CalimaR’T 18: don de la fuga, infinito y misterio

‘1.1 Univers’, de Amparo Garrido, Ana Elena Pena, Geles Mit, Javier Velasco, Jöel Mestre, Pep Carrió y Xavier Monsalvatje
CalimaR’T 18
Centro Calima. Observatorio de los sentidos
Nova Malvarrosa 11, Gilet (València)

Esto no es una crónica. Es un arpegio. De nota. Un cuento de los Tales y sin los cuáles nada sería. Porque no estamos en el 212 a.C., ni el número es el 22. Y tampoco falta la O. Se trata de un once, upon a time. Y UNIVERS. Un número que no se puede tocar porque es maestro. La introspección, si es íntegra, se abre por la fuga del horizonte de sucesos, dándolo todo, más allá del espacio y del tiempo. Porque el principio del mundo es lo ilimitado. Como la eternidad y un día, ese mañana en la frontera de enfrente.

CalimaR'T. MAKMA

‘1.1 Univers’

¿Se trata de un once? Mirándolo bien, son dos unos separados por un punto. Lo interesante es cogerle el punto. El punto y seguido, los suspensivos… El punto y sus partes. Uno + uno son dos. Por alegrías. Uno punto uno punto es el principio de lo irrenunciable. Uno y uno, ecuación y devoción, ¿pasión? Matemática de longitudes y latitudes en el poliedro que inmiscuye la casa y el estudio, el jardín entorno. Una secuencia de la suma —el rito y el verano— , que en su cuarta edición reúne en Calima’RT a once artistas del valor sin dimensiones mirando mejor y bien, despertando el ser a los sentidos en la música mundana.

Y si aquí están los unos, ¿dónde están los otros? Pues también están. Dicen que siempre es más recomendable hablar de los otros y, que si lo haces, sea a partir del yo, en el punto de la madeja universal cuando deja de ser ovillo.

Al parecer, el dato científico es que esta exposición se ha inaugurado el 15 de junio de 2018, en CalimaR’T, cocinada por la artista alsaciana Deva Sand, sabiendo, no obstante, que el tiempo no existe. Ah, y un añadido del cyborg: la versión 1.1, en lenguaje computador, es que se trata de un software fiable. Porque las x.o tienen errores. ‘1.1 Univers’ en un espacio de conocimiento donde habita el cambio de conciencia. Desde la receptividad y lo creativo. Entre los arquetipos y la magia, la transmisión y la confianza. La intuición, nada de comprensión. El toque sanador entre los principios y las profundidades, las pies y los manos.

Un único verso de naturaleza armónica. La unidad y la igualdad con la diversidad por sobre. Las velas sincrónicas. El viento en Sí, sostenido, en clave de Fa. El detalle está en el punto que los divide o los une de forma indivisible, que lo ilimitado está hecho de sus supuestos opuestos.

Imagen de las obras de Pep Carrió que forman parte de '1.1 Univers'. Fotografía cortesía de CalimaR'T.

Imagen de las obras de Pep Carrió que forman parte de ‘1.1 Univers’. Fotografía cortesía de CalimaR’T.

El mar en la cocina. Palmeras, con sus cocos, en la movie room, esa habitación con vistas a la que el visitante llega al principio, si viene por Trotamundos; al final, tras atravesar la sala blanca, la fábrica de sueños o el balcón, viniendo por la playa. Y es en la intemperie donde está la puerta de esta exposición, con vistas al mar. A la Sureste. Miradas sobre la realidad unidas dentro del Observatorio de los Sentidos.

Un cosmos salpicado de grama. Las fotos están tomadas con pinzas. La poesía se fotografía, la pintura es cerámica y la escultura, la arquitectura de la crónica cuando te mira. Y animales que responden, la música clásica es para todos. Hay cápsula de bombeo. Y diálogo, entre la vida y la muerte, cómo no. Cuadros de mármol negro y flores en las rotondas, y lagos. Y un viaje, “la historia y el pasado a fuego y resistencia en una vida detenida en el tiempo por necesidad y por lucha”. Y fuego encendido en la alcoba, esas vidas del arte póvera.

