Becas Hábitat 2014: Agustín Serisuelo

Becas Hábitat 2014: Agustín Serisuelo
Espai d’art contemporani de Castelló (EACC)
C/ Prim, s/n
Hasta el 31 de agosto de 2014

Agustín Serisuelo participa en Becas Hábitat 2014 con un trabajo con el que transita entre los espacios intermedios “terrains vagues” de la ciudad, lugares vacíos que se han quedado entre la ronda de circunvalación y la ciudad de Castellón. El proyecto nace del estudio fotográfico de estos lugares desde unas intenciones formales, objetuales y escultóricas.

Se parte de un callejero de la ciudad datado en junio del 2013 donde estos lugares aparecen con ordenación pormenorizada, así hacer ver el estado actual de abandono en los que se encuentran realmente. Y hacer así reflexionar sobre la manipulación institucional de esta representación ficticia de la ciudad. El resultado final es el que se muestra en la exposición: tres piezas escultóricas.

«Basura» son imágenes desde la ronda Norte de la ciudad, la parte de la ciudad más olvidada, imágenes que se solapan unas a otras, conformando una vista panorámica de la ciudad, en la que vemos un vertedero escondido detrás de los árboles.

Agustín Serisuelo, "Camino" (fotografía de estudio de Juan Vicent). Imagen cortesía del artista.

Agustín Serisuelo, «Camino» (fotografía de estudio de Juan Vicent). Imagen cortesía del artista.

La pieza que lleva por título “Camino” se presenta de una forma “publicitaria”, las imágenes muestran los espacios de la ronda Este, al contrario que la ronda Norte, éstos son los más utilizados.

Por último, la pieza “vista institucionalizada” se compone de 8 cajas que emiten imagen, componiendo entre todas una vista panorámica desde un edificio institucional. A la izquierda vemos cómo la ciudad llega a su límite, mientras que en la parte derecha vemos estos lugares abandonados.

Finalmente, la muestra expositiva integra una mesa de trabajo, en la que aparecen el callejero señalando estos lugares de trabajo, la información del taller que se llevará a cabo este sábado 10 de mayo de 2014, unos blocs con unas series fotográficas, y elementos encontrados en los espacios intermedios.

Agustín Serisuelo, "Basura" (fotografía de estudio de Juan Vicent). Imagen cortesía del artista.

Agustín Serisuelo, «Basura» (fotografía de estudio de Juan Vicent). Imagen cortesía del artista.

Gema del Rey. Palabras y razones

Becas Hábitat 2014: Gema del Rey
Espai d’art contemporani de Castelló (EACC)
C/ Prim, s/n
Hasta el 31 de agosto de 2014

“La política es muchas cosas a la vez, pero difícilmente podría ser alguna de esas cosas si no fuera en primer lugar el arte de traducir problemas individuales en asuntos públicos, e intereses comunes en derechos y obligaciones individuales. Los líderes son expertos en ese tipo de traducción. Les dan un nombre público (genérico) a problemas individuales, con lo que sientan las bases para un manejo colectivo de problemas que no podrían ser percibidos desde el interior de la experiencia individual, ni enfrentados por su cuenta por los individuos” (BAUMAN, Zygmunt. La sociedad sitiada. Fondo de cultura económica de Argentina, Buenos aires, 2004.)

Esa tutela “natural” a la que la población parece destinada ha dado lugar a innumerables abusos de poder bajo la proclama del interés general y del mal menor, según los casos. Lo cierto es que el veneno de la codicia se extendió en nuestra sociedad como forma de vida hegemónica. Se tendió a pensar que “más” es siempre mejor que “menos” y desde esa lógica se adoptaron las principales decisiones públicas y privadas que nos han llevado, paso a paso, a una especie de vía muerta. Salir de ese punto requiere de una catarsis colectiva que permita superar la magnitud de ese fracaso, pues fueron muchas las proclamas que alentaron el exceso como rasgo de identidad colectiva.

Gema del Rey, "ni xitxa ni llimonà". Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey, «ni xitxa ni llimonà». Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey ha realizado un trabajo de investigación que ahonda en el sentido del hecho de coleccionar para, a su vez, recopilar una serie de frases procedentes de la cultura popular de Castellón y su provincia. El resultado es una colección de frases hechas que sirve como base para su proyecto “Ni xitxa ni llimonà”.

Castellón se debate entre su pasado agrícola y el boom de la construcción al que sucumbió en las últimas décadas, esa es la forma en la que los movimientos de lo global extinguen progresivamente lo local en un ejercicio de simplificación de la cultura. A la vez encontramos fiestas que veneran el folclore superficial, estetizado y desprovisto de cualquier resorte constituyente de sentido, como un dispositivo más de estereotipación social que conduce en la dirección opuesta a la recuperación de la identidad.

Gema del Rey, "ni xitxa ni llimonà". Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey, «ni xitxa ni llimonà». Imagen cortesía de Gema del Rey.

La artista en su trabajo de campo ha llevado a cabo entrevistas y contactado con personas que han aportado el material de estudio propuesto. Frases que trenzan, que amarran, a los individuos a la colectividad a través de la memoria transmitida oralmente generación tras generación. “Descobrir-se el pastis”, “donar fum en lloc de llum”, “fer creure que un burro vola”, “omplir-se les butxaques”, “s’han acabat els torrons”, “quedar escaldat” son solo algunas de las frases recopiladas para el proyecto. La actualidad de las mismas deja patente la forma en la que el ser humano reitera sus errores, por más que su interpretación de acuerdo a las actuales circunstancias permite unas lecturas enriquecidas en matices que se aderezan con ejemplos impagables.

