Los espectadores refrendan el 33 Cinema Jove

33ª edición de Cinema Jove
Festival Internacional de Cine de València

La 33ª edición de Cinema Jove, el Festival Internacional de Cine del Institut Valencià de Cultura, celebrado del 22 al 29 de junio de 2018, ha recibido un total de 8.927 espectadores. La cifra supone un aumento de 1.833 espectadores con respecto a los 7.094 de la sesión anterior, casi un 25 % más que el año pasado.

“Hemos intentado combinar los nombres más célebres, como José Sacristán, de quien se proyectó ‘Formentera Lady’, y David Trueba, que presentó su última película, ‘Casi 40’, con cineastas en potencia que no por ser desconocidos tienen menos calidad”, ha explicado el director de Cinema Jove, Carlos Madrid.

De hecho, es una gran noticia para el responsable del festival que el espacio donde más se ha percibido el incremento en la afluencia de público haya sido en el Teatro Rialto, sede de la Sección Oficial de Cortometrajes.

Imagen de la película húngara 'Genezis', de Árpad Bogdán, ganadora del Premio Luna de Valencia al Mejor Largometraje del Festival Internacional de Cine de València Cinema Jove. Fotografía cortesía del festival.

Imagen de la película húngara ‘Genezis’, de Árpad Bogdán, ganadora del Premio Luna de Valencia al Mejor Largometraje del Festival Internacional de Cine de València Cinema Jove. Fotografía cortesía del festival.

El director atribuye el incremento del público asistente a la planificación de la comunicación con más tiempo de antelación que la edición anterior. Como resultado, el festival internacional de cine ha contado con más apoyos comunicativos para mostrar la oferta cinéfila en la ciudad y en el área metropolitana. En opinión de Madrid, el público ha apreciado la calidad de la propuesta artística de Cinema Jove.

“Ciertos directores valencianos muy jóvenes, como Marino Darés, responsable de ‘Halcón ciego’, e Iván Fernández de Córdoba, cuya segunda película, ‘#Seguidores’, participó a concurso en la Sección Oficial de Largometrajes, han tenido la oportunidad de mostrar sus obras, que empiezan a dar signos de personalidad propia”, ha destacado Madrid.

El público que más ha confluido en las secciones oficiales del festival, correspondientes a cortos, largos y webseries, ha sido el más joven. A esta afluencia ha colaborado el contacto de los responsables de la muestra internacional de cine con la comunidad universitaria, con la puesta en marcha, entre otras iniciativas, de un jurado joven integrado por 24 miembros, 12 responsables de premiar al mejor largometraje y 12, al cortometraje más destacado de la Sección Oficial.

“Esto es solo el principio y podemos y debemos incidir más en este sentido”, ha avanzado Carlos Madrid por lo que respecta a futuras ediciones.

CARTEL_FINAL

 

Cinema Jove contabiliza 7.094 espectadores «reales»

XXXII Festival Internacional de Cine de Valencia
Cinema Jove
Cómputo de espectadores: 7.094
Del 23 de junio al 1 de julio de 2017

Cinema Jove, el festival cinematográfico del Institut Valencià de Cultura, que se celebró del 23 de junio al 1 de julio, ha recibido en su 32 edición un total de 7.094 espectadores. Esta cifra corresponde a los espectadores reales que han acudido a las sesiones programadas en sus ocho secciones (Secciones Oficiales, Luna de València, Un futuro de cine, El Joven David Lynch, Art & The City, 30 años de Erasmus, 25 años de Comunicación Audiovisual en el CEU y Proyecciones Especiales).

Este número real de audiencia corresponde con la previsión en la rueda de prensa de presentación del director del festival, Carlos Madrid, que manifestó su pretensión de dotar de realismo y transparencia a las cifras del festival y de considerar metas alcanzables para ir creciendo cada año de manera realista.

Ciclo de David Lynch en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Ciclo de David Lynch en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Con el ánimo de imprimir transparencia a las cifras, la nueva organización del festival quiere dejar claro lo que supone el “espectador real” (no contabilizando para ello visitantes a exposiciones o asistentes a fiestas) y apuesta en adelante por establecer métodos objetivos y fehacientes de contabilidad de espectadores.

Según datos del anterior equipo de Cinema Jove, las ediciones de 2014, 2015 y 2016 tuvieron una cifra de 23.305, 20.474 y 14.827 espectadores respectivamente. Antes de quedarnos con el simple titular o la cifra única, es preciso mostrar los métodos de contabilidad ejercidos hasta el momento para evitar comparaciones erróneas y precisar cuestiones básicas como “qué consideramos espectador” o ciertos métodos de contabilidad que no se corresponden en absoluto con las cifras reales de la actividad a la que se refieren.

