Russafa Escènica, menos y mejor

Russafa Escènica
Bajo el lema ‘Caminos’
Del 14 al 24 de septiembre de 2017

Faltan apenas tres meses para que el festival de las artes escénicas de Valencia, Russafa Escènica, celebre su séptima edición, que se desarrollara del 14 al 24 de septiembre bajo el lema ‘Caminos’. Este año serán 18 las piezas escénicas que compondrán el cartel del festival (divididas entre El Invernadero, 13 Viveros y 4 Bosques) cuya singularidad, según destacan desde la organización, es la fusión entre profesionales consolidados y nombres emergentes, entre compañías con una larga trayectoria y jóvenes talentos.

Bienvenido a casa, de Dacsa Produccions. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Bienvenido a casa, de Dacsa Produccions. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Destaca, además, la mezcla generacional en el elenco de actores de las distintas propuestas. Como ejemplo de ello, una de las obras, ‘Bienvenido a casa’, dirigida por Eva Zapico -nacida como pieza breve en el festival Cabanyal Íntim y transformada en pieza larga para Russafa Escènica- que pone frente a frente en el escenario, junto a Manu Valls, a Juan Mandli y Alejandra Mandli, padre e hija en la realidad y en la ficción.

En esta séptima edición continúa la tendencia que Russafa Escènica inició el pasado año: reducir el número de propuestas en cartel. Una decisión que viene motivada, en primer lugar, para respetar la propia singularidad del festival que, en palabras de Jerónimo Cornelles, director artístico de Russafa Escènica, no es otra que “la posibilidad que tiene el público de abarcarlo todo, gracias a la duración de las obras y a lo reducido de sus precios”. Y, en segundo lugar, para premiar la calidad por encima de la cantidad.

La dislexia de los conejos. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

La dislexia de los conejos. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Russafa Escènica, que llegó a programar 30 estrenos absolutos en su cuarta edición recupera ahora, tras una minuciosa selección, la misma cifra de espectáculos que presentó en su segunda cita, en el año 2012. Todo ello al mismo tiempo que aumenta de forma destacable el número de proyectos que se han presentado este año al festival, alrededor de 170, de lugares tan diversos como Madrid, Barcelona, Baleares, México o Argentina.

En esta séptima edición Russafa Escènica se convierte en el primer festival de su categoría que remunera económicamente con un caché fijo a las compañías participantes, lo que supone la consecución de un objetivo que el festival tenía desde que comenzó su andadura en 2011 y que simboliza la dedicación y el esfuerzo por crecer y mejorar. Esta remuneración, que facilita la contratación de los intérpretes, se sumará al porcentaje correspondiente de la taquilla al finalizar el festival, hasta ahora el único pago que percibían las compañías.

Foto de equipo de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Foto de equipo de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Este es uno de los motivos por los que casi la totalidad de la programación -exceptuando una propuesta de circo cuya compañía está formada en Barcelona con intérpretes de Francia y Chile- la forman compañías valencianas, quienes han confiado en Russafa Escènica desde el momento de su creación y hacia quienes el festival dirigirá sus recursos en la presente edición.

En cuanto a los formatos repiten teatro textual, danza, performance y circo, entre otros, y destacan nombres como Carla Chillida, un referente en el teatro político, Eva Bertomeu, reconocida profesional en danza, o Pepa Juan y Laura Useleti, actrices de gran recorrido profesional. Los espacios de representación tanto de Viveros como Bosques se seguirán realizando en espacios no convencionales y privados del barrio.

El proyecto El Invernadero es un taller de creación e investigación gratuito para jóvenes actores y actrices guiado por un profesional de las artes escénicas valencianas. En esta séptima edición será la actriz y directora María José Peris quien dirigirá la propuesta, una metáfora de la situación escénica actual a través de un formato musical abordando cuestiones como el deber de la administración pública ante la cultura, el respaldo de la crítica, el apoyo del público y, en general, la condición de artista.

Tras el taller de creación, la obra pasará a formar parte de la programación oficial del festival como producción propia y se representará, un año más, en la Sala Russafa.

Mare Mortis.

Mare Mortis. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Un padre ¿fantástico o de fantasía?

