Luna, velvetismo y sentimiento

Luna
12 de octubre de 2017 a partir de las 22 horas
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esq. calle Pío IX de Valencia

Dos años después de aquella gira del 2015 que suponía el retorno del fabuloso grupo neoyorkino Luna vuelve el grupo comandado por Dean Wareham acompañado de su esposa Britta Phillips, de Sean Eden y de Lee Wall.

luna 2

Y lo hacen para presentar dos trabajos discográficos que han visto la luz casi de forma simultánea. Por una parte un EP que lleva por título «A place of greater safety» formado por cinco temas instrumentales que muestran su línea velvética más hipnótica, y por otra un nuevo álbum con título «A sentimental education».

luna-gira-octubre-españa-2

Este álbum, con el que definitivamente retoman su actividad discográfica tras el «Rendez-vous» del 2004, es un trabajo extraordinario integrado por peculiares versiones de canciones no habituales pero pertenecientes a artistas de contrastado renombre, tales como The Cure, Bob Dylan, The Velvet Underground, The Rolling Stones, David Bowie, Fleetwood Mac, Yes, Mercury Rev o Willy DeVille. A ellas se suma una rareza de la new wave perteneciente a un intérprete menos popular como fue Willie ‘Loco’ Alexander.

luna-a-sentimental-education-1

No faltarán en su repertorio algunos de los temas que formaron parte de sus mejores tiempos en la década de los 90 tras la escisión de Galaxie 500, repartidos en singles, ep’s o álbumes de extraordinario nivel, tales como «Lunapark», «Bewitched», «Penthouse», «Pup tent» o «The days of our nights».

luna-a-sentimental-education-2

Una cita altamente recomendable en Rambleta de Valencia que se incluye en este tour junto a otros lugares como Donosti, Santander, Madrid, Barcelona, Bilbao o Palma de Mallorca. Una apuesta segura de la que difícilmente saldrá alguien decepcionado.

Juanjo Mestre

Espai Rambleta reúne a Luna y Flowers

Luna y Flowers
Espai Rambleta
C / Pío IX. Valencia
Miércoles 22 de abril, a las 20.30h

Luna vuelven. Luna se reúnen de nuevo. Con la misma formación que entre 1999 y 2005 (Dean Wareham, Britta Phillips, Lee Wall y Sean Eden). Es lo que estaban deseando escuchar sus seguidores desde que allá por el otoño de 2004 Wareham anunció que tras la publicación del que iba a ser su último disco de estudio, ‘Rendezvous’, y la posterior gira de presentación, el grupo iba a decir adiós.

Imagen de la banda Luna. Espai Rambleta.

Imagen de la banda Luna. Espai Rambleta.

Cumplieron la promesa. Pero ahora ese capítulo se cierra y empieza el siguiente. El libro va a seguir siendo el mismo: el que empezó a escribir Wareham tras la disolución de Galaxie 500, ese al que llamó Luna y con el que se dedicó, a través de siete discos de estudio y uno en directo -entre 1992 y 2005-, a llevar a terrenos con más pulsaciones y afilados las canciones elípticas y envolventes de su banda anterior, esas en las que él aportaba una voz de tenor planeadora y texturas de guitarra a fuego lento.

De ‘Rosebuds’ a ‘Broken Social Scene’, de ‘Beachwood Sparks’ a ‘Black Rebel Motorcycle Club’, la sombra de Luna es muy alargada. Han dejado mucha huella. Que tras diez años parada, vuelve a caminar. Una banda muy culpable de que la cara más lacónica del Nueva York que pintaron Lou Reed y Tom Verlaine siga con nosotros.

Imagen de la banda Flowers. Espai Rambleta.

Imagen de la banda Flowers. Espai Rambleta.

Flowers

En su disco de debut, ‘Do What You Want To, It’s What You Should Do’, aparecido en septiembre, el trío londinense Flowers sintetiza la energía cinética y la cruda vulnerabilidad de sus directos en catorce canciones de un pop aparentemente sencillo.

Llevado eso a la práctica y colgado en la blogosfera pronto dio como resultado una gira teloneando a The Pains Of Being Pure At Heart por Europa y un concierto abriendo en Londres para Young Marble Giants, así como una invitación a la edición de 2013 del neoyorquino Popfest.

Tenía su lógica, pues en directo se hallan a medio camino de los dos grupos citados. Gustaron al público de ambos y gustaron al ex Suede Bernard Butler, con el que coincidían en su amor por Cocteau Twins y por la Gibson ES-355, que es la que toca el guitarrista del grupo, Sam Ayres (los otros dos componentes, Rachel Kenedy como cantante y Jordan Hockley a la batería).

Cartel anunciador de la actuación de Luna y Flowers en Espai Rambleta.

Cartel anunciador de la actuación de Luna y Flowers en Espai Rambleta.