EL CASO DE VIVEROS

Esta ha sido la sección históricamente con mayor número de espectadores debido a que no existía control de aforo porque se trataba de entrada gratuita y sin control de billetaje y se realizaba una contabilidad basada en el número total de butacas disponibles e incluso incrementando el número máximo de butacas.

Viveros no se ha realizado en esta edición de Cinema Jove. Si nos ceñimos a las tres ediciones anteriores se contabilizaron asistencias de 6.801 personas en 2014, 8.804 personas en 2015 y 6.079 en 2016. En esta edición se ha decidido prescindir de la ubicación de Viveros y por lo tanto se prescinde de estas cifras, que en cualquier caso se consideran estimativas y que no corresponden a la realidad ya que no existía un control exhaustivo de las mismas.

Ciclo Art&Graffiti en el solar. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Ciclo Art&The City en el solar de la calle Conde Montornés. Imagen cortesía de Cinema Jove.

ACTIVIDADES EXTRAORDINARIAS DE CADA EDICIÓN DEL FESTIVAL

En el contexto de un festival de cine debería establecerse en qué actividades hay que contabilizar espectadores y en cuáles no. También el método de contabilidad. La actual dirección no contempla contar los espectadores de una exposición organizada por el festival.

En ediciones anteriores se contabilizaron:
2011. Exposición Chico y Rita en la FNAC: 3.100 espectadores según la organización.
2014. Exposición Cómicos ibéricos en Lotelito: 2.750 espectadores según la organización.

La nueva dirección del festival no considera los visitantes de una exposición como espectadores del festival. Deben considerarse como asistentes a eventos del festival pero no como espectadores. Por ello, entendemos que los visitantes de una exposición deben reflejarse en la memoria pero no en el cómputo de espectadores porque desvirtúa las cifras reales del festival. Además, el método de contabilización de asistentes no está definido ni existe un sistema de billetaje que acredite la asistencia a las exposiciones.

FIESTAS

Esta dirección tampoco contempla la asistencia a las fiestas en el cómputo de espectadores. Deben reflejarse también en la memoria, pero no son espectadores reales del festival.

Por ejemplo, las fiestas de inauguración y clausura consisten en la continuación de las galas de inauguración y clausura por lo que se contabilizan dos veces los mismos espectadores.

En otras fiestas realizadas durante el festival de ediciones anteriores los asistentes a las fiestas superaban el aforo máximo de los locales y tampoco consta un procedimiento de contabilidad de los asistentes.

Ciclo de David Lynch en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Ciclo de David Lynch en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Cinema Jove.

CONCLUSIONES

-En las cifras de al menos las últimas ediciones del festival se contabilizan aforos y no espectadores en algunas secciones (Viveros) al no existir un método definido para controlar los asistentes.

-Se contabilizan como espectadores a posibles visitantes de exposiciones o asistentes a fiestas. Entendemos que dichos visitantes no son espectadores y no forman parte de un cómputo general de espectadores del festival.

-Resulta del todo imposible establecer el número total de espectadores de dichas ediciones por no contarse con los elementos suficientes y objetivos para el cómputo.

FUTURO

-La nueva dirección asume que las cifras de espectadores deben darse con toda normalidad, transparencia y, siempre que sea posible, con un agente externo al festival que certifique objetivamente la asistencia a cada sesión.

-Si el festival pretende tener más espectadores para conseguir todo aquello, debe ganárselos con su esfuerzo, buena programación y una óptima comunicación.

-Teniendo en cuenta que las cifras reales son bastante más bajas de lo que las memorias de actividades de ediciones anteriores reflejan, pero que ya no existe posibilidad de establecerlas con exactitud, consideramos que:

-La actual dirección tiene el objetivo de revivir este festival y llevará varias ediciones conseguir unas cifras razonables.

-En la 32 edición partimos de cero en la contabilidad (mejor dicho, de 7.093 espectadores en sala REALES). Evidentemente, habida cuenta de las cifras actuales y las circunstancias de las que se partía, el festival tiene la pretensión de recuperar espectadores, acercar a un mayor número de público joven a las salas y contar con el público universitario como espectadores y como futuros creadores cinematográficos.

Ciclo David Lynch en el Centre del Carme. Cinema Jove

Ciclo David Lynch en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Cinema Jove.

 

Más de 20.000 espectadores en Tercera Setmana

Balance de Tercera Setmana
Festival de Artes Escénicas de Valencia
Del 8 al 18 de junio de 2017

El Festival Internacional de Artes Escénicas Tercera Setmana, celebrado del 8 al 18 de junio en València, Alicante y Castellón, ha cerrado su segunda edición con un balance positivo. El porcentaje total de ocupación en las salas en las que se celebró el certamen ha sido de un 69%. El número de espectadores en las tres ciudades ha ascendido a un total de 21.000 personas, repartidas entre 6.000 en los teatros y 15.000 en los espectáculos realizados en espacios urbanos, cantidad que indica el interés manifestado por la ciudadanía en las diversas propuestas de artes escénicas de calle ofrecidas en la programación del festival.

