Mostra d’Alcoi, el escaparate teatral

XXVI Mostra de Teatre d’Alcoi
27 compañías, 30 funciones, 5 escenarios
Del 28 de mayo al 3 de junio

Todo está preparado para empezar este sábado 28 de mayo en Alcoi una semana repleta de actividades teatrales. La Mostra de Teatre i Fira d’Arts Escèniques Comunitat Valenciana ofrece una atractiva y variada selección del panorama teatral. Aparte del público, 300 profesionales del sector presenciarán los espectáculos.

La danza y el teatro gestual destacan en esta edición. La compañía Ananda Dansa abrirá la Mostra con su premiado ‘Pinoxxio’, ganador de 7 premios Max.

PINOXXIO. Ananda Dansa (7 premios Max).

En el Teatro Calderón se podrán ver otros dos innovadores trabajos de danza. El día 31 de mayo, la compañía ilicitana ‘Otradanza’ y Cultur Arts presentan ‘Clandestino’, un montaje vibrante, lleno de música y baile ambientado en un local de una metrópoli en el período de entreguerras.

Clandestino.

Clandestino. Otradanza.Teatro Calderón.

El 1 de junio se pondrá en escena ‘Medea’ la versión del coreógrafo y bailarín inglés afincado en Barcelona, Thomas Noone.

La música es el vínculo de unión de la propuesta ‘Bitels para bebés’ en el que cuatro músicos y una bailarina interactúan con bebés, niños y adultos en un tributo a los Beatles.

Bitels per a nadons. La Petita Malumaluga.

Bitels per a nadons. La Petita Malumaluga.

En total, acuden compañías teatrales procedentes de siete autonomías.

14 compañías valencianas darán a conocer sus trabajos. Entre ellas figuran: la (in)dependent de Alcoi con ‘Rèquiem’, Bramant Teatre y la versión de Jerónimo Cornelles de ‘La más fuerte’ de Strindberg; Dacsa Produccions y ‘El último viaje de Cary Grant’, del guionista y director de ‘L’Alqueria Blanca’, Manuel Valls.

Patricia Pardo presenta ‘Cul Kombat’, un alegato por la eliminación de los géneros que cuestiona a través del humor la falta de derechos y la desigualdad.

En el apartado de la Mostra més Jove figuran entre las compañías valencianas Bambalina Teatre con ‘Cubs’, L’Horta Teatre y ‘Lil·liput’. La compañía castellonense ‘El teatre de l’Home dibuixat’ presenta ‘Screen man’ de Tian Gombau, el montaje ha participado recientemente en el festival de títeres de Suwon en Corea del Sur.

Espectáculos circenses al aire libre

La Mostra recoge una diversa gama de géneros e incluye el circo. La mayoría de estos montajes se representarán al aire libre, en la Plaça de Dins de la ciudad. La Industrial Teatrera viene con su nuevo espectáculo ‘Náufragos’.También se podrá ver un combinado de circo contemporáneo a cargo de la Asociación de Profesionales de Circo de la Comunidad Valenciana, las acrobacias de la compañía murciana UpArte en ‘Todo encaja’ o la original propuesta del mallorquín Circ Bover en ‘Vincles’ para festejar su décimo aniversario.

'Vincles`. Circ Bover.

‘Vincles`. Circ Bover.

La compañía franco-catalana Los Excéntricos, que han revolucionado la figura del clown, ofrecen en ‘The Melting Potpourri’ una selección de sus mejores sketches. Será el 3 de junio en el Teatro Principal.

??????????????????????

Atalaya y José María Flotats en La Mostra

La prestigiosa compañía sevillana Atalaya trae su versión de ‘Marat/Sade’ de Peter Weiss. El montaje se aproxima a la puesta en escena que hizo Adolfo Marsillach en 1968. El elenco interpreta veinte canciones en directo.

???????????????????????????????????????

‘Marat/Sade’. Peter Weiss.

