Surcando L’Horta valenciana

‘Solcades’ de María José Planells
Galería 9
C / Conde Salvatierra, 9. Valencia
Hasta el 15 de abril de 2016

‘Solcades’ es un conjunto dinamizador de varias disciplinas que giran entorno a una misma idea. Obra gráfica, instalación, libro de artista e incluso una acción performática, son los enclaves que la artista utiliza para poner en valor a la mujer desde una perspectiva que podría resultarnos muy cercana. Mezclando técnicas de grabado como el grabado calcográfico, la litografía, el linograbado o la xilografía, Planells consigue crear texturas que hacen de su estética algo reconocible.

Tomando la premisa de que las mujeres han sido, desde siempre, las responsables de aportar alimentos y cuidados a los hijos, María José Planells forma un discurso de visibilización de este papel. Una verdad que ha sido, en muchas ocasiones, olvidada y menospreciada. De este modo, tomando como referencia próxima a las mujeres de L’Horta de Valencia plantea un recorrido expositivo en el que desea crear una dualidad continua entre el cuerpo humano y la naturaleza. De ahí que prácticamente todas sus piezas posean ese carácter natural que se ve claramente reflejado en obras como ‘Celular I’ (2016) o ‘Petjada arrel’ (2014).

'Celular I' (2016) Litografía. Imagen cortesía de la galería.

‘Celular I’ (2016) Litografía. Imagen cortesía de la galería.

El título de la exposición se toma de una de las piezas centrales, ‘Solcades’ (2016), que podría resumir perfectamente el doble significado de toda la exposición. Dicha pieza se compone de una litografía y fotolitografía que se expande por el suelo, escribiendo con tierra oscura la palabra que parece repetirse: solcades. Esta obra parece haber sido elegida para explicar el conjunto de la exposición.

Se recoge de ella un un doble significado relacionado con la palabra. El grabado, como técnica principal, lleva implícito una hendidura en el papel, un surco que, al finalizar, acabará conformando la obra. Al mismo tiempo, a raíz del sugerimiento continuo de lo agrícola que la artista no olvida en ningún momento, se forma la imagen mental de un surco de tierra que va tomando forma conforme observamos la exposición. Desde luego, la artista Maria José Planells ha conseguido dejar huella con sus leves y etéreos grabados.

'Solcades' (2016) Litografía y fotolitografía. Imagen cortesía de la galería.

‘Solcades’ (2016) Litografía y fotolitografía. Imagen cortesía de la galería.

María Ramis

La Seiscuatro, artista en acción

La Seiscuatro
Ediciones y espacio-taller de grabado y estampación.
Calle Denia, 49 (Valencia) – www.laseiscuatro.com
96 206 66 49 / 644 31 33 32
info@laseiscuatro.com

La Seiscuatro representa un ejemplo de iniciativa en materia de artes plásticas y edición contemporánea, se trata de un lugar donde se realizan talleres de tipografía y grabado calcográfico, grabado en metal con técnicas directas, indirectas y también aditivas: collagraph y carborundo, también donde se experimenta e investiga con gran variedad de materiales y herramientas, así como con el propio proceso de estampación. No en vano, La Seiscuatro tiene su propia línea editorial para la creación y edición de libro de artista.

Como modelo de lo que podríamos denominar “viabilidad en la pequeña industria cultural” cabría citar otras opciones de recursos puestos en práctica por La Seiscuatro, -son necesarios los ingresos- y para ello, el espacio se puede alquilar para realizar actividades relacionadas con la edición y el papel, y además elabora proyectos de edición por encargo.

Secuencias, edita La Seiscuatro. Imagen cortesía La Seiscuatro

Secuencias, edita La Seiscuatro. Imagen cortesía La Seiscuatro

Taller de tipografia. Imagen cortesía La Seiscuatro

Taller de tipografía. Imagen cortesía La Seiscuatro

Para su creadora y responsable, Eva Mengual (Valencia, 1984), licenciada en Bellas Artes por la UPV y máster en Producción Artística en la misma Universidad no hay límites si la vocación se convierte en un motor de ánimo, solo hace falta aplicar criterio y sentido común. Hay que crear e innovar sin perder de vista la realidad.

Ahora, hablando en el contexto de su última iniciativa, Eva Mengual reflexiona sobre el porqué del proyecto, “Las cosas importantes ocurren en los bares: se cierran negocios en ellos, es el lugar donde te deja el novio, también donde surgen proyectos y nuevas amistades. Se come y se bebe en torno a una mesa donde se hacen anotaciones, se piensa sobre el mantel y se desarrollan ideas sobre éste”.

