios públicos urbanos; preferentemente calles o plazas muy transitadas donde el movimiento de la gente genere múltiples posibilidades. Su cámara recoge la diversidad cultural de una sociedad globalizada donde las personas retratadas aparecen con sus diferentes atuendos: mujeres con hijabs, adolescentes en camisetas y vaqueros, hablando por teléfono, esperando en un semáforo, haciendo fotos…

La práctica de Streuli representa un antídoto frente al didactismo. Y aunque no podría estar menos ideológicamente motivada, no por ello es una plataforma artística desprovista de significado. Bien al contrario, Streuli está muy pendiente de los matices del gesto humano interpretados y rastreados dentro del marco de nuestros entornos construidos -conformados por nosotros y que nos conforman- que transmite con refrescante empatía. Su saber elude toda pretenciosidad, sin sobrecarga de motivos simbólicos pero abarcando unas reflexiones sobre la existencia real que poseen toda la complejidad aplicable a ellas.

La sala del EACC, aparece empapelada con fotografías de gran formato que se complementan con la presentación en vídeo de secuencias sincronizadas de imágenes tomadas por el artista en las calles de Castellón y Birmingham. Los retratos de individuos envuelven al espectador y nos hacen reflexionar sobre nuestra identidad como seres humanos.

Con motivo de la exposición se ha editado un libro de artista que recoge el trabajo realizado por Streuli en ambas ciudades, las cuales han sido tomadas por el artista como sus sujetos. Los centenares de imágenes que contiene esta publicacion son tan solo una fracción de las que realmente capto sobre el terreno. Tras el estilo relajado y sin complicaciones de Streuli se esconde un tipo de fotografía altamente riguroso. Hay en las páginas de este libro una composición y edición, corte y secuenciación muy en sintonía con la meticulosa preparación y trabajo de cámara utilizados. Al no haber manipulación digital de las propias imágenes, el resultado global es tan objetivo como personal. La publicación contiene textos de la escritora y teórica Sadie Plant y del crítico de arte José Luis Pérez Pont.