El último día de la Mostra se representará ‘Ser-ho o no’ de Teatre Lliure/ Taller 75, dirigida e interpretada por José María Flotats. El acreditado actor catalán ha escogido y adaptado la pieza del francés Jean Claude Grumberg, prestigioso y laureado autor cuyas obras no se habían estrenado en España. A partir de un pretexto en una conversación entre vecinos surge el tema de la identidad judía.

Potenciar y vender teatro.

La Mostra d`Alcoi es la única feria teatral de la Comunidad Valenciana, y este año acuden profesionales de doce autonomías.

«En esta edición hemos logrado recuperar la asistencia de profesionales. Habrá un espacio de mercado, que será el Ágora, y en ella sitios que hemos destinado para que puedan reunirse», afirma Miquel Santamaría, director de la Mostra.

La calidad es uno de los requisitos que impera en la selección de los espectáculos, pero como recalca Santamaría, «somos una feria y lo que se programa ha de ser ‘vendible’. La Coordinadora de Ferias de Artes Escénicas empezamos a aplicar este año cinco líneas de acción. Una de ellas es que hemos de tratar por igual a los distribuidores y a los programadores. En esta edición hay 40 distribuidores inscritos, más que nunca».

Santamaría destaca que empieza a haber más movimiento teatral y que se nota sobre todo en la ciudad de Valencia: «Hemos recuperado el ‘circuit valencià’ que estaba catatónico. Recuerdo que incluso se prohibió convocar reuniones y alguna se hizo clandestinamente. Vamos a intentar con el poco dinero que tenemos volver a ponernos en marcha. En Alcoi hemos organizado una actividad que será la segunda del ‘circuit’».

La Mostra efectuará un intercambio con la Factoría Echegaray de Málaga. El director de este festival escogerá una compañía valenciana que figurará en la programación de la ciudad andaluza.

«Queremos mostrar una oferta muy variada, incluir nuevas propuestas, estar al día de las nuevas tendencias, combinar las compañías valencianas con las de otras autonomías, porque eso enriquece la oferta teatral». Miquel Santamaría asegura igualmente que, al margen de la afluencia de espectadores, el éxito de la Mostra se constata a posteriori.

«El éxito es cuando miras las programaciones de los teatros, la cartelera, y  figuran espectáculos que formaban parte de la Mostra y sabes que los vieron aquí».

En Alcoi se entregará el 1 de junio el primer premio COFAE a la trayectoria escénica. Lo recibirá el prestigioso actor, director y autor teatral, Juan Margallo.

Carles Figuerola

El ingenio mecánico de Petit Pierre

Petit Pierre, de Carles Alfaro a partir del texto de Suzanne Lebeau
Teatre Talia
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 4 al 15 de diciembre

Carles Alfaro se llevó una grata sorpresa cuando Bambalina Teatre le llamó para hacerse cargo de Petit Pierre. Llevaba ocho años sin hacer nada en Valencia. “No porque no quisiera, sino por falta de ofertas”. El que fuera director del emblemático Moma Teatre, cerrado en 2003 por el progresivo enflaquecimiento de ayudas institucionales, regresa con una obra que bien pudiera ser metáfora de la propia situación por la que atraviesa la cultura en este país. En medio de la vorágine bélica que sacude el siglo XX, Petit Pierre, o más exactamente Pierre Avezard (1909-1992), sobrevivió a las burlas que le procuraba su cuerpo deforme, para crear durante 40 solitarios años un sobresaliente ingenio mecánico. “Hay científicos que siguen sin explicarse cómo lo hizo con sus nulos conocimientos y dando soluciones a cosas que no estaban inventadas”.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en 'Petit Pierre', de Carles Alberola. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en ‘Petit Pierre’, de Carles Alfaro. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Carles Alfaro dirige este sorprendente Petit Pierre, interpretado por Adriana Ozores y Jaume Policarpo. Y lo hace para poner en pie una obra que cuenta “la historia del siglo XX”, por un hombre cuyas limitaciones le preservaron, paradójicamente, “de la conciencia de sufrimiento ajeno y de la absurdez humana”. Para ello, buscó refugio en su establo, rodeado de vacas, en medio del bosque y fue creando, pieza a pieza, un grandioso carrusel mecánico hoy visitado por miles de personas. “¿Era un artista, un genio?”, se pregunta Alfaro. “Probablemente, más genio que artista; alguien que tiene la mirada del niño y que, como el artista del arte povera, recoge elementos estériles para darles una nueva utilidad”.