Captain Fantastic, de Matt Ross
Con Viggo Mortensen, George MacKay, Annalise Basso y Samantha Isler

Sigmund Freud, al inicio de su magnífico ensayo ‘El malestar en la cultura’, se pregunta sobre lo que esperan los hombres de la vida y qué pretenden alcanzar en ella. La respuesta para el autor es fácil: la felicidad. El hombre pretende evitar el dolor, el sufrimiento, el displacer y experimentar intensas sensaciones placenteras, señala el autor. Ahora bien, como el propio Freud concluye en su ensayo, el designio de ser felices es irrealizable, pero no por ello hay que abandonar la tarea.

La película Captain Fantastic está infaliblemente orientada por los deseos de alcanzar la anhelada felicidad. El padre de la película de Matt Ross se impone esa tarea: evitar el dolor y el sufrimiento psíquico de su mujer, para que todos los miembros de su familia puedan hallar la felicidad. El camino a seguir es alejarse de la civilización y adentrarse en la naturaleza -en los bosques del noroeste del Pacífico de Estados Unidos.

Fotograma de 'Captain Fantastic', de Matt Ross.

Fotograma de ‘Captain Fantastic’, de Matt Ross.

En esa naturaleza frondosa e inmensurable se asienta esta familia formada por un padre, una madre y sus seis hijos. Una comunidad familiar organizada alrededor de un fuerte y potente -que no autoritaria- figura paterna, que instaura unas normas educativas y de convivencia espartanas, atávicas, primitivas y platónicas. Y ahí, en ese bosque, protegidos y aislados de la civilización por la madre naturaleza, esta horda familiar parece haber alcanzado cierta cuota de felicidad.

Pero Sigmund Freud ya remarca en su ensayo que al ser humano le resulta difícil ser feliz, debido al sufrimiento que siempre está al acecho. Un dolor que amenaza desde tres fuentes: desde el propio cuerpo decadente y caduco, desde el omnipotente y destructivo poder de la naturaleza y desde la complicada relación con los otros seres humanos -como decía Sartre: el infierno son los otros. Tres fuentes de dolor que nadie, ni nada, puede detener, ni controlar, ni siquiera nuestra sociedad contemporánea a través del progreso tecno-científico.

La familia de Captain Fantastic no es inmune a la amenaza del sufrimiento, a pesar de estar protegidos por la inmensurable naturaleza y la potente fuerza física e intelectual del padre; la muerte inesperada de la madre golpea los cimientos de su felicidad.

Fotograma de 'Captain Fantastic', de Matt Ross.

Fotograma de ‘Captain Fantastic’, de Matt Ross.

Vuelta a la civilización para recuperar el cuerpo de la madre

En esta segunda parte, la película se escora muy levemente hacia un discurso de retórica y crítica ideológica, casi  hasta la pedantería,  contra la cultura norteamericana, desde el punto de vista tanto de la enunciación, como del enunciado. Todos los valores y modos de vida de la cultura norteamericana son denunciados y criticados siguiendo las teorías de Noam Chomsky. Una crítica extrapolable a toda la cultura occidental capitalista, democrática y cristiana, y a sus correlatos de la economía neoliberal, la ciencia, el consumo, la publicidad, los mass-media, la institución educativa y sanitaria, etc…

De tal modo, que en la familia de Captain Fantastic no se celebra ni el día de Navidad, ni el de Acción de Gracias, sino el día de Noam Chomsky. Como se pregunta uno de los hijos: ¿es eso  normal? No, no es normal, pero sí deja en evidencia todo el malestar en la cultura que arrastra el padre de familia.

Fotograma de 'Captain Fantastic', de Matt Ross.

Fotograma de ‘Captain Fantastic’, de Matt Ross.

Pero, en seguida, Captain Fantastic endereza su rumbo hacia la verdad del relato narrativo y artístico: llegar a las pasiones humanas -la culpa, la angustia, la violencia, los celos, etc…-. Un sentimiento de culpa proveniente de la impotencia del padre para  proteger a su mujer y a la madre de sus hijos del sufrimiento y el dolor psíquico que le arrastró al suicidio. “No pude hacer nada”, declara a sus hijos. Un sentimiento que atormenta al padre hasta confesar que “fue un error” haber tomado la decisión de aislarse en ese bosque del noroeste del Pacífico.

Un sentimiento de culpa que le arrebata toda la potencia física e intelectual que le hacía ser el “padre de esa horda familiar atávica”. Abrasado por la culpa, la figura paterna de Captain Fantastic queda desolado y domesticado en el interior de la cocina del nuevo hogar familiar: una granja. Un espacio, la granja familiar, a medio camino entre la civilización y la naturaleza.

