La Caixa Negra, en memoria de Paco Esteve

La Caixa Negra, de José Carlos Díaz
Realización: Xavier Cortés
Interpretación: Sara Vallés
Producida por On Air en colaboración con Visual Producciones

El título del documental ya encierra la doblez con la que juega José Carlos Díaz, director de La Caixa Negra. “Hace referencia a la cámara oscura de la proto fotografía y a la caja negra de los aviones, lugares donde se guarda la memoria de  nuestra vida”. Fruto de la casualidad, Díaz se encontró en el rastro de Valencia esa caja negra a la que alude la película presentada en la Sala Berlanga de la Filmoteca. Y lo que halló en su interior fueron decenas de fotografías a modo de “fragmentos de vida”, según definió el realizador Xavier Cortés, del compositor de música festera Francisco Esteve Pastor, nacido en Muro (Alicante) y del que se celebra el centenario de su nacimiento.

Fotografía de Lía Delby, a la sazón esposa de Paco Esteve, en una imagen de La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Cortesía del autor.

Fotografía de Lía Delby, a la sazón esposa de Paco Esteve, en una imagen de La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Cortesía del autor.

Indagando en esas fotografías, como se indaga en la caja negra de los aviones en busca de respuestas por la muerte acaecida, José Carlos Díaz fue reconstruyendo la vida de Paco Esteve. Lo hace mediante la investigación que en el plano de ficción realiza Sara Vallés. Y lo que se va encontrando, a través de testimonios de musicólogos, amigos y familiares, es con la sorprendente carrera de quien ha compuesto casi un centenar de pasodobles y marchas moras, y uno de los que más veces ha ganado el Primer Premio de Música Festera de Alcoi, para regocijo de sus paisanos de Muro.

Fotografía de Paco Esteve y Lía Delby en La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Paco Esteve y Lía Delby en La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

La caja negra con todas esas fotografías se perdió posiblemente durante algún traslado a raíz de la muerte de Esteve, según se dice al final del documental. Fotografías entre las que despunta una bella cantante, Lía Delby, a la postre Amalia Cuerda, mujer del compositor. Ella coronaba el grupo musical Los Chicos de España, del que también formaba parte su marido. Juntos recorrieron media Europa y Oriente Medio, traspasando fronteras con su música, de la que se ocupa en el documental Luis Prado (Señor Mostaza). “Queríamos que la música tuviera una importancia total; que no fuera un fondo añadido, sino parte de la historia”, explicó Cortés.

Lia Delby y Francisco Esteve en una de las fotografías de La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Cortesía del autor.

Lia Delby y Francisco Esteve en una de las fotografías de La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Cortesía del autor.

José Carlos Díaz, al igual que hizo Sergi Pitarch Garrido en El último abrazo (nominada a los Goya), rescata del olvido la vida de una persona a partir del azar que supone el hallazgo de cierto material. “Nos deshacemos de lo analógico y, por casualidad, resulta luego un hallazgo de gran valor”. Pura arqueología en plena era de Internet. “Sí, en cierto modo”. El grafitero valenciano DEI también aparece en la película, recreando en una pared la figura de ese arqueólogo de imágenes que viene a ser Díaz. “Ayuda a representarme biográficamente”, subraya el director de una obra que considera coral por la “gran labor de todo el equipo”.

Parte del equipo de La Caixa Negra, durante la producción del documental. Imagen cortesía del autor.

Parte del equipo de La Caixa Negra, durante la producción del documental. Imagen cortesía del autor.

El documental, escrito por Díaz junto a Francesc Picó y producido por la valenciana On Air en colaboración con Visual Producciones, fue seguido en la Sala Berlanga por dos de sus sobrinas y el hijo de Paco Esteve y Amalia Cuerda, Rafael Esteve, que en la película recibe finalmente el legado de esa caja negra de manos de Julia (Sara Vallés). Un legado que, como recordó Remigi Morant, vicepresidente de la Federació de Societats Musicals de la Comunitat Valenciana, sirve de reivindicación de los músicos valencianos: “Todas las bandas no serían lo que son sin gente como Paco Esteve”.

Sentados, Rafael Esteve, hijo de Lía Delby y Francisco Esteve, y Sara Vallés, actriz, en La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

Sentados, Rafael Esteve, hijo de Amalia Cuerda y Francisco Esteve, y Sara Vallés, actriz, en La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

José Carlos Díaz, que durante una veintena de años ha estado vinculado a RTVV, siguió haciendo memoria al desear que La Caixa Negra, también presentada en Muro, “ojalá pudiera emitirse en Canal 9 y que esto fuera pronto”. Hasta que tal cosa suceda, el documental seguirá su curso presentándose a festivales y otras televisiones.

Detalle del cartel de la película La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

Detalle del cartel de la película La Caixa Negra, de José Carlos Díaz. Imagen cortesía del autor.

