La mentira como una de las bellas artes

Fake. No es verdad, no es mentira
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
C / Guillem de Castro, 116. Valencia
Hasta el 29 de enero de 2017

El director del Institut Valencià d’Art Modern, José Miguel G. Cortés, el comisario Jorge Luis Marzo y el artista Joan Fontcuberta presentaron la exposición ‘Fake. No es verdad, no es mentira’ con un recorrido por la muestra. “Fake. No es verdad, no es mentira es un proyecto muy significativo para el IVAM porque resume lo que quiere ser el museo: un lugar donde se cuestionan temas, donde se formulan preguntas, un lugar que nos obliga a pensar”, señaló Cortés.

La exposición, dividida en cuatro secciones, “es una selección de 44 obras que pretenden ser verdaderas cuando, en realidad, son mentira”, resumió Jorge Luis Marzo. La muestra plantea cuestiones sobre cómo construimos la credibilidad y cómo se generan los valores de verdad en la sociedad. “El fake atenta contra lo que en griego se denomina Doxa (opinión común) y provoca Paradoxa (lo contrario a la opinión común)”, explicó el comisario.

De izquierda a derecha, Joan Fontcuberta, José Miguel Cortés y Jorge Luis Marzo en la presentación de 'Fake. No es verdad, no es mentira'. Imagen cortesía del IVAM.

De izquierda a derecha, Joan Fontcuberta, José Miguel Cortés y Jorge Luis Marzo en la presentación de ‘Fake. No es verdad, no es mentira’. Imagen cortesía del IVAM.

La exposición, que acoge la galería 7 del IVAM hasta el 29 de enero, reúne obras de 50 artistas con cables a la vista, cajas de cartón en el suelo, fichas de exposición a medio montar y hasta una escalera en medio de la sala… ¿es verdad o es mentira?

Uno de los artistas participantes en la muestra es Joan Fontcuberta, Premio Nacional de Fotografía en 1998 y Premio Nacional de Ensayo en 2011, quien resaltó el hecho de que una institución como el IVAM acoja este proyecto. “Hace 40 años que vivo en el fake y no me había planteado qué es. Ésta es la primera gran exposición que intenta hacer una panorámica y categorizar el fake en el arte”, manifestó el artista cuyo trabajo siempre se ha caracterizado por intentar desmantelar lo establecido.

“La exposición cuestiona incluso la autoridad de los museos y las instituciones. Esto demuestra que el IVAM admite la autocrítica, algo fundamental para que el museo sea una plataforma de cuestionamiento. De lo contrario, sería un mausoleo”, señaló Fontcuberta.

No todas las obras expuestas en la muestra son fakes, sino que también hay infiltraciones, camuflajes y sabotajes emprendidos por artistas en todo el mundo con el objetivo de “cuestionarnos aquello que están creando las imágenes”, subrayó el director del IVAM.

La parte dedicada a los Heterónimos reúne obras inventadas secretamente por un autor (ortónimo) con la intención de que sean percibidas como realmente existentes. “Algún día la historia de la cultura tendrá que ser analizada como la historia de la falsedad”, comentó el comisario sobre esta sección. Acerca del capítulo dedicado a las Infiltraciones, el comisario de la muestra apuntó que “son trabajos que operan como parásitos, capaces de proyectar esos sueños de credibilidad de la sociedad”.

La tercera de las secciones de la muestra está dedicada a las Docuficciones, los documentales falsos que buscan desenmascarar los formatos de autoridad, utilizando las técnicas, códigos y convenciones del documental para aparentar serlo. La exposición termina con los Descréditos, con exposiciones falsas presentadas en museos y que acaban exponiendo la ficción y fragilidad de su poder.

'Fake. No es verdad, no es mentira'. Imagen cortesía del IVAM.

‘Fake. No es verdad, no es mentira’. Imagen cortesía del IVAM.

“La política valenciana nos ha hecho mucho daño”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Esther Castellano, presidenta de la Asociación de Empresas de Comunicación Publicitaria de la Comunidad Valenciana (AECPcv), Vicente Vañó, Director Ejecutivo de la AECPcv, y Álex Vila, CEO de DVila Brand Boutique: responsables de La Lluna Festival de Publicidad y Comunicación Creativa de la Comunidad Valenciana
Entrevistados por el equipo de dirección de Makma: Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont y Salva Torres

No se cansaron de repetirlo, quizás con la intención de seguir martilleando los oídos sordos de la Administración pública: “En la Comunidad Valenciana hay mucho talento y creatividad”. De hecho, piensan que mientras aquí se despilfarra todo ese talento, “fuera se nos valora”. Y de entre los muchos ejemplos cogen el de la empresa valenciana AGR, “que desde hace 19 años lleva con éxito la publicidad de Plátanos de Canarias”. Para poner en valor todo ese inmenso caudal creativo que sale a chorros desde aquí, capitanean La Lluna Festival de Publicidad y Comunicación Creativa de la Comunidad Valenciana.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Es el escaparate de todo el sector creativo y una de las pocas herramientas que tenemos para darnos a conocer”, dicen de un festival que entregará sus premios el próximo viernes día 21 en La Rambleta. Y lo dicen convencidos, ahora que se cumple ya la sexta edición de La Lluna, de haber contribuido a visibilizar la obra de los magníficos profesionales valencianos de la publicidad y la comunicación creativa, que en muchos casos la Administración pública deja en la sombra. También hacen autocrítica: “Debemos ser capaces de mejorar esa visibilidad y proyección de nuestros trabajos”. La hacen conscientes de haber sido “demasiado dependientes de las subvenciones”.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Hay carteles por la calle que dan pena”

