Sostenibilidad y conciencia social en Iboga

IV edición Iboga Summer Festival
Playa Tavernes de la Valldigna
28, 29 y 30 Julio de 2016

La cuarta edición del Iboga Summer Festival, el único festival español especializado en música balkan y en el que también tienen cabida los estilos gypsy, swing, ska y mestizaje, se celebrará en la playa de la localidad valenciana de Tavernes de la Valldigna con unas previsiones de asistencia de 30.000 personas. La organización, que repite ubicación en la localidad valenciana, espera así superar en un 36% los 22.000 “ibogueros” que participaron en la edición anterior.

El festival reunirá de jueves a sábado en su escenario principal a 24 artistas y bandas procedentes de 15 países y que conforman una programación en un 80% internacional. Encabezan el cartel el músico y compositor yugoslavo Goran Bregovic, uno de los máximos exponentes de la música balcánica en el mundo, que visita el Iboga por segunda vez; el rey del reggae africano Alpha Blondy, considerado heredero de Bob Marley; el beatboxer australiano Dub FX, que realizará en el Iboga la única parada española de su tour europeo; la banda británica de ska clásico de los 80’ Bad Manners, en plena celebración de su 40 aniversario; y la banda neoyorkina de ska de los 90’ The Slackers, en la que también será la única actuación en España de su gira internacional.  Por su parte, los grupos de swing Tape Five y Tia Bradza junto a Äl Jawala, Koza Mostra, Empatee du Weiss y Blow se presentarán por primera vez ante el público español en Tavernes.

La programación se completa con las actividades de la carpa de circo, que además de la final del concurso de bandas y de otros conciertos albergará diversas actuaciones en directo, batucadas y una treintena de sesiones de DJ, así como talleres multidisciplinares y varias charlas relacionadas con la sostenibilidad y la conciencia social. Precisamente en este ámbito el festival da un paso más en esta edición al garantizar un suministro eléctrico 100% verde y renovable, iniciativa que se suma a otras llevadas a cabo en años anteriores como la recogida selectiva de residuos o el uso de vasos reutilizables.

El Iboga colabora además con CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) para que personas refugiadas puedan visitar gratuitamente el festival y compartir su experiencia en el coloquio “La realidad de las personas refugiadas”, al que han sido invitados artistas del cartel que han sido testigos de conflictos internacionales como la guerra de los Balcanes.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Primer día y programa completo

Los ibogueros comenzarán a llegar a la zona de acampada a partir de mañana miércoles por la mañana y la carpa de circo empezará a funcionar ese mismo día por la tarde. El jueves 28 de julio, los italianos Empatee Du Weiss abrirán los conciertos del escenario principal con sus diferentes fusiones de ska, punk, balkan y reggae. Les seguirán los cabezas de cartel The Slackers y Alpha Blondy & The Solar System. Posteriormente,  los ibogueros podrán disfrutar de Dubioza Kolektiv, supervivientes de la escena musical de su Bosnia natal tras la guerra de los Balcanes y uno de sus representantes más reivindicativos con su mezcla de punk, rock, ska y folk; de la banda madrileña de ska Spin Te Kú y de las sesiones de los DJ Benny Page (Reino Unido), y Gramophoneizde (Serbia), ambos habituales de las pistas de baile europeas y presentes en numerosos recopilatorios.

El viernes 29 el swing será uno de los grandes protagonistas con el debut en España tanto de Tape Five (Alemania), con su puesta en escena cabaret, como de la pin-up de melódica voz Tia Brazda (Canada). En la senda del jazz pero sin abandonar el sonido electrónico, el trío de saxofones y batería Blow (Bélgica) será otro de los debutantes del día. El balkan estará representado por la formación franco-alemana Äl Jawala, otra de las presentaciones exclusivas del festival, los ya incondicionales del Iboga Bohemian Betyars (Hungría), y los valencianos X-Fanekaes. Desde Rusia, los tan controvertidos como divertidos Little Big revolucionarán el final de la noche con su mezcla nuclear de gypsy punk con una base de electrónica. Y todo ello encabezado por la actuación del yugoslavo Goran Bregovic, máximo exponente internacional de la música balcánica, con su Orquesta de Bodas y Funerales.

