Un Salón lleno de libros

Salón del Autor
Casino Cirsa
Avenida de las Cortes Valencianas, 59. Valencia
Sábado 3 y domingo 4 de febrero de 2018

La literatura es un arte que, salvo muy contadas excepciones  se practica de forma individual, en solitario. Pero si el escritor quiere llegar a los lectores debe contar con el apoyo de otros elementos que completan el proceso de creación: editoriales, distribuidoras, libreros, medios de comunicación, redes sociales, etcétera. Amazon y las plataformas digitales han abierto puertas antes inexistentes, pero el sueño del autor es contar con el respaldo de un sello editorial que incluya su obra en un catálogo y la acredite como tal.   La avalancha de nueva firmas que aspiran a consagrarse como narradores de ficción ha llevado a una especie de colapso y acceder a una editorial hoy día para un autor novel es prácticamente imposible. Ante la frustración que supone, unos optan por la autoedición y otros intentan jugar la baza de los premios literarios.

Integrar los distintos elementos implicados en la producción del libro es el objetivo de el Salón del Autor, un evento que se celebra por primera vez este fin de semana en Valencia. Las librerías Pinazo de Godella, Bibliomanía de L’Eliana, Bibliocafé y Clarion han unido sus fuerzas para poner en marcha un encuentro que reunirá en Casino Cirsa a los profesionales del sector del libro: editores, escritores, bloggers, ilustradores, traductores, correctores.

García-Lliberós

María García-Lliberós. Imagen cortesía de la autora.

“El objetivo que perseguimos es que sea un lugar de encuentro entre los diferentes profesionales del libro de donde surja nuevos y atrayentes proyectos editoriales y llegue a ser una referencia nacional ”, señalan los organizadores. “Nos hemos lanzado a la aventura porque detectamos la necesidad de ocupar este hueco en la actividad cultural de la Comunidad. Como libreros estamos en contacto con lectores, escritores, proveedores y también con futuros escritores, y observamos que muchos de ellos no saben por dónde empezar. No saben qué tipos de editoriales hay, cómo dirigirse a ellas,  qué premios literarios existen, qué recursos de marketing pueden usar, etcétera . Queremos que el Salón les oriente en ese sentido y  les resulte un experiencia enriquecedora para sus proyectos literarios”.

La idea es que el evento tenga periodicidad anual y que en próximas adiciones acoja a autores valencianos y de otras comunidades. Se llama 360º en referencia  a todos los profesionales que giran en torno a la creación de un libro.  “No queremos ser un congreso de una temática concreta, de estos ya hay muchos y algunos muy interesantes, trataremos todos los géneros y daremos formación en diferentes ámbitos”.

A lo largo de dos intensas jornadas se ofrece un programa muy variado, con charlas y mesas redondas sobre novela romántica, fantasía y ciencia ficción, literatura y cine, agentes literarios, bloggers y booktubers, ilustración, portadas, etcétera. También se celebrarán sesiones de speed date con editoriales, talleres de corrección y haikus y marketng para escritores.

Juan Miguel Aguilera. Imagen cortesía del autor.

Juan Miguel Aguilera. Imagen cortesía del autor.

Ya hay más de 250 personas inscritas. Entre los participantes: Paco Roca, Manuel Casañ, María García-Lliberós, Enrique Belloch, Carmen Alcayde, Marta Querol, Bernardo Carrión o Juanjo Braulio.

Los organizadores han elegido estas fechas porque no era conveniente que el evento coincidiera con Navidad, Fallas o la Semana de Pascua. A partir de abril y mayo el calendario encadena ferias de libros en muchas localidades. Febrero, que suele ser un mes tranquilo para las librerías era el mes más apropiado.

“Este evento no tiene que ver con la Feria del Libro y queremos diferenciarlo”, afirman. “En la feria hay todo tipo de fondo, aquí los únicos libros que estarán a la venta serán los de los ponentes, moderadores y asistentes. Y por lo que respecta al público, en nuestro caso, no buscamos cualquier lector que se acerca a echar un vistazo por si encuentra un libro que le llame la atención. Se trata un público profesional, se busca crear nuevos proyectos editoriales y formar a escritores, por lo que esto requiere de una atención especial que no se puede diluir en otro evento”.

Después de varios años en el furgón de cola del índice de lectura la Comunidad Valenciana alcanza mejores puestos, con  un 61’2% en el 2017 lo que representa un incremente del 7’7% con respecto a 2012. “Cualquier noticia que suponga el aumento de la lectura, que sea lea más y mejor, nos alegra muchísimo, nos entusiasma, creemos que los libreros tienen un gran papel en esto y que cada día se preocupan de ofrecer un buen fondo editorial y se mueven mucho para ofrecer planes interesantes a sus clientes”.