Salva Torres

Fugas, westerns: Nits de Cinema al galope

Nits de Cinema
Claustro del Centre Cultural La Nau
C / Universidad, 2. Valencia
Del 10 al 23 de julio de 2015, a las 22.00h

La octava edición de ‘Nits de Cinema’ organizadas por el Aula de Cinema de la Universitat de València alternará este año películas de intentos de fugas y meticulosas estafas, con ‘westerns’ contemporáneos. Del 10 al 23 de julio, el Claustro del Centre Cultural La Nau acogerá proyecciones nocturnas a partir de las 22 horas. En total se proyectarán 13 títulos que se ofrecen en dos ciclos: ‘Planes maestros’ y ‘Nuevos horizontes del western’. La entrada a las sesiones -todas en versión original y subtitulada- es libre.

El Aula de Cinema de la Universitat de València, que a lo largo del curso ofrece ciclos de cine mensuales en horario de tarde, traslada su programación a su sede estival: La Nau y en horario nocturno. En esta octava edición, la programación de ‘Nits de cinema’ se organiza de nuevo en torno a dos ciclos. ‘Nuevos horizontes del western’, una variada muestra que resume en cinco títulos la reciente evolución del género, desde su ‘renacimiento’ en los años noventa hasta la actualidad.

Y ‘Planes maestros’, una lúdica propuesta compuesta por ocho películas que relata meticulosos intentos de fuga, ingeniosas estafas o metódicos asesinatos que parecían perfectos cuando se gestaron. ‘Nits de Cinema’ cuenta con la colaboración de la Filmoteca CulturArts IVAC, por ello el ciclo ‘Planes maestros’ tendrá su continuación en la Filmoteca d’Estiu, a partir del 31 de julio, en los jardines del Palau de la Música.

Fotograma de Fargo, de Joel Coen. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de Fargo, de Joel Coen. Nits de Cinema de la Universitat de València.

‘Planes maestros’

Recientemente adaptada como serie televisiva, Fargo (Joel Coen, 1996) será la película encargada de inaugurar las proyecciones de ‘Nits de cinema’ el viernes 10 de julio. Título clave del neo-noir, esta ácida comedia negra se regodea relatando las mil complicaciones de un ‘plan maestro’ que pronto se tuerce y regala un desternillante e inolvidable retrato de personajes gracias a la mirada excéntrica de los hermanos Coen.

El ciclo continúa el domingo 12 con una de las cintas más exitosas del ‘cine político’ italiano de los setenta, Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha (Indagine su un cittadino al di sopra di ogni sospetto, Elio Petri, 1970). Un film que examina los mecanismos del poder a partir del proceso de autoinculpación de un asesino, que resulta ser el jefe del Departamento de Homicidios.

Con la proyección de La huella (Sleuth, Joseph L. Mankiewicz, 1972), el lunes 13, el público podrá asistir al duelo de ingenio entre un escritor de novelas de misterio y el actual amante de su mujer y, al mismo tiempo, disfrutar del duelo interpretativo entre dos de las máximas figuras actorales que ha dado el cine británico, Laurence Olivier y Michael Caine.

Fotograma de 'La evasión', de Jacques Becker. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de ‘La evasión’, de Jacques Becker. Nits de Cinema de la Universitat de València.

El miércoles día 15 está programada una de las grandes obras maestras de la cinematografía francesa de todos los tiempos: La evasión (Le trou, Jacques Becker,1960) un drama carcelario que describe con asombrosa meticulosidad la ejecución de un complejo plan de fuga. Y el jueves 16, de la mano del valenciano Luis García Berlanga, llega el turno de la comedia rural, Los jueves, milagro (1957), sátira sobre la organización de un falso milagro para revitalizar la economía de un pueblo, que revela la mediocridad y las penurias de la España franquista.

El ciclo encara su recta final el lunes 20 con el pase de Las margaritas (Sedmikrásky, Vera Chytilová, 1966). Con esta sesión, el Aula de Cinema brinda al público la oportunidad de descubrir este título de corte experimental, un collage visual y auditivo dirigido por una cineasta clave de la Nueva Ola Checoslovaca y protagonizado por dos jóvenes que planean provocar el caos en su entorno de las formas más dispares.

No podía faltar a la cita el ‘mago del suspense’, cineasta por excelencia de los crímenes perfectos, de quien se proyectará el martes 21 un clásico indiscutible como Extraños en un tren (Strangers on a Train, Alfred Hitchcock, 1951).

Fotograma de 'Tarde de perros', de Sidney Lumet. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de ‘Tarde de perros’, de Sidney Lumet. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Finalmente, el atraco convertido en espectáculo mediático de Tarde de perros (Dog Day Afternoon, Sidney Lumet, 1975) cerrará el miércoles 22 el ciclo dedicado a ‘Planes maestros’ en el claustro de La Nau. Un ciclo compartido con la Filmoteca d’Estiu, que un año más organiza CulturArts IVAC en los jardines del Turia, donde se prolongará esta muestra a partir del 31 de julio con la proyección de cintas como Perdición (Double Indemnity, Billy Wilder, 1944) o El quinteto de la muerte (The Ladykillers, Alexander Mackendrick, 1955).

