«Hay que fomentar la pedagogía de la danza»

Remando en el mismo barco (VII)
Testimonios de parejas dedicadas a la cultura
Iris Pintos y Toni Aparisi. Bailarines, coreógrafos y directores de la compañía de danza TransferMove
Lunes 22 de junio de 2020

Cuenta que no era un alumno muy estudioso en el colegio y sus profesores alucinaron cuando se aprendió de cabo a rabo el texto de su personaje en una obra escolar. «Quiero ser actor», le dijo a su abuelo que le regañaba para que se aplicara más.  Y así venció las reticencias que en los años setenta todavía causaba que un niño declarara su vocación de bailarín como Billy Elliot. Del teatro a la danza, de la coreografía a la enseñanza, la carrera de Toni Aparisi esta jalonada de éxitos y premios. Con 21 años debutó en el Teatro Principal y encontró un propicio caldo de cultivo en los tiempos ‘dulces’ de Carmen Albors.

Tras un primer matrimonio del que tiene tres hijos, lleva siete años en pareja con otra bailarina, Iris Pintos, a la que conoció en un proyecto de Russafa Escènica. «Me pareció interesante y buena bailarina», dice. Desde entonces mantienen una estrecha colaboración profesional, «aunque es importante disociar lo que son los ensayos de la vida familiar». Cuando colaboran en un proyecto hablan y discuten mucho para abordarlo conjuntamente. En otros casos Pintos es una bailarina más del equipo.

Toni Aparisi e Iris Pintos, durante una actuación. Imagen cortesía del autor.

«Yo soy bailarín, coreógrafo y profesor de danza contemporánea, así como investigador del movimiento», explica Aparisi. «Pintos es terapeuta ocupacional, coreógrafa, intérprete, profesora de danza contemporánea e investigadora sobre la temática de las relaciones entre el derecho y la cultura. Nuestra compañía de danza TransferMove es fruto de las sinergias que se establecen entre nosotros. Una compañía que genera proyectos de danza con espíritu crítico y con la intención de poner la mirada del público sobre temas sociales que afectan a todos».

Dos de sus últimos trabajos anteriores a la pandemia abordan la violencia de género (‘Moby Dick’) y las relaciones humanas desde la perspectiva de las distancia que separan a las personas, como en una premonición de lo que estaba por venir. La primera quincena del confinamiento se la tomaron con calma, un paréntesis de descanso, pero cuando el Estado de alarma se prologó tuvieron que ponerse las pilas, pues los que trabajan con su propio cuerpo no pueden dejar de ejercitarlo. «Hacíamos clases en casa, nos turnábamos para pasear al perro y participé en un proyecto de Capella de Ministrers, ‘Música Amable’ que ofrecía piezas de danza por vídeo conferencia tanto a particulares como a geriátricos».

‘Relaciones’, de Toni Aparisi. Imagen cortesía del autor.

Lo que más inquieta a Pintos y Aparisi es «la paralización total y las cancelaciones de todo tipo de espectáculos y actividades académicas». También les preocupa el cierre de escuelas de danza y la falta de un protocolo claro y viable para retomar la enseñanza. «Se ha paralizado la actividad creativa y de ensayo dentro de las compañías de danza. Sin embargo, el mundo del deporte ya ha podido volver a entrenar tras tener acceso a las pruebas clínicas pertinentes».

Les preocupa sobre todo que no se creen las ayudas adecuadas para el mundo cultural y se plantean, «si la situación de la danza mejorará o empeorará con respecto al estado previo a la pandemia».

Creando, bailando y enseñando confían en superar este tremendo parón. «Por ahora, dejando la manera virtual y volviendo al mundo real poco a poco. Intentando diseñar metodologías que permitan volver a un mundo virtual en condiciones, si así fuera necesario».

La respuesta del Gobierno a esta crisis, según su opinión, debería incluir en primer lugar, «situar a la cultura en el lugar que le corresponde dentro de la sociedad por entenderla como un valor clave para su desarrollo y en consecuencia del país». «Para ello», añaden, «es necesario que se cree un plan de acción que sitúe a la danza dentro de la sociedad y no como algo que se deja al tiempo de ocio y a un determinado colectivo de personas. En definitiva, que el Gobierno entienda que la danza es una manifestación cultural portadora de valor y significado y que diseñe un plan de fomento de la actividad de la danza no solo en su vertiente escénica, sino también pedagógica», concluyen Pintos y Aparisi.

Iris Pintos y Toni Aparisi. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los deseos futuros que inauguran 10 Sentidos

‘Future Desires’ | ‘Soñadores’ | IX Festival 10 Sentidos
De mayo a diciembre de 2020
8 de mayo de 2020

El centro de innovación Las Naves, del Ayuntamiento de València, ha inaugurado el Festival 10 Sentidos con el proyecto ‘Future Desires’, con el que se abre una ventana a la acción conjunta de la mano de los soñadores. De este modo, se ha presentado la web http://www.future-desires.com/, donde se irán alojando los deseos de cambio de jóvenes de todo el mundo en forma de imágenes, textos y vídeos. Esos deseos serán altavoz de ideas, ilusiones, pensamientos, intenciones y generarán reflexiones y debates. Todos ellos se transformarán más adelante en una instalación multimedia que se podrá ver en Las Naves y darán pie a un foro con expertos.