Siete de las obras programadas agotaron sus localidades, lo que da buena cuenta tanto del nivel artístico del festival como del interés del público por las propuestas seleccionadas. “El elevado índice de ocupación en salas e incluso los aforos completos que hemos conseguido en varios de los recintos, son el verdadero premio en esta segunda edición”, afirma Salva Bolta, director artístico de Tercera Setmana. “Partíamos de los datos de recepción de espectadores del pasado año y la sorprendente respuesta recibida este año, nos alimenta y estimula en la idea de continuar con un proyecto que toma su fuerza por la cálida acogida del gran número de espectadores asistentes”.

Vista del numeroso público asistente al espectáculo 'Oskara' en el Teatro Principal de Valencia. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Vista del numeroso público asistente al espectáculo ‘Oskara’ en el Teatro Principal de Valencia. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Durante los once días que duró Tercera Setmana participaron un total de 44 compañías, llevándose a cabo 60 representaciones en 11 salas y 12 espacios abiertos en tres ciudades. La presencia valenciana aumentó, considerablemente, respecto a la primera edición, con 19 producciones seleccionadas. El festival experimentó un humilde, pero importante, incremento de espectáculos internacionales con cinco obras (desde Francia, Reino Unido y Hungría), más del doble que el año anterior. Además, el certamen programó tres estrenos absolutos y dos estrenos estatales.

Dentro de las actividades paralelas del festival, se celebraron por primera vez los encuentros interprofesionales Connexions, con participantes procedentes de diversos países como Argentina, Chile, México, Italia o Reino Unido. Fruto de estas jornadas, y de que en ellas se incluyera la invitación a presenciar una selección de producciones valencianas, se formalizaron futuros proyectos de colaboración con compañías locales que permitirán el crecimiento del sector escénico autonómico.

“El presente ya ha sembrado el futuro: semillas que germinarán en proyectos de colaboración e intercambios, en futuras colaboraciones artísticas, en cadenas de trabajo colaborativo de gestión compartida, de las que se beneficiarán tanto la población artística como los espectadores. Han sido días intensos, no solo de exhibición de espectáculos, sino de trabajo interprofesional, que hacen que en esta edición podamos considerar que hemos comenzado a levantar las paredes de la casa que pretende ser el festival”, resalta Bolta.

Vista del espectáculo 'Hakanai'. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Vista del espectáculo ‘Hakanai’. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Tercera Setmana apostó también este año por los talleres de formación para profesionales. Se impartió uno sobre Escenografía, en colaboración con el Centro Dramático Nacional y con un profesorado de lujo compuesto por Carles Alfaro, Fefa Noia y Víctor Velasco. Además, Antonio Rojano condujo ‘La Escritura del Abismo’, en colaboración con la Fundación SGAE-Valéncia. En palabras del director del certamen, “ha sido fundamental que en el apartado de formación, hayamos podido colaborar con dos importantes instituciones como el CDN y la Fundación SGAE, quienes se han volcado en el proyecto, y ha sido también una satisfacción el elevado número de solicitudes recibidas para participar en ambos”.

Otras de las novedades de esta segunda edición fueron los Aperitivos escénicos en espacios no convencionales programados junto a la Universitat de València. Conciertos móviles, performances en comercios, patinaje y microteatro en pubs fueron el menú escogido para despertar el interés de los ciudadanos por un festival que tiene como una de sus prioridades no vivir de espaldas a los intereses del público.

El certamen ha crecido en cuanto a las sinergias que establece con otros festivales o propuestas escénicas, ya presentes en la edición de 2016. En esta ocasión se ha colaborado con ZGZ Escena, con el proyecto Embrions del festival Escena Poblenou y con la iniciativa ‘Graneros de creación: residencias 17/18’ de La Rambleta y Proyecto Inestable. “Más allá de una plataforma de exhibición de espectáculos, Tercera Setmana trabaja en esta dirección: participación de sinergias, eslabón de cadenas y generadores de proyectos. Una deuda pendiente en esta edición ha sido no haber podido completar un proyecto de coproducción en el que estuvimos trabajando. Sí que fue así en la pasada edición, donde el Festival participó en la coproducción de Afasians, de los corderos s.c., espectáculo que esta próxima temporada llegará a los escenarios del Centro Dramático Nacional”.