Fotograma de 'Sin perdón', de Clint Eastwood. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de ‘Sin perdón’, de Clint Eastwood. Nits de Cinema de la Universitat de València.

‘Nuevos horizontes del western’

La programación de ‘Nits de cinema’ se completa con las cinco sesiones que componen ‘Nuevos horizontes del western’. Un ciclo que se inicia el sábado 11 con la proyección de Sin perdón (Unforgiven, 1992), la obra maestra de Clint Eastwood que hizo pensar en una revitalización del cine del Oeste o, al menos, en la posibilidad de puntuales ‘resurrecciones’ de un género que se daba ya por enterrado. Muy buenas muestras del género ha ofrecido el cine desde entonces, y este ciclo no pretende sino ofrecer un breve repaso, que dé cuenta de la originalidad y la heterogeneidad de las propuestas.

Fotograma de 'Lone Star', de John Sayles. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de ‘Lone Star’, de John Sayles. Nits de Cinema de la Universitat de València.

El martes 14 se proyectará Lone Star (John Sayles, 1996), un western ‘de misterio’ que profundiza en dos elementos temáticos esenciales del género, el racismo y la frontera, escarbando en los secretos más ocultos de un pueblo de Texas. Una joya coreana situada en la Manchuria de los años 30, El bueno, el malo y el raro (Joheunnom nabbeunnom isanghannom, Kim Jee-woon, 2008), será la protagonista el viernes 17, en una sesión que ofrecerá el más explosivo cine de acción y un homenaje al spaghetti western de Sergio Leone. El cine de animación, por su lado, tendrá también cabida en la presente edición de ‘Nits de cinema’ con la proyección de Rango (Gore Verbinski, 2011) el domingo 19. Una cinta para todas las edades y con citas y referencias a algunos de los westerns esenciales.

El jueves 23, el cine independiente de Jim Jarmusch y su original revisión de los mitos, temas y formas del western clausurarán con Dead Man (1995) esta octava edición de Nits de cinema al claustre de La Nau.

Fotograma de Fargo, de los hermanos Coen. Nits de Cinema de la Universitat de València.

Fotograma de Fargo, de Joel Coen. Nits de Cinema de la Universitat de València.

La África de Sissako en Filmoteca

Ciclo de Abderrahmane Sissako
Filmoteca de CulturArts IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Proyección de ‘Timbuktu’, miércoles 1 de abril, a las 20.00h

La Filmoteca de CulturArts IVAC acoge un ciclo sobre el cineasta mauritano Abderrahmane Sissako, que arranca con la proyección este miércoles 1 de abril, en la sala Berlanga, de ‘Timbuktu’ (2014), con la que estuvo nominado al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa en la pasada edición de los premios de la Academia.

El cineasta mauritano Abderrahmane Sissako, a quien la Filmoteca dedica un ciclo. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

El cineasta mauritano Abderrahmane Sissako, a quien la Filmoteca dedica un ciclo. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

La Filmoteca, en colaboración con el Festival del Cine Africano de Córdoba, repasa la filmografía de Abderrahmane Sissako, uno de los cineastas que mejor han sabido mostrar la realidad de África y sus conflictos étnicos, religiosos, políticos y culturales. El ciclo arranca con ‘Timbuktu’, su último largometraje, en el que relata la ocupación de una ciudad maliense por parte de los yihadistas. Una película necesaria y cargada de humanidad que arrasó en los premios Cesar franceses, además de su  nominación al Oscar.

Con este ciclo, La Filmoteca de CulturArts IVAC participa como una de las entidades colaboradoras del proyecto ‘Los Rostros de la francofonía’, con el que el Instituto Francés de Valencia se une a la celebración de la francofonía, que tiene lugar en países de todo el mundo cada mes de marzo.

Abderrahmane Sissako nace en 1961 en Kiffa (Mauritania) y pasa su infancia en Mali. A partir de 1983, estudia en Moscú en la VGIK, la célebre escuela de cine estatal rusa, donde realiza sus dos primeros cortometrajes, ‘Le Jeu y Octobre’, que se presenta en la sección Un certain regard del Festival de Cannes de 1993. En 1995 realiza por encargo ‘Le Chameau et les bâtons flottants’, basado en las fábulas de La Fontaine, seguido de ‘Sabriya’, corto inscrito en la serie Africa Dreamings que narra la historia de dos hombres en un café perdido en un universo de arena.

Cartel de la película Timbuktu, de Abderrahmane Sissako. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Cartel de la película Timbuktu, de Abderrahmane Sissako. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

En 1998, en el marco de la colección ‘2000 vu par?’, filma ‘La Vie sur Terre’, híbrido de documental y ficción en el que él mismo interpreta a un cineasta que vive en Francia y que, en vísperas del año 2000, viaja hasta Sokolo, el pueblo maliense donde vive su padre. Un agridulce “regreso a los orígenes” en sintonía con los textos del poeta Aimé Césaire que Sissako introduce en la película.

