Convent Carmen, clausurado en el mes del coronavirus

Comunicado de los responsables de Convent Carmen
Plaza Portal Nou, 6. Valencia
Marzo de 2020

Convent Carmen se halla clausurado desde el pasado 4 de marzo por decisión del Ayuntamiento de València. No están siendo días sencillos para las personas que formamos parte de este proyecto. En nuestra rueda de prensa del mismo miércoles ya advertimos que nos hallamos ante un ejercicio desproporcionado de violencia administrativa. Una lectura más pausada y pormenorizada de la resolución de cierre firmada por Manuel Latorre, Secretario Municipal del Ayuntamiento de València, y por Lucía Beamud, Concejala Delegada de Espacio Público, empeora este diagnóstico y permite descubrir que las verdaderas causas del cese son grotescas y, en esencia, inexistentes.

En primer lugar, cabe destacar que la resolución es nula de pleno derecho. El Ayuntamiento de València ha violado el procedimiento legalmente establecido al omitir el trámite de audiencia en las causas que han motivado la decisión de cierre. Ello supone una vulneración flagrante del artículo 82 de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y produce una indefensión jurídica tal que Convent Carmen ha optado por acudir directamente a los tribunales de justicia para solicitar el correspondiente amparo a través de la tutela judicial efectiva. De forma indirecta, esta omisión esencial en el procedimiento permite intuir la voluntad arbitraria de decretar un cierre por encima de las posibilidades que concede el Derecho. Así lo manifestamos el pasado miércoles en rueda de prensa y así lo ratificamos hoy por escrito.

Interior de Convent Carmen.

Por otro lado, y con anterioridad a la notificación de la resolución, desde el Ayuntamiento fue filtrada abundante y confusa información a los medios de comunicación acerca de diversas cuestiones que situaban a Convent Carmen fuera de la Ley: daños al patrimonio, tildarnos de restaurante, hacer mención a obras ilegales o acusarnos de incumplimiento de la normativa acústica son solo algunos ejemplos. Tras el ruido, las nueces: ninguna de estas cuestiones, que siempre hemos negado, ha dado soporte (lógicamente) a la resolución de cese. Tan solo ha sido la guarnición para predisponer un estado de opinión favorable a las hipótesis del Ayuntamiento que permitiera estigmatizar, a su vez, las prácticas de Convent Carmen. Estas líneas quieren servir también para reivindicar el compromiso de nuestra organización con el cumplimiento de la normativa. Destruir siempre resultó más sencillo que crear.

La resolución firmada por Lucía Beamud establece solo 3 cuestiones para motivar el cese de la actividad. En primer lugar, se acusa a Convent Carmen de falsedad en la DERE al haberla presentado “sin obras de habilitación”, pese a que el Ayuntamiento requirió la DERE de obras posteriormente y ello no solo permitió el inicio de la actividad, sino que hasta la fecha no ha supuesto la menor objeción por parte del Servicio de Actividades. En segundo lugar, también se nos acusa de no haber marcado en el modelo documental de la DERE la casilla relacionada con la ambientación musical, algo que fue igualmente subsanado antes del inicio de la actividad mediante la presentación de los correspondientes certificados acústicos, validados asimismo por el Organismo de Control Autorizado. Por último, la resolución se refiere también a la discrepancia entre el carácter efímero o indefinido de la actividad, una cuestión no solo resuelta desde el punto de vista documental, sino que la misma doctrina de los actos propios de la Administración avala. A ningún evento efímero se le permite permanecer abierto 17 meses de forma ilegal.

Público asistente a una de las actividades de Convent Carmen.

En síntesis, tras meses de instrucción y acusaciones públicas contra Convent Carmen, la ingente lista de agravios que el Ayuntamiento de València puede esgrimir queda reducida a 3 simples cuestiones formales, de escasa o nula envergadura legal. Tres elementos que no ponen en duda ni el cumplimiento efectivo de la normativa ni el impacto de la actividad en su entorno, pero que dejan en la calle a más de 50 personas, la mayoría de ellas menores de 30 años, y desposeen a la ciudadanía de un proyecto pionero destacado incluso por el jurado que designó a València Capital Mundial del Diseño en 2022. En este sentido, la actuación del Servicio de Actividades vulnera frontalmente el principio de proporcionalidad, recogido en el artículo 4 de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico de la Función Pública, que establece claramente que las Administraciones Públicas deberán elegir “la medida menos restrictiva” a la hora de exigir “el cumplimiento de requisitos para el desarrollo de una actividad”. A todas luces no ha sido el criterio seguido por el Ayuntamiento con Convent Carmen, sino todo lo contrario.

