El cine manierista de Brian de Palma en Cinema Jove

El joven Brian de Palma
33 Festival Cinema Jove
Del 22 al 29 de junio de 2018

Contemplar a un Robert de Niro casi imberbe en una cinta independiente rodada en 1968, ‘Saludos’ (‘Greetings’), es sólo uno de los grandes atractivos de la sección ‘El joven Brian De Palma’, que forma parte del programa de la 33 edición de Cinema Jove, certamen organizado por el Institut Valencià de Cultura y que se celebra en València del 22 al 29 de junio. Esta retrospectiva aborda la producción del cineasta estadounidense hasta los 40 años, mucho antes de rodar ‘Los intocables de Eliot Ness’ o ‘Misión: imposible’.

El ciclo incluye una película inédita, los primeros éxitos comerciales y de crítica del director y, en conjunto, un buen elenco de películas que muestran su evolución desde el cine más experimental de finales de los sesenta hacia el híbrido entre suspense, erotismo y cine de terror que lo caracterizó en los setenta. Brian De Palma sucede así a David Lynch en esta sección de Cinema Jove en la que, como cada año, se aborda la etapa juvenil de un cineasta consagrado.

‘Carrie’ o ‘Vestida para matar’, son algunos de los títulos más conocidos dentro de un ciclo que consta de ocho películas, se proyectará íntegramente en el Centre del Carme y tendrá un colofón muy especial: el documental ‘De Palma’, grabado durante diez años y en el que el propio director analiza una carrera extensa que abarca casi seis décadas.

Fotograma de El fantasma del paraíso. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de El fantasma del paraíso. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Película inédita y musical de culto

Los inicios de Brian De Palma nos zambullen en el terreno del cine experimental más arriesgado. Es el caso de ‘Greetings’ (1968), donde podemos ver la segunda incursión en la gran pantalla de un jovencísimo (y entonces desconocido) Robert de Niro, integrante del disparatado trío protagonista de esta cinta claramente independiente. Es también el caso de ‘Murder à la mod’ (1968), película inédita que constituye una auténtica rareza y muestra los lenguajes narrativos explorados por el director en sus inicios, muy alejados del cine de género de corte clásico que cultivó más tarde.

Otra de las curiosidades del ciclo es la particular revisión de los mitos del fantasma de la ópera y Fausto que realizó el director en 1974 y que dio lugar a ‘El fantasma del paraíso’, una suerte de ópera rock satírica que entra en el terreno del kitsch y que, para muchos, está emparentada con el musical de culto quizá más famoso de la historia, ‘The Rocky Horror Picture Show’.

Para entonces Brian De Palma ya empezaba a ser un director conocido gracias a un largometraje anterior, ‘Hermanas’ (1973), claramente inspirado en el maestro Hitchcock y que también podremos disfrutar en la 33 edición de Cinema Jove. Esta película supuso, en su día, el primer éxito tanto de crítica como de público de Brian de Palma y, también, un impulso importante en la carrera de la actriz protagonista, la canadiense Margot Kidder, recientemente fallecida y recordada por el gran público por encarnar a Lois Lane, la novia de Superman, en la famosa saga cinematográfica de los ochenta. El siguiente título del director, en la misma línea del ‘thriller’, fue ‘Fascinación’ (1976), que ya contó con una nominación a los Oscar de Hollywood y fue el precedente inmediato de su consagración.

Fotograma de Carrie. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de Carrie. Imagen cortesía de Cinema Jove.

El éxito descomunal de ‘Carrie’

Avanzada la década de los setenta, Brian De Palma lleva al cine, por primera vez en la historia, una novela de Stephen King, lo que supone la incursión definitiva del director en el cine de terror, género que hasta entonces había bordeado. El resultado, ‘Carrie’ (1976), fue un auténtico bombazo internacional, un éxito de taquilla y, de nuevo, una catapulta para su actriz protagonista, una jovencísima Sissy Spacek. A partir de aquí, la carrera de Brian de Palma, que entonces tenía sólo 36 años, ya empieza a ser la de un nombre definitivamente reconocido en la industria cinematográfica.