La oferta comunicativa de Tercera Setmana se completó este año con una app gratuita. La aplicación móvil, desarrollada por la empresa vila-realense Yourszene, permitía no solo consultar la programación íntegra del festival y recibir alertas y avisos sobre la misma, sino también adquirir entradas para los espectáculos. Un total de 300 usuarios se la descargaron, alcanzando las 7.860 visualizaciones de pantalla.

'Au Pied', espectáculo de calle. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

‘Au Pied’, espectáculo de calle. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

El festival ha contado con un presupuesto de 300.000 euros, de los que un 60% se ha cubierto con financiación institucional, un 20% ha sido privada, un 5% de recursos propios de AVETID, y un 15% de la venta de entradas. La política de abonos y descuentos del certamen ha recibido el apoyo de los espectadores, produciéndose un incremento en la venta anticipada respecto al 2016.

Tercera Setmana es una iniciativa de AVETID y la Universitat de València; presentada por el Ayuntamiento de València; coorganizada por la Diputación de València, Generalitat Valenciana y el Institut Valencià de Cultura;  patrocinada por el Ayuntamiento de Castellón; con el soporte de la Agencia Valenciana de Turismo, el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, el Centre del Carme, IVACE, Mercavalència y el Ayuntamiento de Alicante; con la colaboración del Centro Dramático Nacional CDN – INAEM, el Centro Dramático Galego, el Teatre Principal de Alicante, la Fundación SGAE, Renfe, EMT València, Grúas Tomás, Proyecto Off, Peryser, Yourszene y la Asociacion de Comerciantes del Centro Histórico de València; y en sintonía con Graneros de Creación, ZGZ Escena y el Festival Escena Poblenou.

«En nuestra opinión, lo más importante de esta edición no es lo que hemos sido capaces de hacer, sino que Tercera Setmana comienza, tímidamente, a ser algo que no nos pertenece y que comienza a pertenecer a sus verdaderos destinatarios: la ciudadanía. En la respuesta de las tres ciudades queremos escuchar un mensaje: “Sí, queremos. Y queremos más. Y con este impulso de saber que hay quien espera seguir escuchando de nosotros y que nos exige continuar y mejorar, comenzamos a preparar Tercera Setmana de 2018”, concluye Bolta.

Vista del Teatro Principal al término del espectáculo 'Oskara'. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Vista del Teatro Principal al término del espectáculo ‘Oskara’. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Cabanyal Íntim: éxito con escasos apoyos

Balance de la organización del festival Cabanyal Íntim

En su compromiso por potenciar y activar la rehabilitación del barrio marinero e impulsar y dignificar el trabajo de los creadores escénicos emergentes, el Festival Cabanyal Íntim cerró su 6ª edición el pasado domingo 15 de mayo con una asistencia de 8.000 espectadores, la consolidación de Territorio Performance, el reconocimiento a la labor social de la compañía valenciana Bandada con el Premio del Público, el estreno absoluto  de 9 espectáculos y la ausencia de ayudas municipales.

Pese a la falta de recursos y las condiciones precarias con las que se ven obligados a “trabajar” cada año, el equipo de Cabanyal Íntim –Isabel Caballero, Jacobo Julio, Sara Sevilla, Marta Borcha y Esther Melo- hace una valoración “muy positiva” de esta edición: “Estamos muy contentos del resultado obtenido que sin duda es fruto del esfuerzo colectivo ya que el Festival se levanta gracias a la implicación de los pequeños mecenas y patrocinadores, al altruismo y el amor al arte de voluntarios, colaboradores y vecinos del barrio y, como no, a la fidelidad del público. Sin embargo, seguimos esperando el apoyo económico municipal, que todavía está por venir, y que resulta necesario para la supervivencia del festival”.

Con seis ediciones celebradas, Cabanyal Íntim, articulado este año bajo el lema El Porvenir, ya está completamente arraigado en la ciudad como demuestran sus más de 8.000 espectadores: “El festival goza de una frágil salud de hierro, sigue creciendo cada año gracias a la respuesta y participación ciudadana pero necesita profesionalizarse para poder seguir adelante y ser sostenible”.

La última convocatoria del festival, cuya imagen del cartel cedió altruistamente la Premio Nacional de Artes Plásticas Esther Ferrer, ha estado marcada por “la calidad y diversidad de la veintena de propuestas exhibidas” y protagonizada por “las nuevas dramaturgias con 9 estrenos absolutos, espectáculos que, por experiencia de otros años, pronto llegarán a los escenarios de los teatros y salas valencianas”.