Imagen del cartel de Captain Fantastic, de Matt Ross.

Imagen del cartel de Captain Fantastic, de Matt Ross.

Begoña Siles

Los miedos de Russafa Escènica van en autobús

Video promocional de Russafa Escènica 2016
Rodado por Quatre Films en colaboración con EscaparateVisual
Del 15 al 25 de septiembre en Valencia

Como ya es habitual en Russafa Escènica, el festival ha realizado un vídeo promocional para dar visibilidad a su sexta edición, que lleva por título ‘Miedos’ y que se desarrollará en Ruzafa, Valencia del 15 al 25 de septiembre.

Imagen del video promocional de Russafa Escènica 2016 rodado por Quatre Films en colaboración con EscaparateVisual.

Imagen del video promocional de Russafa Escènica 2016 rodado por Quatre Films en colaboración con EscaparateVisual.

Rodado por Quatre Films con la colaboración EscaparateVisual y dirigido por Jerónimo Cornelles, director artístico de Russafa Escènica, el vídeo tiene como protagonistas una representación de actores y actrices de las 21 compañías que presentarán sus propuestas en el festival, además del proyecto Invernadero.

El spot, que sirve como carta de presentación de la cita, conecta con el lema de este año y juega con la imaginación. Gracias al acuerdo de colaboración entre Russafa Escènica y EMT Valencia, el vídeo tiene la peculiaridad de que ha sido rodado en uno de los autobuses de la empresa municipal de transportes que recorre la línea 4 y que ha sido totalmente personalizado para el festival con la imagen corporativa de Russafa Escènica.

Imagen del video promocional de Russafa Escènica 2016 rodado por Quatre Films en colaboración con EscaparateVisual.

Imagen del video promocional de Russafa Escènica 2016 rodado por Quatre Films en colaboración con EscaparateVisual.

En palabras de Cornelles, «a pesar de que el lema de este año sea miedos, la organización y las compañías llegamos sin miedo, aunque a veces el camino sea difícil. Y no lo tenemos porque creemos en este proyecto y porque sabemos que su llegada está cargada de cosas positivas. Porque el miedo paraliza, y porque nosotros estamos en continuo movimiento».

RUSSAFA ESCÈNICA 2016 – "PORS / MIEDOS" from Quatre Films on Vimeo.

Los ‘Miedos’ de Russafa Escènica

Russafa Escènica
Festival de Artes Escénicas de Valencia
Del 15 al 25 de septiembre de 2016

El festival de artes escénicas de Valencia, Russafa Escènica, acaba de hacer pública la programación de su sexta edición, que se desarrollará entre el 15 y el 25 de septiembre en el barrio de Ruzafa y que llevará como lema conductor de todas sus propuestas ‘Miedos’.

En total son veintitrés las piezas escénicas que componen su programación, una cifra que ha ido menguando en las dos últimas ediciones. Según Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, esto se debe a que “la singularidad de Russafa Escènica es, precisamente, la posibilidad de poder verlo todo por la duración de las propuestas y por lo reducido de sus precios. No queremos hacer una programación inabarcable y que el público se quede con la sensación de haberse perdido algo”.

Así, el cartel queda dividido en quince Viveros (espectáculos de 25 minutos de duración en espacios privados para un aforo de entre 25 y 35 espectadores), siete Bosques (piezas de una hora de duración aproximadamente en espacios privados con una aforo de entre 40 y 90 personas) y el Invernadero (producción propia del festival surgida tras un taller de creación e investigación con alumnos de escuelas de interpretación valencianas).

Anestesia, espectáculo de Viviseccionados la compañía que participa en Russafa Escènica.

Anestesia, espectáculo de Viviseccionados, compañía que participa en Russafa Escènica 2016.

Un cambio destacable respecto a ediciones anteriores es la cantidad de propuestas que ha recibido la organización del festival de compañías nacionales e internacionales residentes fuera de la Comunidad Valenciana con lo que, por primera vez, la programación incluirá una compañía madrileña, Viviseccionados –que participaron en 2015 en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro-  y una mallorquina, Christina Gavel i En Blanch, cuyo trabajo presentarán en el Edinburgh International Festival. Cornelles muestra su satisfacción por lo que supone “un importante avance para el festival, en términos de expansión y de calidad. Es emocionante ver cómo compañías de otras ciudades conocen el festival, quieren participar en él y experimentar con la forma de trabajar aquí”.