También están incluidos en el ciclo títulos posteriores como ‘La Furia’ (1978), protagonizada por Kirk Douglas y John Cassavetes, y otro de los largometrajes más celebrados en la trayectoria del director estadounidense, la inquietante y sensual ‘Vestida para matar’ (1980), un ‘thriller’ que devuelve la filmografía de De Palma al terreno del suspense más hitchcockiano y que cuenta con la memorable interpretación de Michael Caine en el papel del ambiguo doctor Robert Elliott.

Fotograma de 'Hermanas'. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘Hermanas’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

De Vértigo a Fascinación

Vértigo, de Alfred Hitchcock
Básicos de la Filmoteca
IVAC La Filmoteca
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Jueves 9 de marzo, 2017, a las 19.00h

La Filmoteca proyecta el jueves 9 de marzo, a las 19 horas, ‘Vértigo’ (1958) de Alfred Hitchcock, dentro del ciclo ‘Básicos Filmoteca’. La profesora del CEU Universidad Cardenal Herrera y estudiosa cinematográfica Begoña Siles será la responsable de presentar la película al público de la sala Berlanga y de explicar sus relaciones de filiación con ‘Fascinación’ (1976) de Brian De Palma. ‘Fascinación’ podrá verse el viernes 10, a las 20.15 horas, y el sábado 11, a las 18 horas. La segunda proyección de ‘Vértigo’ es el domingo 12, a las 20 horas.

Fotograma de Vértigo. Básicos Filmoteca.

Fotograma de Vértigo, de Alfred Hitchcock. Básicos Filmoteca.

‘Básicos Filmoteca: Diálogos y filiaciones’ plantea una mirada a la historia del cine a través del emparejamiento de clásicos del cine de diversos periodos históricos y de diferentes geografías cinematográficas que mantienen relaciones de parentesco y afinidades. En su cuarta sesión, el ciclo emparenta ‘Vértigo’ un clásico de la historia del cine y una de las películas fundamentales en la filmografía de Alfred Hitchcock, con ‘Fascinación’, una  de las películas de terror psicológico más notables de los años setenta que Brian rodó entre su musical rock ‘El fantasma del Paraíso’ (1974) y su exitoso film de terror ‘Carrie’ (1976).

Fotograma de Fascinación, de Brian de Palma. Básicos Filmoteca.

Fotograma de Fascinación, de Brian de Palma. Básicos Filmoteca.

Considerada en la encuesta de la revista británica ‘Sight and Sound’ como la mejor película de todos los tiempos, ‘Vértigo’ es la historia de una obsesión psicótica y de la singular relación amorosa que mantienen James Stewart y Kim Novak. También las obsesiones enfermizas y los desdoblamientos de identidad están presentes en el argumento de ‘Fascinación’.Tanto De Palma como el guionista Paul Schrader reconocieron que la película estaba basada en ‘Vértigo’, fundamentalmente en la segunda parte de la trama.

Las sesiones de ciclo semanal ‘Básicos Filmoteca’ se celebran los jueves a partir de las 19 horas, están centradas en la revisión de la historia del cine, son de un marcado carácter educativo, puesto que se edita una guía didáctica para cada sesión y cuentan con una presentación y un coloquio a cargo de un especialista cinematográfico. Al igual que en las anteriores ediciones, algunas de las películas serán presentadas por críticos de la revista Caimán Cuadernos de Cine, colaboradora del proyecto. La entrada de todas las sesiones de ‘Básicos Filmoteca’ es gratuita con la presentación del carnet de estudiante.

Kim Novak en 'Vértigo'. Básicos de la Filmoteca.

Kim Novak en ‘Vértigo’. Básicos de la Filmoteca.