El Festival 10 Sentidos reivindica la relevancia que las artes vivas han de tener en la sociedad que surja tras la crisis, en la que estas deberán servir para hacer pensar, vibrar y concienciar. Por ello la novena edición se adapta a las condiciones actuales, planteando un modelo completamente diferente, y busca aliados con los que poder desarrollar sus propósitos y alcanzar audiencias más amplias.

Cartel de la IX edición del Festival 10 Sentidos, de cuya imagen gráfica se ha encargado la diseñadora PIlar Estrada. Fotografía cortesía del festival.

Con ese fin 10 Sentidos se une este año a Las Naves, centro de innovación social y urbana del Ayuntamiento de València, para desarrollar iniciativas conjuntas que sirvan para concienciar al público de la necesidad de generar cimientos sólidos para asegurar un futuro más halagüeño. En ese empeño serán fundamentales los Soñadores, eje fundamental de la novena edición dedicada a las generaciones más jóvenes, que se van a encontrar con un modelo de vida distinto, con unas circunstancias inéditas y con miles de sueños truncados. ¿Qué piensan? ¿Cómo conciben los años venideros? ¿Por qué luchan? Estas y otras preguntas se tratarán de responder con una programación que se inicia en mayo y se extenderá hasta diciembre de 2020.

En ella jugará un papel fundamental Las Naves. El concejal de Innovación y Gestión del Conocimiento, Carlos Galiana, ha expresado que “desde Las Naves compartimos con el Festival 10 Sentidos el interés por la innovación, la acción urbana y la cultura. Por ello vamos a poner en marcha distintas actividades en los próximos meses. La primera es esta que sirve para inaugurar la novena edición del festival de manera virtual. Se trata del proyecto ‘Future Desires’ y en el que confiamos contar con los sueños y deseos de la juventud tanto de València como del resto del mundo”.

CÓMO PARTICIPAR EN FUTURE DESIRES

10 Sentidos invita a visitar el sitio www.future-desires.com y alojar un comentario que actúe como desahogo, que sirva para que otro recapacite, que forme parte más adelante de una acción común. El Festival ha contactado con institutos y diversas asociaciones y colectivos, tanto locales y nacionales como internacionales, para presentar la web y animar a que el mayor número de personas participen en ella. Esta labor se seguirá manteniendo en los próximos meses. El resultado final y las conclusiones se harán públicas más adelante y determinarán las actuaciones posteriores.

La propuesta está abierta a jóvenes de todo el mundo, de entre 15 y 25 años, para que compartan sus deseos de cambio a través de imágenes, textos y vídeos. Después se expondrá este testimonio generacional, a través de una exposición multimedia y alrededor de un coloquio que tratará de reflexionar sobre el contenido de todos los mensajes recibidos.

BLINDWIKI Y LA EXPOSICIÓN DREAMERS 2.0

En colaboración con Las Naves también se llevará a cabo en los próximos meses el proyecto ‘BlindWiki’ en València, de la mano de Antoni Abad. Consiste en la realización de una cartografía colaborativa en la que, participantes con diversidad visual, utilizan teléfonos móviles para publicar online registros de audio geolocalizados. Generarán, así, mapas sonoros de su particular percepción del espacio público urbano. Para elaborarlo se realizarán expediciones colectivas de mapeado en las áreas de Poblats Marítims y el campus de la UPV, en las que grupos de estudiantes colaborarán con los participantes invidentes. Además llevarán a cabo también reuniones inclusivas, donde se deciden los temas a tratar en sus publicaciones.

Las experiencias, crónicas y opiniones publicadas serán accesibles mediante la aplicación gratuita para móviles BlindWiki, poniendo al alcance de todas y todos, la cartografía sensorial de todo aquello que los participantes no pueden ver. La propuesta cuenta con la colaboración del Departamento de Escultura de la UPV.

Por otra parte, Las Naves acogerá, además, la exposición ‘Dreamers 2.0’, que se propone mostrar, a través de la plástica y de las nuevas herramientas de que disponen los artistas más noveles, el mundo en el que viven, pero también aquel al que aspiran. Inspirándonos en el lema de este año, ‘Soñadores’, coincidente con la película homónima de Bernardo Bertolucci ‘The Dreamers’ (2003), en la que se retrata la revolución de mayo del 68 –donde las revueltas estudiantiles fueron un detonante para cuestionar el orden del mundo, transformar las ideas y los valores, aunque no se cambiara el sistema–, esta exposición pondrá en valor la obra de una selección de artistas estudiantes de diferentes titulaciones de Máster de la Facultad de Bellas Artes de la UPV.

Antonio Abad, encargado del proyecto ‘BlindWiki’. Fotografía cortesía del festival.

