Pajaritos, pajarracos y otras extrañas parejas

Ciclo de cine ‘Extrañas parejas’
Filmoteca de València
Plaza del Ayuntamiento, 17. València
La reina de África, de John Huston, y Pajaritos y pajarros, de Pier Paolo Pasolini
Martes 13 de septiembre, a las 18.00 y 20.00 horas, respectivamente
Hasta el 2 de octubre de 2016

La Filmoteca inicia una nueva temporada con la segunda parte del ciclo ‘Extrañas parejas’, cuya primera parte se proyecto durante el mes de agosto en la Filmoteca d’Estiu y durante el mes de julio en Nits de Cinema al Claustre de la Nau.

Organizado conjuntamente con el Aula de Cinema de la Universitat de València, el ciclo ‘Extrañas parejas’ presenta una serie de películas en las que se abordan las relaciones entre dos personajes muy diferentes entre sí, ya sea por la raza, la edad, la extracción social o por mucho otros condicionantes. Bajo esta excusa temática, el ciclo es una buena oportunidad para recuperar una serie de películas imprescindibles, firmadas por grandes autores de la historia del cine.

Fotograma de 'La reina de África', de John Huston. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘La reina de África’, de John Huston. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Esta segunda parte del ciclo se inicia el martes 13 de septiembre con la proyección, a las 18 horas, del clásico de aventuras La reina de África (1951) de John Huston, y a las 20 horas con Pajaritos y pajarracos (1966), una de las películas  más significadas de Pier Paolo Pasolini.

Fotograma de 'El sirviente', de Joseph Losey. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘El sirviente’, de Joseph Losey. Filmoteca de Valencia.

En el ciclo están presentes películas de todas las épocas y todos los géneros, desde Luces de la ciudad (1931) de Charles Chaplin, hasta cinco clásicos muy distintos de la década de los sesenta y setenta: la producción británica El sirviente (1963) de Joseph Losey; el musical de Hollywood My Fair Lady (1964) de George Cukor; la comedia neorrealista Pajaritos y pajarracos (1966) de Pier Paolo Pasolini; El pequeño salvaje (1969) de François Truffaut, como representación de la Nouvelle Vague, y la crepuscular La vida privada de Sherlock Holmes (1970) de Billy Wilder.

También están presentes películas muy destacadas de directores contemporáneos aún en activo como Eduardo Manostijeras (1990) de Tim Burton; Los amantes de Pont-Neuf (1991) de Leo Carax; la comedia noruega Elling (2001) de Peter Naess; Air Doll (2009) del japonés Hirokazu Kore-eda; y el film de ciencia ficción Un amigo para Frank (2012) de Jake Schreier.

Fotograma de 'Christine', de John Carpenter.

Fotograma de ‘Christine’, de John Carpenter. Filmoteca d’Estiu.

Entre las películas seleccionadas que se vieron en la Filmoteca d’Estiu figuraban clásicos como la comedia fantástica El fantasma y la señora Muir (1947) de Joseph Mankiewicz; la película de terror de culto Christine (1983) de John Carpenter; y Cielo sobre Berlín (1987) de Wim Wenders, junto con producciones más recientes como la sueca Déjame entrar (2008) de Tomas Alfredson y Her (2013) de Spike Jonze. La Filmoteca también tiene previsto retomar esta semana el ciclo ‘Las mejores películas de 2015’, cuya primera parte también pudo verse en la Filmoteca d’Estiu, con el estreno en Valencia de Heimat, la otra tierra (2015) de Edgar Reitz.

Fotograma de 'Pajaritos y pajarracos', de Pier Paolo Pasolini. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Pajaritos y pajarracos’, de Pier Paolo Pasolini. Filmoteca de Valencia.

 

Con la pederastia hemos topado

Estiu de Cinema
Cinema a l’aire lliure, Nits de cinema al claustre de La Nau y Filmoteca d’estiu
Jardines del Palau de la Música y del MuVIM, y claustro de La Nau. Valencia
Del 8 de julio al 27 de agosto de 2016

El cine al aire libre está de enhorabuena. El periodismo, también. El cine porque, por primera vez, CulturArts IVAC, el MuVIM de la Diputación y La Nau de la Universitat de València han oficializado su apuesta común por la oferta cinematográfica al aire libre en la ciudad de Valencia. Y el periodismo, porque la Filmoteca d’estiu arrancará su programación con Spotlight, película de Tom McCarthy en torno a las peripecias de cuatro periodistas dispuestos a destapar un asunto de pedofilia en el seno de la Iglesia.

“La colaboración interinstitucional no es una opción, es una obligación”, subrayó el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño. “Tres proyectos autónomos que se coordinan por primera vez para una oferta cultural lúdica y atractiva, sin traicionar la calidad de la películas y el rigor y la coherencia de los ciclos”, señaló José Antonio Hurtado, jefe de Programación de la Filmoteca. El patrocinio de Gas Natural, que por séptimo año patrocina el evento, resulta determinante. Los jardines del Palau de la Música y del MuVIM, y el claustro de La Nau serán los escenarios donde se proyectarán las 30 películas.

Fotograma de 'Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d'estiu.

Fotograma de ‘Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d’estiu.

Con el lema ‘Destapa la verdad’ fue promocionada Spotlight, Óscar a la mejor película. Cuatro periodistas de The Boston Globe, diario que obtuvo el Premio Pulitzer por ese trabajo de investigación, siguen una trama oculta sobre curas pederastas. McCarthy, en la mejor tradición del cine periodístico, narra los hechos manteniendo el suspense narrativo ceñido a la búsqueda infatigable de esa verdad objetiva muchas veces amarilleada. Martin Baron, el entonces director del Boston Globe, manifestó, antes de conocer el Óscar, que lo principal era devolverle la credibilidad al periodismo, “para que los propietarios de los medios, los editores y los periodistas puedan volver a realizar reportajes de investigación”.