‘Al final del túnel’ clausurará Cinema Jove

Al final del túnel, de Rodrigo Grande
Película de clausura de Cinema Jove
Festival Internacional de Cine de Valencia
Del 17 al 25 de junio de 2016

La 31 edición del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por el Institut Valencià de Cultura, pondrá el broche final el día 24 de junio, con la película Al Final del Túnel.

Rodrigo Grande (Cuestión de principios) escribe y dirige este thriller, que está protagonizado por Leonardo Sbaraglia (Relatos salvajes), Pablo Echarri (Papeles en el viento), Clara Lago (Ocho apellidos vascos), Federico Luppi (El gurí) y Javier Godino (Pasaje de vida).

La vida de Joaquín (Leonardo Sbaraglia), un hombre en silla de ruedas, parece estar mejorando desde el día que alquiló una de las habitaciones de su casa a Berta (Clara Lago) y a su hija Betty.

Leonardo Sbaraglia en un fotograma de 'Al final del túnel', de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Leonardo Sbaraglia en un fotograma de ‘Al final del túnel’, de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Hasta que una noche trabajando en su sótano, Joaquín se da cuenta que un grupo de ladrones liderado por Galereto (Pablo Echarri) está construyendo un túnel que pasa por debajo de su casa para robar un banco cercano. Joaquín comienza a ejecutar un plan contrarreloj con el fin de intentar frustrar los propósitos de Galereto y sus secuaces.

La película fue una de las más vistas de este primer semestre de 2016 en Argentina. Su acción transcurre en ambientes cerrados y combina diferentes géneros, con un desenlace lleno de sorpresas. La crítica ha subrayado el ambiente dentro de la casa donde se sucede la trama, como propio el clima literario de Edgar Allan Poe. Un buen thriller repleto de tensión y vueltas de tuerca, que algunos han llegado a señalar como inspirado en Hitchcock o De Palma.

Al final del túnel se proyectará en el Teatro Principal de Valencia el viernes 24 de junio a las 22.00h, después de la gala de clausura y entrega de premios, con la presencia de su protagonista, Leonardo Sbaraglia. La película será distribuida por Warner Bros. Pictures España con fecha de estreno en cines el 12 de agosto.

Fotograma de 'Al final del túnel', de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘Al final del túnel’, de Rodrigo Grande. Imagen cortesía de Cinema Jove.

 

Los carteles biográficos de Cinema Jove

30 Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Cartel del festival: Amadeo Castroviejo y Roser Miquel (Casmic-LAb)
Del 19 al 26 de junio de 2015

La historia de los carteles del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CulturArts, es la historia misma de su espíritu, de su trayectoria y de su evolución. Y grandes artistas como Pablo Llorens, MacDiego, Paco Roca o el estudio Casmic-Lab, que firma el cartel de la 30ª Edición que se celebrará del 19 al 26 de junio, forman parte de ella.

En la imagen de este año, Amadeo Castroviejo y Roser Miquel (Casmic-Lab), han querido representar la alquimia “porque creemos que tanto el Festival como el cine en sí son procesos mágicos donde entran en juego muchos factores”, afirman los diseñadores.

Fue en el año 2007 cuando estos dos creativos se presentaron por primera vez a la selección del cartel de Cinema Jove. Desde entonces, Amadeo y Roser han plasmado, a través de sus ilustraciones, la filosofía del Festival en cada edición. “Cinema Jove tiene un espíritu fuerte, dinámico y alegre. Tiene una energía muy especial y siempre es un reto representarlo”. No en vano, los carteles de estos dos jóvenes diseñadores gráficos valencianos han sido premiados internacionalmente.

Cartel de J. Ballester del Cinema Jove de 1991. Cortesía del Festival.

Cartel de J. Ballester del Cinema Jove de 1991. Cortesía del Festival.

A lo largo de la historia del Festival, grandes artistas de nuestra Comunidad han sido los encargados de desarrollar y crear su imagen atendiendo al alma de cada edición. De esta manera, en 1991, el artista J. Ballester crea un cartel en el que aparecen grandes directores de la historia del cine ante la atenta mirada de un niño, representando así, la línea de formación que caracterizaba y caracteriza al Festival.

