50 programadores en Dansa València

Festival Dansa València
Del 6 al 9 de abril de 2017

El festival Dansa València, organizado por el Institut Valencià de Cultura con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, bajó el telón el pasado fin de semana con una respuesta más que positiva tanto de público como de profesionales de las artes escénicas. Así lo ha confirmado el coordinador del festival, Leo Santos: “Estamos muy satisfechos con el desarrollo del festival y la respuesta del público. Ha sido el inicio de una nueva etapa que deseamos que devuelva el protagonismo a la danza y a Valencia como referente del panorama coreográfico español”.

Durante los cuatro días que ha durado el festival cerca de 5.700 personas han podido disfrutar de la mejor danza nacional representada en Dansa València por trece compañías que han sido el reflejo de la creación coreográfica española de la actualidad.

Otra Danza. Imagen cortesía del Festival Dansa València.

Otra Danza. Imagen cortesía del Festival Dansa València.

3.200 personas han asistido a los espectáculos programados en los teatros Principal, Rialto, El Músical y la sala Matilde Salvador de la Universidad de Valencia-La Nau, lo que supone una media del 80% de la ocupación total y alrededor de 2.500 han visto los espectáculos programados en la plaza del Patriarca que, sin duda, han conferido una mayor visibilidad y notoriedad al festival. Cuatro espectáculos gratuitos en un espacio de exhibición abierto a los ciudadanos: dos estrenos absolutos de Marco Vargas y Chloé Brulé y Pepa Cases, además del Ballet de la Generalitat y el premiado ‘Mulïer’ de Maduixa Teatre.

Al festival han asistido también más de 50 programadores valencianos, estatales e internacionales que han podido ver las propuestas de calidad de creadores con gran talento. A las cuatro compañías que actuaron en la plaza del Patriarca se suman otras nueve, todas ellas presentes en las programaciones nacionales e internacionales: Sharon Fridman, La Veronal, Otra Danza, Titoyaya Danza, Antonio Ruz, Elías Aguirre, Roser López Espinosa y dos, Taiat Dansa y Paula Quintana, que presentaron sus espectáculos en estreno absoluto.

Maduixa. Imagen cortesía de Festival Dansa València.

Maduixa. Imagen cortesía de Festival Dansa València.

Una programación que se ha completado con ocho actividades paralelas entre las que destacan clases magistrales con los coreógrafos Asun Noales, Gustavo Ramírez y Marcos Morau, conferencias como la de Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España, en colaboración con la Academia de las Artes Escénicas, diálogos con Antonio Ruz i Marcos Morau, la presentación de la editorial de danza Mahali y la proyección, también estreno, de la película ‘Sota Terra’ sobre La Veronal. Además, se ha celebrado la ‘Misión Inversa’, organizada por AVED (Asociación Valenciana de Empresas de Danza), con la colaboración de CulturArts, el IVACE y la SGAE, con la que se ha trabajado en distintas sesiones para reforzar el impulso internacional de las compañías valencianas.

Este ha sido el inicio de una nueva etapa que pretende devolver a Dansa València su papel protagonista en el desarrollo de la danza contemporánea española y al mismo tiempo que sea la fiesta de la danza en nuestra ciudad.

Sharon Fridman. Imagen cortesía de Festival Dansa València.

Sharon Fridman. Imagen cortesía de Festival Dansa València.

Cuatro días ‘danzantes’

Dansa València
Diferentes salas y teatros de Valencia
Del 6 al 9 de abril de 2017

El Festival Dansa València nació en 1988 labrándose un sólido prestigio como referente en la creación coreográfica a nivel nacional. El evento fue  evolucionando hasta 2009, cuando entró en un impasse. Este año renace con fuerza bajo el lema Panorama de la Danza Contemporánea Española y durante cuatro intensas jornadas, del 6 al 9 de abril, presentará una selección sintética de “espectáculos de calidad que integran una visión completa y equilibrada sin entrar en territorios fronterizos”, dice Leo Santos, coordinador del evento.

Sharon Fridman. Imagen cortesía de Dansa València.

Sharon Fridman. Imagen cortesía de Dansa València.