Estos jóvenes se encuentran cursando estudios en Animación, Artes Visuales y Multimedia, Fotografía, Ilustración y Producción Artística y se les animará a que con sus trabajos cuestionen la herencia recibida, esa misma que no quieren seguir trasladando a las generaciones futuras. Estudiantes que ponen en valor sus herramientas, como son el conocimiento y la innovación. La muestra, comisariada por la historiadora Cristina Chumillas, tiene como objetivo, a través de planteamientos teóricos formales en torno al momento social, político, cultural, económico y ambiental que estamos viviendo, ser altavoz de la juventud y sus sueños. De cómo, ellas y ellos, plantean el futuro más próximo.

10 Sentidos se ha caracterizado desde sus inicios por su apuesta decidida por conectar con las inquietudes y los problemas de hoy en día. Y lo ha hecho en sus ocho ediciones anteriores a través de una programación plagada de propuestas culturales y sociales que invitaban al público a reflexionar, a interactuar, a conocer realidades diferentes. Por medio del teatro, la danza, el cine, la música y otras disciplinas ha tratado de visibilizar a colectivos marginados, de dar voz a grupos silenciados, de denunciar desigualdades e injusticias. Todo ello a través de las artes vivas, con el fin de poner de manifiesto la necesidad y la vigencia de la cultura en nuestra sociedad. La novena edición del festival va a continuar esa intención y reivindica su valor en medio de una crisis sin precedentes generada por el coronavirus que nos deja ante una situación de completa incertidumbre.

La novena edición de 10 Sentidos se celebrará de mayo a diciembre de 2020, planteando acciones virtuales y físicas a lo largo de estos meses. La programación albergará propuestas artísticas en torno a la danza, el teatro, el cine y las artes plásticas, así como charlas, talleres e iniciativas de innovación urbana.

Una de las acciones pertenecientes al Festival 10 Sentidos. Fotografía cortesía del festival.

MAKMA

Soñando con 10 Sentidos durante 2020

‘Soñadores’ | IX Festival 10 Sentidos
De mayo a diciembre de 2020

El Festival 10 Sentidos se reinventa de nuevo para adaptarse a la circunstancias actuales provocadas por la crisis sanitaria en todo el mundo. La paralización de actividades ha provocado que la IX edición de la cita con las artes vivas de València, que debería celebrarse en distintas sedes de la ciudad del 7 al 24 de mayo de 2020, modifique su estructura y plantee una convocatoria con actividades hasta diciembre.

10 Sentidos considera que es más importante que nunca reivindicar una edición que se había ideado en torno a los ‘Soñadores’, esa generación nacida a finales del siglo XX y comienzos del XXI. El festival pretendía acercarse a sus inquietudes, problemas y retos y establecer un diálogo entre artistas de distintas edades para reflexionar sobre el paso del tiempo. Los últimos acontecimientos animan a mantener el espíritu de esta edición y que sirva para apoyar a esa juventud que, sin duda, será una de las grandes perjudicadas con la actual crisis mundial. Será momento de preguntarnos qué futuro les espera a esos soñadores, a dónde deben ir dirigidos sus esfuerzos y en qué medida podemos unirnos y aprender del pasado para no repetir errores.

La IX edición de 10 Sentidos se celebrará de mayo a diciembre de 2020, planteando acciones virtuales y físicas a lo largo de estos meses. La programación albergará propuestas artísticas en torno a la danza, el teatro, el cine y las artes plásticas, así como charlas, talleres e iniciativas de innovación urbana. El festival cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de València, la Generalitat Valenciana, el Ministerio de Cultura, Bancaja y Obra Social “la Caixa”, que apoyan el proyecto para reorientar el programa y que pueda llegar a todos los ciudadanos.

‘Fase, four movements to the music of Steve Rich’, de Anne Teresa de Keersmaeker.

La cita con las artes vivas se inaugurará el 7 de mayo con el lanzamiento virtual del proyecto ‘Deseos de futuro’, en colaboración con Las Naves Centro de Innovación Social y Urbana del Ayuntamiento de València, con el que se pretende abrir una ventana a la acción conjunta de la mano de los soñadores. El festival habilitará una página web en la que se irán alojando los deseos de cambio, en forma de imágenes, textos y vídeos, que envíen jóvenes de todo el mundo con un fin común. Esos deseos serán altavoz de ideas, ilusiones, pensamientos, intenciones y generarán reflexiones y debates. Todos ellos se transformarán más adelante en una instalación multimedia que se podrá ver en Las Naves y darán pie a un foro con expertos.

Esta propuesta forma parte de un acuerdo de colaboración con Las Naves Centro de Innovación Social y Urbana del Ayuntamiento de València, espacio en el que se desarrollarán otros actos y con el que el festival conecta por el interés de ambos por la innovación, la acción urbana y la cultura.

Dos de las grandes citas que ya habían sido anunciadas para la IX edición, la visita por primera vez a València de la legendaria coreógrafa Anne Teresa de Keersmaeker y de la compañía Peeping Tom, se mantienen en cartel aunque varían las fechas de sus representaciones. La creadora, una de las figuras más relevantes de la historia de la danza, presentará una revisión de la que fue una de sus piezas originales, ‘Fase, four movements to the music of Steve Rich’, interpretada ahora por nuevas bailarinas. La propia coreógrafa transmite su legado para que pueda ser reinterpretado y reutilizado, como una valiosa herramienta para el futuro. El Teatre El Musical acogerá en septiembre este montaje.

