«Los bancos deben servir al bien común»

Dinero. De fin a medio, de Christian Felber
Presentación del libro en el Hotel SH Valencia Palace
Organizado por Club de Encuentro Manuel Broseta
Lunes 6 de octubre, 2014

¿Los bancos deben de estar orientados al bien común o a la maximización de beneficios? Esta es una de las múltiples interrogantes que abordó Christian Felber, impulsor de la Economía del Bien Común, en su conferencia pronunciada en el salón Mallorca del Hotel SH Valencia Palace organizada por el Club de Encuentro Manuel Broseta. Por si cabía alguna duda, Felber se inclinó por la primera opción, ya que todos sus planteamientos giraron en torno a la recuperación de la economía en favor del ciudadano soberano, actualmente devaluado por la supremacía del sistema financiero o gran casino global.

Christian Felber durante la presentación de su libro 'Dinero. De fin a medio' en el Club de Encuentro Manuel Broseta, en el Hotel SH Valencia Palace. Imagen extraída de la web Club Encuentro Manuel Broseta.

Christian Felber durante la presentación de su libro ‘Dinero. De fin a medio’ en el Club de Encuentro Manuel Broseta, en el Hotel SH Valencia Palace. Imagen extraída de la web Club Encuentro Manuel Broseta.

De hecho, Felber, que venía a Valencia a presentar su último libro ‘Dinero. De fin a medio’, tachó de eufemismo la denominación de ‘mercados financieros libres’, «porque no producen libertad, sino que la destruyen». Y en esto fue tajante, al afirmar que estamos en manos de una élites financieras que «tienen menos nivel ético que la media de los ciudadanos».

Francisco Álvarez, presidente de  Ética Family Office, se encargó de presentar a Felber como alguien con quien comparte y defiende “un modelo económico con rostro humano”. Modelo que pasa por la implicación de ese ciudadano soberano al que se refirió el conferenciante, ya que suya es la responsabilidad del cambio de modelo. Y, a este respecto, Álvarez citó a Einstein: “El mundo no será destruido por los que hacen el mal, sino por los que les miran sin hacer nada». Y agregó: «Con lo que Christian ha escrito, tenemos herramientas para que podamos hacer algo”.

Felber, al poco de comenzar, aludió a Valencia como “puerto de entrada de la economía del bien común en España”. Y enseguida se adentró a desmenuzar las claves del actual modelo económico causante de la crisis que nos azota desde hace ya siete años. “Ahora mismo estamos midiendo el éxito económico en todos los niveles de la economía con indicadores monetarios, desde la inversión, la empresa o la economía nacional». «El dinero es el objetivo”, añadió. Y propuso, en este sentido, «relevar el PIB» que mide el éxito de un país, por el PBC o «Producto del Bien Común».

Ejemplares del último libro de Christian Felber 'Dinero. De fin a medio'. Imagen extraída de la web Club de Encuentro Manuel Broseta.

Ejemplares del último libro de Christian Felber ‘Dinero. De fin a medio’. Imagen extraída de la web Club de Encuentro Manuel Broseta.

Felber, apoyándose en Aristóteles, explicó que existían dos formas de entender la economía, “una sana y natural y otra enferma y antinatural”. La primera, puramente económica, se caracterizaría por utilizar el dinero como un medio para obtener un fin, que es el bien común. La otra, crematística, por seguir la terminología aristotélica, aspira al beneficio monetario como objetivo supremo de la economía.

Para Christian Felber, el sistema monetario actual presenta una «disfunción», que vulnera el más elemental principio democrático de estar al servicio del ciudadano (Felber utilizó el concepto más abstracto de pueblo). «El sistema no está al servicio de todos y mucho menos del bien común», destacó.

Las ideas que Felber propone en su libro ‘Dinero. De fin a medio’ van desde el dinero como bien público, a la emisión de dinero por un banco central democrático (y no el actual que «compra activos tóxicos de los bancos»), la regulación ética del crédito o el resurgimiento de una antigua propuesta de John Maynard Keynes sobre una cooperación monetaria internacional.

Christian Felber. Imagen extraída de la portada del libro 'Salvemos el euro'.