Organizado por el Institut Valencià de Cultura de la Generalitat Valenciana, con la colaboración del Ayuntamiento de València, ofrecerá las propuestas coreográficas más representativas del panorama nacional: un total de trece compañías la mayoría con amplia trayectoria de una década. Seis de ellas son valencianas: Otra Danza, Taiat Dansa, Titoyaya Danza, Cia Maduixa, A tempo dansa y el Ballet de la Generalitat. Los teatros Principal, Rialto y El Musical, la sala Matilde Salvador de La Nau y la plaza del Patriarca serán los distintos escenarios donde se presentarán cuatro estrenos: ‘Still Life’ de Taiat Dansa, ‘Naufragio Universal’ de Marco Vargas y Cloé Brûlé, ‘De traca’ de A tempo dansa y ‘Siempre en algún lugar’ de Paula Quintana.

Como preludio del certamen los dos anteriores fines de semana se pudieron ver en el teatro Principal el Ballet Flamenco de Andalucía con su espectáculo recién estrenado en el Festival de Jerez ‘Aquel Silverio’, y en el Rialto la compañía Eva Bertomeu Danza con ‘El buit ple’. Del 30 de marzo al 2 de abril, el Ballet de la Generalitat ha puesto en escena ‘El cant del cos’, en el Rialto.

Otra Danza, de Asun Noales. Imagen cortesía de Dansa València.

Otra Danza, de Asun Noales. Imagen cortesía de Dansa València.

“La recuperación del festival Dansa València, una marca de valores muy positivos, es un paso importante”, afirma Santos. “Ahora bien hay que tener en cuenta que la cultura en general y la danza en particular tienen poca presencia en la vida cotidiana. Esta disciplina adolece, no sólo de reconocimiento, sino también de conocimiento y no está presente en la actividad educativa. Además, la danza requiere unas infraestructuras a las que hay destinar recursos”.

Marcos Morau, Asun Noales y Gustavo Ramírez son algunos de los valores más firmes y en alza, con proyección internacional, que estarán en el festival.  Morau, natural de Ontinyent y director de La Veronal, Premio Nacional de Danza en 2013, presentará su espectáculo ‘Vorònia’ en El Musical.

La compañía ilicitana Otra Danza, una de las más consolidadas en el panorama nacional, celebra su 10º aniversario con el espectáculo ‘Sacra’ inspirado en una de las primeras piezas creadas por su directora, Asun Noales.

Taiat Dansa. Imagen cortesía de Dansa València.

Taiat Dansa. Imagen cortesía de Dansa València.

Las valencianas Meritxell Barberá e Inma García, al frente de Taiat Dansa, presentan el estreno absoluto de su último trabajo coproducido con Las Naves. Espai d’innovació i creació, ‘Still Life’. Otro estreno absoluto será el de la compañía de Vila-real A Tempo Dansa, dirigida por Pepa Cases, también con 10 años de trayectoria. En su espectáculo ‘De traca’ los ingredientes principales son la participación del público y el olor a pólvora.

La compañía alicantina Titoyaya Dansa celebra también 10 años de actividad continuada bajo la dirección de Gustavo Ramírez Sansano, que trabaja con numerosas compañías internacionales como coreógrafo invitado y goza de un merecido prestigio. Su pieza ‘Lluita’ es una coproducción con el Institut Valencià de Cultura en la que tres creadores ofrecen su visión de la lucha: Daniel Abreu (Premio Nacional de Danza 2014), Eduardo Zúñiga y el propio Gustavo Ramírez.

Maduixa. Imagen cortesía de Dansa València.

Maduixa. Imagen cortesía de Dansa València.

Maduixa estará en Dansa València con  ‘Mulïer’, Premio Moritz de la Fira de Tàrrega 2016, galardón que premia el mejor estreno de artes escénicas de calle no convencionales. Y el Ballet de la Generalitat estará presente en la plaza del Patriarca con ‘El cant del cos’, coreografiado por Amaury Lebrun, que muestra cómo el gesto cotidiano se puede convertir en conmovedora danza.

