Rosana Antolí marca el ritmo

‘Rock it’ de Rosana Antolí
Galería Espai Tactel
C/ Denia 25-B. Ruzafa, Valencia
Inauguración: viernes 13 de enero a las 20:00h                                                                                             Hasta el 17 de febrero de 2017

Espai Tactel  presenta la obra de la artista Rosana Antolí (Alcoy, Alicante, 1981). Su práctica artística se basa en la intersección entre arte, coreografía y vida cotidiana. El carácter utópico es esencial en su práctica, y en consecuencia el fracaso de las acciones implicadas. Posee un BFA en la Universitat Politècnica de València, y MA en Performance and Sculpture en el Royal College of Art, Londres.

Rock It’ es la primera exposición individual en su galería valenciana después de haber expuesto en galerías y museos nacionales e internacionales. Ha realizado exposiciones individuales en la Fundació Joan Miró (Barcelona, 2016), LagerHaus62 (Zúrich, 2015), el Centro Cultural España Córdoba (Córdoba, Argentina, 2014), el Casal Solleric (Palma de Mallorca, 2013), el Instituto Juan Gil-Albert (Alicante, 2012) y el Centro de Arte Tomás y Valiente (Madrid, 2008).

Ha participado asimismo en numerosas muestras colectivas, entre ellas las celebradas en CAC Wifredo Lam (La Habana, 2016), CCEMx (México D. F., 2016), CCEN (Managua, 2016), Josée Bienvenu Gallery (Nueva York, 2016), Herbert Read Gallery (Canterbury, 2015), Museo ABC (Madrid, 2015), The Ryder Projects (Londres, 2015), Alserkal Avenue (Dubái, 2015), MUA (Alicante, 2015), Caryl Churchill Theatre (Londres, 2015), Fundación Cultural Providencia (Santiago de Chile, 2014), DA2 (Salamanca, 2014), Delft Museum (Delft, Holanda, 2014), Friktioner (Uppsala, Suecia, 2014), Local Projects (Nueva York, 2013), Volta (Basel, 2013), Buzzcut Festival (Glasgow, 2013), CCAI (Gijón, 2013).

Chaos dance. Rosana Antolí. Imagen cortesía Espai Tactel.

Chaos dance. Rosana Antolí. Imagen cortesía Espai Tactel.

David Armengol, crítico de arte y comisario independiente dedica las siguientes palabras con respecto a la muestra:

Rock It fue un gran hit de la música de baile en los ochenta, un tema pionero en el uso del turntablism – crear música mediante la alteración de la rotación del vinilo; es decir, avanzando y retrocediendo la temporalidad del sonido – y un vídeo musical de Godley & Cream premiado por la MTV en 1984 tanto por su concepto como por sus efectos especiales. Me fascinó su atmósfera caótica, así como el ansia enloquecida de los autómatas a medio hacer, supeditados a una repetición infinita que llega a anular el sentido de sus actos. Pero al margen de mi lectura, su reiterado visionado me permitió conectar Rock It con la práctica artística de Rosana Antolí, que de eso se trataba.”

«A mi entender, Rock It sintetiza tres de los intereses principales que definen su trabajo en la actualidad. En primer lugar, la coreografía de lo cotidiano; en este caso movimientos rutinarios (levantarse, comer, caminar, cocinar, bañarse…) saturados hasta convertirse en pura disfunción. A continuación, la teatralización de la realidad; un entorno identificable y reconocible (el hogar) que se desvirtúa mediante un devenir sobreexcitado y convulso. Por último, la alteración del ritmo (el scratch) como dispositivo sensible que nos aprisiona y a su vez nos libera de la experiencia repetitiva del espacio social.»

La tormenta de David Armengol, en pazYcomedias

La tormenta perfecta
Una charla sobre la obra de Fermín Jiménez Landa
A cargo de David Armengol
Galería pazYcomedias
Plaza del Patriarca, 5. Valencia
10 de septiembre de 2015, 19.30 h.

La tormenta perfecta (2000) es una película de Wolfgang Petersen que narra las vicisitudes de un grupo de pescadores que deciden buscar suerte en una zona alejada y amenazada por una gran inestabilidad climática.

A modo de símil entre la película y la práctica artística de Fermín Jiménez Landa, la charla analiza uno de los ejes centrales de su trabajo: el valor de la ocurrencia en el arte conceptual.

En diálogo con Fermín Jiménez Landa y José Luis Pérez Pont.

Además, presentación a cargo de Ángel Álvarez​ de la edición de artista The right left. Editada en 2015 por Tipode Office, materializando, en forma de publicación, unos de los últimos proyectos realizados por Fermín Jiménez bajo el mismo nombre en el contexto de Despite Efficiency: Labour en la Herbert Read Gallery de la University for the Creative Artst de Cantembury (UK).

unnamed

La Galería pazYcomedias clausura el jueves 10 de septiembre, con esta actividad, la exposición “300,4 litros” del artista Fermín Jiménez Landa, que puede visitarse hasta esa fecha junto a la intervención de ESCIF, “Miopía”, que ocupa el espacio Glass Wall de la galería.

Fermín Jiménez Landa es un artista que presenta sus proyectos a través de acciones, intervenciones públicas, dibujos, video o instalaciones, de las que muchas veces únicamente queda constancia de ellas su registro a través de la fotografía y el vídeo. En sus planteamientos subyace una base de ironía y humor, y en sus trabajos establece nuevos resortes de pensamiento para poner en contacto asuntos aparentemente ajenos entre sí.

En esta ocasión se muestra su obra más reciente, replanteándola en el espacio de la galería manteniendo el significado de las obras y al mismo tiempo alterándolas totalmente. Se trata de hacer un ejercicio de recomponer, reordenar, desordenar, mutar y quizá tergiversar.

A los 300 litros de agua que incluía su proyecto anterior, expuesto en el Museo Artium de Vitoria, en esta ocasión le añade 0,4 litros de una nueva pieza, Inercia, una pequeña cantidad de líquido de frenos y de sedantes, donde se piensa en una presencia estática del movimiento, entendido desde distintos sentidos, como algo mostrado en potencia.

Según el comisario de la exposición, Fermín “indaga con su obra en las relaciones entre lo científico, lo fenomenológico y lo cotidiano, generando intentos imposibles de poner en contacto esos elementos, con resultados de dudosa ciencia pero de eficaz relato artístico”.

Este proyecto es una reunión de obras a las que les une una presencia inminente de lo antropomórfico, de la parte por el todo, una constante búsqueda de fricciones entre mundos distantes. Los trabajos tienen conexiones remotas o cercanas con la narrativa tradicional, la medicina, la botánica, la danza clásica, la violencia política, a punto siempre de perder el norte, entre la euforia y el orden.