La locura de vivir al límite

Síndrhomo, de La Teta Calva
Teatro Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 14 al 18 de diciembre de 2016

El Teatro Rialto vuelve a poner sobre el escenario Síndrhomo, del miércoles 14 al domingo 18 de Diciembre, con parte de su trama actualizada. Esta producción de La Teta Calva se estrenó en junio de este año, pero vuelve con importantes cambios en una trama que encuentra en la locura, las decisiones más acertadas de una sociedad hambrienta de cambio. Síndrhomo sigue evolucionando, manteniendo su esencia tragicómica para mostrar la locura de tres personajes que viven la crisis de una sociedad con poca actitud para ayudar y apoyar a aquellos que pierden su casa, su empleo o su lugar en el mundo.

Síndrhomo hace una oda a la resiliencia, esa capacidad de las personas para sobreponerse y sobrevivir ante situaciones límite. Y utiliza el humor y la ironía como herramienta para entrar en los confines más oscuros de nuestro día a día.

“Y es que la vida es una locura. ¡Todo es una locura!”, confiesa María Cárdenas. «Que dejen sin hogar a una persona, así sin más, sin darle otra alternativa, me parece una verdadera locura. Por ello, utilicé la locura como vehículo para llevar a los tres actores por las emociones que pasan las personas que están padeciendo situaciones traumáticas. Pero también utilicé el humor o mejor dicho el sarcasmo, porque el optimismo y el buen humor forman parte de la fortaleza de cualquier persona para poder reponerse”, añade.

Síndhromo es una tragicomedia diogénica, que transforma la mierda en la que vivimos en abono para alimentar esa energía que necesitamos para seguir adelante. Síndhromo habla del reciclaje de la esencia de las personas porque somos capaces de resurgir después de haber tocado los fondos más profundos, más oscuros.

Síndrhomo, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Síndrhomo, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Son Merce Tienda, Manuel Valls y Leo de Bari los actores que participan en esta producción con un texto de María Cárdenas cargado de mordaz ironía y bajo la dirección de Xavo Giménez. Una de las variaciones con las que regresa es la utilización de la navidad como icono por excelencia de nuestra actitud más hipócrita. Por ello, aquellos que vieron ‘Síndhromo’ en su versión con las fallas como banda sonora, pueden ahora ver este peculiar “síndrome actual del homo sapiens” rodeado de espumillón y falsos deseos.

La Teta Calva es una compañía de teatro valenciana formada por Xavo Giménez y María Cárdenas, con producciones como ‘Penev’ (Premio Mejor Espectáculo de Teatro en el Festival Internacional de Huesca, Premio del Jurado a Mejor Espectáculo en Escenia 2015, finalista en los premios MAX como Mejor Espectáculo Revelación), ‘Llopis’ (nominado mejor actor Premios AAPV), ‘El oro de Jeremías’ y ‘Les Aventures de T. Sawyer’ (producido junto con el Centre Teatral Escalante).

El principiante Segrelles

Los dibujos académicos de Segrelles
Sala de Exposiciones de IberCaja
C / Barón de Cárcer, 17. Valencia
Inauguración: jueves 30 de abril
Hasta el 30 de mayo, 2015

Antes de alcanzar el éxito internacional, de ilustrar las portadas de publicaciones como The New York Times o la traducción de ‘Las 1.001 noches’ firmada por Vicente Blasco Ibáñez, mucho antes de convertirse en el artista que acabaría inspirando a cineastas como Guillermo del Toro, José Segrelles fue un niño de 8 años que demostraba un talento innato para dibujar en la escuela de su Albaida natal.

Un modesto centro de enseñanza primaria que un día visitó el Rector del Distrito Universitario de Valencia por aquel entonces, Francisco Moliner Nicolás, quien se quedó impresionado por el retrato que le hizo uno de los niños hasta el punto de insistir a su familia para que lo llevaran a la Escuela de Bellas Artes.

Fue así, por casualidad, como Segrelles llegó a la Academia de San Carlos en Valencia, donde de  1898 a 1903 tallaron a ese diamante en bruto con una formación cuyos frutos recoge la muestra ‘Los dibujos académicos de Segrelles’. Una exposición que se inaugura el 30 de abril y que puede visitarse hasta el 30 de mayo en la Sala de Exposiciones de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

La colaboración de coleccionistas privados ha permitido reunir un total de 34 piezas, la mayoría inéditas. Un extenso conjunto para trazar un recorrido por el aprendizaje del joven Segrelles en aulas que compartían talentos como Pinazo, Benlliure o Fillol, casi una escuela de genios en uno de los periodos más fértiles del arte valenciano.

«Esta selección de obra permite asomarse a una de las etapas más desconocidas y curiosas de un artista, su formación, cuando empiezan a despuntar las claves de su estilo» comenta Vicent Vila, comisario de la muestra y director del Escalante Centre Teatral, que ya acogió esta temporada una exposición sobre el pintor.