Por su parte la compañía belga llega a València con su obra ‘Kind’, con la que refleja el mundo de la fantasía de los más pequeños, pero también las presiones, ansiedades y dudas que viven los niños y las niñas en su tránsito hacia la adolescencia. El montaje podrá disfrutarse en diciembre en el Teatro Principal. Las entradas que ya se hubieran vendido para ambos espectáculos en sus anteriores fechas serán devueltas.

‘Kind’, de Peeping Tom. Foto: Oleg Degtiarov.

10 Sentidos organizará de nuevo el Certamen Coreográfico para el que ya han sido seleccionadas compañías de países como Francia, Alemania, Japón o Italia, entre otros países. La Mutant será la sede de esta cita, que se ha consolidado hasta convertirse en una de las más relevantes de Europa por dar la oportunidad de visibilidad a formaciones jóvenes de todo el mundo.

La IX edición extenderá su programación en septiembre, octubre, noviembre y diciembre hasta otros emplazamientos como el monasterio de San Miguel de los Reyes, la Rambleta, el Centre del Carme, Espai Inestable, Fundación Mainel o La Nau.

El diseño de la imagen gráfica de este año se ha encargado a Pilar Estrada, de 25 años, nacida en Aguilar de la Frontera. Estudiante de diseño gráfico entre 2012 y 2016 en la Escola d’Art i Superior de Disseny de València (ESAD), se graduó más tarde en el Máster en Diseño e Ilustración de la UPV para complementar con una parte más plástica los estudios técnicos de diseño. El festival cumple su sueño y le da la oportunidad de mostrar su trabajo en un escaparate único en la ciudad. Con ella 10 Sentidos busca soñadores y lo hace de la mano de dos jóvenes, Carlota y Pablo, que representan a esos reyes del futuro en los que fijaremos todas nuestras miradas.

El Festival 10 Sentidos mantiene su filosofía de visibilizar a través de propuestas artísticas diferentes realidades de nuestra sociedad y en el contexto actual se reivindica su alcance y vigencia. Estamos necesitados de sueños y de ‘Soñadores’. Y todos ellos serán los protagonistas de la próxima cita con las artes vivas de València.

Cartel de la IX edición del Festival 10 Sentidos, de cuya imagen gráfica se ha encargado la diseñadora PIlar Estrada. Fotografía cortesía del festival.

MAKMA

Soñar inquietudes y retos con 10 Sentidos

‘Soñadores’ | IX Festival 10 Sentidos
Diversas sedes de València
Mayo de 2020

Las postrimerías del año que concluye portan consigo los preparativos del Festival 10 Sentidos, encuentro escénico de referencia de la ciudad levantina, cuya novena edición se llevará a cabo, durante el mes de mayo de 2020, bajo el lema ‘Soñadores’, un leitmotiv que focaliza la atención sobre la juventud y, en consecuencia, sobre aquellos que “están llamados a ser los reyes del futuro”, en base a “sus inquietudes, sus problemas, sus retos y sus compromisos”, tal y como indican desde la organización del festival, que, al igual que en ediciones precedentes, tendrá como ejes principales la danza, el teatro, la música, el cine y las artes plásticas; géneros con los que “mantener la filosofía de visibilizar, a través de propuestas artísiticas, diferentes realidades de nuestra sociedad”.

De este modo, el festival de las artes vivas de València, codirigido por Mertixell Barberá e Inma García, “hará protagonista a esa generación nacida a finales del siglo XX y principios de este, en la que nuestra sociedad debería depositar sus esfuerzos y esperanzas, y se aproximará a su lenguaje, a su ideología, a su modo de vivir, a su manera de crear”.

‘Soñadores’ pretende investigar y formular dubitaciones en torno a cuestiones relativas a “qué les define, qué sienten, cómo se relacionan o qué les preocupa”. Por ello, “la programación incorporará a creadores que sueñan, que arriesgan, que se comprometen, y buscará propuestas que ayuden a un público diverso a entender su idiosincrasia”.

Así mismo, 10 Sentidos “contará con otros artistas de distintas edades que plasmarán su propio punto de vista sobre el paso del tiempo y a los que se les propondrá observar e interactuar con un relevo generacional que a veces no obtiene la atención suficiente”.

Imagen de una de las propuestas escéncias del IX Festival 10 Sentidos. Fotografía de Juami Ponce cortesía de la organización.

MAKMA

Un ballet para los Goya

‘Tututú’, de Rosa y Mercedes Perís Medina
14 minutos
España, 2019
Cortometraje animado nominado a los Premios Goya 2020

El ballet llega a los Goya de la mano de ‘Tututú, una animación dirigida y producida por las hermanas Rosa y Mercedes Perís Medina (1984, València). Su primer corto muestra una historia metafórica de sentimientos, emociones, deseos y relaciones humanas, cuya inspiración parte estéticamente del ballet y te envuelve gracias a la música de Juan Ferrer, compositor e investigador de sonidos en clave contemporánea.

