Las trampas de la memoria

Dystopia, de PanicMap
Las Naves
C / Juan Verdeguer, 16. Valencia
Del 16 al 18 de septiembre de 2016

La tecnología siempre es un arma de doble filo, especialmente en el mundo del arte. Igual ayuda a potenciar la expresividad del artista que puede contribuir a anularla, como ocurre en tantos filmes que son una mera sucesión de trucos y efectos especiales sin apenas sustancia. Cuando se trata de las artes escénicas lograr una armoniosa conjunción entre arte y tecnología es un asunto delicado. Un osado experimento que muy pocos se arriesgan afrontar. La compañía valenciana PanicMap, creada por Juan Pablo Mendiola y Margarita Burbano en 2012, ha demostrado estar muy capacitada para ello. Pero siempre desde el pánico, el vértigo, el miedo a la página en blanco, de ahí su nombre. “Un pánico que hay que solventar a base de trazar un mapa, una hoja de ruta”, dice Mendiola.

Tras el éxito obtenido con su primer montaje, Harket y tras cuatro años de intenso trabajo regresan a los escenarios con Dystopia protagonizada por Cristina Fernández y Ángel Fígols que inicia mañana la nueva temporada de Las Naves.  Tres únicas funciones hasta el domingo. Tres ocasiones de ver algo diferente sobre el escenario.

Cartel de Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Cartel de Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

“Dystopia es un viaje emocional de dos personajes en el que nada es lo que parece”, dice Mendiola. “Un laberinto de espejos en el que se ven atrapados y que distorsiona su identidad. La obra reflexiona sobre la memoria. Sobre la necesidad que a veces tenemos de crear una realidad paralela a la auténtica cuando no estamos satisfechos con nuestros propios recuerdos, cuando aquello que nos rodea se descompone a trozos, cuando nuestro presente nos parece un futuro distópico de nuestro pasado. El protagonista se adentra en un laberinto de espejos emocional, en el que le cuesta reconocerse”.

El resultado es un teatro radicalmente contemporáneo que indaga en nuevos lenguajes, sin dejar por ello de buscar la emoción y la reflexión del espectador. Con técnicas innovadoras  construye sobre el escenario historias e imágenes  atractivas y sorprendentes.

A la escenografía convencional se suman proyecciones de mapping 3D y vídeo en directo “que permite transformar el espacio tanto a nivel plástico como emocional”, señala Mendiola. “Mi objetivo es buscar un diálogo entre tecnología y emociones. Lo tecnológico es frío y son los actores los que calientan el ambiente. En este caso, tanto Cristina como Ángel se desdoblan en un auténtico tour de force. Se puede decir que los he exprimido a fondo”, bromea el director.

Ambos mantienen un intenso duelo interpretativo en escena, proyectándose  en unos papeles de gran exigencia emocional y física. Los protagonistas se trasladan a diferentes lugares y momentos interactuando con los elementos visuales que los envuelven en el escenario y descubriendo poco a poco los límites de su propia realidad. En suma, Dystopia profundiza en la búsqueda de un lenguaje multidisciplinar en el que se entrelazan dramaturgia, danza, live cinema y video mapping para dar forma a un rompecabezas escénico.

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Mendiola se inició en Teatre de l’Horta con Roberto García y más tarde montó un par de obras para Maduixa. PanicMap nació en plena crisis y a partir de ahí todo ha ido si no a mejor, sí al menos no a peor. “La sensación que tenemos es que la crisis va remitiendo, aunque tampoco se acaba de ver el sol”, comenta. “Nos encontramos en un impase, esperando a Godot. Hay esperanza pero también cierto recelo. El cambio de gobierno se ha traducido en un diálogo más abierto, lo que se podría llamar ‘escucha activa’ por parte de las instituciones y somos conscientes de que se han dado pasos hacia delante.  Se ha incrementado el presupuesto que apoya la cultura pero todavía hay que mejorar su formulación y distribución”.