En 2002, dirige en Mauritania ‘Heremakono’, que aborda el exilio y las relaciones entre África y Occidente. Seleccionada en numerosos festivales internacionales, la película obtuvo el premio de la crítica internacional en Cannes, el Gran Premio del Festival Panafricano de Cine y Televisión de Ouagadougou y el Gran Premio de la Bienal de los cines árabes de París.

En 2006, Sissako rueda en su casa paterna de Mali Bamako, en la que pone en escena un proceso de las instituciones internacionales frente a las injusticias que sufre África. Seleccionada fuera de competición en el Festival de Cannes de 2006, obtuvo el Gran Premio del Público en los Rencontres Paris Cinéma. Todas estas películas forman parte del ciclo que ahora inicia la Filmoteca de CulturArts IVAC.

Fotograma de la película Timbuktu, de Abderrahmane Sissako. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Fotograma de la película Timbuktu, de Abderrahmane Sissako. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Ética y estética de Roberto Rossellini

Ciclo Roberto Rossellini
Filmoteca de CulturArts IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 5 de febrero al 10 de abril de 2015

La Filmoteca de CulturArts IVAC acoge un ciclo de Roberto Rossellini con algunas de sus más sobresalientes películas ahora restauradas. Películas que permiten adentrarse en una filmografía que su propio autor entendía como «vía privilegiada de conocimiento», dada la concepción que Rosselini tenía del cine como arte, el cual permitía «aproximarse con exactitud a la verdadera naturaleza humana». Aproximación que requería, según sus palabras, renunciar «a cualquier forma de búsqueda estética y a una toma de posición personal que reconstruyera otra realidad diferente a la observada».

Ana Magnani en un fotograma de L'amore, de Roberto Rossellini. Filmoteca de CulturArts IVAC.

Ana Magnani en un fotograma de L’amore, de Roberto Rossellini. Filmoteca de CulturArts IVAC.

Rossellini pensaba que el cine había de ser sobre todo «un vehículo para comunicar ideas» y que las imágenes «deberían ponerse enteramente al servicio de éstas, nunca de una estética». El profesor de la Cátedra de Cine de la Universidad de Valladolid Luis Martín Arias, en uno de sus Escritos, dedicado al cineasta italiano, considera una contradicción entre la teoría y la práctica de Rossellini, puesto que «efectivamente el cine (la imagen audiovisual en general) es ante todo ‘apariencia’ y ‘ficción’, pero no experiencia directa de las cosas». De tal manera que el cine «sólo puede salvar esa instrumentalización, que ejerce sobre la imagen la sociedad de consumo, precisamente cuando alcanza valor estético, algo que paradójicamente rechazaba, al menos teóricamente, Rosselini, al final de su filmografía».

Fotograma de 'Roma, ciudad abierta', de Roberto Rossellini. Filmoteca de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Roma, ciudad abierta’, de Roberto Rossellini. Filmoteca de CulturArts IVAC.

Martín Arias, citando a Miguel Ángel Laviña, apunta que, no obstante, algunas secuencias del cine de Rossellini quedarán en la retina del espectador «como parte de la memoria del siglo XX». Como por ejemplo: «Pina-Ana Magnani corriendo por las calles de Roma, el niño Edmund escuchando en un gramófono a Hitler entre las ruinas de Berlín o la refugiada Karine-Ingrid Bergman perdida por las laderas del volcán Stromboli». Y agrega: «Es una buena forma de entender la obra de un autor que por vez primera logró conjugar realidad y ficción, Historia y Cine».

Fotograma de 'Alemania, año cero', de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

Fotograma de ‘Alemania, año cero’, de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

El Progetto Rossellini, fruto de la colaboración entre Cinecittà Luce, la Cineteca Nazionale, la Cineteca di Bologna y Coproduction Office, ha permitido la restauración de una serie de películas del cineasta italiano, uno de los más influyentes de la historia del cine, al que La Filmoteca dedicó una retrospectiva completa en 2005. Diez años después, los espectadores tienen la oportunidad de disfrutar de la restauración en DCP de algunos de los títulos más emblemáticos de Rossellini. Esta es la lista del ciclo de películas que durante dos meses se proyectarán en la Sala Berlanga.

‘Roma, ciudad abierta’ (Roma, città apera, 1945). Durante la ocupación nazi de Roma, la Gestapo persigue al ingeniero Manfredi, jefe de la Resistencia, que contará con la ayuda de un camarada tipógrafo a punto de casarse y del cura Don Pietro.

‘Stromboli, tierra de Dios’ (Stromboli, terra di Dio, 1949). Para escapar de un campo de concentración, una mujer lituana acepta casarse con un pescador de la pequeña isla de Stromboli, que se convertirá en otra prisión para ella.

‘Paisà’ (1946). Película de seis episodios, ambientada durante la Segunda Guerra Mundial en Sicilia, Nápoles, Roma, Florencia, Romaña y los Estuarios del Po, y cuyo objetivo es ofrecer el retrato de un pueblo en lucha por su libertad.