Uno de los espectáculos celebrados en el Cabanyal Íntim. Fotografía: Lore Land

Uno de los espectáculos celebrados en el Cabanyal Íntim. Fotografía: Lore Land

Novedad de esta edición ha sido la creación del Premio del Público con el que el festival ha querido reconocer el trabajo de una de las compañías programadas otorgándole una residencia y representación de su espectáculo durante un mes en la Sala OFF, así como su exhibición dentro del marco del Festival Matarranya Íntim, hermano del Cabanyal Íntim, que lleva las artes escénicas de vanguardia al medio rural. El espectáculo que más triunfó entre los espectadores del festival fue On està Merçé?, un musical a capella en clave de clown para adultos de las valencianas Bandada, compañía formada por 8 mujeres payasas que desde hace años vienen realizando una ejemplar labor social en la ONG Payasos de Hospital.

La consolidación de Territorio Performance con la implicación del Teatro El Musical y la creación de nuevos públicos es otro de los aspectos que han marcado esta edición: “La 2ª edición de este espacio de experimentación y de vanguardia escénica que inauguramos el año pasado y que este año hemos realizado en un teatro público, algo impensable hasta ahora, ha sido todo un éxito de público. Más de 150 personas se congregaron en el teatro y recorrieron sus diferentes espacios durante una sesión continua de 3 horas en las que diferentes acciones performáticas transformaron el hall, las oficinas, lavabos y salas de ensayos del Musical”.

El nacimiento del Off Íntim ha sido también otro de los aciertos de este año, “ya que ha dado visibilidad y apoyo a la programación cultural que se desarrolla en el barrio al margen de la programación oficial del festival, lo que ha complementado y amplificado las jornadas del mismo”.

Buena acogida han tenido también las Actividades paralelas, “que han dado mucha vida al festival con cines fórums que han abierto debate en torno a un documental sobre el 15 M, o actividades muy particulares como Green Guerrilla, con la que el colectivo Cabanyal Horta realizó con la ayuda de los asistentes un huerto urbano para el barrio para hacer la ciudad más habitable”.

Rafael Amargo, del genio a la figura

Poeta en Nueva York, de Rafael Amargo, inspirado en la obra de García Lorca
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Del 6 al 8 de noviembre de 2015

Estudios recientes, como el anuario de la SGAE, revelan una caída del número de espectadores con relación a la danza. Lo cual a Rafael Amargo le afecta, pero menos. “Yo no paro de llenar los teatros”, dijo. Al Principal de Valencia llega con Poeta en Nueva York, inspirado en la obra de Federico García Lorca. Y lo hace avalado por el éxito de público durante sus últimas representaciones en Granada: “Más de 41.000 espectadores en 32 funciones”, subrayó orgulloso. ¿Qué la danza es el hermano pobre de las artes? Pues “valentía” como antídoto. Y más figuras.

“En la danza debería haber más nombres mediáticos, más figuras”. Y menos siglas. “NBE, Nuevo Teatro Español; pues muy bien, teatro vacío”, ironizó. “En vez de siglas, que haya nombres”, recalcó. El suyo es un ejemplo. Porque así, en plan figura, se muestra en el cartel de Poeta en Nueva York, obra que pasea desde hace 13 años por escenarios nacionales e internacionales con gran éxito de público. “A la gente hay que ir educándola poco a poco en la danza con buenos espectáculos”, subrayando su carácter de “público exquisito”.

Cartel de la obra Poeta en Nueva York, de Rafael Amargo. Teatro Principal de Valencia.

Cartel de la obra Poeta en Nueva York, de Rafael Amargo. Teatro Principal de Valencia.

Como exquisito es el Poeta en Nueva York con el que revive a Lorca. “A mí me pasó como a Lorca cuando fue a Nueva York, que al principio me costó adaptarme a la ciudad por su gran escala, me pareció impersonal y me causó miedo, pero luego la empecé a amar y ahora es como mi casa”. No caben medias tintas. “Nueva York o te gusta o ella no se mete en ti”, para concluir que se trata de “una ciudad muy cruel”, porque “si te va bien, te va muy bien, y si no te mata”. Gran parte de esa crueldad y de esa pasión desbordante se hallan en el espectáculo que durante los días 6, 7 y 8 de noviembre recala en el Teatro Principal.

Marisa Paredes, Cayetana Guillén Cuervo y Joan Crosas ponen sus voces al montaje escénico que cuenta con la colaboración especial de Edith Salazar y el audiovisual de Juan Estelrich. “El 50% de mi éxito se lo debo a él”. Las imágenes cinematográficas que acompañan el espectáculo, además del flamenco y el elenco de bailarines, han contribuido a ese Premio Max de las Artes Escénicas al mejor bailarín y el Mejor Espectáculo de la Década por votación de los lectores de El País Tentaciones. “Lleva 13 años representándose pero lo que funciona, mejor es no cambiarlo”, aunque se haya ido multiplicando “el cuerpo de baile y los artistas”.