El comienzo de los conciertos del sábado 30 está reservado al ganador del concurso de bandas, cuya final tendrá lugar durante el festival en la carpa de circo. En el programa de este último día, Iboga apuesta por la diversidad de géneros con la nueva cumbia chilena de Chico Trujillo. A ellos se unirán, además del ska de Bad Manners, los que fueron representantes de Grecia en Eurovisión Koza Mostra, y el punk rock con reminiscencias balkan de Kultur Shock (EE UU). Tras ser aclamados en la pasada edición, los belgas Opmoc, con su mestizaje de funk, punk, hip hop, ska y salsa, vuelven en esta jornada de cierre junto a los gallegos Chotokoeu (Galicia) y la numerosa formación valenciana La Trocamba Matanusca.

‘Refugio ilustrado’ de APIV en la 51ª Feria del Libro

‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de APIV
51ª Feria del Libro de Valencia
Jardines del Real o Viveros
San Pío V, s/N, Valencia
Del 23 de abril al 1 de mayo de 2016

La exposición anual de la Associació Professional d’Il·lustradors de València – APIV-, dedicada este año a las personas refugiadas, se inaugurará el próximo 23 de abril en la Fira del Llibre de València con el título ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’. La asociación, que lanzó en enero la campaña gráfica Refugio ilustrado “en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada ‘crisis de los refugiados’ y de la inoperancia de los países europeos”, ha recibido en tres meses más de 270 ilustraciones provenientes de nueve países de Europa y Latinoamérica, además de la participación del artista sirio Yaser Safi. Todas las ilustraciones de la campaña pueden verse en las páginas www.refugioilustrado.tumblr.com y www.facebook.com/refugioilustrado

Como cada año desde 2007, la Associació Professional d’Il·lustradors de València -APIV- participa en la Fira del Llibre de València con una exposición y una serie de actividades relacionadas con la divulgación de la ilustración y el cómic. Si el año pasado la exposición de APIV giró en torno a la figura del cantautor Ovidi Montllor y la canción comprometida, este año, la terrible realidad que viven las personas refugiadas sumada a la voluntad de los y las profesionales de la ilustración de aportar su trabajo para alzar la voz y denunciar esta situación, ha impuesto la elección del tema de la exposición.

 

Cartel de la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Cartel de la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

Según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), en la actualidad, alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus casas y a buscar protección en otro lugar; la cifra más alta de desplazados desde la Segunda Guerra Mundial. A la terrible situación que atraviesan desde hace décadas las personas refugiadas o en busca de asilo que huyen de países como Afganistán, Irak, Eritrea, Pakistán, Nigeria, Somalia, Sudán, Gambia o Mali, la guerra que azota Siria desde hace cinco años y el desplazamiento forzoso de cientos de miles de personas hacia las fronteras europeas, ha convertido esta triste realidad en un gran fenómeno mediático, manipulado en muchos casos con fines ideológicos y sirviendo de excusa para la promulgación de leyes reaccionarias, restrictivas y con claros tintes xenófobos.

Los países europeos, entre ellos España, no están respondiendo ni con la celeridad ni la eficacia suficientes a la llamada de auxilio que ensordece sus fronteras. El último movimiento, el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía según el cual las personas migrantes irregulares y refugiadas en Grecia son deportadas a Turquía a cambio de reubicar en Europa a refugiados que ya estén regularizados en Turquía —un mercadeo del que se habla eufemísticamente como “mecanismo temporal para desincentivar las llegadas irregulares”—, ha dado como resultado la transformación de algunos centros de acogida en centros de internamiento y la detención arbitraria de personas en grupo, en ocasiones durante semanas, mientras esperan noticias sobre sus peticiones de asilo y sobre su futuro, tal como denuncian las oenegés y los voluntarios internacionales.

Ilustración César Barceló, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración César Barceló, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

Ante esta vergonzosa situación, y convencida del poder comunicativo y sensibilizador de la ilustración, la Associació Professional d’Il·lustradors de València -APIV- impulsó en el mes de enero una campaña gráfica abierta en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada “crisis de los refugiados” y de la inoperancia de los países europeos. Una campaña titulada Refugio ilustrado que, en los últimos tres meses, ha ido creciendo gracias a las aportaciones altruistas de los más de 270 ilustradores e ilustradores que han participado desde diversos países como Siria, Rusia, Italia, Francia, Irlanda, México, Chile, Argentina o España. Entre todas las imágenes, han sido seleccionadas las 150 que componen la exposición “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, que se inaugurará el próximo día 23 de abril a las 13.00 en la carpa de la Generalitat Valenciana de la 51ª Fira del Llibre de València. Antes de la inauguración, a las 11.00 en el Museo de Ciencias Naturales de los Jardines de Viveros, tendrá lugar una mesa redonda en la que se abordará la situación de las personas refugiadas desde diferentes ópticas. Participarán en esta mesa Javier de Lucas —catedrático del Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València—, Jaume Durá —en representación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado CEAR—, Esther Sánchez —en representación de la Agencia de la ONU para los refugiados ACNUR— y una representante de la plataforma ciudadana Valencia Ciudad Refugio.

Desde APIV, consideramos que los y las profesionales de la ilustración, el cómic o las artes plásticas y visuales, pueden contribuir con sus imágenes a despertar el espíritu crítico y la conciencia de una sociedad en cuyo seno la fe en la humanidad pierde fieles a pasos agigantados. La ilustración, como la poesía, es un arma cargada de futuro. El trabajo de los ilustradores y las ilustradoras, entendido como la comunicación gráfica de las ideas, tiene, entre otras muchas virtudes, la facultad de convertirse en un grito silencioso, en un arma de sensibilización masiva, en un potente esperanto de carácter universal.

Nuestra intención con esta campaña es la de tratar de propiciar la reflexión, la fraternidad y la solidaridad entre la sociedad española y exigir responsabilidades a nuestros gobernantes locales, estatales y autonómicos. Con este fin, las ilustraciones seleccionadas para esta exposición ofrecen un retrato general de la situación de las personas refugiadas desde diversos puntos de vista: la vida diaria en los campos de refugiados, la solidaridad o la insolidaridad por parte de la ciudadanía y los Estados, la manipulación informativa o las condiciones en las que serán recibidas las personas refugiadas en nuestro país.

Ilustración de Luis Demano, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración de Luis Demano, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

El primer artista invitado a sumarse a la campaña fue el pintor y grabador sirio Yaser Safi con su obra Militarization de 2014. En la exposición, podrán verse las obras de ilustradores e ilustradoras de diferentes generaciones, estilos y trayectorias como Juan Berrio, Sonia Pulido, El Roto, Ajubel, Javier Olivares, Rocío Araya, Pep Carrió, Enrique Flores, Erica Fustero, Riki Blanco, Diego Flisfisch, Cachetejack, Luis Demano, Núria Tamarit, Julia Cejas o Joan Negrescolor.

Una sociedad como la nuestra, que no hace tanto tiempo padeció en sus carnes el exilio forzoso de cientos de miles de personas tras una guerra cruenta y fratricida, no puede olvidarse ahora de sus abuelos desperdigados por Europa y Latinoamérica. Si hacemos eso, si permitimos que se mire hacia otro lado, que se comercie con la vida y la dignidad de las personas, la historia no nos va a perdonar.

Decía André Malraux que el arte es lo único que resiste a la muerte; la obra de arte como un acto de resistencia. Esperamos que estas ilustraciones, con su subjetividad, su grado de opinión y su impacto emocional, no sólo nos ayuden a comprendernos y a reaccionar a tiempo sino que queden como testigo y documento de lo que alguna vez permitimos o estuvimos a punto de permitir.

Ilustración de Enrique Flores, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración de Enrique Flores, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

APIV

 

Colectivos literarios: Yo escribo, tú escribes…

Colectivos literarios de Valencia
Generación Bibliocafé, El Cuaderno Rojo, Lab, Valencia escribe

El oficio del escritor es solitario, una pugna diaria entre la creatividad de su mente y las exigencias de la página en blanco. Los autores se nutren de su propia experiencia, de sus lecturas y viajes, pero también de su relación con otros colegas en las que con frecuencia se entremezclan rivalidad y compañerismo. Las tertulias de poetas, filósofos y literatos son tan antiguas como la Humanidad y han perdurado durante siglos.

Con la irrupción de las nuevas tecnologías se ha dado un paso más, una nueva vuelta de tuerca. Una interrelación más frecuente y estrecha entre los escritores a través de internet y las redes sociales. También la oportunidad de la autoedición, pues muchos que antaño sólo tenían la posibilidad de publicar si ganaban algún premio literario puedan ver hoy sus textos en papel compartiendo páginas y título con sus compañeros. Obras ‘multifirmas’. Los colectivos literarios que funcionan en Valencia ya han generado una biblioteca propia que crece cada día. Los más prolíficos son ‘Generación Bibliocafé’ y ‘El Cuaderno Rojo’. Pero también ‘Lab’ o ‘Valencia escribe’ han editado recientemente libros de relatos.

‘El Cuaderno Rojo’, en homenaje a la novela de Paul Auster, se creó en 2010. Varios alumnos que ese año cursaron los talleres de Antonio Penadés y Santiago Posteguillo decidieron crear un grupo que les permitiese seguir en contacto. “No sólo para tomar cervezas, que también, sino para seguir aprendiendo a escribir y darnos apoyo mutuo en la creación de textos”, dice Bernardo Carrión, uno de los fundadores. ‘El Cuaderno Rojo’ nació en una fecha simbólica, el 23 de abril de 2010, Día del Libro con un grupo de nueve personas en torno a Santiago Álvarez y un grupo de Yahoo!

“Durante los tres años siguientes el grupo cruzó 6.000 mensajes y se sucedieron todo tipo de reuniones para hablar de tramas, personajes o cualquier asunto relacionado con la creación literaria”, recuerda Carrión. “El grupo también se abrió a su entorno y programó actividades abiertas como las liturgias del escritor, en que un autor explicaba su forma de trabajar, o las mesas redondas con varios invitados. Esta primera etapa culminó con la publicación de 11 monstruos por encargo, una antología editada por Acen”.

Portada del libro '11 Monstruos por Encargo'. Cortesía de sus autores.

Portada del libro ’11 Monstruos por Encargo’. Cortesía de sus autores.

Tras tres años de actividad se duplica el número de sus miembros, de 11 a 22, y en mayo de 2014 aparece la segunda antología de 22 relatos, Cuentos del tarot. Actualmente se están preparando dos nuevas antologías: Sangre y niebla y Guerra y mujer.

Varios miembros del grupo ya han publicados novelas en solitario, en el caso de Jordi Llobregat (El secreto de Vesalio) con derechos vendidos a varios países. También son autores conocidos: Marta Querol, Vicente Marco, Santiago Álvarez y  Miguel Ángel Badal. Además del propio Carrión otros miembros ya tienen novelas acabadas en fase de prepublicación: Enrique Huertas, Raúl Borrás, Marina López y Yolanda León.

Con una docena de títulos publicados, ‘Generación Bibliocafé’ (GB) es uno de los colectivos más prolíficos, vinculado a la cafetería librería del mismo nombre que cerró el año pasado. Desde entonces Wayco, en la calle Gobernador Viejo, es su punto de encuentro al que también acuden los colegas de ‘El Cuaderno Rojo’.

“Este año hemos publicado dos libros y tenemos otros dos en marcha”, dice Mauro Guillén uno de los fundadores que se encarga de las tareas de edición. “Al principio éramos ocho autores y ahora ya somos 56 escritores que disfrutamos con los libros por partida doble, al  escribirlos y al leerlos”.

Portada de Horacio Silva del libro 'Por amor al arte',

Portada de Horacio Silva del libro ‘Por amor al arte’. Cortesía de sus autores.

Arte e inmigración

Uno de sus últimos trabajos es Por amor al arte, 28 relatos sobre museos y el mundo de las artes plásticas, con una magnífica portada de Horacio Silva. “Es el libro que mejor ha funcionado, se ha vendido bien y a la gente le gusta mucho. Se nota que el grupo ha madurado y se empiezan a vislumbrar a buenos autores”, cuenta Guillén.

La GB editó un libro comprometido contra la violencia de género y también Relatos sin fronteras, un proyecto solidario en colaboración con el CEAR  y la Fundación por los Derechos Humanos. Son 23 historias, la mayoría muy duras, pero llenas de esperanza. Los beneficios de las ventas están destinados a estas dos instituciones.

Lab, portada del libro.

Portada del libro ‘Once cámaras acorazadas’, de Lab. Cortesía de sus autores.

Sin dogmatismos

Imprevisualizaciones y Once cámaras acorazadas son los títulos editados por ‘Lab’, colectivo de escritores fundado en 2011 que celebra reuniones periódicas en la Galería Imprevisual. “Nos caracterizamos por rehuir todo tipo de dogmatismos, por poner a prueba el empaque de los escritores criticados y por cierto frikismo en torno hasta qué punto las metáforas deben ser sutiles”, dice Ximo Azagra, uno de los fundadores.

En Once cámaras acorazadas, pese a la libertad de temática, género y estilo se da un punto común: una visión existencial desencantada. “Los protagonistas no tienen grandes aspiraciones y llevan con relativo estoicismo su enfrentamiento a conflictos vitales, pero dudan que su solución vaya a mejorar su vida”, comenta Azagra. “Hay tres tipos de miradas: realistas, con más mala uva y más especulativas”.

‘Valencia escribe’ es otro colectivo que se mueve mucho por  Facebook, que ha publicado su primer libro de relatos, Buffet Libre, editado por Guillen, en el que participan también algunos autores de la GB.

Portada de Buffet Libre, de Valencia escribe. Cortesía de sus autores.

Portada de Buffet Libre, de Valencia escribe. Cortesía de sus autores.

Bel Carrasco

Barcelona o muerte

Barcelone ba Barsakh, de Nacho Gil y Cristina Vergara
Sala SGAE
C / Blanquerías, 6. Valencia
Jueves 5 de febrero, a las 19.00 h

Conquistar el paraíso o morir ahogados en el mar.  Los senegaleses que se enfrentan a los peligros de un incierto viaje tienen un lema, Barcelona o Barsaj. Barcelona representa su ilusión de alcanzar un territorio propicio a realizar sus sueños, un triunfo similar al del famoso club de fútbol que todo el mundo admira. Barsaj significa la muerte, el más allá, un fracaso que les costará la vida. Cuando consiguen llegar a la tierra prometida muchos exclaman: ¡Barcelona, Barcelona! o ¡Barça, Barça!, expresando así su satisfacción por haber alcanzado su objetivo.

Fotograma del cortometraje 'Barcelone ba Barsakh', de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

Fotograma del cortometraje ‘Barcelone ba Barsakh’, de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

‘Barcelone ba Barsakh’, en lengua wólof de El Senegal,  es el título de un cortometraje de ficción de 13 minutos, dirigido por Nacho Gil y Cristina Vergara, que se estrena en la SGAE  el 5 de febrero, a las 19 horas. Producido por Faules, fue rodado durante una semana de la pasada primavera en localizaciones de Valencia: Benimaclet, la playa de la Malvarrosa, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, los Viveros, etcétera.