Hay un paseo del olfato, el árbol de los deseos, un puerto de conexión, que proyecta una idea al espacio. Aquí se trata con la naturaleza y el esperanto, el reflejo es blanco y se mira con la raíz por los ojos, con hilos rojos, que bailan al viento. Arena de duna y Flora. Plantas de arenales, embrionarias, móviles, en la frontera donde resurge la vida y la ballena saluda. El lugar universal del germen en la tarea de cada artista, sagrado en sus bellas artes. Una extraterrencia en vida con cerezas de postre. Y el eje, un huevo de cristal con burbuja de aire en su interior. El origen, que diría aquél. Arriba y abajo es lo mismo como una pequeña vibración. Perdón, variación. Porque hablamos de la exposición ‘1.1 Univers’, que es como decir, artículo 1: Los hombres (personas, animales y cosas) y las mujeres, nacen y permanecen libres e iguales, también en derechos, o cuanto menos aún los vericuetos. Las distinciones sólo pueden ser acorde de la música común de corazón limpio.

-¿Y de menú?
-Quiches veganos.

Imagen de una de las obras de Xavier Monsalvatje que forman parte de '1.1 Univers'. Fotografía cortesía de CalimaR'T.

Imagen de una de las obras de Xavier Monsalvatje que forman parte de ‘1.1 Univers’. Fotografía cortesía de CalimaR’T.

María Tomás García

 

Pecados nefandos: Ana Elena Pena

Oriunda de campos de regadío por inundación -territorio en el que eclosionan semillas de gramíneas cuasi-esféricas y transcurre el Segura en curso medio-, una joven de gentilicio inefable se propala por los sumideros del levante, con aliterado heterónimo, como una descocada vicetiple extraída de las acotaciones de Mihura dispuesta a ventilar los galpones y salones de los casinos de provincias.

Ana Elena Pena (Calasparra, Murcia, 1978), con prolífica virtud de año anomalístico, culmina el calendario con un próspero balance de patrimonio activo, cuya morfología se traduce en la autoedición de tres títulos -‘La ciudad de las niñas perdidas’, ‘Sangre en las rodillas’ y ‘Cicatrices’- que acontecen para revelarse como un nouménico extracto de cuantas inquietudes, perturbaciones y devociones de la iconoclasia han particularizado su unción panegírica por los uliginosos sótanos de las parafilias humanas y las lacerantes costuras de su biografía, ya desvisceradas con su primigenio y sórdido recorrido de acción escénica, el pecado nefando de sus ilustraciones y acuarelas o su cabaré de aguas residuales -junto al músico, de “clasicismo pervertido”, Gilbertástico-, de “confidencias y relatos sobre bajezas humanas que casi siempre hallo en las cloacas de internet”.

"Lanzadora de cuchillos". Ilustración de Ana Elena Pena. Imagen cortesía de la artista.

«Lanzadora de cuchillos». Ilustración de Ana Elena Pena. Imagen cortesía de la artista.

¿Qué complejidades has encontrado en el ámbito de la autoedición, respecto de su gestión y distribución?

El problema de la autoedición es que el autor tiene que gestionarlo todo, y nadie te promociona. Al no tener el respaldo de una editorial, es más difícil que los medios se interesen para publicitarlo, por ejemplo. Hay que ir en persona a las librerías, contactar con ellas directamente para dejar los ejemplares, y tirar de las redes sociales para anunciarlo. El primer libro, ‘Hago pompas con saliva’, lo saqué con Editorial Melusina, y no fue mal teniendo en cuenta la temática, pero he vendido mucho más por mi cuenta, aunque con mucho más esfuerzo. Gestiono los pedidos que me llegan a la web desde mi casa, envuelvo los libros, los personalizo, los llevo a correos… Se me va mucho tiempo en eso, pero también es muy gratificante para quien lo recibe en casa (y cómodo). Hay un trato personalizado muchas veces. También me ayudan las librerías de barrio, y sobre todo Gnomo (Denia ,12), que también envía mis libros por correo aparte de tenerlos en tienda.

Portada y páginas interiores de "La ciudad de las niñas perdidas". Imagen cortesía de la autora.

Portada y páginas interiores de «La ciudad de las niñas perdidas». Imagen cortesía de la autora.

La ciudad de las niñas perdidas’ supone un singularísimo ejercicio de conculcación/transgresión de diversos paradigmas asociados a la pubertad femenina. ¿En qué momento y con qué voluntad surge esta autoedición? 