Esther Castellano, Vicente Vañó y Álex Vila prefieren mantenerse al margen de la política valenciana, porque “nos ha hecho mucho daño”, afirman prácticamente al unísono. Se refieren, claro está, a la nefasta imagen que de cara al exterior ofrecen los numerosos casos de corrupción y mala gestión de los asuntos públicos. No mejora mucho esa imagen cuando se trata de mostrar el lado positivo de la sociedad valenciana. “La Administración pública tiene becarios para hacer campañas que deberían realizar profesionales del sector. De manera que no llegan al ciudadano, porque carece de una estrategia de medios”, señala Vila. “Hay carteles que veo por la calle que dan pena”, afirma Castellano.

Esther Castellano, en un instante de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Esther Castellano, en un instante de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Es demencial cómo presenta su programación CulturArts”

Álex Vila va más allá: “La programación de CulturArts es demencial cómo se presenta”. En que esto sea así tiene mucho que ver lo que el propio Director Ejecutivo de DVila Brand Boutique apunta: “Los concursos públicos se centran más en el precio que en la valoración del esfuerzo de desarrollar acciones publicitarias con buenos contenidos y estrategia comunicativa”. Vicente Vañó piensa que en la época de los 80 “el diseño valenciano fue el top y la Administración no lo supo aprovechar”. Y agrega: “La Administración no tiene un sistema de evaluación que premie el valor, sino únicamente el precio”.

Álex Vila, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Álex Vila, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Por eso, mientras esa forma de actuar no cambie, prefieren “actuar independientemente de la política”. Vila, por ejemplo, ha decidido no presentarse a concursos públicos, porque el último que ganó le provocó “problemas de tesorería por falta del oportuno cobro”. Si a eso le sumamos la “irresponsabilidad política en este país”, que permite la contratación de alguien (sale el caso de José Luis Moreno en el Teatre El Musical) “y si falla no es mi problema”, se entiende la apuesta de los tres “en defensa de la creatividad” al margen de la política.

Vicente Vañó, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Vicente Vañó, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Hemos incluido la visión del anunciante”

La Lluna lo que hace precisamente es “premiar el talento”. “Antes nos mirábamos más al ombligo”, dice Esther Castellano, refiriéndose a que todo giraba alrededor de la AECPcv. “Ahora hemos incluido a todos, sean o no de la asociación, a la hora de mostrar sus trabajos, al igual que hemos incluido la visión del anunciante”, antes excluido “del selecto club” que, a juicio de Vañó, pretendía ser el festival.  “Te premio, pero no te integro”, dice acerca de esa pasada relación con los anunciantes ahora integrados ya de pleno derecho.

Ahora hay otra novedad importante: “La Lluna siempre ha premiado la creatividad, pero no los resultados y ahora esa ventanita la hemos abierto con la introducción de la categoría ‘Eficacia’ que antes no había. Se dará un premio en función de los resultados, auditados por diversas fuentes”. Más de 150 piezas se han presentado a un festival que se hace eco de los cambios operados en el mercado durante los últimos años. “Ahora hay agencias de dos o tres personas que se llevan premios compitiendo con trabajos realizados por grandes estructuras”, subraya Vañó.

Álex Vila y Esther Castellano, en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Álex Vila y Esther Castellano, en los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“Hay una democratización de la información”

“Antes las agencias tenían volúmenes grandes de trabajo y funcionaban con compartimentos estanco”, explica Castellano. “Ahora los perfiles son más transversales”, apostilla Vañó. “La comunicación es más directa, porque el público está acostumbrado a ser bombardeado por imágenes; está más formado”, interviene Vila. “Hay una democratización de la información en Internet: es bidireccional y on line; el consumidor tiene la palabra”, concluye Esther Castellano.

De izquierda a derecha, José Luis Pérez Pont, Vicente Chambó, Salva Torres, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, José Luis Pérez Pont, Vicente Chambó, Salva Torres, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“El 80% de la decisión de compra es de la mujer”

La Lluna, además de la entrega de premios, incluye una serie de conferencias a cargo de prestigiosos profesionales del sector publicitario, entre ellos, Sam Júdez (DDB Spain), Álex Pallete (Picnic), Xavier Sempere (Cul de Sac), Enric Nel-lo (Grey España) o Gemma Cernuda (Peix&Co), que centrará su intervención en el papel femenino a la hora del consumo: “El 80% de la decisión de compra corresponde a la mujer”, apunta Esther Castellano como adelanto de la ponencia de Cernuda. “¿En serio?”, afirma extrañado Álex Vila. Todo eso y más el próximo viernes en La Lluna Festival de Publicidad y Comunicación Creativa que se celebra en La Rambleta. Allí, los empresarios y el público en general se encontrarán con “campañas nacionales hechas por creativos valencianos”, apostilla la presidenta de AECPcv. Que conste.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Vicente Vañó, Álex Vila y Esther Castellano, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Salva Torres