Por otra parte, el Teatro Rialto acogerá la plataforma de internacionalización de la danza valenciana, ‘Misión Inversa’, organizada por AVED (Asociación Valenciana de Empresas de Danza), con la colaboración de CulturArts, el IVACE y la SGAE, cuyo objetivo es el impulso internacional de las compañías valencianas.

Sharon Fridman, Antonio Ruz, Roser López Espinosa, Elías Aguirre, Paula Quintana y Marco Vargas y Chloé Brûlé completan el cartel del festival que incluye diversas actividades paralelas. Entre ellas varias clases magistrales, la presentación de la editorial de libros de danza Mahali, un diálogo entre los coreógrafos Antonio Ruz y Marcos Morau y una conferencia de Antonio Najarro, director del Ballet Nacional, en colaboración con la Academia de las Artes Escénicas.

La Veronal. Imagen cortesía de Dansa València.

La Veronal. Imagen cortesía de Dansa València.

Bel Carrasco

La danza, protagonista en Sala Russafa

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance
Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto, de Eva Bertomeu
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 17 y domingo 18 de enero

Relevo de Alicias sobre el escenario de Sala Russafa. Tras el éxito de ‘Alicia en Wonderland’, que volverá en primavera, este fin de semana la danza es la protagonista en la programación de artes escénicas del centro cultural, que incluye un nuevo acercamiento al clásico de Lewis Carroll.

Se trata del que realiza la prestigiosa compañía catalana Thomas Noone Dance, que llega a Valencia tras su paso por escenarios de países como Italia, México, Francia, o Alemania. El coreógrafo británico, afincado en la capital catalana y premiado con el galardón Ciutat de Barcelona en 2011, es el creador de ‘Alicia’, un espectáculo para público familiar que recupera los elementos y personajes icónicos de ‘Alicia en el país de las maravillas’.

Escena de 'Alicia', de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Alicia’, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Su protagonista es una niña que viaja con una maleta llena de sorpresas. Apoyados por los cambios de vestuarios y el uso de máscaras, cuatro bailarines ponen en escena, a través del movimiento, las situaciones más absurdas de la novela, demostrando que la imaginación es capaz de ofrecer a los viajes más intensos y maravillosos.

Antes de proseguir su gira por ciudades como Donosti, Leioa, Murcia y Tenerife, el sábado 17 (17h) y el domingo 18 (12:30h) podrá verse esta pieza, llena de emoción, ternura y dinamismo, que acerca la danza a los pequeños para, sin palabras, contarles cientos de historias. (Alicia: http://vimeo.com/108718437)

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

En la programación para adultos, Eva Bertomeu, una de las bailarinas y coreógrafas valencianas más destacadas, vuelve al teatro de Ruzafa. Galardonada con el Premio de la Generalitat Valenciana a la mejor bailarina 2007 y 2008, al mejor espectáculo de danza en 2008 y a la mejor dirección coreográfica en 2007, Bertomeu se ha convertido en un nombre destacado dentro de nuestra escena.

Esta semana interpreta en Sala Russafa dos funciones (17 y 18 de enero) de su espectáculo ‘Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto’, una coreografía que recrea el movimiento, colores y líneas que dibujan los rayos de sol sobre el vidrio, describiendo un nuevo comienzo. Le acompañan sobre el escenario los bailarines Lorena Ortiz, Bárbara Díaz, Fredo Belda y Miguel Ángel Machado.

Escena de 'IUS', de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘IUS’, de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El programa se completa con ‘IUS’, reconstrucción de una pieza creada por Bertomeu, que se representó en Dansa Valencia 2010 y que viajó a festivales de Francia y Bélgica. Ahora, la coreógrafa la retoma para expresar a través del baile una idea del derecho (ius) basada en la descripción de Domicio Ulpiano “el Derecho es la técnica de lo bueno y lo justo”. (Reflejos de la luz… : https://www.youtube.com/watch?v=R8jNAOetcAI)

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cinema Jove, 28 años y creciendo