Gema del Rey, "ni xitxa ni llimonà". Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey, «ni xitxa ni llimonà». Imagen cortesía de Gema del Rey.

La transformación de los modos de producción industrial en el campo de la agricultura ha hecho inviable la rentabilidad de los cultivos tradicionales, con el consiguiente empobrecimiento en las variedades autóctonas. Ese desequilibrio entre global y local dificulta el mantenimiento de formas de vida tradicionales que han sido desplazadas por la rentabilidad que hasta hace poco mostró el sector de la construcción. A la vez se empuja a la mano de obra más débil a estados de desprotección asimilables a algunos rasgos de esclavismo.

Con un cierto “abaixar-se els pantalons” muchos se deshicieron de los campos, que fueron destinados como superficies para la edificación: “ja l’hem cagat llauraor!”. Muchas de esas tierras forman ahora parte de un simbólico catálogo de obras inacabadas, como fantasmas omnipresentes que recuerdan cada día a los ciudadanos un pasado cercano que lastra el presente mientras proyecta su sombra más allá.

Gema del Rey, "ni xitxa ni llimonà". Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey, «ni xitxa ni llimonà». Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey realiza con este proyecto un ejercicio de recuperación del “acento” propio de las gentes para reafirmar la riqueza presente en la sabiduría popular, esas bases a las que con tanta facilidad se infravalora como parte del ejercicio de simplificación cultural. La pérdida del lenguaje, la creciente inconsistencia en la transmisión de saberes de padres a hijos, la actual crisis ética y económica y la equivocada idea de progreso que nos ha traído hasta aquí son algunos de los ejes sobre los que ha pivotado la investigación que ahora se presenta. Elementos todos ellos presentes en la cotidianidad que nos ha tocado vivir, convertidos en materiales de observación, coleccionados por la artista con el propósito de lograr su fosilización. Mostrándonos esta verdad, se requiere la colaboración del espectador como elemento clave para la desactivación de una construcción social que ha llegado el momento de desmantelar. Devolver el poder simbólico a los ciudadanos implica la preexistencia de individuos dispuestos al empoderamiento civil, con una ruptura clara de la pasividad que ha definido los comportamientos grupales de la sociedad.

José Luis Pérez Pont

Gema del Rey, "ni xitxa ni llimonà". Imagen cortesía de Gema del Rey.

Gema del Rey, «ni xitxa ni llimonà». Imagen cortesía de Gema del Rey.

Carlos Montaño: Qandíl

Becas Hábitat 2014. Carlos Montaño: Qandíl
Espai d’art contemporani de Castelló (EACC)
C/ Prim, s/n
Inauguración 9 de mayo a las 20 h.
Hasta el 31 de agosto de 2014

A lo largo de la historia, los objetos transportados de una cultura a otra han sido herramientas de aplicación de trabajo, de desarrollo y de mejoramiento de la geografía de destino, han quedado como instrumentos que muy difícilmente son considerados como elementos de identidad. Aquello que nos da la identidad también nos define como los distintos del otro, nos pone en contraste, nos muestra en oposición al otro, nos convierte, al ser todos distintos, en lo mismo, en iguales. Aquello que nos da identidad es la cultura y la cultura es un dispositivo móvil, un filtro a través del que el ser humano mira aspectos acentuados o velados del mundo que habita, es un mecanismo con el cual modifica su contacto con éste, a través del cual se interrelaciona. Es una acumulación de códigos referencias y puntos de conexión para comunicarse y acompañarse con otros interlocutores que tengan el mismo código.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Qandíl es un proyecto de videoinstalación que pretende explorar la naturaleza de dichos objetos de uso cotidiano, objetos heredados de la cultura árabe a la española y más tarde, con el paso de los siglos a la mexicana. Mediante estos objetos el artista quiere explorar la herencia a través del tiempo, la migración como portadora de cultura y generadora de sincretismos.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Para la realización de la pieza Objeto hexagonal con 3 trayectorias (3 Videos HD, estructura de madera, medidas variables. 14’35” c/u) a tres mexicanos residentes en la ciudad de Castellón de la Plana se les pidió una definición personal de «objeto», con estas descripciones se construyó un objeto hexagonal y se le dio a cada uno una pieza de dicho objeto con la cual reinterpretar su viaje geográfico y cultural desde su país de origen a través de la provincia de Castellón. Las piezas de medianas dimensiones acentúan su relación con el cuerpo y fuerzan la interdependencia con el individuo durante la trayectoria a fin de registrar físicamente en su superficie las modificaciones que resulten de su movilización. En Mirada subjetiva de 3 trayectorias (Video HD sobre estructura de madera, 1.20 x 2.33 mts. 16’30”) los recorridos son registrados directamente sobre la pieza desplazada teniendo una mirada muy cercana del contacto que esta tiene con el territorio. Garbell utiliza un garbillo como soporte de proyección. En él se exploran las distintas herramientas que ha dejado su huella en la región de La Plana al transformar el territorio para el cultivo de la naranja, a su vez Compuerta (Video HD 11’6” proyección sobre compuerta) nos recuerda que sin la implementación del sistema de riegos desde siglos atrás no habría sido posible la trasformación de la provincia.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, "Qandíl" (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.

Carlos Montaño, «Qandíl» (videoinstalación). Imagen cortesía del artista.