Fotograma de 'El general de la Rovere', de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

Fotograma de ‘El general de la Rovere’, de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

‘El general de La Rovere’ (Il genérale della Rovere, 1959). En 1943, en Génova, un estafador aprovecha la ocupación para sacar dinero a las familias de algunos prisioneros. Cuando los alemanes le arrestan, le ofrecen asumir el papel de un general de la Resistencia para obtener información de los prisioneros políticos.

‘Alemania, año cero’ (Germania, anno cero, 1947). En el Berlín de posguerra, un ex nazi inculca a un niño, que vive con su padre enfermo, la idea de que sólo los fuertes tienen derecho a sobrevivir.

‘La máquina matamalvados’ (La macchina ammazzacattivi, 1952). De camino a una localidad costera, un grupo de americanos atropella a un vagabundo que desaparece por arte de magia. El misterioso personaje reaparece en el pueblo, donde es confundido con San Andrés.

Fotograma de 'Te querré siempre', de Roberto Rossellini. La Filmoteca de CulturArts IVAC.

Fotograma de ‘Te querré siempre’, de Roberto Rossellini. La Filmoteca de CulturArts IVAC.

‘Te querré siempre’ (Viaggio in Italia, 1953). Un matrimonio inglés viaja a Nápoles para gestionar la venta de una villa que un pariente les ha dejado como herencia. En ese entorno ocioso, lejos de las preocupaciones de la vida cotidiana, pronto se produce una crisis en la pareja.

‘Ya no creo en el amor’ (La paura. Non credo più a l’amore, 1954). Una mujer casada que tiene un amante comienza a recibir amenazas de una joven que le pide que confiese su infidelidad a su marido.

India, matri bhumi (1958). Un documental que introduce elementos de ficción para representar aspectos de la vida en la India a finales de los años 50.

‘El amor’ (L’amore, 1948). Film compuesto por dos episodios protagonizados por Anna Magnani: «El milagro», en el que ella se imagina que conoce a San José y se enamora de él, y «La voz humana», en la que una mujer mantiene una conversación telefónica con su ex amante.

Ingrid Bergman en un fotograma de 'Stromboli', de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

Ingrid Bergman en un fotograma de ‘Stromboli’, de Roberto Rossellini. IVAC La Filmoteca.

“La Cátedra será referente de estudio al cine español”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, y Rafael Maluenda, director del Berlanga Film Museum
Entrevistados por Vicente Chambó y Salva Torres, dirección Makma

Aunque Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, y Rafael Maluenda, director del Berlanga Film Museum (BFM), se sorprendan de que haya estudiantes universitarios que todavía no conozcan a Luis García Berlanga, lo cierto es que el autor de ‘Bienvenido, Mr Marshall’ es de sobra el director valenciano más conocido a nivel nacional e internacional. Es más: su obra fílmica constituye toda una referencia cultural dentro y fuera de nuestro país. Referencia que, a falta de otros impulsos que tienen más que ver con la idiosincrasia autóctona, la alianza entre la Universidad CEU Cardenal Herrera y Filmoteca de CulturArts IVAC están dispuestas a explotar como se merece.

Rafael Maluenda en un momento de la entrevista en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Rafael Maluenda en un momento de la entrevista en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“La Cátedra es un paso de gigante para dar a conocer la obra de Berlanga”, señala Maluenda, que equipara la figura del autor de ‘El verdugo’ con la de Goya o Valle Inclán. “Queremos que sea un referente a nivel nacional e internacional en la investigación no sólo de su obra, sino del cine español, mediterráneo y europeo”, apunta Siles. Para empezar, ahí están las jornadas de cine organizadas por el CEU, impulsora de la Cátedra Berlanga, y CulturArts, que firmó un acuerdo de colaboración con la institución académica para que la cátedra surtiera de contenidos el Berlanga Film Museum.

Begoña Siles en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Begoña Siles en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“En las jornadas (que arrancan el jueves 11 en el Palacio de Colomina) ponemos a Berlanga en relación con otros directores, en este caso, Luis Buñuel y Alfred Hitchcock”, explica Siles. Mediante el análisis de las películas ‘Novio a la vista’, ‘Abismos de pasión’ y ‘La ventana indiscreta’, por parte de estudiosos del cine, la Cátedra Berlanga dispondrá de un valioso material que colgará en su web y en el museo virtual BFM, arrancando así la alianza entre ambas entidades.

Rafael Maluenda en un momento de la entrevista en los Desayunos Makma de Lotelito.

Rafael Maluenda en un momento de la entrevista en los Desayunos Makma de Lotelito.