CHENCHO FERNANDEZ, peajes y emociones desde Sevilla

Dadá estuvo aquí
Chencho Fernández
FunClub Records

Es una pena que buena parte de los productos musicales nacionales más interesantes queden relegados o limitados a nivel local aunque nunca es tarde descubrirlos si la dicha es buena. Eso dicen. Y mi satisfacción, ahora, ya en el nuevo 2015, es tan grande con el último trabajo de Chencho Fernández que no tengo dudas en considerar ‘Dadá estuvo aquí’ como el disco más (o uno de los más) atrayentes y sugestivos en castellano que he escuchado de la añada 14 del siglo XXI. Merci, Monsieur DeVille, por este hallazgo, por este oasis.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 2

Está resultando tanta la complacencia que era preciso documentarse en la medida de lo posible. Para quien tenga a bien leer el presente y no conozca al artista en cuestión se puede decir que nos hallamos ante un clásico, más bien de culto, en la escena sevillana, una escena semi-camuflada para la mayoría de aficionados al rock que habiten más allá de la ciudad que dicen que tiene (no lo dudo) un color especial. Decir, de paso, que de esta misma urbe he descubierto propuestas tan interesantes en los últimos años como Jose Casas y La Pistola de Papá, los News o All La Glory (precisamente miembros de estos últimos son los que predominan como músicos acompañantes del disco que nos ocupa).

Repasando la trayectoria pretérita de Chencho Fernández me ha servido, asimismo, para descubrir la banda donde militó a finales de los noventa, los Sick Buzos, gratísima sorpresa por ese sonido cercano a referentes de cabecera para el que suscribe como Galaxie 500 o los Feelies. Quizás algún día no muy lejano les dediquemos también unas letrillas.

En ‘Dadá estuvo aquí’, sin embargo, se muestra este artista en otra vertiente, con apariencia impasible e imperturbable pero capaz de transmitir la emoción de unas coplas que rezuman melancolía y algo de arrogancia en el sentido más rockero de la palabra. Tras una primera audición estaba clarinete, necesitaba más, aquí había material con jugo, ese que llega para quedarse, y encima en uno de mis idiomas de pila.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 4

El abánico de sonidos que imperan en esta colección de perlas no hace perder ni un ápice su caracter homogéneo. Historias urbanas, amores, desamores, relaciones apasionadas, cuya trama parece consumarse mayoritariamente en Sevilla por las múltiples alusiones pero que el oyente podría cambiar el nombre de los lugares y trasladarlas a cualquiera de sus entornos habituales.

En total son diez cortes de un universo personal que musicalmente podría asociarse a la parte más melódica de Burning pero que a veces encuentra brochazos que se aproximan a Sabina, Calamaro o incluso a Ramoncín a nivel estatal y a referentes de la talla de Dylan, Lou Reed o Johnny Thunders dentro de esta especie de nuevo punto de partida desde su fichaje por Fun Club Records.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 3

Esperando un cruce de caminos ahí queda esa instantánea de “La estación del Prado”, primera referencia que nos traslada a Sevilla. En cambio, nos aleja algo de ese entorno tanto la hermosa, con unos labios tentadores, bellísima “Muchacha rural”, o “La Garçonne”, que luce como una flor de laurel dentro de un ambiente bohemio parisino.

En “Este matrimonio no casa” muestra una cara, digamos, más crítica y mordaz, menos melancólica mientras que “El rayo está a punto de caer” es una brillantísima composición sobre un dandy conquistador. Enorme esa estrofa de “cuánto semen derrochado por el callejón dorado entre las muchachas en flor que van deshojando su amor”.

Un notable pildorazo powerpopero es “Radio Fun Club”, que entre incendios dentro del pantalón, posters y recuerdos hay incluso referencias a mujeres fatales de los primeros Burning en un homenaje a la sala sevillana. Otra que tal, quizás mi preferida, es “Dadá estuvo aquí”, la que da título al disco, con un riff pegajoso y con referencias a históricos sevillanos como los Tiernos Mancebos, Silvio,…: «Un momento detente aquí, mira esa fachada…»

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 5

Y de nuevo la mujer en el centro del deseo, del recuerdo, con una balada impactante titulada “La canción”. No me cabe la menor duda de que si llega a los oídos de la pasajera protagonista es imposible que la olvide: “…abrirás tus piernas y la sentirás entrar, abrirás tus brazos y la abrazarás,…”

De la cuna a la tumba, entre peajes y cambalaches, con una mirada retrospectiva en todo un recorrido vital se muestra “Si alguna vez mueres joven”. Esa mirada se revela después más evocadora entre un presente y un inminente futuro, en los más de siete minutos de “Una buena noche”, el tema que cierra un gran disco por el que creo que deberían sentir orgullo en primer lugar los sevillanos y después todos aquellos que sienten aprecio por el buen rock, ese que hoy por hoy escasea, en castellano.

* A los lectores interesados se les recomienda visitar el siguiente enlace: Bandcamp de Chencho Fernández.

Portada del disco 'Dadá estuvo aquí', de Chencho Fernández. FunClub Records.