Fotograma del cortometraje ‘Tututú’, Rosa y Mercedes Perís Medina.

Estas dos artistas interdisciplinares destacan el papel protagonista que tienen el dibujo, la pintura y la animación en sus obras. La importancia que tiene para ellas la carga estética confluye con el movimiento, ya sea real o fantástico, de sus figuras. Sin embargo, faltaba en el mundo de la narración y, para ello, fue clave la estancia que Rosa realizó en la Abadía de Fontevraud, donde se relacionó con otros profesionales de la animación y aprendió sobre escritura del guion. No obstante, siempre han mantenido la materia sensible como medio para trasmitir ideas y sensaciones. Del mismo modo, la participación en festivales supuso un jarro de agua fría, pues se suele premiar la narración por encima de la capacidad técnica del dibujo, por lo que Rosa se pregunta: “¿Cómo vamos a considerar obras de arte a los cortos si muchas veces se juzga la animación como un medio cinematográfico, si se la juzga más en relación con el cine de acción real que al medio plástico?”.

Fotograma del cortometraje ‘Tututú’, Rosa y Mercedes Perís Medina.

El guion de ‘Tututú’ quedó en espera hasta que decidieron dar el salto hacia la producción, retomándolo y trabajándolo en profundidad. El mundo profesional resultó una verdadera liberación, pero no exenta de miedos sobre el posible buen reconocimiento de su obra por el público. Una vez manos a la obra, comenzaron con el guion grafico o story board, el diseño de los personajes y los fotogramas clave. Para ello, Rosa realizó un importante número de dibujos principales, permitiendo una mayor precisión a la hora de establecer dónde iban los dibujos intermedios que realizaba y coloreaba Mercedes.

Respecto al tema, el ballet surgió del interés por dibujar el movimiento y se relaciona con otra de sus estancias, en este caso, en la Kunsthochschule für MedienKöln de Colonia, y al espectáculo al que pudo asistir. En una tarima de madera, los pasos de los bailarines resonaban fuertemente, dejando caer el peso de sus cuerpos y chocando la visión grácil de sus movimientos. Esta experiencia y el universo estético del ballet inspiró a Rosa para dibujar y, fruto de ello, es este cortometraje, donde el dibujo y el color quedan abocetados, inacabados, en comunión con constante movimiento de los bailarines.

Si bien, no nos encontramos frente a una típica historia de ballet, pues el mundo real y el onírico se alternan, acabando por imponerse el primero debido a su peso y gravedad, expresado a través de las pisadas de los bailarines que retumban en el parqué. Frente a él, la fragilidad y volatilidad de los sueños, en los que la protagonista se transforma en aves o mariposas, pero que también pueden convertirse en mares de dudas en los que un caballo, azul como los de Franz Marc, la salva del monstruo de sus pesadillas. La ausencia de diálogos otorga un lugar privilegiado a la música, realizada a posteriori y que obligó a algunas pequeñas variaciones en el dibujo, suponiendo un verdadero reto, pues debía sugerir en pocos segundos la misma sensación que transmite una obra de ballet en horas.

Cartel de candidatura a los Goya 2020 del cortometraje ‘Tututú’.

A pesar del trabajo independiente de ambas como ilustradoras, su animada colaboración les ha permitido participar, por primera vez, en los Premios Goya de la Academia de Cine. Su obra ha sido seleccionada para la siguiente fase en la categoría de cortometrajes de animación. Los diez seleccionados serán sometidos a votación y los cuatro mejor valorados optarán a Goya. Más allá del resultado, las artistas destacan el gran honor que supone para ellas participar en estos premios con su opera prima, en la cual se han dejado el corazón y la piel.

Andrés Ávila Valverde

Artes Vivas y heterodoxas en Dansa València

XXXII Dansa València
IVC Teatro Principal, Teatro Rialto, Sala Matilde Salvador, Carme Teatre, Espacio Inestable, TEM, Espai Rambleta, La Mutant, CCCC y Plaza del Patriarca
Hasta el 14 de abril de 2019

Una de las novedades de esta edición del festival Dansa València es su apertura a las Artes Vivas, un territorio transversal que huye de las etiquetas y que quiere generar preguntas alrededor de la creación contemporánea más heterodoxa.

Dansa València. MAKMA

La cuarta jornada del festival, la del viernes 12 de abril, la protagonizan tres propuestas que huyen de las etiquetas convencionales: ‘Fucking Stage’, de Santiago Ribelles Zorita; ‘Likes’, de Nùria Guiu; y ‘Crisálida (o la venganza de Leteo)’, de Antes Collado.

‘Fucking Stage’, a las 18:00 en la Sala Matilde Salvador de La Nau, es una propuesta del coreógrafo y director escénico Santiago Ribelles que indaga en los convencionalismos del teatro y la danza, y en la relación entre la pieza artística que se representa y el espectador que la contempla.

La manera de interpretar (o de leer) lo que hay sobre el escenario es la idea general que preside ‘Fucking Stage’, que interactúa con los espectadores a través de diferentes mensajes escritos en una pantalla, recurriendo a lugares comunes en los discursos sobre danza, teatro, arte o política.