En cuanto a los formatos, repiten teatro textual, danza, títeres, performance, circo y música en directo, entre otros, y se incorporan propuestas adaptadas para personas con discapacidad visual como una de las grandes novedades. En términos generales, se ha apostado por un importante número de propuestas en valenciano y se ha abierto la programación a la incorporación del inglés.

Halloween Party, de Triangle Teatre. Russafa Escènica 2016

Halloween Party, de Triangle Teatre, en Russafa Escènica 2016

Por otra parte, los espacios de representación tanto de Viveros como Bosques se seguirán realizando en espacios no convencionales y privados del barrio como talleres, galerías, un estudio de coworking, un centro de educación infantil, una floristería, etc. Y, como sorpresa de esta edición, uno de los Bosques, Halloween Party de Triangle Teatre se desarrollará en el patio del Colegio Público de la calle Puerto Rico en Ruzafa.

Entre los nombres de los profesionales más destacados se encuentran Alejandro Tortajada acompañado por actores de la talla de Laura Sanchis y Pau Gregori; José Zamit, director artístico de la Sala Ultramar; la compañía Els Indecents con un Bosque escrito y dirigido por Isabel Martí i Miquel Viñoles; Toni Aparisi, recientemente galardonado en los premios Max por Pinoxxio, como coreógrafo -junto a Elena Zavala- y Sergio Villanueva, director del largometraje Los comensales, film ganador del premio del público de la sección Zonazine en el último Festival de Cine de Málaga.

Como ya desveló el festival hace unos días, el proyecto Invernadero, se pone en marcha por cuarta vez consecutiva dentro del marco del festival y va destinado a los alumnos de interpretación en cualquiera de las escuelas y academias oficiales de arte dramático de la ciudad de Valencia y a los que finalicen próximamente cursos de formación no reglados en interpretación.

Cartel de 'Los hijos de Verónica', de Jerónimo Cornelles. Russafa Escénica 2016

Cartel de ‘Hijos de Verónica’, de Jerónimo Cornelles. Russafa Escénica 2016

En esta ocasión es el propio Jerónimo Cornelles quien dirigirá esta propuesta colaborativa con el espectáculo Hijos de Verónica [generación del miedo] secuela de la obra Construyendo a Verónica, estrenado en 2006 dentro del marco del Festival VEO, al que se le adjudica la co-producción junto a la compañía valenciana Bramant Teatre y que fue nominado a los Premios Max 2007 en la categoría de Mejor Espectáculo Nacional.

Los textos los firman Paula Llorens, Mafalda Bellido Monterde, Iaia Cardenas, Amparo Vayá, Anna Albadalejo y Guadalupe Sáez. Las actrices que participarán junto a los estudiantes seleccionados son María Poquet, Laura Useleti y María Minaya y, como coach vocal, colaborará María José Peris. Por su parte, María José Mora será, un año más, la responsable de la coordinación del Invernadero. Un elenco de mujeres que, junto a Cornelles, se han unido para dar vida a un proyecto singular y pionero en la Comunidad Valenciana.

Así, la programación del festival queda cerrada a falta de desvelar las actividades paralelas, el otro pilar del festival de teatro de las artes escénicas de otoño Russafa Escènica.

Cartel del festival Russafa Escènica 2016.

Cartel del festival Russafa Escènica 2016.

 

Russafa Escènica vuelve a tomar el Rialto

II Ciclo Russafa Escènica en el Rialto
Teatre  Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 13 al 17 de enero y del 9 al 13 de marzo de 2016

El festival de artes escénicas de Valencia reestrena en las tablas del teatro Rialto seis de las obras que formaron parte del cartel de la quinta edición de Russafa Escènica. Tres de las obras se representarán del 13 al 17 de enero y las tres restantes del 9 al 13 de marzo.

Imagen de la obra 'A España no la va a conocer ni la madre que la parió', de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

Imagen de la obra ‘A España no la va a conocer ni la madre que la parió’, de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

El ‘II Ciclo de Russafa Escènica en el Rialto’ se pone en marcha por segundo año consecutivo con la colaboración con CulturArts. En esta segunda edición la Sala José Sancho del mítico teatro valenciano acogerá las propuestas que se crearon para ser representadas en espacios no convencionales del barrio como peluquerías, talleres o galerías de arte y cuya temática gira entorno a las ‘Familias’, lema de Russafa Escènica 2015.

