Ignacio Ramonet y el despertar ecológico

#EncuentrosCañadaBlanch con Ignacio Ramonet
‘Alarma ecológica, emergencia climática’
Paraninfo del Centre Cultural La Nau
Lunes 7 de octubre de 2019

El ciclón que ha arrasado recientemente las Bahamas, la gota fría que ha azotado la zona de Levante en España o el deshielo que sufren tanto Groenlandia como la Antártida son algunos de los ejemplos de los que se ha servido el periodista y único hijo predilecto de la humanidad designado en la ONU, Ignacio Ramonet, para afirmar que el cambio climático es un hecho y que produce más víctimas que cualquier otra catástrofe mundial. “Entre 300.000 y 500.000 personas mueren por las consecuencias de este fenómeno”, afirmó ayer durante los #EncuentrosCañadaBlanch celebrados en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València.

Según Ramonet, los negacionistas del clima cada día tienen menos argumentos, ya que las evidencias del cambio climático “les han abierto los ojos”. Sin embargo, el periodista se muestra optimista de cara al futuro y asegura que se ha producido “un despertar ecológico”, conducido, en los últimos tiempos, por la activista sueca Greta Thunberg, que ha conseguido movilizar a toda una nueva generación de adolescentes. “Hay quienes señalan que Thunberg es irritante y que debería estar en el colegio en vez de dirigirse a los políticos, pero yo creo que tiene razón. Los jóvenes saben que el mundo que van a heredar es peor por culpa de la acción humana”.

Ferran Montesa e Ignacio Ramonet conversan en el Paraninfo del Centre Cultural La Nau durante los #EncuentrosCañadaBlanch. Fotografía cortesía de la Fundación Cañada Blanch.

Asimismo, el periodista subrayó la urgencia de adoptar medidas para frenar el cambio climático de manera global por parte de los gobiernos y criticó a sus dirigentes: “Los políticos, sean del color que sean, se resisten a incluirlo en su agenda porque saben que hay sectores a los que estas propuestas les van a molestar”. Pese a ello, insistió en que la sociedad debe seguir reclamándolas. “El tiempo de diagnóstico ya ha pasado, ahora hacen falta soluciones antes de que esta situación sea irreversible”.

El discurso de Ramonet también trató las distintas consecuencias del calentamiento global, como, por ejemplo, la subida del nivel del mar. El intelectual señaló que esta puede aumentar entre 84 y 120 centímetros en los próximos años, cosa que provocaría la desaparición de algunos archipiélagos del océano Índico, así como del Pacífico. De esta manera, ciudades como Venecia, Nueva York o Miami deberían construir diques para evitar inundaciones.

Ferran Montesa, director general de la edición en español de Le Monde diplomatique, fue el encargado de moderar los #EncuentroCañadaBlanch. Montesa marcó la línea del encuentro tras asegurar que la humanidad vive, cada día, una nueva catástrofe o agresión por parte de la naturaleza. Tal como apuntó Montesa, los informes de los especialistas coinciden: en medio siglo las actividades humanas han creado una crisis ecológica mundial.

#EncuentrosCañadaBlanch

#EncuentrosCañadaBlanch es un ciclo de conferencias organizado por la Fundación Cañada Blach que trata de acercar a la sociedad un tema de actualidad de la mano de profesionales de la materia. Todo ello con un mismo objetivo: crear un espacio de reflexión en el que la sociedad pueda intercambiar conocimiento. La directora de cine Isabel Coixet, el actor Juan Diego Botto y la violinista Isabel Villanueva fueron los últimos participantes en #EncuentrosCañadaBlanch.

El periodista Ignacio Ramonet durante un instante de los #EncuentrosCañadaBlanchen el Centre Cultural La Nau. Fotografía cortesía de la Fundación Cañada Blanch.