Una vez estrenada en Valencia Dystopia seguirá el circuito habitual de festivales como Harket. Con su primer montaje PanicMap recorrió parte de la geografía nacional pasando por varios festivales.  Estuvo en Fira Tàrrega, TAC de Valladoli, Burgos Escena Abierta, MADferia, Danza Xixón y Mostra de Teatre d’Alcoi. Tambien recibó el Premio BBVA de Teatro al mejor espectáculo y a la mejor actriz, Cristina Fernández.

“Cuando actuamos en teatros de gran aforo como El Principal de Valladolid hicimos subir el público a escena, unas 150 personas para crear mayor intimidad y proximidad ”, recuerda Mendiola, que también recibió el Premio Max al mejor espectáculo infantil de 2015 por Dot, de Maduixa Teatre, y la candidatura como mejor autor revelación por Harket.

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Inmersión en ‘Dystopia’

“Sé lo que necesitas. Un leve balanceo. Un pequeño impulso que te ponga en movimiento.” Se abre el telón y aparece un fragmento del rincón de una habitación inacabada en medio de ninguna parte. Los espectadores se adentran en un bucle emocional en el que memoria, realidad y ficción están en constante lucha. Los personajes también en continua construcción. ¿Qué haces cuando crees vivir en un presente que no es el que te pertenece?

Transformamos los recuerdos y construimos una realidad propia, alternativa.  Al transformar nuestra memoria alteramos también nuestra identidad. ¿Qué margen de error hay entre la realidad y lo que recordamos de ella? “No tienes una grabadora sobre los hombros. Lo siento. No eliges un cassette, le das al play y reproduces exactamente lo que has vivido.”

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Dystopia, de PanicMap. Imagen cortesía de Las Naves.

Bel Carrasco

Viaje al fondo de la mente

El gran Arco, de Eva Zapico
Sala Ultramar
C / Alzira, 9. Valencia
Del 21 al 24 de abril, 2016, a las 20.00h

‘El gran Arco’ es un laberinto mental, un viaje al inconsciente, una aventura a lo más profundo de nuestro cerebro. Eva Zapico y Ángel Figols se vuelven a reunir sobre las tablas para poner en marcha el engranaje de una pieza que les valió los premios de la AAPV a Mejor actriz y Mejor actor en 2014. Un reconocimiento de la profesión valenciana para un trabajo delicado y preciso que nos presenta el desarrollo de la neurosis mental en la relación de una mujer con su terapeuta.

“Como creadora Eva Zapico es uno de los grandes referentes que tenemos actualmente en el panorama teatral y es una lástima que este montaje no se haya visto más en las salas, por eso queríamos reponerlo”, indican desde Ultramar. Y añaden: “Rescatar piezas que han sido importantes en esta ciudad en los últimos tiempos y recordarlas es un trabajo que nos gustaría empezar a desarrollar, una especie de ciclo de grandes clásicos pero con piezas de creadores de aquí y de ahora”.

Cartel de 'El gran Arco', de Eva Zapico. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Cartel de ‘El gran Arco’, de Eva Zapico. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

‘El gran Arco’, que podrá verse del 21 al 24 de abril (20.00h), utiliza como motor la obra de Louise Bourgeois, las teorías psicoanalíticas de C.G. Jung y Las Cárceles de Piranesi. Un juego en el que las relaciones entre los personajes y la realidad se difuminan trasladando el trastorno mental a un espectador que no es capaz de reconocer qué hay de verdad y de imaginado en lo que sucede ante sus ojos.

A partir del estudio de la histeria como enfermedad nerviosa, considerada durante mucho tiempo como un rasgo propio de mujeres malvadas al servicio del diablo, el montaje muestra el desarrollo de la neurosis mental en la relación de una mujer con su terapeuta.