Sandro Carbó, miembro de la Asociación Española de Críticos de Arte y coautor del catálogo de esta exhibición, destaca el retrato que se realiza a través de sus obras tempranas de un periodo fundamental del artista cuando adquirió los sólidos fundamentos técnicos que le acompañarían el resto de su trayectoria, convirtiéndole en un ilustrador a la altura de maestros como Doré o Rackman. Pero antes tuvo que pasar por las aulas y someterse a las directrices de profesores como Antonio Muñoz Degrain o Sorolla, que llevaba a los alumnos a la playa para dibujar en movimiento.

Con solo 13 años, Segrelles recibió la Medalla de San Carlos por sus excelentes calificaciones, «aunque en sus trabajos de clase encontramos a un artista que intenta cumplir con las normas académicas al tiempo que va conformando su propio estilo» señala Joan Josep Soler Navarro, Miembro de ICOM-Unesco y otro de los autores del catálogo.

Una personalidad artística que, a medida que crece, va sintiéndose asfixiada por el ambiente académico. Sin embargo, su formación se verá truncada por la muerte de su hermano, que le obliga a regresar a su Albaida natal. Pero éste no es más que el cierre del primer episodio de una apasionante historia en la que Segrelles desarrolló una rica y fructífera carrera.

Una trayectoria a la que, paralelamente, se rinde homenaje en la muestra ‘J. Segrelles. El laberinto de la fantasía’, programada  hasta finales de mayo en el MuVIM. Una propuesta que se complementa perfectamente con este acercamiento al despertar del artista valenciano que realizan los 34 dibujos alojados en la Sala de Exposiciones de IberCaja, cercana al Mercado Central.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

André y Dorine, contra el Alzheimer

André y Dorine, de Garbiñe Insausti, Joé Dault, Edu Carcamo e Iñaki Rikarte
Compañía Kulunka Teatro (País Vasco)
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Domingo 26 de abril, a las 18.00h

En el patio de butacas siempre se mezclan risas y alguna que otra lágrima en las más de 200 funciones de ‘André y Dorine’ que se han realizado por una veintena de países (China, Francia, USA, Nepal, Taiwán, Siberia, Ecuador, Argentina, Cuba, Rusia, Finlandia, Turquía…). Una pieza que el Escalante estrena en Valencia el próximo domingo 26 con una función benéfica a favor de la AFAV (Asociación de Familiares Alzheimer Valencia).

Su director, Iñaki Rikarte, explica que el proyecto surgió a raíz de una noticia que vieron en un diario sobre el filósofo André Gorz:  «Nos inspiró la idea de tratar el amor en la vejez porque es algo de lo que rara vez se habla. Poco a poco, mientras se desarrollaba la trama, entró el tema del Alzheimer para reflexionar sobre el pasado, la identidad que conforman nuestros recuerdos, quiénes somos cuando empezamos a olvidar lo que fuimos».

Imagen de 'André y Dorine', de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral Escalante.

Imagen de ‘André y Dorine’, de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral Escalante.

En el trato de esta dolencia han huido de clichés para dirigirse a todos los públicos porque los niños, adolescentes y adultos extraen lecturas muy distintas sobre esta historia en la que tres actores interpretan a 15 personajes en el viaje al pasado y redescubrimiento de una pareja de ancianos tocada por el alzhéimer. Una enfermedad capaz de borrar momentos de su biografía, pero también de hacer que André y Dorine los vivan como si fuera la primera vez.

Humor y emoción se entremezclan en esta pieza sin palabras, que utiliza la gestualidad, la expresividad estética de las máscaras y una sensible ambientación musical. «Elegimos este tipo de puesta en escena porque queríamos que cada espectador pusiera el rostro y las expresiones a los personajes, según sus sentimientos al ver la obra. Creemos que el público también hace la función, por eso una misma escena a unos les despierta una sonrisa mientras que otros ríen abiertamente y otros se conmueven. Es realmente gratificante pensar que estamos tocando a la gente, que de verdad les generamos emociones», comenta el director de la obra, ganadora de galardones como el Premio Villanueva Mejor Espectáculo en 2011 (La Habana, Cuba) así como el Premio del Público y a la Mejor Dramaturgia en el BE FESTIVAL 2012 (Birmingham, Reino Unido).

El director del Escalante, Vicent Vila, vio ‘André y Dorine’ en la pasada edición de la Mostra Internacional MIM de Sueca y tuvo claro que tenía que ser una de las apuestas fuertes de la programación para esta temporada.  «Había que traer esta obra para que se pudiera ver en Valencia por su calidad artística y, sobre todo, por su temática social», comenta Vila, para quien el espacio adecuado para este tipo de propuestas es, sin duda, el teatro público.

Imagen de André y Dorine, de Iñaki Rekarte. Teatre Escalante

Imagen de André y Dorine, de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral  Escalante.

