Te estoy queriendo ‘Lorcamente’

Lorcamente, de Malvaloca + Matthieu Saglio e Isabel Julve
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 28 de mayo de 2016, a las 23.00h

Los conciertos de Sala Russafa acogen el 28 de mayo el espectáculo ‘Lorcamente’, una propuesta del grupo Malvaloca que recrea la poética de Lorca, impulsada por la fuerza y el duende del flamenco. La voz de Aina Espinosa y el guitarrista José Luis Sánchez, ‘El Piru’ son la base de esta formación valenciana, que conecta Levante y Sur con un flamenco profundamente mediterráneo, vitalista y cercano, lleno de estilo.

Con un primer disco en el mercado, ‘Oliva y Naranja’, el dúo tiene previstas actuaciones en países como Francia o Bulgaria. Pero también se ha embarcado en este proyecto, creando un espectáculo para el que unen su talento al del chelista de Matthieu Saglio, componente de Jerez Texas, entre múltiples proyectos. “Matthieu es un músico con muchísimas referencias, desde las músicas del mundo a la clásica o el jazz. Es impresionante su naturalidad a la hora de integrase en otro estilo, como el flamenco, y aportar una dulzura en la interpretación que sobrecoge”, remarca ‘El Piru’.

Lorcamente. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Lorcamente. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El equipo artístico del espectáculo se completa con Isabel Julve, que aporta el cante, el palmeo y el baile. “Está llena de flamencura, domina todos los palos y su presencia escénica está cargada de carácter”, destaca el guitarrista.

Juntos, Malvaloca, Saglio y Julve, realizan un recorrido por las canciones y poemas del autor andaluz con un flamenco sutil, suave y lleno de frescura, capaz de atrapar tanto a los amantes del género como a quienes todavía no se hayan dejado seducir por el duende.

El objetivo es homenajear a uno de los escritores más singulares de nuestra literatura, creador de un imaginario que ha pasado a formar parte de la identidad nacional, pero también de la mitología y romanticismo que rodea a cierto concepto de la cultura española.

Adaptando algunos de sus poemas y canciones, retomando el cancionero popular que le influyó e incluso la elegía que le dedicó Salvador de Madariaga, se da una segunda vida a la poética del autor a través de la música. “Conocíamos a Lorca, pero trabajar con sus versos nos ha permitido profundizar en su poesía, que encaja perfectamente con el flamenco”, señalan desde Malvaloca. A poco de cumplirse 80 años de la muerte de Federico García Lorca, ‘Lorcamente’ ofrece una visión del legado de una de las sensibilidades más personales y ensoñadoras de nuestra poesía.

Lorcamente. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Lorcamente. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Un mundo de frío artístico

Disney on Ice. Mundos Encantados
Pabellón Fuente de San Luis
Avda. de los Hermanos Maristas, 16. Valencia
Del 13 al 17 de abril de 2016

Ver a un número enorme de niñas vestidas de alguna de las dos protagonistas de la película ‘Frozen. El Reino del Hielo’ (Christ Buck y Jennifer Lee, 2014), dando vueltas alrededor del Pabellón de la Fuente de San Luís es algo extraño. Más cuando es un miércoles por la tarde. Y es que la magia de Disney y de sus historias habían aterrizado en Valencia y además traían un espectáculo de esos para quedarte con la boca abierta, esperando la siguiente pirueta (nunca mejor dicho).

‘Disney on Ice. Mundos Encantados’ es un espectáculo lleno de fantasía para los menores, pero sobre todo es un deleite de patinaje artístico con infinitas volteretas y elevaciones. El Pabellón, pese a ser un día entre semana, estaba a reventar, es cierto que el día del estreno el precio de la entrada era sensiblemente inferior, pero de todos modos no dejaba de ser un miércoles. La puntualidad de Disney es algo que me tiene encantado; odio, y creo que todos odiamos, llegar a un espectáculo, de cualquier índole, y ver que pasa el tiempo de la hora de inicio y aquello no da comienzo.

Disney on ice. Mundos encantados. Pabellón Fuente de San Luis. Fotografía: Lorena Riestra.

Disney on ice. Mundos encantados, Pabellón Fuente de San Luis. Fotografía: Lorena Riestra.