Un instante de la propuesta coreográfica ‘Fucking Stage’. Fotografía cortesía de Dansa València.

Un instante de la propuesta coreográfica ‘Fucking Stage’. Fotografía cortesía de Dansa València.

La bailarina barcelonesa Nùria Guiu presenta su nueva performance ‘Likes’ en la Sala Carme Teatre mañana a las 20:00. Una reivindicación del cuerpo a cuerpo frente a la intoxicación de Internet. Una performance con base antropológica y movimientos extraídos de vídeos populares de YouTube, donde, eso sí, el espectador tendrá que sacar sus propias conclusiones.

El último proyecto de la compañía Antes Collado gira en torno a la noción de cuerpo marginal y a la creación de mundos escénicos metafóricos. ‘Crisálida (o la venganza de Leteo)’ busca recuperar la potencia de la naturaleza más perversa y propone la restitución de viejas formas olvidadas que, paradójicamente, son capaces de generar nuevas maneras de vivir.

Nùria Guiu durante un instante de su performance ‘Likes’. Fotografía cortesía de Dansa València.

Nùria Guiu durante un instante de su performance ‘Likes’. Fotografía cortesía de Dansa València.

Renovación y actualidad en Dansa València

XXXII Dansa València
IVC Teatro Principal, Teatro Rialto, Sala Matilde Salvador, Carme Teatre, Espacio Inestable, TEM, Espai Rambleta, La Mutant, CCCC y Plaza del Patriarca
Del 9 al 14 de abril de 2019

El renovado festival del Instituto Valenciano de Cultura, Dansa València, que se celebrará del 9 al 14 de abril en diversos espacios de la ciudad, ha presentado en rueda de prensa la programación de su XXXII edición. La presentación ha contado con la participación de Mar Jiménez, directora del festival; Roberto García, director de IVC Escéniques; Josep Policarpo, director Teatre Escalante-Diputació de València; y Bernard Gaspar, de Acción Cultural del Ayuntamiento de València.

“Presentamos una nueva y pujante edición de Dansa València, después de haber recuperado su formato original hace dos años y que emerge impulsando la actualidad de la danza tanto nacional como valenciana”, apunta Jiménez, directora del festival. Una edición que acogerá el trabajo de 26 compañías (12 valencianas y 14 del Estado español), 29 representaciones, siete espectáculos de calle y ocho estrenos absolutos.

Imagen del espectáculo 'Keep Going', de la compañía de danza La Macana. Fotografía de Gorka Bravo, cortesía de Dansa València.

Imagen del espectáculo ‘Keep Going’, de la compañía de danza La Macana. Fotografía de Gorka Bravo, cortesía de Dansa València.

Desde su inauguración en 1988, el festival se convirtió en un referente de la danza contemporánea del Estado español, donde numerosas compañías y artistas muestran sus proyectos más recientes y visibilizan la actualidad de la danza, tanto española como valenciana.

Durante seis días, del 9 al 14 de abril, Dansa València contará con una programación innovadora abierta a todos los públicos y con el objetivo de convertir València en “punto de encuentro del sector escénico, con el objetivo de compartir nuevas propuestas e imaginar nuevos territorios para la danza”, señala la directora del festival.

Mar Jiménez ha destacado los tres elementos clave que suponen una novedad en el desarrollo del festival. En primer lugar, el protagonismo de la música y el sonido en directo de los montajes, convirtiéndolos en el eje temático que conducirá la gran diversidad de formas de expresión que se podrá encontrar en todas las creaciones de esta edición.

Una segunda novedad es la gran apuesta por los proyectos pedagógicos. Dansa València inicia una colaboración con diferentes Conservatorios Superiores de Danza de todo el país para intercambiar experiencias educativas. Asimismo, Roberto García, director de IVC Escéniques, ha comentado el proyecto didáctico ‘Dansem’, una iniciativa del Institut Valencià de Cultura vinculada a la reactivación del Espai La Granja de Burjassot y dirigida a estudiantes de Educación Secundaria.

Imagen de la obra 'Canvas of bodies', de Taiat Dansa. Fotografía cortesía de Dansa València.

Imagen de la obra ‘Canvas of bodies’, de Taiat Dansa. Fotografía cortesía de Dansa València.

Un centenar de alumnos de los IES Vicent Andrés Estellés y Comarcal de Burjassot, guiados por los coreógrafos Idoya Rossi y Ramón Baeza, mostrarán en la Rambleta una creación coreográfica a partir de los movimientos generados por ellos. La Banda Juvenil de la Unió Musical l’Horta de Sant Marcel·lí se une al proyecto, interpretando la música en directo.

El tercer proyecto pedagógico es el de ‘Coreografías de la miradas tránsitos’, un proyecto de investigación artística que trata de indagar las relaciones entre el cine y la danza, que se podrá ver en el CCCC.

Como tercera novedad, el festival se abre a las artes vivas, un territorio transversal que huye de las etiquetas y que quiere generar preguntas alrededor de la creación contemporánea más heterodoxa.