El solo hecho de que se haya introducido el flamenco y el cine en Poeta en Nueva York ya es suficientemente novedoso. “Jamás se había hecho antes”, destacó Amargo, que reconoció haberse inspirado en el disco Omega de Enrique Morente y Lagartija Nick: “Es la Biblia para mí”. Un sonido rompedor que viene a calzar como un guante en el espectáculo que destripa las sensaciones de Lorca en aquel Nueva York previo al crack del 29. “La parte más cachonda y picante la escribió Lorca unos meses después en Cuba”, explicó el bailarín, que dijo sentir mucha pena por el modo en que se produjo la muerte del poeta granadino.

“Me gustaría saber dónde están sus restos, pero hablar de los muertos después de tanto tiempo creo que es provocar más dolor”. Por eso Rafael Amargo prefirió centrarse en lo que cercenó el asesinato de Lorca. “Si con 36 años dejó una obra tan majestuosa, lo que hubiera escrito de haber vivido un poco más sería la reostia”. Pero como “la mejor valentía es no quejarse”, ya sea por la muerte de Lorca o por el estado de la danza, el bailarín insistió en el espectáculo que ha triunfado por medio mundo y que ahora recala en Valencia. “Aquí el público siempre nos recibe muy bien; es un público que aplaude con locura, como si fueran las Fallas”. Poeta en Nueva York viajará después a Buenos Aires, de la mano del genio de Lorca y de la figura que reivindica para sí y para la danza Rafael Amargo.

Ver la noticia en El Mundo

Rafael Amargo en el Teatro Principal de Valencia. Fotografía: Jose Cuéllar.

Rafael Amargo en el Teatro Principal de Valencia. Fotografía: Jose Cuéllar.

Salva Torres

Russafa Escènica se fija en La familia

Russafa Escènica
La familia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

En plena resaca del Ciclo de Russafa Escènica en el Teatro Rialto, que finalizó el sábado 31 de enero, el festival de otoño de las artes escénicas valencianas confirma que habrá una quinta edición, que se desarrollará ente los días 17 y 27 de septiembre y cuyo hilo conductor será ‘La familia’.

El título de Russafa Escènica 2015 servirá para inspirar las propuestas que se presenten al festival entre el 1 de abril y el 3 de mayo, pero no deja de ser un homenaje a cada una de las personas que han participado en Russafa Escènica durante los últimos cuatro años y a las buenas relaciones que se han creado entre los miembros del equipo, las compañías, los colaboradores y el público.

Imagen del video de EscaparateVisual para promocionar la próxima edición de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

Imagen del video de EscaparateVisual para promocionar la próxima edición de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

Siempre utilizando como telón de fondo el barrio de Ruzafa en Valencia, esta próxima cita mantendrá su espíritu innovador y seguirá experimentando con nuevos espacios de creación e investigando nuevas formas de trabajar las artes escénicas.

Aunque todavía se desconoce el número de propuestas que conformarán el cartel del festival el próximo otoño se prevé que serán muchas las compañías que presenten sus proyectos, más si se tiene en cuenta el éxito de la pasada edición con una afluencia de público de unas 10.300 personas y la buena aceptación del Ciclo en el Rialto que ha sumado casi un millar más de espectadores.

Imagen del video de EsparateVisual perteneciente a la promoción de la anterior edición de Russafa Escènica.

Imagen del video de EsparateVisual perteneciente a la promoción de la anterior edición de Russafa Escènica.

Este Ciclo de invierno ha supuesto además un incentivo para las siete compañías participantes, que han reestrenado sus  espectáculos en un teatro convencional, readaptando su puesta en escena en un nuevo espacio y para un público distinto.

Russafa Escènica acompaña la confirmación de su quinta edición con la presentación de su página web actualizada, donde poco a poco se irán colgando contenidos, y con el lanzamiento de un vídeo de presentación, obra de EscaparateVisual, que deja entrever el buen humor con el que se afronta esta familiar nueva aventura.

Imagen del video realizado por EscaparateVisual para promocionar la próxima edición de Russafa Escènica. Cortesía de la organización.

Imagen del video realizado por EscaparateVisual para promocionar la próxima edición de Russafa Escènica. Cortesía de la organización.