Destacan también los carteles de Pablo Llorens, ganador de dos premios Goya por sus labores en animación, que ilustraron Cinema Jove con su sello inconfundible desde el año 92 hasta el 96.

Cartel del Cinema Jove de 1997 obra de MacDiego. Cortesía del Festival.

Cartel del Cinema Jove de 1997 obra de MacDiego. Cortesía del Festival.

En el año 1997, José Luis Rado entra como director del Festival y, con este cambio, se quiso dar también otro aire a su imagen. Se realiza el encargo al diseñador gráfico MacDiego. Él dio forma y vida al logotipo insignia que representa un ojo con dos pupilas. Un motivo surrealista que refleja perfectamente esa mirada inquieta, inconformista y diferente que tienen los cineastas y espectadores del Festival. Además, en ese momento las Lunas de Valencia, diseñadas también por MacDiego, ya aparecen como la imagen del premio, y así se hace patente en la tipografía del cartel.

En 2001, el cartel, diseñado por Erique Villalba, está inspirado en la película ‘2001: Una Odisea en el espacio’, de Stanley Kubrick. Somnis Animació realizó en 2002 el cartel con un juego al público para que adivinaran a qué película hacía referencia. En ese momento fue ‘M’, de Fritz Lang. En 2003 hace referencia a ‘Blade Runner’, de Ridley Scott, y, al año siguiente, a ‘La ventana indiscreta’ de Alfred Hitchcock, con diseño de Remi Hueso.

En el 20º aniversario de Cinema Jove se encarga de nuevo la imagen a MacDiego, que a su vez le pasa el testigo a Paco Roca. En ese momento, se toma como idea las efigies de los directores que pasaron por el Festival transformándolos en cíclopes de dos pupilas. Idea que continuó en la Edición siguiente pero, en esa ocasión, diseñadas por Cento Yuste por encargo del propio MacDiego.

Cartel obra de Casmic-Lab para el Cinema Jove de 2007. Cortesía del Festival.

Cartel obra de Casmic-Lab para el Cinema Jove de 2007. Cortesía del Festival.

En 2007 entra ya el estudio de diseño Casmic-Lab. En este primer cartel se representó la idea de los superhéroes con el estilo pop que les caracteriza. Esta imagen fue elogiada por grandes profesionales como Kyle Cooper, diseñador de los títulos de crédito de películas como ‘Seven’ (David Fincher, 1995), ‘Spider-Man’ (Sam Raimi, 2002), ‘Misión Imposible’ (Brian de Palma, 1996) o ‘Donnie Brasco’ (Mike Newell, 1997).

Al año siguiente se cumplían 40 años del mítico Mayo del ’68, año en el que, con motivo de las algaradas y revoluciones callejeras, los cineastas franceses paralizaron el festival de Cannes. Cinema Jove albergó el ciclo ‘Can(nes)celled’, en el que se proyectaban las películas que no se pudieron ver en la ciudad francesa.

Casmic-Lab, buscando un motivo asociado a la época, ideó para el cartel un caleidoscopio con la imagen de los homenajeados de ese año y los directores de algunas las películas del ciclo (Richard Lester, Jirí Menzel o el productor Elías Querejeta). Como anécdota, Rafael Maluenda, director de Cinema Jove, recuerda que “con el cartel ya hecho, Casmic-Lab se interesó por saber cuál era la imagen que representaba al festival de Cannes del ’68 y para sorpresa de todos también contenía un caleidoscopio”.

Cartel del Cinema Jove de 2009, obra de Casmic-Lab. Cortesía del Festival.

Cartel del Cinema Jove de 2009, obra de Casmic-Lab. Cortesía del Festival.