Con la firme voluntad de crear una red de diálogo para construir, cada vez más en relación, el festival de danza y artes vivas de la ciudad, Dansa València se expande por diferentes espacios de la ciudad, favoreciendo de este modo la ampliación de nuevos públicos en distintos distritos de València. Así pues, el festival contará con los espacios del IVC Teatro Principal y Rialto; la Sala Matilde Salvador, el Carme Teatre, Espacio Inestable y el TEM. Y se incorporan Espai Rambleta, La Mutant y el CCCC. Las actuaciones de calle se realizarán en la Plaza del Patriarca

Al igual que en ediciones anteriores, Dansa València facilitará el encuentro entre profesionales de procedencia local, nacional e internacional.

Animal de sequia, de Sol Picó. Imagen cortesía de Dansa Valencia.

Animal de sequia, de Sol Picó. Imagen cortesía de Dansa Valencia.

La atmósfera irreverente del Convent Carmen

Irreverencia, por el dúo De soprano y arpa
Convent Carmen
Plaza del Portal Nou, 6. Valencia
Sábado 23 de febrero de 2019, a las 20.30h

El dúo De soprano y arpa, integrado por las intérpretes valencianas Úrsula Segarra (arpa) y Quiteria Muñoz (soprano), ofrecerá el próximo sábado 23 de febrero en el Convent Carmen de Valencia un nuevo espectáculo de ‘Irreverencia’.

Bajo la dirección de arte de Marina Cenacchi, ‘Irreverencia’ se sitúa en la Europa y América de principios del siglo XX, preámbulo de una época revolucionaria y discontinua, en la que la música de compositores como Cage, Well, Satie, Britten o Falla, topa con los muros opresores de una sociedad a menudo estancada en los viejos patrones estéticos.

Es entonces cuando la música renace con una nueva intención: la de sobrepasar los límites del establishment creando una nueva atmósfera donde lo inteligible y lo evocador son el reflejo de una sociedad cambiante.

En este contexto se presenta ‘Irreverencia’, una propuesta con muchas sorpresas en la que De soprano y arpa estarán acompañadas de Inés Muñoz (danzarina), Manuel Segarra (violín), Carlos Sanchis (acordeón y serrucho) y Adriana Petit (espacio sonoro).

Desde ‘Irreverencia’ se cree que la moda es una herramienta fundamental de lenguaje, por ello el espectáculo ha generado mucho interés por parte de firmas cuyas bases conceptuales están directamente ligadas al arte.

En este sentido, ‘Irreverancia’ agradece la colaboración de Nona y Otrura y el patrocinio de Bubuflats, grupo iluminación AJP y Martí Romero Impresores. Las entradas para el concierto se pueden adquirir en https://www.eventbrite.es/e/entradas-irreverencia-56615548630#tickets.

Irreverencia, por el Dúo de soprano y arpa. Imagen cortesía de Convent Carmen.

Irreverencia, por el Dúo de soprano y arpa. Imagen cortesía de Convent Carmen.

Cuculand Souvenir, en contra de la superficialidad

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan
Teatre El Musical
Plaza del Rosario, 3. Valencia
Sábado 19 de enero de 2019, a las 20.30h

El Teatre El Musical de Valencia presenta ‘Cuculand Souvenir’, el último espectáculo de Roberto Olivan que fusiona circo, danza y artes visuales para reflexionar sobre el impacto de las nuevas tecnologías en nuestra vida cotidiana. La pieza llega a València tras un exitoso paso por el Teatre Nacional de Catalunya.

El título del espectáculo es ya una declaración de intenciones de Olivan. Cuculand quiere representar una tierra de locos, mientras que con Souvenir se hace referencia a la superficialidad que se ve en el hecho diario. “Nos fijamos mucho en las cosas que parecen ser o que están por encima cuando a mí lo que me interesa es el contenido, lo que está más profundo. Por eso Souvenir es una pequeña crítica a esta visión superficial de las cosas”, explica Olivan.

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Foto de Albert Vidal por cortesía del Teatre El Musical.

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Foto de Albert Vidal por cortesía del Teatre El Musical.

Sobre el escenario, siete artistas mostrarán pequeños fragmentos de nuestras vidas diarias. Historias aisladas e independientes, pero con sentido propio, tal como sucede con las publicaciones diarias que encontramos en los muros de nuestro entorno digital. Historias visuales que conforman un mosaico de imágenes sugeridas que invitan al observador a dejarse llevar y conectar los puntos bajo su propio criterio, huyendo de la dramaturgia lineal convencional. Historias vinculadas a la tecnología en esa especie de tierra de locos, donde irónicamente nuestra genialidad nos convierte a la vez en amos y esclavos del progreso tecnológico.

El espectáculo es una invitación a la reflexión dejando de lado cuestiones éticas, morales o de principios. Y se hace mediante una retrospección sobre los dos lados de una misma moneda, la esperanza como tragedia o como elemento de reconstrucción. “Estamos envueltos de gran cantidad información, de noticias, de comentarios, de gente que pierde su trabajo, que pierde su creencia en los valores y en la dignidad. Todo eso me preocupa. Estamos  llegando a un límite del cual no sé si hay vuelta atrás. Creo que debemos trazar una línea y no dejar pasar ciertas cosas. No me gustaría llegar a un futuro pensando que podíamos haber cambiado alguna cosa y no lo hicimos”, cuenta Olivan.