Russafa Escènica: “Esta ola es imparable”

Russafa Escènica: IV Edición del Festival de Otoño de las Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

La cuarta edición de Russafa Escènica fue presentada bajo el lema ‘Lo prohibido’. Nada que ver con la transparencia y elocuente actividad artística de un festival que crece a ojos vista. “Esta ola es imparable”, exclamó Jerónimo Cornelles, director artístico de un evento en auténtica pleamar. De aquellos 1.903 espectadores y siete compañías con los que arrancó ‘La germinación del arte’ de la primera edición, se ha pasado a los 9.435 y 25 compañías de ‘La felicidad’ del pasado año. Felicidad extensible a la edición que arranca este viernes, a tenor de los más de 10.000 espectadores previstos.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell,  se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell, se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

“Salvo que la gota fría que anuncian produzca un diluvio universal, las expectativas de Russafa Escènica son buenas”. Y Jerónimo Cornelles apuntó otro dato: “Los más de 9.000 espectadores del año pasado son una barbaridad, teniendo en cuenta que Sagunt a Escena tiene 14.000”. ¿Qué ocurriría si se duplica esa cifra? “Nos veríamos en un aprieto, porque no tenemos equipo suficiente para atender tanta demanda”. De forma que mientras Russafa Escènica crece imparable, el presupuesto apenas es “un poquito mejor” que en la edición anterior.

'Inocuo', de Jessica Martín Koloniar, es uno de los 'viveros' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Inocuo’, de Jessica Martín Koloniar, es uno de los ‘viveros’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Pero como a Jerónimo Cornelles y su equipo, entre ellos María Poquet, Ximo Rojo y Ana Sanahuja, no les gusta quejarse, siguen a lo suyo, que es ofrecer los contenidos de un festival que cuenta con 30 estrenos absolutos de otras tantas compañías y 612 representaciones, durante los ocho días que dura el evento. Todo ello bajo el lema ‘Lo prohibido’, al que se acogen las diferentes propuestas textuales de los Viveros, para espectáculos de 25 minutos, de los Bosques, para obras de 60 minutos, y del Invernadero, que es la producción propia del festival, en esta ocasión dirigida por Gabi Ochoa.

'El Voler', de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘El Voler’, de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Russafa Escènica es un festival único en su género. No hay otro como él dentro y fuera de la Comunidad Valenciana. Así lo explicó Ximo Rojo: “No sólo se trabaja lo escénico, sino que se anima con las propuestas de los artistas plásticos”. El teatro y el arte dándose la mano. Por eso sorprende que, al igual que ocurre con el festival de mediometrajes La Cabina (también único a nivel estatal), las instituciones no valoren el diamante en bruto que posee la ciudad de Valencia.

'La vuelta a la tortilla', de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La vuelta a la tortilla’, de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

“Todo depende de la sensibilidad individual, que al político de turno le interese, pero no de que exista una política cultural consensuada entre todos”. Precisado lo cual, Jerónimo Cornelles volvió a lo suyo. Por ejemplo: que este año se han presentado 100 propuestas, que algunas compañías podrán actuar después en el Teatro Rialto gracias al acuerdo alcanzado con CulturArts, que por primera vez habrá dos casales falleros entre los espacios escénicos y que también por primera vez intervienen voluntarios en diversos aspectos de la organización.

'La soledad del corredor del fondo', de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La soledad del corredor del fondo’, de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Ana Sanahuja subrayó un aspecto sin duda importante: “Movemos mucha economía en el barrio, porque el año pasado cerca de 10.000 espectadores se acercaron a los diferentes espectáculos, lo que significa que luego consumen en locales de Russafa”. Y señaló algo que tenía mucho que ver con ‘Lo prohibido’ de la actual edición: “”Habrá música en la calle, porque tenemos el consentimiento legal para hacerlo, lo cual se convierte en un acto simbólico puesto que los músicos callejeros tienen prohibido tocar en la calle de muchas ciudades”.

También habrá, además de esa ‘música prohibida’, lo que se denomina ‘Balconitis’, mezcla de música-cabaret y arquitectura urbana, visitas guiadas por el barrio, mesas redondas y jornadas formativas. Intentando reinventarse cada año, tal y como señaló Jerónimo Cornelles, esa “ola imparable” en que se ha convertido Russafa Escènica es “una bofetada de realidad de que otras formas de hacer son posibles”.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Salva Torres

“Tendremos carencias, pero la vocación es innegable”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Rafael Maluenda, director de Cinema Jove
Entrevista realizada por el equipo de dirección de Makma: Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont y Salva Torres

Rafael Maluenda jamás dirá una palabra más alta que otra. No, al menos, mientras asuma la dirección de Cinema Jove. Todo cuanto dice a micrófono abierto lo medita, lo rumia, lo valora concienzudamente. Sonríe a cada pregunta, tomándose el tiempo que haga falta antes de ser pasto de algún titular que afee el lugar que ocupa. Incluso cuando siente que alguna de esas palabras altisonantes ha podido salir de sus labios, la somete a deliberación delante del propio entrevistador.

-“¿Se conoce suficientemente el festival dentro de Valencia?”

-“Que pasen 24.000 espectadores por el festival me parece que está muy bien”.