Amy Winehouse en 'Amy (La chica detrás del nombre)'. Filmoteca d'estiu.

Amy Winehouse en ‘Amy (La chica detrás del nombre)’. Filmoteca d’estiu.

De ese otro periodismo de “vertiente más amarillista”, explicó Hurtado, trata Amy (La chica detrás del nombre), de Asif Kapadia, incluida en la Filmoteca d’estiu. Se trata de una película documental en torno a la cantante Amy Winehouse, prematuramente fallecida, que también persiguió la verdad, aunque fuera tan descarnada que acabó con ella. “No tiene sentido decir nada, excepto la verdad”, afirmó la reina del soul.

De esa verdad subjetiva, apasionada, peligrosamente volcada del lado del abismo existencial, da cuenta el ciclo ‘Voluntad de hierro’, al que aludió Ariño. La pasión de Juana de Arco, de Carl Theodor Dreyer, Moby Dick, de John Huston, o El profesional, de Luc Besson, están entre las películas que se proyectarán en La Nau, junto a otras del ciclo ‘Extrañas parejas’, que tendrá su continuidad en la Filmoteca d’Estiu en los jardines del Palau. Extrañas parejas como las de El fantasma y la señora Muir, de Joseph Mankiewicz, Christine, de John Carpenter, o Her, de Spike Jonze.

Golfus de Roma, de Richard Lester, en los Jardines del MuVIM.

Golfus de Roma, de Richard Lester, en los Jardines del MuVIM.

El MuVIM, cuyo ciclo ‘La comedia (en)cantada’ será quien abra el cine al aire libre, se suma a la colaboración institucional: “Somos nuevos en esto, pero esperamos ser un compañero fiel”, ironizó Rafael Company, director del museo de la ilustración. Cantando bajo la lluvia, de Stanley Donen, dio ayer el pistoletazo de salida, a la que seguirán Cómo triunfar sin dar golpe, de David Swift, El otro lado de la cama, de Emilio Martínez-Lázaro y Golfus de Roma, de Richard Lester, entre otras.

Albert Girona, secretario autonómico de Cultura, recordó que el cine al aire libre “es una tradición de esta ciudad desde principios de siglo”, por lo que “había que recuperarla y potenciarla”. Ariño insistió, como ya hizo en ediciones pasadas, que el cine “no está en crisis, en todo caso será su modelo de producción y de consumo”. Consumo del que dijo había cambiado, porque los jóvenes “consumen ahora más y con más diversidad”, concluyó.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Fotograma de Spotlight. Filmoteca d'estiu.

Fotograma de Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d’estiu.

Salva Torres

Her: deseando amar

HER

Comenzaba el primer capítulo de la serie Paranoia Agent (2004) de Satoshi Kon con múltiples individuos conectados a sus teléfonos móviles. En Wall.E (Andrew Stanton, 2008), muchos preferían una comunicación cómoda y distante a través de un dispositivo electrónico antes que un trato más directo. En la última película de Spike Jonze, una nueva revolución informática ha acontecido: la inteligencia artificial ha evolucionado de modo tan abrumador, que un nuevo sistema operativo consigue paliar la asfixiante soledad de individuos con carencias afectivas. Las repetidas panorámicas de la ciudad ofreciendo cientos de rascacielos –interesante escenografía en donde los edificios rozan la ciencia ficción para sugerir un futuro muy próximo− reiteran la metáfora de esa soledad del hombre contemporáneo, de miles de vidas en línea pero con escasa conexión real. Sin embargo, Her no se ofrece como una película desalentadora, tanto la relación del protagonista con sus amigos, como la fotografía –si bien el exceso de los tonos pastel con aire retro resulta artificial en ocasiones, aunque pudiera ser intencionado, véase la escena de la playa−, sugiere un hilo de esperanza. Irremediablemente, las comparaciones con la película de la ex mujer de Jonze, Lost in Translation (Sofía Coppola, 2003) se deducen obvias. Ambas componen un retrato íntimo y minimalista de las relaciones en el contexto de la gran ciudad. Sin embargo, Her no sólo versa sobre la soledad y el deseo de amar, no consta de un solo punto de fuga. En ella se regresa a las mismas preguntas que planteara Blade Runner (Ridley Scott, 1982) o la reciente Eva (Kike Maíllo, 2011). Incluso podría decirse que la Samantha de Jonze recuerda a esa Kara de Quantic Dream (PlayStation 3, 2012), si bien la supera en independencia y evolución, mostrándose, a la vez, como reflejo del crecimiento personal, del deseo de complementariedad, posesión o pertenencia; de la aceptación del otro aunque carezca incluso de corporeidad. Samantha se incluye entre esa nómina de mujeres artificiales que describiera Pilar Pedraza, situada entre la extraña esposa de Solaris (Andrei Tarkovsky, 1972) y La muñeca (1747) de Jean Galli de Bibiéna, una entidad en constante aprendizaje que nos sacude con un «¿y ahora qué?» al final de la película, interrogante especular de la angustia existencialista del hombre que se sabe solo y desea que el sueño de Pigmalión se cumpla.

Tere Cabello

Joaquin Phoenix interpretando a un abatido Theodore Twombly en Her, probable película trending topic para hipsters.

Joaquin Phoenix interpretando a un abatido Theodore Twombly en Her, probable película trending topic para hipsters.