Dadas las circunstancias, la vía legal será el escenario donde trataremos de hallar el viraje en los acontecimientos al que el propio Alcalde de València se refirió el pasado miércoles. De hecho, a día de hoy la interlocución por parte de las instituciones sigue siendo inexistente. La inversión realizada, la escala y recorrido del proyecto o los daños ya ocasionados anticipan una demanda patrimonial millonaria. Y, más allá de los efectos inmediatos para todas las personas que formamos parte de Convent Carmen, la consecuencia más lamentable será que, de resultar ciertas nuestras razones, el coste de este desenlace lo terminará pagando la ciudadanía. La misma ciudadanía que, por cierto, reclama que el proyecto sea reabierto cuanto antes.

Sala de Convent Carmen.

El Festival Marenostrum, ¿cancelado por una “suposición”?

Comunicado de Marenostrum Music Festival
Con motivo de la clausura de su festival por parte de la Generalitat Valenciana
Viernes 8 de julio, 2016

Marenostrum Music Festival, empresa organizadora del Festival Marenostrum previsto para los días 8, 9 y 10 julio en Alboraya, y que fue suspendido por la Generalitat Valenciana a última hora, quiere hacer constar que el escrito de Conselleria “llegó siete meses después de ser solicitado, con el montaje realizado y con dos conclusiones totalmente ambiguas e interpretables”. El martes 12 de julio se abre una mesa de trabajo junto a Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, y un equipo de técnicos en busca de la mejor solución para esta situación que el festival califica como “irresponsable, incoherente e insensible por parte del grupo municipal de Compromís, la Conselleria y el Gobierno valenciano”.

La obligación de Marenostrum Music Festival de anunciar su cierre de puertas el pasado día 7 de julio y a tan sólo unas horas de ser inaugurada su tercera edición está basada en un informe de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio “que llega siete meses después de ser solicitado, motivado por una denuncia del grupo municipal de Compromís del 22 de junio y con el montaje del festival ya realizado”. Dicho montaje, continúan diciendo los responsables de Marenostrum, “se llevó a cabo amparado por un informe favorable de la Demarcación de Costas, integrada en el Ministerio de Medio Ambiente, junto con otros siete informes positivos de otras instituciones competentes”.

Informe de la Conselleria. Cortesía de Marenostrum Music Festival.

Informe de la Conselleria. Cortesía de Marenostrum Music Festival.

Los servicios jurídicos de la organización denuncian “las inexactitudes expuestas en el escrito de Conselleria y se preguntan si después de siete meses no hay argumentos más sólidos que una ‘suposición’ acerca del movimiento de tierras que en ningún momento se produjo y una interpretación acerca de que el evento ‘no es conveniente ni necesario’ para la localidad de Alboraya”.

“Este informe llevaba 7 meses sin llegar y se realiza motivado por una denuncia de Compromís, realizada a tan sólo 17 días del evento”, explican fuentes de la organización. Previamente a esta denuncia, fuentes de la Conselleria contestaron al Festival “que este informe no llegaría, y que la Conselleria ‘ni autorizaría ni desautorizaría’, permitiendo así que el evento se celebrara”.

Imagen de la zona del Miracle en Alboraya. Cortesía de Marenostrum Music Festival.

Imagen de la zona del Miracle en Alboraya. Cortesía de Marenostrum Music Festival.

La organización de Marenostrum Music Festival quiere poner en valor la regeneración realizada en la partida de Miracle, lugar en el que se debería realizar en estos momentos el Festival, y de la que han sido retiradas 15.000 toneladas de vertidos, depositados ahora en vertederos autorizados y bajo la supervisión de SEPRONA. Una zona hasta ahora abandonada y que servía como lugar para depositar todo tipo de deshechos de particulares. “Gracias a los más de 60.000 euros invertidos por la organización nos encontramos ahora con una zona apta para el cultivo y totalmente regenerada”, explican.

La actuación de la empresa se centra ahora, junto a sus servicios jurídicos, “en buscar la solución más justa para todas las partes. En este sentido se abrirá el próximo martes 12 de julio una mesa de negociación formada por la organización, la vicepresidenta y máxima responsable de Compromís, Mónica Oltra, y técnicos de las instituciones”.

La empresa no comprende “cómo se ha podido llegar al punto de tener que cancelar un evento que conlleva un impacto económico de 3 millones de euros, generando 500 puestos de trabajo directos y con el apoyo de más de 150 proveedores, gremios como el horchatero, agricultores del recinto y numerosos vecinos perjudicados”.

Por último, Marenostrum Music Festival quiere recalcar su “desagradable sorpresa al comprobar cómo el mismo día que el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, presentaba su programa paraguas junto a la Agencia Valenciana de Turismo para fomentar el turismo de festivales, dejaba caer al nombrado como mejor festival de la Comunitat Valenciana por la asociación FOTUR, con dos años de recorrido y con un cartel plagado de artistas de primer nivel mundial”, concluyen.