El show estaba dividido, a mi juicio muy bien, en cuatro partes. La primera era ‘Toy Story’ (John Lasseter, 1995), que además narró de forma acelerada, pero muy fidedigna a la película, la trama. Mención aparte la increíble escenografía y el vestuario: todavía pienso en lo difícil que es salir al hielo con el traje de algunos de los personajes del film. Cuando la historia llegó a su fin, y todos estábamos admirados por la ejecución de algunos movimientos sobre las cuchillas, llegó la hora de ‘La Sirenita’ (‘The Little Mermaid’, Ron Clements y John Musker, 1989), la cual a mi juicio fue la más floja: la película tiene una historia endeble y aburrida, y las canciones no consiguen conectar; unos años más tarde mejoraron sus directores en el tema de las canciones, y también en la trama, con ‘Aladdín’ (1995).

Llegamos al fin del primer acto. Hay que entender que este show está montado para niños y ellos no tienen el nivel de atención tan desarrollado como los adultos, además muchos tenían que ir al baño. En el segundo y último acto vino lo mejor, por lo menos para los niños. Comenzaron con ‘Cars’ (John Lasseter y Joe Ranft, 2006), pero no con unos bailarines enfundados en gruesos disfraces, no, más bien coches de verdad dando vueltas. Coches con bocas, ojos, cejas, la verdad es que fue mi parte más divertida. Quizás el público se mostró algo frío; ese trozo lo tenía complicado teniendo en cuenta que la traca final estaba a punto de llegar.

Disney on ice. Mundos encantados, Pabellón Fuente de San Luis. Fotografía: Lorena Riestra.

Disney on ice. Mundos encantados, Pabellón Fuente de San Luis. Fotografía: Lorena Riestra.

Con unas telas y algo de atrezzo se forma una ciudad del Este de Europa y aparecen Anna y Elsa. Ellas patinan, las niñas en la grada bailan y cantan con todas sus fuerzas el tema ‘Suéltalo’, que en su versión original se llama ‘Let it go’ (ganadora del Óscar a la mejor canción original en 2014), el último e inesperado para muchos, gran éxito del ratón.

‘Frozen’ fue la gran ganadora de la noche, la gente cantaba y bailaba. Además, la puesta en escena era perfecta, ni un error; patinadores de primera es lo que seguramente lleve el espectáculo. Quizás si Disney hubiera creado todo el show alrededor de la última película, obviando al resto, el resultado de público hubiera sido similar, pero ya se sabe, Disney siempre ofrece algo más. A mí me ofreció una muestra del mejor patinaje sobre hielo que he visto en mi vida y un musical bien trabajado y audaz. A los niños, un sueño hecho realidad.

Disney on ice.

Disney on ice. Mundos encantados, Pabellón Fuente de San Luis. Fotografía: Lorena Riestra.

Javier Caro

El flamenco Tomatito en El Musical

Tomatito. Soy flamenco
Teatre El Musical
Plaza del Rosario, 3. Valencia
Sábado 23 de enero, a las 21.00h. Entrada: 12€

José Fernández Torres, Tomatito, vuelve el sábado 23 de enero a actuar en Valencia. Lo hará en el escenario del Teatro El Musical, acompañado de su familia, para presentar las canciones de su último disco Soy flamenco y repasar los grandes éxitos de su carrera.

Su hijo tocará la guitarra y su hija Mari Ángeles cantará, en un espectáculo con su grupo artístico habitual en que también participan El Cristi (guitarra), Kiki Cortiñas (cante), El Moy (percusión) y Juan de Juan (baile).

Tomatito. Teatre El Musical.

Tomatito. Teatre El Musical.

Las entradas para el concierto se han mantenido al precio popular de 12 euros y hace días que se han agotado en la venta anticipada. Ya solo se podrán adquirir las últimas localidades en el teatro el mismo día del concierto a partir de las 17.00 horas, cuando se pondrá a la venta en taquilla el porcentaje mínimo de entradas que marca la legislación.

Tomatito es una leyenda viva del flamenco. El guitarrista que acompañó a Camarón de la Isla durante 18 años ha tocado con los más grandes por todo el mundo y vuelve a un escenario de Valencia después de años de ausencia. La guitarra flamenca de Tomatito ha viajado por los mejores escenarios internacionales, en una prolífica carrera como solista que arrancó tras la muerte de Camarón.