Es un cuento “infantil” para adultos, una especie de “catálogo de trastornos” de pubertad femenina, como bien dices (anorexia, alcoholismo, vanidad…) y parte de una fantasía real que tenía en mi infancia, cuando inventé ‘El reino de Barbaria’ y lo materializaba con personajes y dibujos. Tenía la fantasía amazona de un mundo encima de las nubes donde solo habitaban mujeres. Mujeres que vivían entregadas al placer y lanzaban rayos con los pezones, con los que clonaban a los hombres atractivos que había en la tierra (seguramente viera algo parecido en alguna película de ciencia ficción). Estos hombres únicamente servían para el disfrute sexual de las insaciables féminas, que se los turnaban como si fueran meros objetos para el placer y luego los destruían una vez se cansaban de ellos y aparecían nuevos hombres deseables en el panorama. Hice una tirada limitada de 250 ejemplares y se me agotaron en unos pocos meses. De momento no voy a hacer más ediciones de ese cuento en particular porque tengo otros proyectos, pero es de mis favoritos, seguramente porque me retrotrae a esa infancia locuela y precoz llena de fantasías absurdas que tuve.

Portada de "Sangre en las rodillas": Imagen cortesía de la autora.

Portada de «Sangre en las rodillas»: Imagen cortesía de la autora.

‘Sangre en las rodillas’ se erige en un poemario de desabrigadas confesiones biográficas. ¿Qué te ha permitido el género poético, a diferencia de otras latitudes literarias o creativas, y cuánto de expiación atesora este título?

La poesía tiene un valor terapéutico singular. Es una actividad solitaria que requiere mucha introspección, honestidad, y te obliga a mirar al mundo con detalle, observar a la gente, las relaciones… Para mí es importante la mezcla de sensibilidad con crudeza, no me gustan las florituras. Siempre he escrito sin muchas pretensiones y de manera discontinua. No pensé que pudiera llegar a publicar cuatro libritos como hasta ahora (y dos que tengo a medio hacer), pero tampoco me pongo cuatro horas delante de la pantalla a escribir como una loca. Escribo a ratos, a días, a “puñaladas”. Y luego tardo bastante en pulir el poema, el texto. Le pongo mucho mimo. También es cierto que, debido a mis problemas de espalda, no puedo pintar ni dibujar tanto como antes, y eso me ha obligado en cierta forma a volcarme con la narrativa, incluso a tenerla como prioridad.

Portada de "Cicatrices". Imagen cortesía de la autora.

Portada de «Cicatrices». Imagen cortesía de la autora.

‘Cicatrices’, como epílogo de tus publicaciones del presente curso editorial, se postula y sintetiza a través de la sentencia narrativa de Leonard Cohen «Los niños muestran sus cicatrices como medallas, los amantes las usan como secretos a revelar. Una cicatriz es lo que sucede cuando la palabra se hacer carne.» ¿Cuáles son los elementos que convergen en este híbrido de narrativa y poesía?

Pasé por una enfermedad silenciosa (bulimia y ansiedad) sin saber que estaba enferma. Sin saber que, para que todo fuera como antes, tenía que romper con muchas cosas y cambiar completamente mi estilo de vida. De alguna manera fui dándome cuenta de ello a medida que escribía, y en mis textos se adivinaban mis problemas con el alcohol, con las relaciones, el sexo, los altibajos emocionales… En cierta medida fue un proceso de autodescubrimiento bastante doloroso en el que uno se enfrenta con su lado oscuro y decide tomar otro camino. Se atisba la luz. ‘Cicatrices’ es la historia de mi adolescencia y juventud (bueno, sigo siendo joven en la treintena, pero no tanto, claro). Pienso que, si hubiera leído algo así como ‘Cicatrices’ cuando estaba realmente MAL, me habría ayudado muchísimo para llegar a comprenderme. Pero nadie me ayudó, o nadie sabía como ayudarme, ni siquiera yo. Me dejaba llevar por la vorágine de aquellos años y asumía que era normal lo que me pasaba: vomitar, deprimirme, tener ansiedad, comportamientos autodestructivos, fobias, saltar de una relación a otra… Mi vida y mi trabajo eran prácticamente nocturnos: actuaciones, cabaret… y me costaba salir de ese mundo porque “vivía” de ese mundo. Ahora limito mucho las actuaciones para tener una vida más diurna y saludable. Poco a poco empecé a verlo todo con mayor lucidez y a cambiar mis hábitos, escoger bien la gente que me rodea, alimentarme correctamente… