Nace Animat para impulsar la animación

Nace la asociación ANIMAT
Por la reactivación del sector audiovisual valenciano
Marzo de 2016

ANIMAT es una nueva asociación que nace con el ánimo de impulsar el sector de la animación en Valencia. Representa a los estudios más importantes de la comunidad, conscientes del talento y del potencial de la animación valenciana. La industria de la animación es el sector del audiovisual español que más exporta. El 70% de la facturación de los estudios proviene del exterior.

Tradicionalmente el sector de la animación ha sido ignorado por TVV, quizá ésta sea una de las razones por las que la desaparición del ente público no ha tenido un impacto negativo sobre el sector de la animación que paradójicamente ha crecido en términos de producción y reconocimiento internacional. Mientras se destruía la mayoría del empleo del sector audiovisual valenciano a lo largo de los últimos 5 años, la animación valenciana creaba más de 800 puestos de trabajo. Las únicas producciones valencianas que están actualmente en emisión son las de animación, tanto en España como en el resto del mundo, donde se han exportado a más de 100 países.

Clay Kids, de Javier Tostado.

Clay Kids, de Javier Tostado.

A continuación relacionamos algunos hitos recientes de la animación valenciana: 5 Goyas, 1 premio en el Festival de Annecy, 1 Silver Telly Award en USA, Premio al Mejor Proyecto de Inversión otorgado por la Asociación Española de Business Angels, 1 Promax Norteamérica (Oro y Plata), 1 AWWWARDS en Nueva York, 1 Premio de publicidad El Chupete,1 CyberLion de Oro en el Festival Internacional de Cannes Lions, 1 Animamundi – on the road, 1 BAFF (British Animation Film Festival), 1 Jerry Goldsmith, 11 galardones en festivales internacionales para el largometraje “Poseso”, Liderazgo de audiencia en la cadena británica Kix durante 2 meses, obtenido por la serie Clay Kids, también obtiene las mejores audiencias de su franja horaria en Clan, Coproducción norteamericana para el largometraje Animal Crackers.

La creación, producción, distribución, emisión y promoción de los contenidos de animación y sus derivados debería configurarse como una parte importante del cambio de modelo productivo de la Comunidad Valenciana, con el objetivo de fomentar la innovación tecnológica, potenciar el crecimiento económico, generar nuevos empleos, atraer talento y suscitar nuevas oportunidades en otras industrias creativas, culturales y tecnológicas.

Arrugas, de Paco Roca.

Arrugas, de Paco Roca.

Según el reciente informe Focus on Animation, encargado por la Comisión Europea, “… los éxitos de la industria de la animación son una prueba concreta de la capacidad de las industrias creativas para contribuir a la diversidad cultural y a la generación de  empleo, mediante el aprovechamiento de todo el potencial de las tecnologías digitales. La animación se ha convertido en la rama del sector audiovisual con mayor potencial en términos de audiencia y contribuye en gran medida a la diversidad cultural en Europa y a la circulación y promoción de la cultura europea en todo el mundo.”

Se trata de un éxito de los profesionales europeos de la animación, que no hubiese sido posible sin un apoyo institucional decidido a través de la aplicación de una serie de medidas: cuotas de pantalla establecidas en los países miembros tanto para producciones locales como para producciones de otros países europeos; incentivos fiscales a la inversión en producción audiovisual; ayudas del programa Europa Creativa que fomentan la coproducción entre productores independientes de diferentes estados, así como la Participación de cadenas TV europeas en la coproducción de las obras.

En ANIMAT pensamos que la reactivación del sector audiovisual valenciano debe entenderse en un contexto europeo y contar con la animación como uno de sus principales activos.

En Europa se ha extendido el modelo de la coproducción para la creación de obras audiovisuales, capaz de sumar talentos y capacidades de productores independientes de diferentes países, a los que suelen sumarse como co-productores las cadenas de TV pues les permite reducir costes, seleccionar proyectos interesantes, contar con equipos especializados y delegar la comercialización en los productores independientes o en distribuidores. El productor por su parte se beneficia de la promoción que realiza la cadena de TV, cubre una parte de la financiación y consigue acceder a subvenciones europeas.

Señor Trapo, de Francisco Gisbert.

Señor Trapo, de Francisco Gisbert.

El apoyo de la nueva cadena autonómica supondría un nuevo impulso para la puesta en marcha de proyectos valencianos de animación. Pensamos que debería estudiarse la posibilidad de crear un canal 100% infantil en la nueva televisión valenciana, quizá la medida más efectiva para el fomento del valenciano.

Las cadenas temáticas infantiles gozan de muy buenas audiencias, Clan ha sido durante mucho tiempo líder de las cadenas temáticas, superando en algunas ocasiones a La 2 de TVE, con audiencias muy superiores a Tele Deporte y al canal 24h de TVE. En lo que respecta a la Cadena Super 3 de Cataluña el éxito es similar. La animación valenciana necesita una ventana para conectar con el público de origen.

Si existe la voluntad de cambiar el modelo productivo de la Comunidad Valenciana, reducir el paro y revitalizar el sector audiovisual, pensamos que sería útil que el 100% de los contenidos adquiridos o coproducidos por la nueva TV fueran producciones valencianas. Se trata de una medida que no implica un coste adicional, tan solo hace falta voluntad en la redacción de la nueva Ley.

Una apuesta decidida por la animación también podría mejorar la imagen de España en el panorama europeo, donde la cadena Clan de TVE bate el récord tanto en la emisión de series de animación norteamericanas como en la no emisión de series de animación nacionales.

El Observatorio Audiovisual Europeo en su último informe concluye que el retorno local por cada euro invertido en animación es cuatro veces superior. Pensamos que en los próximos años deberíamos trabajar todos juntos, instituciones, empresas y profesionales, en la creación de una marca Valencia que se asocie con la innovación y la calidad. Y en la que pensamos que la animación valenciana puede aportar su granito de arena.

El vendedor de humos, de Jaime Maestro.

El vendedor de humos, de Jaime Maestro.