Cuenta la historia de Demba, personaje interpretado Thimbo Samb, un senegalés de 27 años que posee un gran talento dramático y forma parte del grupo de teatro de CEAR.  “Thimbo es una persona carismática y alegre que demuestra un gran talento interpretativo”, dice Vergara. “En Valencia estudió interpretación pero tuvo que dejar las clases para poder ganarse la vida. Su historia personal y sus experiencias nos ayudaron a escribir la historia de Demba, que es un poco su otro yo, aunque dimos al relato un tono onírico más que realista”.

Fotograma de 'Barcelone ba Barsakh, de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

Fotograma de ‘Barcelone ba Barsakh, de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

Colaboración de CEAR

Los guionistas contaron con la colaboración de representantes de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), que les ayudaron a conocer la realidad de la inmigración y los dramas que viven sus protagonistas. Además, les conectó con los dos actores que forman parte de su grupo teatral, Thimbo Samb y Abdoulaye Sy.

El proyecto nace con la intención de crear un cortometraje de ficción que aborda algunos aspectos de la realidad de la inmigración. “Tenemos noticia de cientos de muertos en el mar Mediterráneo y nadie hace nada por evitar esta tragedia”, dice Vergara. “La inestabilidad y los conflictos de algunos países, los saqueos de sus recursos naturales o la especulación con los precios de los alimentos, son algunos de los motivos que les impulsan a huir. Los países del norte tenemos una gran responsabilidad en ese aspecto”.

El cortometraje trata también el tema de las oportunidades, de la capacidad de elección de las personas en momentos claves de su vida. “Muchas deciden arriesgar sus vidas y las de sus hijos por un futuro incierto”, añade Vergara. “La suerte se torna decisiva y crucial en el viaje. Una vez superada la prueba, las dificultades continúan. Se enfrentan a los CIE, la falta de cobertura sanitaria y los problemas que les ponen las autoridades locales para poder realizar la venta ambulante”.

Fotograma de Barcelone ba Barsakh, de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

Fotograma de Barcelone ba Barsakh, de Nacho Gil y Cristina Vergara. Imagen cortesía de los autores.

‘Barcelone ba Barsakh’ ha sido un proyecto muy especial para Nacho Gil. “Durante la fase de guión la historia fue evolucionando y en todo momento tuvimos muy presente de qué manera queríamos transmitir las ideas que queríamos incorporar en el guión”, dice el director. “Estudiamos las posibilidades de elección, la soledad del protagonista, pero a su vez, su alegría y su energía que le llevan a hacer amistades y a iniciar vínculos con personas cercanas”.

La historia arranca cuando Demba lleva ya un par de meses viviendo en Valencia, después de un duro viaje. Es un momento de inflexión en la vida del personaje, todo ha cambiado y en el camino ha sufrido una gran pérdida. El mar y el cielo de Valencia son nexos muy importantes en la historia. “Por una parte, el mar nos acerca a las raíces de Demba, a su ciudad natal Kayar en Senegal, donde el mar alimentaba a su familia, le daba trabajo y esperanzas”, dice Gil. “Pero también le arrebató algo muy preciado, y ha sido un terrible adversario al que superar en su peligroso viaje”.

Para recrear el viaje de Demba el guion incluye un pasaje sonoro que transmite sensaciones de peligro y drama, compuesto por Miguel Gómez Ortín, autor de la banda sonora del corto. Junto a Thimbo Samb, los actores  valencianos Marta Rey y Jesús Martínez, y Abdoulaye Sy, joven inmigrante senegalés de Dakar, que encarna a Aziz, amigo de Demba.

Fotograma del cortometraje de Nacho Gil y Cristina Vergara.

Fotograma del cortometraje de Nacho Gil y Cristina Vergara.

Bel Carrasco