-“Pero todavía hay gente que confunde la Mostra con Cinema Jove”.

-“Va por barrios, aunque efectivamente pienso que su difusión es mejorable”.

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“Cinema Jove está entre los cuatro primeros festivales españoles”

Dicho lo cual, Rafael Maluenda vuelve sobre sus pasos como queriendo borrar las huellas de ciertas pisadas. Lo suyo es el camino de baldosas amarillas que ha convertido el Festival Internacional de Cine de Valencia en un referente a nivel nacional y fuera de nuestras fronteras. “Cinema Jove está entre los cuatro primeros festivales especializados españoles”, afirma que reconoció públicamente Andrés Vicente Gómez, cuando estaba al frente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA). Y para corroborarlo cuenta la anécdota de su viaje al Festival de Berlín, donde acudió al stand de Corea interesándose por una película del país asiático y la responsable, tras conocer su identidad, exclamó: “¿Cinema Jove? ¡We know!” (Lo conocemos).

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, junto a Eva Montesinos, responsable de comunicación del festival, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, junto a Eva Montesinos, responsable de comunicación del festival, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

La causa del éxito de Cinema Jove tal vez se deba a lo que el propio Rafael Maluenda señala: “Tendremos otras carencias, pero la vocación es innegable”. Gracias a esa vocación, a prueba de recortes, el certamen valenciano puede presumir de esa imagen nacional e internacional, con el presupuesto más bajo de los festivales de su condición: alrededor de tres millones los de Málaga y Sitges, y por encima de los 800.000€ los de Gijón y Huelva, al margen de los festivales generalistas de San Sebastián y Valladolid, por los 540.000 de Valencia.

“Cinema Jove pervive gracias al Ayuntamiento”

Pero el presupuesto no lo es todo, aunque condiciona. Más importante resulta la capacidad de difusión. “Hay muchos factores que influyen a la hora de la divulgación: la disponibilidad de salas y, en una gran ciudad como Valencia, los numerosos eventos culturales que compiten con el festival”. Y cita los casos de Valladolid o San Sebastián donde la semana del festival “se vuelcan con él; es su semana”. También apunta la importancia de “generar eventos que te lleven gente, como pueden ser los conciertos de rock” insertos en la programación de Cinema Jove.

Rafael Maluenda, pensativo, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Rafael Maluenda, pensativo, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

A Rafael Maluenda, es asunto recurrente, se le ha preguntado por la posibilidad de incorporar secciones de la finiquitada Mostra a la programación del festival. ¿Por qué no la incorporación de parte del 1.700.000 euros que se ahorró el Ayuntamiento al clausurarla? “Cinema Jove, lo digo con sinceridad, pervive gracias al apoyo del Ayuntamiento, que se hace cargo de las proyecciones de Viveros, de gran popularidad, dando visibilidad al festival atrayendo numeroso público”. El Ayuntamiento de Valencia asume los gastos del montaje (cabina de proyección, sillas, seguridad y cesión del espacio), lo que supone un montante de 27.500€. “Además del alquiler del edificio de la Almoina, sede del festival, más los gastos de luz y agua”, agrega Maluenda.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Rafael Maluenda y José Luis Pérez Pont, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó, Rafael Maluenda y José Luis Pérez Pont, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Gala Font de Mora.

“El ICAA paralizó su ayuda por que la Comunidad no tenía sus cuentas saneadas”

Sólo 81.000 de los 540.000€ del presupuesto es dinero privado, “del cual 35.000 viene de Europa Creativa de la Unión Europea”. Y hasta que el ICAA resuelva este mes la ayuda solicitada, en torno a los 20.000€, no hay más dinero que rascar. El pasado año se concedió esa misma ayuda, pero Hacienda paralizó el destino de esa cuantía porque la Comunidad Valenciana no tenía sus cuentas saneadas.

Rafael Maluenda, haciendo equilibrios para sacar adelante el festival, delante del cartel de Cinema Jove en el Teatro Principal. Foto: Gala Font de Mora.

Rafael Maluenda, haciendo equilibrios para sacar adelante el festival, delante del cartel de Cinema Jove en el Teatro Principal. Foto: Gala Font de Mora.

Todo lo contrario de Cinema Jove, que goza de excelente salud, a raíz sobre todo de convertirse en festival que presenta películas de riguroso estreno en España (2002) y tras haber incorporado las nuevas tecnologías en su comunicación (2007): “Fuimos pioneros a nivel estatal”, subraya Maluenda. Global Player, del alemán Hannes Stöhr, será la película que clausure Cinema Jove el viernes 27. Antes ya se sabrá la película ganadora de la Luna de Valencia. Rafael Maluenda apunta que será…

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Salva Torres