La Cátedra Berlanga es, junto a la de Valladolid (ésta con más de 50 años a sus espaldas), la única que hay en España sobre cinematografía. Singularidad a la que se suma el museo virtual que, junto al de Calanda dedicado a Buñuel, es también único a la hora de difundir la obra y personalidad de un cineasta. Por eso Begoña Siles y Rafael Maluenda son conscientes del valor de lo que tienen entre manos.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Begoña Siles y Rafael Maluenda. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Begoña Siles y Rafael Maluenda. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Estamos ya en contacto con Departamentos de Hispánicas de países anglosajones e Institutos Cervantes para establecer acuerdos de investigación y la reacción ha sido tremendamente positiva”, destaca Siles, que agrega con envidia: “En el Trinity College de Dublín se han presentado ya varias tesis doctorales sobre Berlanga”. Maluenda, por su parte, subraya las más de 25.000 visitas del BFM, lo cual es “mucho para un museo que no ha tenido tanta publicidad en su arranque”. Y añade: “Lo que tenemos expuesto es la punta del iceberg, porque falta catalogar todo lo que existe en su estudio”.

Begoña Siles, en un momento de la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

Begoña Siles, en un momento de la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

Y aquí empiezan los problemas debido a la falta de dinero. “Es necesario tener ayudas públicas y privadas, porque el Centro Buñuel de Calanda, por ejemplo, cuenta con ayudas del Gobierno aragonés”, algo que Begoña Siles apunta en su debe como directora de la Cátedra: “Intentaré involucrar a empresas privadas de cara a próximas jornadas y proyectos”. Maluenda, cuyo presupuesto se gestiona directamente desde CulturArts (“la verdad es que no sé la cantidad disponible”), reconoce la falta de dinero de un proyecto que nació como plataforma de difusión de la obra de Berlanga. Lo de museo físico ya es otro cantar. “Sería interesante que tuviera un espacio como lo tiene Calanda”, dice Siles. Maluenda asiente, pero reconoce que el museo virtual permite que “cualquiera puede acceder a la obra de Berlanga a un solo clic de casa”.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Begoña Siles y Rafael Maluenda. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Begoña Siles y Rafael Maluenda. Fotografía: Fernando Ruiz.

Tan dados a valorar lo ajeno en detrimento de lo propio, Begoña Siles y Rafael Maluenda suman fuerzas para revertir esta tendencia a favor del autor de ‘Plácido’. “Para explicar un plano secuencia solemos acudir a películas como ‘Sed de mal’ (Orson Welles), cuando nada mejor que el cine de Berlanga para poder ilustrarlo”, sostiene Siles. “En un ciclo que se le dedicó hace poco en la República Checa, que tuvo gran éxito, el público estalló en carcajadas con ‘Bienvenido Mr. Marshall’ y ‘Tamaño natural’, lo cual dice bien a las claras la proyección internacional de su cine”.

¿Por qué?

Maluenda: “Porque lo que cuenta tiene carácter universal; toca temas como la envidia, el miedo o la hipocresía, y allí donde hay un ser humano se entiende. Incluso la España de hoy es tan berlanguiana como la de los 80”.

Siles: “A los estudiantes, cuando les pones cualquiera de sus películas, les sorprende su contemporaneidad. Habló de la corrupción en ‘Todos a la cárcel’ y de la importancia de la publicidad, que el producto tenga imagen aunque esté vacío, en ‘Moros y cristianos’. Y ahora seguiría haciendo lo mismo”.

Porque Berlanga, pese a definirse a sí mismo como “fanfarrón negativo”, en tanto se ufanaba de todo aquello que otros desprecian, Maluenda se sorprende del orden con que guardaba sus cosas quien se tildaba de anárquico y la enorme producción de obras quien se consideraba un vago. Al final, Begoña Siles y Rafael Maluenda tuvieron que admitir, entre risas, que quizás fuera más bien un “perezoso compulsivo”. Alguien que ahora sienta definitivamente cátedra, gracias al empeño de los responsables de la Cátedra Berlanga y el Berlanga Film Museum. De Valencia a Tombuctú o incluso más allá.

Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, y Rafael Maluenda, director del Berlanga Film Museum. Fotografía: Fernando Ruiz.

Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, y Rafael Maluenda, director del Berlanga Film Museum. Fotografía: Fernando Ruiz.

Salva Torres

Girls on fire: ardores insatisfechos

Mujeres y Cine: Girls on fire
Nuevas directoras ante la libertad del cuerpo
Tiny Furniture, de Lena Dunham (26 de febrero)
Joven y alocada, de Marialy Rivas (28 de febrero)
Klip, de Maja Milos (4 y 8 de marzo, a las 20.00h y 22.30h, respectivamente)
Filmoteca de CulturArts-IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia

Las películas Tiny Furniture (2010), Joven y alocada (2012) y Klip (2012) forman parte del ciclo Girls on fire que se está llevando  a cabo en la Filmoteca de Valencia. El ciclo Girls on fire  se integra dentro de la programación del evento Mujeres y Cine organizado por la Filmoteca CulturArts IVAC junto con el Aula de Cinema de la Universitat de València con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo 8 de Marzo.

Fotograma de la película serbia Klip, de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia Klip, de Maja Milos.