De esta forma, las obras que componen el ciclo han sido readaptadas para responder al esquema propio del teatro a la italiana, lo que supone para las compañías participantes una oportunidad de consolidar sus propuestas y de abrirse a un nuevo público.

Réquiem, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Réquiem, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Las seis propuestas que forman parte de este proyecto corresponden a los seis bosques de la pasada edición del festival, es decir, las piezas con mayor aforo y duración: A España no la va a conocer ni la madre que la parió, de Víctor Sánchez; Río por no llorarme, de Xavi Domènech; Split a Mort, de Loles Serrano y Sílvia Navarro; El mirador presenta…Dies de guardar, de María José Peris; Réquiem, de Chema Cardeña y RePlay, de José Doménech.

Río por no llorarme, de Xavi Doménech por La Barbàrie Teatro. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Río por no llorarme, de Xavi Doménech por La Barbàrie Teatro. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Todas las obras tendrán un único pase con una duración aproximada de entre 60 y 80 minutos y el precio variará de entre 5 y 10 euros. Por otra parte, siguiendo el espíritu de cercanía que promueve Russafa Escènica el ciclo incluirá una serie de sesiones “aftertalk”, un guiño a una de las características del festival: establecer una relación cercana entre público y artistas.

Imagen de A España no la va a conocer ni la madre que la parió. Russafa Escènica 2015.

Imagen de ‘A España no la va a conocer ni la madre que la parió’, de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

 

Paisajes de Lituania cogidos al vuelo

Lituania inédita, de Marius Jovaisa
Sala Alta del MuVIM
C / Quevedo, 10. Valencia
Hasta el 6 de enero de 2016

El MuVIM acoge la exposición Lituania inédita, del fotógrafo Marius Jovaisa, que inauguró esta semana el diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, que se muestra en la Sala Alta del MuVIM y en cuya presentación estuvo igualmente el cónsul de Lituania en Valencia, Tomas Irnius, y el director del museo, Rafael Company.

La muestra expone imágenes aéreas de la República de Lituania realizadas por el fotógrafo lituano Marius Jovaiša entre los meses de mayo a octubre del año 2007. Las 45 fotografías corresponden a paisajes, tanto del interior como de la costa, urbanos y rurales, lugares históricos, tierras de cultivos y grandes bosques con ríos y lagos, algunos de ellos protegidos por la Unesco.

Inauguración de 'Lituania inédita', de Marius Jovaisa. Imagen cortesía del MuVIM de la Diputación de Valencia.

Inauguración de ‘Lituania inédita’, de Marius Jovaisa. Imagen cortesía del MuVIM de la Diputación de Valencia.

Constituyen una selección de un proyecto mayor realizado con vuelos en ultraligero con motor, en Wilga o avión polaco de cuatro plazas, en CTws o biplaza alemán, en helicóptero militar Mi-8 y en globo aerostático.

Los pilotos volaban unas dos horas antes de la salida del sol y una hora y media después de su puesta, momentos en los que es mucho más difícil planear y volar, pero fueron los momentos elegidos por el fotógrafo para conseguir estos instantes más artísticos y bellos.

Marius Jovaiša nació el 21 de junio de 1973 en Vilnius, capital de la República de Lituania. Ha fotografiado desde el aire los países de Australia, Hawai, la Polinesia, Namibia, Nueva Zelanda, Lituania y Cuba, publicados en diversos libros.

Fotografía aérea de Marius Jovaisa. Imagen cortesía del MuVIM.

Fotografía aérea de Marius Jovaisa. Imagen cortesía del MuVIM.

Russafa Escènica cierra a lo grande

Russafa Escènica
Festival de las artes escénicas
Barrio de Ruzafa en Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Russafa Escènica vuelve a superarse. El festival cerró el pasado domingo tras diez días de intenso trabajo su quinta edición, Familias, con una cifra de récord: 10.444 espectadores, lo que supone un aumento de una centena de espectadores si atendemos a los resultados del pasado septiembre.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Con un total de 25 espacios con sus 25 propuestas (cinco menos que en la cuarta edición) repartidas entre Viveros, Bosques e Invernadero, la quinta edición de Russafa Escènica ha incrementado en un 21% el número medio de espectadores por espacio, siendo este año de 418.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

Las actividades paralelas, programación alternativa del festival, ha colgado el cartel de completo en todas las propuestas, sobre la que destaca especialmente una mesa redonda que reunió a más de una docena de gestores y programadores culturales nacionales y autonómicos para reflexionar sobre nuevos modelos de producción en las artes escénicas.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