'El gran Arco', de Eva Zapico. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

‘El gran Arco’, de Eva Zapico. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

 

‘El Gran Arco’ del laberinto mental

El Gran Arco, de Eva Zapico
Espai Mutant de Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. Valencia
Sábado 21 y domingo 22 de noviembre de 2015

Eva Zapico presenta la obra de teatro El Gran Arco, el 21 y el 22 de noviembre en el Espai Mutant de Las Naves. Un montaje interpretado por Eva Zapico y Àngel Fígols.

El Gran Arco propone un recorrido por el laberinto mental de los personajes, un espacio en el que el espectador inicia un viaje hacia el inconsciente. Dos personajes, terapeuta y paciente, comparten un espacio sin que podamos llegar a entender cuál es la relación real entre ellos. Un recorrido por el laberinto mental de ella. Un viaje hacia el inconsciente de ambos.

A partir de la histeria como enfermedad nerviosa, considerada durante mucho tiempo como un rasgo propio de mujeres malvadas al servicio del diablo, esta función reflexiona sobre el origen de la maldad en el individuo.

Sin poder dar respuesta al enigma sobre el origen de lo malvado, el montaje muestra el desarrollo de la neurosis mental en la relación de una mujer con su terapeuta. Utilizando como motor la obra de Louise Bourgeois, las teorías psicoanalíticas de Carl Gustav Jung y Las Cárceles de Piranesi, ambos personajes se relacionan sin que sepamos los intrincados nudos de conexión que les une.

El Gran Arco se estrenó en el festival Russafa Escènica 2013 y cuenta con la colaboración de otros creadores, como el músico y videoartista catalán Logical Disorder y Transistora, magazine online especializado en música electrónica.

El gran arco, de Eva Zapico. Imagen cortesía de Las Naves.

El Gran Arco, de Eva Zapico, con Àngel Fígols. Imagen cortesía de Las Naves.

Compañías valencianas en el Escalante

Cicle Companyes valencianes
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Del 11 de enero al 8 de marzo, 2015

Pasadas las vacaciones navideñas, el Escalante recupera su actividad regular con una nueva edición del ‘Cicle Companyies valencianes’. Del 11 de enero al 8 de marzo, el Centre Teatral de la Diputació de València ofrecerá una programación íntegramente dedicada a formaciones teatrales locales, con funciones en valenciano y castellano para público escolar y familiar.

Según Vicent Vila, Director del Escalante, la Diputación tiene como prioridad promocionar nuestra cultura y una de sus manifestaciones más vivas es el teatro. “Por eso, trabajamos para formar a sus profesionales en nuestra escuela de artes escénicas. También colaboramos con formaciones valencianas en una parte importante de nuestras producciones, creando desde hace 30 años espectáculos como, por ejemplo, ‘Contes dels Grimm’, con Anem Anant, o ‘El Mago de Oz’, con Ananda Dansa”, destaca el director del Centre Teatral.

“Además, nuestro escenario está abierto a los espectáculos creados en Valencia”, afirma Vila. Tanto es así, que en torno al 95% de las funciones programadas en el Escalante son de compañías valencianas, “aunque también recibimos a propuestas de diferentes puntos de España y de países como Italia, Portugal, Ucrania… porque es importante que los espectadores valencianos puedan ver lo que se hace aquí, pero también conocer y enriquecerse con lo que se hace en otras partes” explica el director del teatro de la Diputación.

Escena de Mr. Kidd, del grupo Bambalina. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante de la Diputación de Valencia.

Escena de Mr. Kidd, del grupo Bambalina. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante de la Diputación de Valencia.

La nueva edición del ‘Cicle Companyies valencianes’ incluirá a cinco compañías y se inaugura este domingo 11 de enero (18h.) con el estreno en Valencia de ‘Mr. Kidd’, la nueva propuesta de Bambalina Teatre Practicable.