 

Tiny Furniture, Joven y alocada y Klip están dirigidas por la norteamericana Lena Dunham, la chilena Marialy Rivas y la serbia Maja Milos, respectivamente; presentadas en el subtítulo del ciclo “como nuevas directoras ante la libertad del cuerpo”. Y así es: la mirada de estas directoras coincide, a pesar de proceder cada una de ellas de contextos socio-culturales tan diferentes, en crear unas historias donde las protagonistas, chicas de entre 16 y 23 años, están totalmente desinhibidas sexualmente. Pero detrás de esa libertad sexual, que transmiten en sus relaciones con los otros, sean estas virtuales  -redes sociales, móviles- o   corporales, se trasluce una insatisfacción vital y amorosa difícil de encauzar.

 

Fotograma de la película norteamericana 'Tiny Furniture', de Lena Dunham

Fotograma de la película norteamericana ‘Tiny Furniture’, de Lena Dunham

 

La estructura familiar

Ahora bien, ¿de dónde procede esta insatisfacción que sienten las protagonistas?  Los tres films, más allá de sus diferencias estéticas, tienen unos rasgos narrativos comunes. Sus protagonistas son, como señala las palabras de presentación del ciclo, “mujeres adolescentes en las cuales se destaca su total libertad y ausencia de tapujos en la comunicación con el otro y en el uso del su cuerpo.” Mujeres jóvenes-adolescentes que viven en una casa familiar estructurada alrededor de la ausencia del padre y la presencia de la madre. Una ausencia real del padre en Tiny Furniture o metafórica en Joven y alocada y en  Klip. En Tiny Furniture  ni se ve, ni se habla del padre, no existe; y en Joven y alocada se ve y se habla de un padre absorto en la total comunión mística con Dios; y en  Klip se ve y se habla de un padre enfermo de cáncer terminal. Así pues, tres padres distantes de su función paterna, porque no pueden pronunciar ninguna palabra.

Fotograma de la película chilena 'Joven y alocada', de Marialy Rivas.

Fotograma de la película chilena ‘Joven y alocada’, de Marialy Rivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y como consecuencia de este alejamiento paterno, la total presencia de la madre. Unas madres que hablan y, por tanto, se ven. Unas madres que dirigen el hogar familiar con dureza y firmeza. Ellas son las responsables de ganar el sustento familiar y, además, de la palabra que marca las normas familiares y sociales. De tal modo que la relación madre e hija se mueve entre el abrazo y el insulto, entre el amor y el odio, entre el estrago de madre-hija. Unas hijas jóvenes que anhelan al padre y reprochan a la madre su frialdad.

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ante esa estructura familiar angustiante, estas protagonistas se rebelan  con un sexo pulsional y huyen a la búsqueda de un joven que las ame. Probablemente, un joven que sustituya a ese padre ausente. Pero, en su búsqueda desesperada, no encuentran a ningún joven a la altura de su demanda sexual, ni a ningún joven dispuesto a un compromiso amoroso.

De las tres películas del ciclo es Klip de Maja Milos, que se proyecta el día 4 de marzo a las 20:00h en la Filmoteca de Valencia, la que muestra esta realidad familiar de manera más sórdida. Sólo tenemos que escuchar las palabras que la hija le dice a su madre, cuando ésta le informa que su padre va a ser ingresado en el hospital para ser operado de cáncer: “Tú has matado a papá.”

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

Mujeres y cine: las mujeres en pantalla

La programación de Mujeres y Cine está constituida por diferentes apartados para mostrar una amplia y variada visión de la representación de la mujer en el cine. Así pues, además del apartado Girls on fire, está el apartado de  documental, donde se proyectarán Con la pata quebrada, de Diego Galán (2013) -que trata de la representación de la mujer en el cine español- y Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano (2013)- galardonado con el Goya al mejor documental en la pasada edición- ; y dos apartados de ficción: el denominado Encorsetadas: cuestionando los estereotipos femeninos en el cine clásico, donde a través de las películas La tentación vive arriba de Billy Wilder (1955), Sólo el cielo lo sabe de Douglas Sirk (1955) y El ángel azul de Josef von Sternberg (1930), se reflexionará sobre la construcción de lo femenino en el cine de Hollywood; y el llamado Retratos de la madurez femenina que se centrará en la afectividad de la mujer en su etapa de madurez, a través de las películas The Mother de Roger Michell, (2003), En el séptimo cielo de Andreas Dresen, (2008) y 80 egunean de José María Goenaga y Jon Garaño (2010), y La vida empieza hoy de Laura Mañá (2010).

Fotograma de la película serbia 'Klip', de Maja Milos.

Fotograma de la película serbia ‘Klip’, de Maja Milos.

Begoña Siles

Nace la Cátedra Luis García Berlanga

Cátedra Berlanga
CEU-Universidad Cardenal Herrera
Filmoteca de CulturArts IVAC
Berlanga Film Museum

El Berlanga Film Museum cumplió un año el pasado mes de noviembre. Y, para celebrarlo, nada mejor que dotar de contenidos un museo virtual que pretende, alrededor de la figura y la obra de Luis García Berlanga, promover la cultura de la Comunidad Valenciana por el ancho mundo. Berlanga es el embajador con su cine de esa cultura. Por lo que ahondar en las claves de su filmografía, se antoja de rigurosa necesidad. La Filmoteca de CulturArts IVAC y la Universidad Cardenal Herrera-CEU han firmado un convenio para la creación de la Cátedra Luis García Berlanga, que se encargará precisamente de llevar a cabo dicha tarea.