Portada del disco ‘Dadá estuvo aquí’, de Chencho Fernández. FunClub Records.

JJ Mestre

   * Publicado también en Espacio Woody/Jagger

El homónimo del galáctico Dean Wareham

El homónimo del galáctico Dean Wareham.

Asumo con dignidad que calificar al neoyorkino DEAN WAREHAM (neozelandés de nacimiento para mayores señas) como uno de los artistas más interesantes de los últimos veinticinco años de la historia del rock puede dar pie a pensar que el que suscribe es un bicho raro, cosa que no voy a negar, aunque todo sea dicho, no creo que sea el único que opine de este modo. Y es que aquí uno siempre tuvo en un altar y fue muy fan, a mucha honra, de Galaxie 500, con aquella gloriosa trilogía cósmica entre 1988 y 1991, y de Luna, especialmente de sus primeros discos entre el 92 y 95, dos grupos de culto que curiosamente en los últimos años, gracias al boom de Internet, han obtenido un mayor y, por qué no decirlo, justo reconocimiento.

La cosa no quedó ahí para el ínclito de Dean. Otros proyectos como Cagney and Lacee con Claudia Silver en el 97 o el duo Dean & Britta, tras el final de Luna, serviría de ensamble artístico junto a su esposa Britta Philips a lo largo de la primera década del S.XXI.

A todo ello vino a sumarse en el pasado 2013 un MiniLp titulado “Emancipated hearts” que, en cierto modo, sin tratar de ser un producto pretencioso, vino a decir que aquí estaba DEAN WAREHAM, en solitario, vivo y coleando, con nuevas aspiraciones, propósitos y planes a sus espaldas.

Dean Wareham 2014

Dean Wareham 2014

Y llegamos al presente 2014, y con él un álbum homónimo donde deja bien demostrado el permanente estado de creatividad de esta auténtica institución del pop-rock alternativo. He de declarar sinceramente que con esa injusta tendencia a infravalorar inicialmente aquellos artistas del rock que llevan mucho tiempo en la materia (me autoflagelaré si es preciso algún día), no esperaba que me entusiasmara mucho «Dean Wareham». Error, y de justicia es decirlo. Este disco es una gozada de cabo a rabo, y además apunta fuerte para estar entre lo más selecto del año en curso. Qué buen sabor de boca deja, como la sensación a flúor que se siente después de comer al lavarse los dientes. Es de esos artefactos musicales por los que no entran ganas de dejarlos reposar sino más bien de volverlo a escuchar, como una necesidad vital, una y otra vez más, de forma cíclica.

No se trata de un álbum extenso, ni siquiera en minutaje. Posee nueve cortes donde la morralla brilla por su ausencia y donde ha contado con la producción de Jim James, el líder de My Morning Jacket, cosa que se nota en algunos matices cercanos al country rock americano o en efectos repletos de calidez sonora. También en la parte instrumental y en los arreglos vueve a acompañar su mujer Bretta. Pero lo que destaca por encima de todo es ese distintivo de Mr.Wareham que lo hace tan atractivo y auténtico, hablamos por supuesto de unas bellísimas melodías con un poso melancólico, con un sosegado ritmo de la guitarra y con una voz que en más de una ocasión parece que vaya a resquebrajarse o a emitir un desacertado gorgorito. Una vez más, y van demasiadas, suena moderno, vanguardista como pocos.

Abre el disco un temazo que nos pone en guardia, «The dancer disappears», en la que a mi gusto mejora con creces muchas de las actuales propuestas de caracter neopsicodélico sin dejar de lado ciertas connotaciones del pop o del country. Por su parte «Beat the devil» es de un preciosismo exagerado, donde la solera y el sedimento del mejor Dylan setentero proporcionan un nuevo sentido innovador a un pop-folk de tonalidades sixties. Y si hablamos de «Heartless people» estamos ante una caricia cósmica que se aproxima a la grandeza de un clásico como Nick Drake.

dean_wareham azul

Después, con «My eyes are blue» o con «Holding pattern» nos acercamos a los parámetros más «lunáticos» mientras que una balada como «Love is not a roof against, the rain» posee una entrañable ternura especial y espacial.

El trío de cortes con el que finaliza el disco es de ensueño. «I can only give my all», la más enérgica, con un in crescendo vertiginoso de intensidad sonora.«Babes in the wood» me parece la que más se acerca del disco a las virtudes «galácticas» de los primeros tiempos, con su velvetismo elegante, atemporal y renovador, ese que tanto los singularizaba y distinguía. Todo acaba con la joya de la corona, un broche de oro, unos suspiros en forma de coros, unas atmósferas hipnóticas y allá que va «Happy & free», megatemazo de orfebrería sideral como gran colofón de este magnífico trabajo, ese que guarda otra vez más en la trayectoria de Dean Wareham el secreto y las claves de la herencia de Lou Reed y su Velvet o de Tom Verlaine y su Television.

JJ Mestre

http://woody-jagger.blogspot.com/