Escenarios sonoros en el Escalante

Cicle Teatre i Música
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Hasta el 7 de mayo

La música y el teatro hacen muy buenas migas. Las musas Euterpe y Talía pasean con frecuencia cogidas de la mano y la belleza de una enfatiza la de la otra. La sintonía y sinergias entre dos de las artes más antiguas suben al telón del teatro Escalante en el ciclo Teatre i música que durará hasta el 7 de mayo, con una doble vertiente. En funciones escolares entre semana y para el público familiar los domingos, a las 18 horas,  a precios populares, entre 4 y 5 euros. El Centre Teatral de la Diputación de Valencia ofrecerá cuatro espectáculos pensados para  espectadores a partir de seis años, procedentes de Italia, Madrid, Girona y Valencia.

Un instante de 'El mundo de Irene'. Imagen cortesía del Escalante.

Un instante de ‘El mundo de Irene’, de Afonix Producciones. Imagen cortesía del Escalante.

“Las piezas incluidas en esta programación no responden al formato clásico de musical”, señala Vicent Vila, director del centro teatral. “No se trata de obras de teatro con números de canto y baile, sino piezas en las que se utiliza la música de forma novedosa, utilizando instrumentos poco convencionales para enriquecer las técnicas teatrales y contar historias”.

El ciclo es una muestra de cómo evoluciona el teatro para niños, un campo de experimentación que permite romper con lo convencional y abrir nuevos horizontes, pues los niños “tienen la mente muy abierta y no compartimentan los géneros”.

En las próximas semanas el Escalante ofrecerá una selección de piezas en las que la música se reinventa y se sirve de otras técnicas más clásicas, como la narración oral o el clown, para contar historias que emocionan, divierten y amplían las  miras de los pequeños.

ESQUELETO ENAMORADO

Abrió el ciclo Canciones de miedo y risas (23-26 de marzo), una propuesta terroríficamente divertida la compañía madrileña Familia Scalofrini que  convierte el escenario en el salón de un viejo y tenebroso castillo donde tres músicos presentan a curiosos personajes que mezclan a partes iguales miedo, humor y ternura, como Anacleto el Esqueleto, enamorado hasta los huesos y que se disculpa si te asusta. Un concierto dramatizado que regenera la narración oral y en el que el humor actúa como hilo conductor, buscando en todo momento la participación de los pequeños espectadores.

Un momento del espectáculo 'Trash'. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

Un momento del espectáculo ‘Trash’, de Jashgawronsky Brothers Quartet. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

LENGUA DE SIGNOS

Del 30 de marzo al 2 de abril se representará El mundo de Irene, una pieza multimedia de la compañía catalana Afonix Producciones que obtuvo la mención especial del jurado en FETEN 2013 a la mejor composición e interpretación y una de las escasas propuestas de la cartelera accesible en lengua de signos. El músico Pep López se acompaña de instrumentos como el Udú africano o el Guzhen,  junto con la proyección de vídeos e ilustraciones, para recrear la peculiar visión sobre la vida de Irene, una niña sorda. El espectáculo trata temas tan presentes hoy día como la ambición, la homosexualidad, la muerte o el amor desde un prisma lleno de humor, sin dramatismos, que favorece el diálogo entre el adulto y niño sobre asuntos de los que rara vez se habla con los pequeños.

AL RITMO DEL CORAZÓN

La tercera propuesta llega de la mano de los valencianos Amores Grup de Percussió, todo un referente nacional y ganadores, entre otros galardones, de varios Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana. En BUMP! (del 6 al 16 de abril) colaboran con la guionista mejicana Silvia Macip, autora del texto, y con la actriz valenciana Lara Salvador Peydró en un espectáculo que cuenta la  historia de una chica con problemas cardiacos cuya infancia transcurre en un hospital, marcada por los latidos arrítmicos de su corazón. Esto le lleva a conocer el mundo a través de los sonidos percusivos que produce y a expresarse mediante la melodía. Una pieza vitalista que, a través de la palabra, el gesto y la música, nos lleva a descubrir el ritmo que cada uno genera en su interior.

Después de Pascua, del 4 a 7 de mayo, una  compañía italiana presenta Trash!. Jashgawronsky Brothers Quartet propone un espectáculo sin texto, que combina las técnicas del clown moderno con el reciclaje de elementos cotidianos para crear instrumentos musicales con escobas, ralladores y hasta papel higiénico. Asientos de wáter se transforman en guitarras eléctricas y cerditos de goma en insólitas marimbas para sonar impecablemente en un divertidísimo concierto que aboga por el reciclaje, enseñando a los pequeños que todo puede tener una segunda vida y que nada está totalmente gastado porque la materia no se destruye, si no que se transforma.

VÍDEOS PROMOCIONALES DE LOS ESPECTÁCULOS:

Canciones de miedo y risas: http://www.youtube.com/watch?v=MKD6XV9M3-Y

El Mundo de Irene: http://www.youtube.com/watch?v=d6y6TfiVCdg

BUMP! http://www.youtube.com/watch?v=iblRXfZL-J0

Trash! https://www.youtube.com/watch?v=2CiOjSqb8Ls

Imagen de una de las obras del Escalante.

Imagen del espectáculo BUMP! de Amores Grup de Percussió. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

Bel Carrasco