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Con ‘Cuculand Souvenir’, Olivan apuesta por el carácter arriesgado de un lenguaje potencialmente innovador, donde la espectacularidad del circo y la fluidez de la danza integran aspectos de la esencia conceptual de la tecnología que nos rodea cotidianamente, creando una atmósfera de texturas futuristas con una profunda relación entre el movimiento, la luz y la música.

‘Cuculand Souvenir’ llega al Teatre El Musical tras su exitoso paso el pasado mes de noviembre por el Teatre Nacional de Catalunya. Y lo hace en una única función para todos los públicos el sábado 19 de enero a las 20.30 h. Las entradas están disponibles a un precio de 12 euros en las taquillas del teatro y en la página web www.teatreelmusical.es/entrades

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Foto de Asier Goikoetxea por cortesía de Teatre El Musical.

Cuculand Souvenir, de Roberto Olivan. Foto de Asier Goikoetxea por cortesía de Teatre El Musical.

Louise Lecavalier en Festival 10 Sentidos

Festival 10 Sentidos
Louise Lecavalier
Teatro Principal
C/ Las Barcas, 15. Valencia
5 de mayo de 2019

Fuerza, contundencia, nervio. Son tres vocablos que definen a las bestias, figura que sirve de eje central de la octava edición del Festival 10 Sentidos que se celebrará en València durante el mes de mayo con el patrocinio principal de Caixa Popular. Las tres palabras sirven también para describir a la bailarina Louise Lecavalier, reconocida profesional que pone su fuerza, su contundencia y su nervio a disposición de la danza. Y lleva haciéndolo desde los años 80 cuando entró a formar parte de la compañía canadiense La La Human Steps y revolucionó la danza contemporánea.

Lecavalier será la encargada de inaugurar la octava edición del Festival 10 Sentidos el próximo 5 de mayo en el Teatro Principal de València, en la que será su primera actuación en la ciudad, después de haber recorrido espacios de todo el mundo. Caixa Popular es la entidad que hace posible estas actividades y que ha permitido sacar adelante un festival que la ciudad ha demostrado que necesita.

Ligada a la estética rock esta profesional ha llegado a colaborar en conciertos de David Bowie y de Frank Zappa, elevando la danza a la categoría del rock. De ella han dicho que es “la bailarina más brillante y trágica de nuestra época”, que es “una bailarina con piernas de fuego”, que ha influido como pocas en la escena contemporánea.

El Festival 10 Sentidos la invita para que presente ‘So Blue’, pieza creada por su propia compañía, Fou Glorieux, en la que ella misma sube al escenario en compañía de su Frédéric Tavernini. Juntos ponen baile a los sonidos electrónicos de Mercan Dade, una experiencia capaz de hipnotizar a cualquier espectador. Lecavalier explora en la capacidad que tienen nuestros cuerpos para transformarse en bestias, si no dirigimos bien nuestros instintos y reacciones. “Deseaba que el cuerpo dijera todo lo que quiere decir sin censurarlo, dejándolo libre para que él mismo se sorprendiera por lo que revela”, ha dicho la bailarina a propósito de este trabajo.

En ‘So Blue’ Lecavalier y Tavernini lo arriesgan todo en una atmósfera de alto voltaje al servicio de un trabajo radical, crudo e inquietante. “Rápido como el pensamiento, el cuerpo dicta sus leyes y transgrede sus límites”, señalan del espectáculo.

La presentación de esta obra en 10 Sentidos completa una propuesta que también permitirá contemplar trabajos anteriores de la bailarina. El hall del Teatro Principal acogerá una serie de vídeos y fotografías de los tiempos en que colaboró con Édouard Lock, con el que creó un lenguaje totalmente nuevo para la danza. El espectador tendrá la oportunidad de aproximarse a esta profesional para luego contemplar cómo explota en el escenario el lema de esta octava edición. Además, tras la función en el escenario del Teatro Principal de València, el público podrá mantener un diálogo con la artista que ofrecerá un coloquio en el hall del teatro.

El Festival 10 Sentidos, en su VIII edición, pretende reflexionar acerca del concepto de violencia y generar un diálogo para desmantelar el sistema violento e injusto en el que vivimos. Bajo el lema ‘Bestias’ la cita con las artes vivas en València pretende aproximarse a todo tipo de contextos violentos, con el fin de destaparlos y denunciarlos.

Caixa Popular vuelve a implicarse como patrocinador principal en este proyecto y ha renovado su compromiso un año más con el Festival. La entidad sigue comprometida en dar soporte a esta cita que aúna dos de los pilares fundamentales de su filosofía, la cultura y la implicación social y solidaridad.

Louise Lecavalier. Imagen cortesía del Festival 10 Sentidos.

Louise Lecavalier. Imagen cortesía del Festival 10 Sentidos.