Por su parte, el Invernadero, el taller teatral dirigido a alumnos de último curso de teatro y danza y liderado por Eva Zapico, atrajo hasta la Sala Russafa a más de 1500 personas que se traduce en más de un 70% de ocupación diaria.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las casi 300 personas que participan en él, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores. Para estos últimos, satisfechos por la gran acogida del encuentro un año más, estas cifras suponen una bocanada de aire para seguir trabajando en una posible sexta edición de Russafa Escènica, de la que todavía no se han desvelado detalles.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

 

Russafa Escènica: 25 compañías en Familia

Russafa Escènica
Diferentes espacios del barrio de Ruzafa en Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Las veinticinco compañías que componen la programación de Russafa Escènica han participado activamente en el spot de bienvenida que abre las puertas al quinto encuentro del festival por excelencia de las artes escénicas valencianas y que se llevará a cabo en Ruzafa (Valencia) del 17 al 27 de septiembre.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual para Russafa Escènica 2015, que arranca el jueves 17 de septiembre.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual para Russafa Escènica 2015, que arranca el jueves 17 de septiembre.

Ideado y dirigido por EscaparateVisual, con Miguel Serrano al frente, y en cuya producción ha colaborado la productora Quatre Films, el vídeo es un reflejo vivo del lema sobre el que gira toda la programación del festival: ‘Familias’. Y es que son más de 200 los artistas que configuran la gran familia de Russafa Escènica entre “actrices, bailarines, músicos, acróbatas, escritores, manipuladores de objetos y supervivientes”.

En palabras de Miguel Serrano, “este año toca arriesgar porque ya es el quinto. Y efectivamente nos la hemos jugado con la propuesta de este video. Muchos corazones que laten al mismo ritmo y la misma fuerza, decididos a remover los cimientos de un barrio que crece año tras año».

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual del Russafa Escènica 2015.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual del Russafa Escènica 2015.

El texto del spot corre a cargo de Jerónimo Cornelles, director de Russafa Escènica, mientras del sonido se ocupa Pablo Giner y los cámaras son Miguel Serrano, encargado a su vez de dirigirlo y de idearlo, y Sergio Sanisidro. Los responsables del video agradecen igualmente la colaboración de Las Naves, Espai d’Innovació i creació.

Video del spot completo:

Russafa Escènica – Companyies 2015 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica también en La Nau

Russafa Escènica
Barrio de Ruzafa de Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Las actividades paralelas de Russafa Escènica se han consolidado como una pieza imprescindible de la programación del festival hasta el punto de que, en conjunto, suponen todo un cartel alternativo de iniciativas y propuestas culturales.

En esta edición de Russafa Escènica, que se desarrollará del 17 al 27 de septiembre en el barrio de Ruzafa, las actividades satélite incluyen, como novedad, dos disciplinas sobre las que el festival todavía no había profundizado anteriormente: el cine y la poesía y, fruto de una colaboración con la Universitat de València, una parte de estas actividades se llevarán a cabo en el histórico edificio de La Nau.

Fotograma de Arrangiatevi, de Mauro Bolognini, que se proyectará en el marco de Russafa Escènica.

Fotograma de Arrangiatevi, de Mauro Bolognini, que se proyectará en el marco de Russafa Escènica.

El festival repite un año más propuestas que han tenido una gran acogida en ediciones anteriores. Por un lado, la visita guiada por el barrio de Ruzafa de la mano del arquitecto Ximo Quixal, en la que se reflexionará sobre la identidad y el carácter cultural del barrio; por otro lado ‘Balconitis’, con La POP (Petita Orquestra Peiotaire) interpretando uno de los balcones de las calles de Ruzafa. Además, lectura y batallas de poesía y cine-fórum, con la proyección de la película Arrangiatevi de Mauro Bolognini.

Las actividades que se trasladan al edificio de La Nau giran en torno al concepto de “Familias”, lema que acompaña esta quinta edición y sobre las que se han organizado distintas conferencias, charlas abiertas y jornadas formativas.

Las actividades paralelas, parte de ellas al aire libre, tienen como objetivo reflexionar acerca de los cambios que ha ido experimentando el barrio, fomentar la participación del público y dar visibilidad a la escena artística valenciana.

Petita Orquestra Peiotaire. Cortesía de Russafa Escènica.

Petita Orquestra Peiotaire. Cortesía de Russafa Escènica.