Rosa Visiedo, rectora del CEU y declarada admiradora de Berlanga, afirmó que su universidad se encargará de “trazar un plan de trabajo y un programa de actividades” encaminadas a la investigación de la vida y obra del cineasta valenciano. Y adelantó que la directora de la Cátedra Berlanga será la profesora Begoña Siles, adscrita al departamento de Comunicación Audiovisual de la Cardenal Herrera. Todo ello, tras firmar en la Sala Berlanga de la Filmoteca con la consellera de Cultura, María José Catalá, el acuerdo que permite la puesta en marcha de la citada cátedra, con vistas a su vez de llenar de contenidos el Berlanga Film Museum.

Detalle del Berlanga Film Museum. Imagen extraída del museo virtual.

Detalle del Berlanga Film Museum. Imagen cortesía del museo virtual.

Entre las paredes imaginarias del museo virtual ya están colgadas la vida y obra del autor de El Verdugo, declaraciones de escritores, actores y amigos, algunos guiones de sus películas, así como fotografías de sus rodajes. Pero, a un año vista, el museo debía seguir creciendo. “Hay mucho material pendiente de asomar: nuevos guiones, fotos, carteles, material audiovisual, como el making off de algunos rodajes, y textos de nuevos colaboradores”, señala Rafael Maluenda, director del Berlanga Film Museum.

También está previsto que haya cierta participación popular (“figurantes de sus películas que cuelguen fotos”), presencia en las redes sociales y la posibilidad de contar con los títulos de la colección erótica La sonrisa vertical, a la que Berlanga dedicó su efusiva contribución. Pero la “experiencia Berlanga” a la que se refiere Maluenda cuando habla del espíritu del museo virtual, se quedaría coja sin la “dimensión académica e investigadora” que puede aportar ahora la Cátedra Luis García Berlanga, cuyo nacimiento, tras el acuerdo alcanzado, viene a paliar esa cojera.

Fotograma de El verdugo, de Luis García Berlanga.

Fotograma de El verdugo, de Luis García Berlanga.

La Universidad Cardenal Herrera se encargará, a través de dicha Cátedra, de potenciar la investigación de la vida y obra del cineasta valenciano más internacional. Lo hará impulsando la docencia mediante ciclos de conferencias, seminarios y talleres; la investigación propiamente dicha, a través de cursos de grado y posgrado, así como jornadas de cine, y la producción audiovisual de documentales. Para todo ello, no existe compromiso alguno de presupuesto por parte de CulturArts, por lo que deberán ser ambas instituciones las que se pongan de acuerdo a la hora de alcanzar los objetivos que requieran su correspondiente financiación.

Rosa Visiedo aseguró que será, en todo caso, la Universidad Cardenal Herrera quien se hará cargo del coste que suponga organizar jornadas, conferencias o seminarios, existiendo la “posibilidad de encontrar financiación externa”. En cuanto a la producción audiovisual de documentales en torno a Berlanga, Visiedo afirmó que su universidad pondría a disposición de los interesados “todos los recursos técnicos” de los que dispone el CEU. Detrás del museo virtual están la propia Generalitat Valenciana, la Filmoteca Española, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, el Instituto Cervantes, la Fundación Autor, Radiotelevisió Valenciana, Ciudad de la Luz y Egeda. Este es el músculo con el que cuenta además la Filmoteca a la hora de apoyar la Cátedra Luis García Berlanga que la Universidad Cardenal Herrera-CEU promueve. Catalá, haciéndose eco del “momento dulce” y la “potencia” del sector audiovisual valenciano, reiteró la oportunidad que supone la puesta en marcha de la cátedra, a la hora de difundir el legado de uno de “nuestros más ilustres valencianos”.

Fotograma de 'Tamaño natural'. Imagen extraída del Berlanga Film Museum.

Fotograma de ‘Tamaño natural’. Imagen cortesía del Berlanga Film Museum.

José Luis García Berlanga, hijo del director de Tamaño natural, presente en la firma del convenio, junto al director general de CulturArts, Manuel Tomás, habló de su padre como “el gran retratista del siglo XX español”. Y, citando a Azkona, celebró que el mundo siempre progresara, señalando al cine como uno de los grandes progresos de la humanidad, en tanto se hacía eco mediante imágenes y personajes de la vida en cada momento. “Mi padre sí es profeta en su tierra, porque Valencia le ha devuelto siempre lo que él ha dado”, agregó satisfecho por la creación de la Cátedra Berlanga, que viene a sumarse al ya activo Berlanga Film Museum.

Detalle del museo virtual Berlanga Film Museum.

Detalle del museo virtual Berlanga Film Museum.

Salva Torres