La mala noticia es que casi la mitad de los españoles, el 40,3% reconoce que no lee o casi nunca lee en su tiempo libre. Por eso todo tipo de actividades que potencien  el hábito de la lectura y el amor a los libros es bienvenida y debe ser apoyada y potenciada.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los pensamientos a mano de Sorolla

Sorolla, apuntes en la arena
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 25 de mayo de 2016

“Es un género frágil”, apuntó Felipe Garín, director del Centro del Carmen, refiriéndose al dibujo. De ahí las dificultades para su exposición. Joaquín Sorolla, dibujante compulsivo, realizó miles. Y no ha sido hasta ahora, gracias a un arduo trabajo de conservación y catalogación por parte del propio Museo Sorolla, que ven la luz los 120 expuestos en el Centro del Carmen. Son una parte minúscula pero muy relevante de los más de 5000 catalogados.

¿Por qué relevante? Porque como explicó el propio Garín y la comisaria de la exposición Sorolla, apuntes en la arena, Consuelo Luca de Tena, directora a su vez del Museo Sorolla, muestran “los procedimientos de trabajo” del pintor valenciano. Algunos de esos dibujos aparecen ligados a otros cuadros del artista, pero en líneas generales permiten conocer la singularidad de lo que fueron simples esbozos u obras con carácter propio. “Es una exposición muy útil, muy amena para el público en general”, destacó Garín. Para Albert Girona, secretario autonómico de Cultura, la muestra se centra en la elaboración de los dibujos que realiza Sorolla “a orillas de nuestras playas con elementos casi etnográficos”.

'Bajo el toldo, playa de Zarautz', de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

‘Bajo el toldo, playa de Zarautz’, de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

La muestra se halla dividida en algunos de los aspectos que primaron en la obra de Joaquín Sorolla: la playa, el mar, las mujeres, las barcas, las velas, los bueyes o el trabajo en el mar. Famoso por atrapar como nadie la luz del mediterráneo en sus lienzos, la apuesta que llega al Centro del Carmen extiende esa percepción a sus frágiles dibujos. Dibujos en los que Felipe Garín confirmó la práctica ausencia del color. “Es poco frecuente. Todo lo más utiliza el clarión para reforzar algún aspecto del cuadro”.

El conjunto de dibujos, junto a algún cuadro grande y ciertas notas de color, no se había expuesto hasta la fecha, lo que supone un valor añadido a estos “apuntes en la arena” de Sorolla. De nuevo, la fragilidad atravesando la totalidad. Fragilidad del dibujo, cuyo papel corre el riesgo de la degradación temporal, y fragilidad de los apuntes tomados a pie de la inconstante arena. “Sorolla pensaba con las manos”, subrayó Garín. Y sus manos, como el pensamiento, no sabían de irregularidades o dificultades para expresar aquello que Sorolla miraba con gran pasión.

Madre con su hijo, de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

Madre con su hijo, de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

Además, esa impulsividad a la hora de dibujar, le venía condicionada por la propia naturaleza. En ella, ningún objeto, ninguna figura está quieta. Y aunque lo estuviera, como recordaba el pintor, cambiaba por la luz del sol que tampoco está nunca quieta. Así veía Sorolla el proceso creativo y así se recoge en sus dibujos, donde bastan unos trazos para iluminar la figura femenina, un ser casi mitológico para el artista valenciano, sus barcas o esas playas inmortales de su vasta producción.

“Sorolla dibujaba como el que respira y producía estos dibujos casi a diario”, puntualizó la comisaria de la exposición, en la que también estuvieron presentes Beatriz Alventosa, directora comercial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, e Isabel Salgado, directora de exposiciones de la Obra Social La Caixa, como entidad colaboradora junto al Consorcio de Museos de una muestra producida por la Fundación Museo Sorolla. Garín abundó en la presencia del dibujo, “un género que no ha gozado de la importancia que merece”. A ver si ahora, tratándose de un material inédito de Sorolla, la cosa cambia. “Detrás de esa aparente naturalidad que tenía [Sorolla] al pintar” hay “una amplia disciplina de estudio y de dibujo”, concluyó Luca de Tena. Sorolla, apuntes en la arena, viajará después del 29 de mayo a Girona y Tarragona, tras haber pasado ya por Madrid y Lleida.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Figura en la arena, de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

Figura en la arena, de Joaquín Sorolla. Centro del Carmen.

Salva Torres