Christian Felber. Imagen extraída de la portada del libro ‘Salvemos el euro’.

Salva Torres

“Las guerras ahora son económicas”

¿Economía de guerra o guerra de las economías?, por Paco Álvarez
Institut Français de Valencia
C / Moro Zeid, 6. Valencia
Conferencia pronunciada el martes 4 de junio

El centenario de la I Guerra Mundial (1914-18) está siendo recordado mediante diversas conferencias y ciclos de películas, como los que se vienen desarrollando en el Institut Français de Valencia y próximamente en el Festival Internacional Cinema Jove, respectivamente. Paco Álvarez, ex vicepresidente de la Bolsa de París y ahora responsable de la “bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil” labolsaylavida.org, se hizo cargo de esa guerra en una conferencia en el citado instituto francés de título elocuente: ‘¿Economía de guerra o guerra de las economías?’

Y es que para Paco Álvarez no admite dudas: “Yo siempre he asociado las guerras a la economía”. Y para demostrarlo se puso a enumerar la serie de datos que lo confirman. Datos todos ellos enmarcados en la máxima que presidió tanto aquella gran guerra como la actual crisis económica: “Las guerras empiezan o se hacen por temas económicos, para poseer más tierras, más mano de obra, más producción, más poder, que es lo que persigue el modelo económico vigente”.

Uno de los cuadros expositivos utilizado por Paco Álvarez en su conferencia '¿Economía de guerra o guerra de las economías?'. Institut Français de Valencia.

Uno de los cuadros expositivos utilizado por Paco Álvarez en su conferencia ‘¿Economía de guerra o guerra de las economías?’. Institut Français de Valencia.

Por eso Paco Álvarez concluyó: “Las guerras ahora son económicas”. Y agregó: “Hay guerras de obuses, de bombas, de cañones, y en los países civilizados eso se transforma ahora en guerra económica”. Quiso dejar claro que, aun no siendo idénticas, porque “muertos hay algunos, pero no son comparables con los del 14-18”, sin embargo en la actualidad “hay millones de familias que lo están pasando muy mal”. De manera que, en su opinión, las muertes se han transformado en injusta precariedad y pobreza.

“Renault fabricaba tanques para Francia, antes de convertirse en potente industria del automóvil”. Al igual que España fabrica bombas lapa, “el país que más produce”, con la lógica intención “de venderlas; de nuevo, la relación entre economía y guerra”. Paco Álvarez subrayó que la famosa “economía de guerra” procede de la “medida que toma un gobierno para ganarla”, utilizando como instrumento para conseguir esa victoria “los propios seres humanos”.

Paco Álvarez. Imagen capturada en Youtube.

Paco Álvarez. Imagen capturada en Youtube.

En su conferencia recordó cómo un corresponsal de la televisión pública alemana se le acercó al final de una charla pronunciada en Madrid, para reconocerle lo siguiente: “Alemania intentó en 1914 y luego en 1940 dominar Europa, y ahora lo está intentando de otra manera”. De nuevo la guerra y la economía. Paco Álvarez señaló que precisamente Alemania es la que está ahogando a los países del sur por haber sido unos “viva la virgen, y ahora nos castiga”. ¿Cómo? “Impidiendo al Banco Central Europeo prestar dinero a bajo interés, mientras lo hace con los bancos al 0,25% para que ellos compren deuda pública al 3 ó 4%”. Con tan jugosos beneficios, “¿por qué los bancos van a prestar dinero a las pymes y familias si obtiene mucho más con la compra de esa deuda pública?, se preguntó el analista financiero.

Para finalizar su explicación, Paco Álvarez echó mano de una serie de citas, entre las que destacan éstas: “El sistema económico actual asesina”. Lo dijo en el periódico turinés La Stampa, nada menos que el Papa Francisco. “El capitalismo lleva en sí la guerra”, pronunciada por Jean Jaurés, político socialista francés, fundador de L’Humanité, asesinado al poco de iniciarse la I Guerra Mundial.

Paco Álvarez. Imagen de su web labolsaylavida.org.

Paco Álvarez. Imagen de su web labolsaylavida.org.

Salva Torres