Tras su paso por ciudades como Zaragoza, llega a la capital valenciana esta obra sin palabras, creada y dirigida por Eva Zapico, en la que los actores Ángel Fígols y Pau Gregori manipulan títeres de gran formato, así como diversos objetos. Echando mano de la música y coreografías, en una original puesta en escena con estética de cómic, contarán una tierna y divertida historia sobre el superhéroe que cada niño lleva dentro. (Vídeo Mr. Kidd: https://www.youtube.com/watch?v=fKv_vPKOHkI)

Ya Está! de PTV Clowns. Imagen cortesía del Escalante.

Ya Está! de PTV Clowns. Imagen cortesía del Escalante.

El domingo 18 de enero será el turno de PTV Clowns, una de las compañías más veteranas de la escena valenciana, con 40 años de trayectoria. Eduardo Zamanillo y Amparo Mayor se despiden con el espectáculo ‘Ya está!’ de dos de sus personajes clásicos: los payasos Hula y Piojo. Una ocasión para conocer la última aventura de estos divertidos y traviesos soñadores. (Vídeo Ya está!: https://www.youtube.com/watch?v=WnYQ7T_RmBw)

Cyrano de Bergerac, de L'Horta Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

Cyrano de Bergerac, de L’Horta Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

A partir del domingo 25 de enero y hasta el 26 de febrero será el turno de L’Horta Teatre, que repone ‘Cyrano de Bergerac’, una producción del Escalante que fue todo un éxito la temporada pasada. Roberto García es el autor y director de esta propuesta de la que se ofrecerán funciones en castellano y en valenciano. Una obra con una espectacular puesta en escena, desplegando sorprendentes efectos audiovisuales y mucho humor. Un divertido acercamiento al clásico francés en el que Cyrano comparte escenario con Marc, un joven fascinado por las nuevas tecnologías. (Vídeo Cyrano de Bergerac: https://www.youtube.com/watch?v=X4K6gUcSA1Q)

La Familia Romanesku, de La Nou Finestra. Imagen cortesía del Escalante.

La Familia Romanesku, de La Finestra Nou Circ. Imagen cortesía del Escalante.

Ya en el mes de marzo, el día 1, llegará La Finestra Nou Circ, una compañía valenciana de reciente creación (2012) especializada en circo e integración social. En el Escalante representarán ‘La Familia Romanesku’, un espectáculo que mezcla acrobacias, equilibrismo y malabares con el género clown para representar la vida cotidiana de un grupo que llega del Este de Europa, compartiendo mesa, casa y trabajo en familia, cargados de buen humor. (Vídeo La Familia Romanesku: https://www.youtube.com/watch?v=XbJUBnER-sM)

M i les balenes, de La Lupa Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

M i les balenes, de La Lupa Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

El ciclo se cerrará el 8 de marzo con Lupa Teatre, una joven compañía caracterizada por observar los pequeños detalles en sus montajes para niños y adultos. En ‘M i les balenes’, los protagonistas son unos viejos juguetes y las historias de los niños con quienes jugaron. Xavier Puchades y Guada Sáez han creado y dirigido este montaje en valenciano, que combina la interpretación con el uso de títeres para retrotraer al público a una época en la que a la imaginación no se le acababa la cuerda. (Vídeo M i les balenes: https://www.youtube.com/watch?v=w7JN-zknnqo)

Con esta pieza termina un ciclo que durante casi tres meses dedica en exclusiva el escenario del Escalante a producciones realizadas por profesionales valencianos y caracterizadas por la gran calidad artística de los montajes. “Pese a los durísimos efectos de la crisis sobre la cultura, la programación de este ciclo es una prueba de que el teatro valenciano, los espectáculos que se crean para los pequeños espectadores, son de muy buen nivel” defiende Vila, quien remarca la factura, creatividad y puesta en escena de las piezas seleccionadas, una muestra de respeto por los infantes como público.

“En el Escalante entendemos que el teatro infantil no es un teatro menor y trabajamos para que tanto con el colegio como con sus familias los fines de semana, los niños puedan disfrutar de una programación variada y de calidad a precios populares, cumpliendo con nuestra función como teatro público” sostiene el director del Centre Teatral de la Diputació de València.