Sus colaboraciones con Paco de Lucía, Enrique Morente, José Menese y otros grandes maestros del flamenco son antológicas. José Fernández ha logrado un reconocimiento unánime a nivel mundial como intérprete y compositor, participando también en festivales de jazz, proyectos discográficos teatrales y cinematográficos.

Tomatito. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Tomatito. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Visual Talent, concurso internacional de ESAT

Concurso VISUAL TALENT
Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia (ESAT)
Presentación en el Museo de Bellas Artes San Pío V
C / San Pío V, 9. Valencia
Lunes 12 de mayo (a medios)
Presentación oficial en el Museo de BBAA San Pío V
Miércoles 14 de mayo, a las 18.30h

VISUAL TALENT responde a un concurso internacional propuesto por ESAT desde sus instalaciones de la ciudad de Valencia en el que se busca los nuevos talentos artísticos del siglo XXI, en el marco de las artes visuales. Artistas 360º que sean capaces de responder a las exigencias estéticas, conceptuales y económicas de nuestro tiempo, devolviendo a la ciudad de Valencia la excelencia artística que siempre la ha caracterizado.

Un concurso original por su formato y concepto, cercano al reality show pero con la imagen, el diseño, la creatividad y el arte como motores de desarrollo, que permitirá  a los ganadores desarrollar sus capacidades creativas de manera gratuita y junto con profesionales de reconocido prestigio. Inmersos en la era de la comunicación, estamos viviendo una auténtica revolución en lo que respecta a formatos de información. Redes sociales, realities shows, concursos, vidas televisadas…un sinfín de nuevos formatos que están calando en el ADN de lo que ya se conoce como los nativos digitales.

Estos nativos digitales reciben la información con unos códigos actualizados y los comunicadores no están al margen de esta circunstancia. La particularidad se encuentra en que estos formatos son normalmente utilizados en sectores del entretenimiento que no aluden a lo humanista, artístico o contemporáneo, sino que se ciñen al guión del ocio por el ocio. Aún así, el código es compartido, global y sin duda con un alto grado de éxito. Podríamos nombrar múltiples ejemplos de esta tipología de eventos en sectores como la música, el baile, la gastronomía o lo social, pero en el campo de lo visual y artístico estos ejemplos son menos numerosos y con menor visualización.

Planteamos un proyecto en el que los códigos de comunicación jueguen con las estrategias implantadas por las grandes corporación del ocio, pero con unos objetivos, inquietudes y sentido totalmente diferente. Nuestro target se encuentra en el mundo y como tal, comparte estas influencias de comunicación, pero entendemos que buscamos un determinado público, con inquietudes muy concretas y con una visión de futuro que debe ser satisfecha por nuestras propuestas. De este panorama surge VISUAL TALENT.

Visual Talent. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología ESAT.

Visual Talent. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología ESAT.

Jordi Milán: “Las bodas son puro teatro”

Campanadas de Boda, de La Cubana
Teatro Olympia
C/ San Vicente Mártir, 44. Valencia
Del 24 de abril al 1 de junio

Una enorme tarta nupcial presidía el centro de la Plaza de la Reina de Valencia. Coronaba el gigantesco pastel una pareja simbolizando a unos recién casados, cuya altura, en contrapicado, se correspondía con la del Micalet. Tamaña bravuconada, ¿para qué? Pues para presentar el último espectáculo de La Cubana, Campanadas de Boda. Llegados desde Madrid, algunos de los actores del elenco artístico descendieron de una lujosa limusina blanca para bailar con sus trajes nupciales alrededor de la tarta.

Integrantes de La Cubana posando en la Plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

Integrantes de La Cubana posando en la Plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

¿Hacían el indio? Diríase que sí, a tenor del griterío que acompañaba sus pases alrededor de la hoguera que simbolizaba el pastel blanco y rosáceo. La Catedral, al fondo, enmudecía. Tambores de guerra, siempre en tono de parodia, contra la “parafernalia” que, a juicio de Jordi Milán, director del espectáculo, representan las bodas. “No nos reímos de ellas, sino de la parafernalia que montamos al casarnos”. En eso, después de todo, consisten los ritos: en la puesta en escena de aquello que representa algo muy valioso para los seres humanos.