Balance de Cinema Jove

Festival Internacional de Cine de Valencia

Celebrado del 21 al 28 de junio de 2013

Si tuviéramos una idea de conjunto, en lugar del sálvese quien pueda habitual, podríamos hacer de Valencia un referente cultural de primer orden. Bastaría con hacer un calendario, mes a mes, y explotar las actividades que destacan mediante un plan organizado que se hiciera eco de todo ello en un gran mapa turístico internacional. Tenemos, así a bote pronto, el Festival de Jazz del Palau, según su responsable Julio Martí, “el mejor de España”; Sagunt a Escena, en agosto; Russafa Escènica en septiembre; el Festival de Mediometrajes La Cabina, en noviembre; Dansa València, entre abril y junio, y el Festival Cinema Jove, que es el que ahora nos ocupa, en junio. Faltan muchos otros, que completaran ese mapa, mes a mes, pero los nombrados ya dan muestra de su singularidad y enorme atractivo.

Fotograma de Loving, de Slawomir Fabicki, Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Fotograma de Loving, de Slawomir Fabicki, Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

El Festival Internacional de Cine de Valencia ha hecho balance, tras la celebración de su 28ª edición entre el 21 y 28 de junio, y los resultados confirman su “crecimiento progresivo y continuado”. Las 24.000 personas que participaron en los diversos actos programados, a razón de más de 3.000 por día, así lo atestiguan. Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, valora esos datos como “un logro considerable en un panorama en el que el descenso de público que están experimentando las salas de cine está llevando al cierre de muchas de ellas”. Un logro considerable que agradecen las miles de personas que pueden ver películas de una altísima calidad internacional, gracias al único festival de cine existente en Valencia.

Encuentro con el público del director Rodrigo Cortés. Imagen cortesía de Cinema Jove

Encuentro con el público del director Rodrigo Cortés. Imagen cortesía de Cinema Jove

El cuidado y empuje tanto público como privado para que Cinema Jove siga creciendo hasta alcanzar la altura merecida se antoja básico. Islandia, con la tercera parte de población que Valencia capital, ha apostado por la industria cultural y está saliendo de la crisis gracias a su empuje. El público demanda espacios que iluminen tan oscuro panorama, y las salas de cine proyectan películas que van esa dirección. Sin ir mas lejos, la premiada en la Sección Oficial de Largometrajes, Loving (Milosc), del polaco Slawomir Fabicki, un drama de intenso calado emocional protagonizado por una pareja que, abocada al fracaso sentimental, sale finalmente adelante a base de un tenso pulso amoroso. A pesar de todo, fue la noruega Into the dark, de Thomas Wangsmo, la que contó con mayor afluencia del público que acudió a las 114 proyecciones de Cinema Jove, principalmente en las salas Berlanga y Rialto del IVAC-La Filmoteca.

La actriz Julia Kijowska en un momento de la película Loving, de Slawomir Fabicki. Premio Luna de Valencia. Cinema Jove

La actriz Julia Kijowska en un momento de la película Loving, de Slawomir Fabicki. Premio Luna de Valencia. Cinema Jove

Otra de las notas positivas del festival ha sido la “cada vez mayor presencia de contenidos vinculados a las nuevas tecnologías”, tal y como subraya la organización de Cinema Jove. También las nuevas tendencias como los fashion films, el crowdfunding o la animación, bien presente en la última edición, con el Premio Luna de Valencia otorgado a Jonathan Hodgson o el cortometraje ganador Oh Willy, de Enma De Swaef. Prime Animation se sumó igualmente a esa fiebre por el cine de animación, al reunir los mejores trabajos de las escuelas más relevantes a nivel internacional. Las visitas a la web del festival, con 36.539 nuevos usuarios, los 5.810 fans de Facebook o las 6.413 reproducciones de video en Youtube son datos igualmente concluyentes del paulatino crecimiento de Cinema Jove, un festival referente a nivel nacional e internacional. Una apuesta más decidida, tanto por el Festival Internacional de Cine de Valencia, como por aquellos otros que como él se convierten en reclamo cultural, mes a mes, darían protagonismo a un sector que puede ser, sin duda, el banderín de enganche para salir de la crisis.

Fotograma de Loving, del polaco Slawomir Fabicki, Premio Luna de Valencia. Cinema Jove

Fotograma de Loving, del polaco Slawomir Fabicki, Premio Luna de Valencia. Cinema Jove

 Salva Torres