“CULTURARTS ES UN INVENTO EMPRESARIAL PARA HACER EREs”

Petit Pierre estará en el Teatre Talia del 4 al 15 de diciembre. Carles Alfaro se sube así de nuevo a un escenario valenciano, tras cerrar Espai Moma. “Aquel cierre se produjo porque era mejor hacerlo que subsistir, por falta de ayudas, bajando el listón del proyecto artístico. Y el tiempo nos ha dado la razón”. Tras aquel cierre vinieron otros, siempre a rebufo de la ausencia de racionalidad en materia cultural. “Ni de los tiempos de vacas gordas hemos heredado nada”. La crisis no es más que un triste epílogo a esta novela corta. “CulturArts es un invento empresarial para hacer EREs. No hay una política racional en el que se optimicen los proyectos artísticos, de los que no se habla para nada”. Y aquí Alfaro entona cierta mea culpa: “Siempre hemos hablado del reparto del pastel, dejando de lado lo principal que son los proyectos y la creación de un tejido cultural de base”.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en 'Petit Pierre', de Carles Alberola. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en ‘Petit Pierre’, de Carles Alfaro. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Y volvemos a la metáfora que supone Petit Pierre, “un hombre aislado, autista, en medio de la mayor de las vorágines”. Este ser nacido en una zona rural a 200 kilómetros del sur de París, de familia analfabeta, y que a Carles Alfaro le recuerda a Kaspar Hauser, “aunque no en circunstancias y origen”, fue creando infinidad de figuras articuladas con alambres que encontraba. Así fue como, poco a poco, levantó el gran tiovivo de 200 figuras accionado con un simple pedal de bicicleta. Años más tarde, incorporó un motor para que tamaño carrusel se convirtiera en un verdadero parque temático en medio del bosque.

Jaume Policarpo encarna al alma gemela de Petit Pierre, mientras Adriana Ozores, todavía despojándose del aire malvado de la Doña Carmen de Gran Hotel, traduce en palabras el mundo inescrutable de Pierre Avezard. Su carrusel de vida, en medio de la devastación bélica, tendrá en el Talia otra puesta en escena. “No tenía sentido reproducir el mecanismo”, dice Alfaro. Lo que sí hace es “esencializar al límite de lo posible la metáfora del movimiento cinético”, mediante una “plataforma circular que va girando” y a cuyo alrededor se suceden los acontecimientos que jalonan “la Historia con mayúsculas y la historia con minúsculas de Petit Pierre”.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en 'Petit Pierre', de Carles Alberola. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en ‘Petit Pierre’, de Carles Alfaro. Imagen cortesía de Teatre Talia.

No es teatro infantil, por mucho carrusel que haya, sino teatro para adultos. Y en esto Carles Alfaro sigue al pie de la letra el espíritu de Suzanne Lebeau, autora del texto que recrea la vida de este singular hombre deforme. Dice la escritora canadiense: “Hay que sumergirse en los años de nuestra propia infancia y acordarse de que a los cinco años la araña en la pared tenía una carga como la pinta Kafka en La metamorfosis”. La increíble historia de Petit Pierre se merecía esa mirada, que Alfaro califica de “naif” y que viene a romper con la “razón especulativa” de los adultos. “Su obra tiende a expresar el alma”. Y ya a punto de irnos, Carles Alfaro remacha: “Es un acto de amor”.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en 'Petit Pierre', de Carles Alberola. Imagen cortesía de Teatre Talía.

Adriana Ozores y Jaume Policarpo en ‘Petit Pierre’, de Carles Alfaro. Imagen cortesía de Teatre Talía.

Salva Torres