En 2011, el estudio de diseño convirtió a Valencia en una ciudad-proyector en el que partes y elementos arquitectónicos de la ciudad se transformaban en piezas de una máquina de cine. Una piñata gigante, creada ex profeso con técnicas clásicas de cometa y origami japonés, fue la imagen del cartel de la 28ª Edición.

“Cinema Jove es una oportunidad para el espectador de acercarse a los directores, actores y profesionales del mundo del celuloide; es también un punto de encuentro entre los profesionales del sector, y sobre todo una oportunidad para el público de ver películas de gran calidad. Durante los días del Festival se suceden momentos y encuentros muy especiales que darán como fruto futuros proyectos. Buscando la mejor forma de plasmar esos momentos, se nos ocurrió la idea de construir una piñata de papel y decidimos que su contenido debería tener un carácter de piedra preciosa porque eran momentos y películas muy valiosas”, afirman Casmic-Lab.

En esta 30ª Edición, han querido unir los conceptos de la experimentación, los cambios, el proceso intelectual pero también físico, y los han hecho confluir dentro de un canal que se convierte en objetivos que, a su vez, acaban siendo dos manos haciendo el gesto de encuadre. Un ojo, que nos mira fijamente, es el objeto central del póster.

Para ello, se han inspirado en libros antiguos de ciencia, de anatomía, de física, también místicos y de alquimia “para ver cómo representaban la esencia del cambio a través de dibujos” ya que, para Amadeo y Roser, uno de los mayores retos del cartel de esta edición “ha sido encontrar la forma de que todo esto estuviera representado pero que a su vez fuera sencillo y coherente”.

Cartel del 30 Festival Internacional de Cine de Valencia - Cinema Jove. Cortesía del Festival.

Cartel del 30 Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove. Cortesía del Festival.

Op and Cinetic Art en Galería Punto

Op & Cinetic Art Then and Now, de  Victor Vasarely, Carlos Cruz-Díez, Julio Le Parc, Eusebio Sempere, José María Yturralde, Eon Seon Kim y Cristina Ghetti.
Galería Punto
Avda Barón de Carcer, 37. Valencia
Lunes a sábado de 10:30 a 13:30 / 17:30 a 20:00
Hasta el 18 de Noviembre

La Galería Punto de Valencia acoge una especial muestra en la que el arte juega un papel tan protagonista como el visitante que lo contempla. La exposición multidisciplinar “OP & CINETIC ART THEN and NOW”, dedicada al arte cinético y óptico, recupera el espíritu de la legendaria exposición realizada en el MOMA de Nueva York ,‘The responsive eye’, que tanta repercusión tuvo en la década de los 60. Un viaje en el tiempo donde la forma, la luz, el color y la energía dan vida a misteriosas ilusiones ópticas y atmósferas futuristas que se encogen, se ondulan y evolucionan ante nuestros ojos. De la mano de los grandes artistas que participaron en la legendaria exposición de 1957, así como quienes han seguido su estela creativa, el visitante se embarca en una aventura dinámica y cambiante a través del tiempo.

Una de las obras expuesta en 'Op & Cinetic Art Then and Now' de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Una de las obras expuesta en ‘Op & Cinetic Art Then and Now’ de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Transformación, energía, ciencia, fluir… son elementos que pueden encontrarse en cada rincón de esta muestra. ¿Cómo se consigue que una obra parezca viva y cambiante? Desde tiempos inmemoriales, el artista ha deseado capturar el movimiento en su obra. Romper la frontera del papel, el lienzo o la piedra, para aprehender un momento único y que éste siga fluyendo y sorprendiendo a quien la mira. Este ideal tiene su máximo exponente en el arte óptico de los años 60, que influyó en todos los aspectos culturales de la época dejando a un lado el estatismo y la pasividad para acercarse al espíritu inquieto de las sociedades industrializadas de nuestro tiempo.