Estado de la zona del Miracle en Alboraya antes de la intervención de Marenostrum. Imagen cortesía de Marenostrum Music Festival.

Zona del Miracle en Alboraya. Imagen cortesía de Marenostrum Music Festival.

«El argentino es de mis acentos favoritos»

Entrevista a Clara Lago
Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove
Del 17 al 24 de junio de 2016

En medio de un encuentro en el Hotel Astoria recibo una llamada, es Marta, la encargada de prensa, me llama para saber si me interesan las entrevistas con Clara Lago y con Leonardo Sbaraglia. ¿Cómo no va a apetecerle a uno entrevistar a dos grandes actores como ellos? Me decido por Clara Lago, todo esto sin haber visionado la película que venían a estrenar a Valencia, Al Final del Túnel, de Rodrigo Grande. Un film argentino de suspense que pasaría el festival para prensa la mañana siguiente.

A las diez de la mañana se comenzaba a proyectar en la Sala Berlanga (qué pena que no le den a Piquer Simón el nombre de una sala…) la película, y la verdad es que no desagradó demasiado. Es cierto que sufre de ciertas incoherencias de guión, tiene personajes poco creíbles, casi esbozados, y un final demasiado simple para la trama que se va gestando. Eso sí, Clara Lago consigue que nos creamos que es de la misma Buenos Aires cuando aparece su personaje en el quicio de la puerta.

Esta vez estamos en el piso ocho del Hotel, en una mesita del pasillo hay una caja de una pizza, después de un largo viaje estarían más que muertos los pobres. Debido a que tenían que realizar las fotos del festival con ellos, nos preguntan si podemos hacer la entrevista desde la terraza.

Subimos hasta una sala acristalada llena de luz desde donde se podía ver la ciudad. Leonardo y Clara se hacen las fotos y en cuanto Sbaraglia puede asomarse a la terraza busca la forma de abrir la mampara, al final entre todos encontramos un balcón por donde podemos admirar la ciudad sin barreras. Leonardo es curioso y nos pregunta sobre las murallas, nosotros le contamos algo de la historia de la ciudad, todo lo que se puede contar en cinco minutos. Por fin, Clara Lago acaba con la sesión de fotos y podemos hacer la entrevista. Como verás, Clara es la que nos da la claqueta en la entrevista.

Clara lago. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Clara lago. Imagen cortesía de Cinema Jove.


Javier Caro

‘Al final del túnel’ clausurará Cinema Jove

Al final del túnel, de Rodrigo Grande
Película de clausura de Cinema Jove
Festival Internacional de Cine de Valencia
Del 17 al 25 de junio de 2016

La 31 edición del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por el Institut Valencià de Cultura, pondrá el broche final el día 24 de junio, con la película Al Final del Túnel.

Rodrigo Grande (Cuestión de principios) escribe y dirige este thriller, que está protagonizado por Leonardo Sbaraglia (Relatos salvajes), Pablo Echarri (Papeles en el viento), Clara Lago (Ocho apellidos vascos), Federico Luppi (El gurí) y Javier Godino (Pasaje de vida).

La vida de Joaquín (Leonardo Sbaraglia), un hombre en silla de ruedas, parece estar mejorando desde el día que alquiló una de las habitaciones de su casa a Berta (Clara Lago) y a su hija Betty.

Leonardo Sbaraglia en un fotograma de 'Al final del túnel', de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Leonardo Sbaraglia en un fotograma de ‘Al final del túnel’, de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Hasta que una noche trabajando en su sótano, Joaquín se da cuenta que un grupo de ladrones liderado por Galereto (Pablo Echarri) está construyendo un túnel que pasa por debajo de su casa para robar un banco cercano. Joaquín comienza a ejecutar un plan contrarreloj con el fin de intentar frustrar los propósitos de Galereto y sus secuaces.

La película fue una de las más vistas de este primer semestre de 2016 en Argentina. Su acción transcurre en ambientes cerrados y combina diferentes géneros, con un desenlace lleno de sorpresas. La crítica ha subrayado el ambiente dentro de la casa donde se sucede la trama, como propio el clima literario de Edgar Allan Poe. Un buen thriller repleto de tensión y vueltas de tuerca, que algunos han llegado a señalar como inspirado en Hitchcock o De Palma.

Al final del túnel se proyectará en el Teatro Principal de Valencia el viernes 24 de junio a las 22.00h, después de la gala de clausura y entrega de premios, con la presencia de su protagonista, Leonardo Sbaraglia. La película será distribuida por Warner Bros. Pictures España con fecha de estreno en cines el 12 de agosto.

Fotograma de 'Al final del túnel', de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘Al final del túnel’, de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.