Integrantes de La Cubana posando en la plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

Integrantes de La Cubana posando en la plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

La risa, por tanto, tiene su razón de ser. “Todas las bodas son puro teatro”, subrayó Milán. Y tanto más teatro, tanta más boda a representar, de ahí el espectacular montaje de La Cubana en la Plaza de la Reina, como adelanto de las Campanadas de Boda que traerán a Valencia. El Teatro Olympia acogerá la función del 24 de abril al 1 de junio, dos años después de ser estrenada en el Teatro Tívoli de Barcelona, adonde volverá para cerrar una gira que, cuando llegue a Valencia, llevará 630 funciones y 450.000 espectadores.

Actores y director de La Cubana posando en la Plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

Actores y director de La Cubana posando en la Plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

“Va de bodas y de bodorrios”, explicó Milán, tras su visera negra y sus gafas negras, sin aclarar la diferencia. En todo caso, quedó claro que una boda “es un gran espectáculo de teatro”. Y, como tal, La Cubana se lo monta a lo grande para dejar en buen lugar al teatro y, pese a todo, a la parafernalia que entrañan esas bodas parodiadas. Escrita y dirigida por Jordi Milán, Campanadas de Boda pone en escena la historia de dos hermanas que llegan a Valencia a finales de los 70 para montar un pequeño puesto de flores, que luego será un gran negocio llamado Mañicas Flowers. De lo que les sucede a estas dos mañas y sus correspondientes parejas, trata el espectáculo.

Música, baile, vodevil y humor de brocha gorda o fina pincelada, según lo requiera cada ocasión, son los ingredientes del menú con los que La Cubana parodian el rito nupcial. Se ríen “de los preparativos, de la distribución de los invitados, de los regalos” que, según Milán, dibujan la parafernalia del gran teatro que supone toda boda. En la Plaza de la Reina ofrecieron un aperitivo. El resto del ágape nupcial será servido ya dentro del Teatro Olympia a finales de abril, para permanecer en Valencia durante todo el mes de mayo. “Aseguramos dos horas de diversión”, remachó Milán. Y es que a la gente le va la marcha, sobre todo, por lo que se ve, si es nupcial.

Integrantes de La Cubana posando en la plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

Integrantes de La Cubana posando en la plaza de la Reina de Valencia. Imagen cortesía de La Cubana.

Salva Torres

Jóvenes y rebeldes ‘Grease’ llegan a Valencia

Grease, el musical
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44.  Valencia
Hasta el 6 de octubre

Valencia acoge durante estos días uno de los musicales de más éxito de las últimas décadas. La película, basada en este mismo espectáculo creado por Jim Jacobs en 1972, consolidó la carrera de un jovencísimo John Travolta, que se convirtió en un ídolo juvenil tras interpretar al rebelde y desvergonzado Danny Zuko, y hoy en día es considerada como una de las historias musicales de mayor referencia en nuestro cine. Nos referimos al musical Grease que durante estos días llena el patio de butacas del Teatro Olympia con un sinfín de espectáculos musicales que contagian el buen humor y la alegría que desprende esta obra.

Por todos es conocido el amor adolescente entre Sandy Olsson (personaje interpretado en la película por la increíble Olivia Newton-John) y Danny Zuko (John Travolta), muchos aún recuerdan esas estupendas canciones que hoy en día resuenan en la cabeza de muchos seguidores de la obra y de la película. You´re the one that I want, We go together o Summer Nights son algunas de las más recordadas de este musical y el espectáculo que ofrece el Teatro Olympia no decepciona al ser interpretadas perfectamente por cada uno de los actores.

Uno de los momentos del musical Grease. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Uno de los momentos del musical Grease. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Cada número musical está acompañado por actores y bailarines que mientras cantan nos deleitan con una estupenda coreografía que dan ganas de saltar de tu butaca e interpretar con ellos. La puesta en escena merece especial mención, sobre todo a la joven actriz Eva Manjón que interpreta a una estupenda y rebelde Rizzo capaz de transmitir el espíritu de la época.

Aunque no es oro todo lo que reluce, particularmente hay algún número musical o escena que te puede sacar de la historia o parecer más flojo, pero esto no impide que el espectáculo sea un trabajo brillante, donde se nota el esfuerzo y las ganas de su equipo técnico e interpretativo.

Si queréis pasar un buen rato y os consideráis seguidores de la película o el musical, no podéis dejar de ver Grease que hasta el seis de octubre os estará esperando en el Teatro Olympia.

Uno de los momentos del musical Grease. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Uno de los momentos del musical Grease. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Laura Alfaro