Eva Mengual en La Seiscuatro. Fotogarafía Merche Herrán

Eva Mengual en La Seiscuatro. Fotografía Merche Herrán

En el curso taller de S. Subirós. Fotgrafía Merche Herrán

En el curso taller de S. Subirós. Imagen cortesía La Seiscuatro

La Seiscuatro, participando también en Russafart 2014. Fotografía Merche Herrán

La Seiscuatro, participando también en Russafart 2014. Imagen cortesía La Seiscuatro

Así surgió la idea de hacer unas veladas teniendo como punto de partida la obra múltiple y el papel, un lugar para el intercambio donde se cuestionen los límites de la gráfica. Eva Mengual, por encima de todo pretende ofrecer un espacio para intercambiar experiencias profesionales con la gente que se dedica a la gráfica, facilitar el encuentro de forma amena, sin renunciar al rigor y tampoco al disfrute, degustar una cerveza y hablar de proyectos basados en ideas que pueden acabar siendo realidad si se pone empeño criterio y ganas. De cada velada habrá un testimonio, La Seiscuatro, va a editar a posteriori una pequeña publicación que recoja las reflexiones que surgieron durante el encuentro, publicación que se podrá descargar gratuitamente de la web o comprar en La Seiscuatro por un precio simbólico de 1€. La diseñadora de dicha publicación será Javiera Pintocanales.

De manera que cada dos meses aproximádamente, con el lema “¡Multiple y papel!”, Eva Mengual, en nombre de La Seiscuatro invitará a un artista que hablará del proceso de creación de su trabajo. El primer encuentro fue protagonizado por Juan Lara que habló de su proyecto editorial Ogami Press. Los encuentros se realizaran en formato abierto, son totalmente gratuitos, eso sí, con un aforo limitado a 30 personas. Es imprescindible confirmar asistencia. En relación a los cursos, los precios son muy razonables.

Vicente Chambó

Fotografía portada Merche Herrán

Trazas, la materia se resiste

Trazas, exposición colectiva de obra gráfica
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 12 de octubre

La ‘arqueología industrial’ de Antonio Alcaraz pugnando con ‘el proceso’ kafkiano de Alejandro Rodríguez. O ‘el supermercado de las emociones’ de Óscar Mora librando similar batalla con ‘el proyecto para prisión abandonada’ de Patricia Gómez y María Jesús González. He ahí las diferentes huellas o rastros a seguir de la exposición ‘Trazas’, conjunto de obra gráfica de 18 artistas comisariada por Juan Bautista Peiró que se muestra en el Centro del Carmen.

Obra de Antonio Alcaraz en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Antonio Alcaraz en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Hablamos de propuestas diferentes que se relacionan entre sí por el vínculo de la materia que se resiste. Todas esas huellas, que los diferentes artistas de ‘Trazas’ representan en sus obras, evocan los sucesivos intentos por domeñar la materia y las igualmente continuas resistencias de ésta por escapar a la racionalidad de quien se atrevió con ella. El paisaje industrial de Alcaraz, pensado en su día para seguir desarrollando cierta productividad, se yergue de pronto autónomo, mostrando lo real de sus estructuras abandonadas.

Obra de Marta Blasco en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Marta Blasco en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Lo mismo le sucede a los trozos de muro sobre tela negra de Gómez y González, vestigios de una prisión que encerró a los hombres culpables de violar ciertas leyes, para exhibir su lacerante materia. Los siniestros rostros de Alejandro Rodríguez van en esta misma dirección mortificante, que Óscar Mora ironiza con sus 600 cajas de cartón de serigrafía estampada, antesala de aquella materia convertida en banal espectáculo.

Obra de Patricia Gómez y María Jesús González en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Patricia Gómez y María Jesús González en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

‘Trazas’ es una exposición de obra gráfica que delata ese vaivén de la modernidad impulsora del orden racional que, a modo de reverso, muestra las huellas de la materia que se resiste a ser configurada bajo estrictos parámetros lógicos. Por eso hay xilografías, grabados, papel tallado a mano, serigrafías, instalaciones y proyecciones mostrando, desde diferentes puntos de vista, esa constante relación entre la materia sometida y su huella como depósito de rastros más profundos.
Jonay N. Cogollos recoge esas huellas en su ‘Street marks’, conjunto de 24 piezas que tomando a la calle como referencia evoca signos de pinturas ancestrales. Eva Mengual y Laura Pilar Delgado se hacen eco de ciertas huellas negras derivadas de cierta impresión, en el doble sentido del material que sirve de base expresiva como del impacto que provoca su rastro. Rubén Martínez convierte el ‘EON’ en la proyección de magmáticas formas, que Miguel Ángel Ríos transforma en abstractos cuadros mediante el grabado calcográfico.

Obra de Jonay N. Cogollos en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Jonay N. Cogollos en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Marta Blasco toma el cuerpo semidesnudo de una joven para mostrar de forma velada su figura, próxima a desintegrarse en el fondo matérico del que parece proceder o a punto de ser engullida por él. Los ‘tres cuerpos, tres tumbas’ de Rosell Meseguer, junto a sus 21 piezas de grafito sobre papel, siguen el mismo rastro de esa materia resistente al servicio de su instrumentalización simbólica.
Manuel Blázquez, Frédéric Coché, Altea Grau, Susana Guerrero, LUCE, Rubén Martínez y María José Planells muestran diversas formas de acceder a esa huella de lo humano, a veces demasiado humano, en combate con la naturaleza interior y exterior que nos conforma. ‘Trazas’ que merece la pena rastrear para que ‘el supermercado de las emociones’ que Óscar Mora revela adquiera el estatuto superior del sentimiento no fingido.

Instalación de Óscar Mora en la exposición 'Trazas'. Centro del Carmen.

Instalación de Óscar Mora en la exposición ‘Trazas’. Centro del Carmen.

Salva Torres