MAKMA

Ana Peters y sus estereotipos femeninos

Caso de estudio. Ana Peters: Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta
Instituto Valenciano de Arte Moderno. IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 22 de noviembre de 2015

¡Ah, la sociedad de consumo! He ahí uno de los latiguillos usados a troche y moche para denostar la manipulación que ejerce la publicidad en los medios de comunicación de masas de las sociedades desarrolladas. Baudrillard, Debord, Lipovetsky, Bauman, Ramonet o Verdú, por citar algunos autores, la han desmenuzado mostrando el poder alienante de esa sociedad de consumo que, al parecer, nos quiere a todos objetos en el marco de la enfervorizada dinámica mercantil. De forma que estaríamos en manos de ese poder narcótico inyectado a través de infinitos estímulos visuales.

Obra de Ana Peters en la exposición 'Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta'. Cortesía del IVAM.

Obra de Ana Peters en la exposición ‘Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta’. Cortesía del IVAM.

Uno de esos estímulos visuales es la mujer como objeto que encandila nuestra mirada. El IVAM dedica su Caso de estudio a Ana Peters bajo el título de Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta, exposición presentada al mismo tiempo que la de Colectivos artísticos en Valencia bajo el franquismo 1964-1976. Y lo hace para mostrar obras de su etapa inicial, precisamente focalizadas en esa crítica a la sociedad de consumo, en tanto potenciadora de ese carácter deseable y objetual de la mujer. El antifranquismo y cierto feminismo compartiendo, pues, parrilla expositiva en el IVAM.

Picas, de Ana Peters, en la exposición 'Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta'. Cortesía del IVAM.

Picas, de Ana Peters, en la exposición ‘Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta’. Cortesía del IVAM.

La treintena de trabajos que conforma la exposición de Ana Peters toma a la mujer como objeto deseable, para revelar lo que se esconde tras ese fondo hipnótico. Y lo que se esconde es un poder de seducción que conviene desactivar, como lo hace Peters, para que ese estereotipo femenino se resquebraje apareciendo el sujeto que la manipulación mediática diluye. De manera que junto a la mujer deseable, o en el contexto mismo de su deseabilidad, aparece la crítica como antídoto contra lo que, sin embargo, insiste en manifestar su poder: precisamente el carácter deseable de muchas de esas imágenes.

Fotograma de 'Margarita y el lobo', de Cecilia Bartolomé, en la exposición 'Ana Peters. Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta' del IVAM.

Fotograma de ‘Margarita y el lobo’, de Cecilia Bartolomé, en la exposición ‘Ana Peters. Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta’ del IVAM.

Ana Peters pone en cuestión esa feminidad objetualizada, para que en otros casos emerja la denuncia social. Denuncia completada por alrededor de 40 documentos, entre publicaciones feministas de la época de los 60, revistas que acogen esas imágenes estereotipadas de la mujer o la película de Cecilia Bartolomé Margarita y el lobo (1969). La comisaria de la muestra María Jesús Folch realizó un recorrido por el conjunto expositivo destacando su relación con el grupo Estampa Popular, los inicios de su modernidad y la crítica realizada por Peters hacia esa “mujer homogénea” que presentaban las revistas de la época.

Obra de Ana Peters.

Obra de Ana Peters en la exposición ‘Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta’. Cortesía del IVAM.

Sorprende la candidez de las imágenes de aquella mujer de los 60 tomada como referencia mediática. En todo caso, Ana Peters dejó pronto aquel periodo crítico de su obra para centrarse con posterioridad en una abstracción de pinturas monocromas. La mujer homogénea no iba con ella. Aquellos estereotipos femeninos en la sociedad de consumo cubrieron una etapa de su vida que ahora el IVAM rescata. Lo hace casi 50 años después de algunas de aquellas creaciones. Creaciones que, pasado el tiempo, incitan a pensar de nuevo acerca de la sociedad de consumo y sus discursos estereotipados.

Obra de Ana Peters en la exposición 'Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta'. Cortesía del IVAM.

Obra de Ana Peters en la exposición ‘Mitologías políticas y estereotipos femeninos en los sesenta’. Cortesía del IVAM.

Salva Torres