Incansables espirales, figuras imposibles, obras que se retuercen, colores vibrantes… En la Galería Punto, el visitante se encuentra ante una corriente que se basa, mayoritariamente, en la geometría matemática como medio para expresar el movimiento – real o ilusorio- de las obras. El cientismo logra capturar la velocidad, la luz o la transformación de las grandes ciudades a través de ilusiones ópticas, en obras que cambian de aspecto según el punto desde el que se contemplen o la luz que las alumbre. El movimiento se convierte así en la cuarta dimensión del Arte, y el espectador necesita una actitud activa para descubrirla.

Una de las obras expuesta en 'Op & Cinetic Art Then and Now' de Galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Una de las obras expuesta en ‘Op & Cinetic Art Then and Now’ de Galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Para ello, la exposición cuenta con obras de los artistas que figuraron en la mítica exposición del MOMA en 1957. Vasarely (Hungría, 1906) fue uno de los principales genios de ‘The responsive eye’, influido por la ciencia moderna y la naturaleza. En la galería valenciana se presenta el óleo Kelta realizado en 1980, así como obra gráfica original. Por su parte, el venezolano Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923) y Julio Le Parc (Argentina, 1928) investigan con el color y su incidencia en el espectador, experimentando con los efectos visuales que causan la repetición de formas y detalles cromáticos en la retina. Este segundo artista, además, se zambulló en la creación de obras tridimensionales empleando líquidos fluorescentes, hilos de nylon o elementos que se agitan y envuelven al espectador.

Una de las obras expuestas en 'Op & Cinetic Art Then and Now', de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Una de las obras expuestas en ‘Op & Cinetic Art Then and Now’, de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

El español Eusebio Sempere (Onil-Alicante, 1923) es el gran representante del cientismo español. Apuesta por la luz, la geometría y mecanismos para evocar sus propias sensaciones ante la naturaleza, la ciencia y su país. En otras ocasiones, para él lo más importante es la geometría y el alma matemática del movimiento cientista. En la Galería Punto se puede observar su tabla “Ocho rectángulos en un círculo”, de 1970, donde el espectador puede apreciar los valores cromáticos del dorado, y la tensa relación entre la luz, la forma y el plano. Por otro lado, José María Yturralde (Cuenca, 1942) añade el sabor valenciano a la muestra con su abstracción geométrica, sus figuras imposibles y los colores fluorescentes.

Otra representante del arte óptico valenciano es la diseñadora multidisciplinar Cristina Ghetti, que a pesar de haber nacido en Buenos Aires reside en esta ciudad desde 1995. Ella aporta un toque novedoso al movimiento cinético, con figuras vivas y ondulantes que eliminan la severidad asociada a la geometría para convertirla en un maremágnum de color y formas que harán sentir al visitante como si estuviera observando un vórtice en continuo movimiento.

Vista general de la exposición 'Op & Cinetic Art Then and Now' de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Vista general de la exposición ‘Op & Cinetic Art Then and Now’ de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

El contrapunto a la cultura puramente occidental lo pone Eok Seon Kim (Seúl, 1963).  Sus orígenes aportan a su obra una espiritualidad asiática que se funde con el carácter europeo, y su obra resulta asceta por su ausencia de tonalidades estridentes y el predominio del blanco más puro. Su juego con luces y sombras entreteje figuras geométricas y secretos, así como sus vivencias personales, que supondrán un desafío para el ojo del espectador.

La guinda de la exposición resulta ser una pieza de vídeo que, de nuevo, nos devuelve a la mítica exposición neoyorkina del MOMA, ‘The responsive eye’, donde este movimiento alcanzó su punto álgido. Cristina Ghetti reflexiona -a través del documento audiovisual capturado por Brian de Palma en la muestra de 1957- acerca de la actitud del espectador hacia el arte de las ilusiones ópticas y su viaje al futuro mediante unas obras tan enigmáticas y misteriosas como estas.

Una de las obras expuesta en 'Op & Cinetic Art Then and Now', de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Una de las obras expuesta en ‘Op & Cinetic Art Then and Now’, de la galería Punto. Imagen cortesía de Punto.

Beatriz Vera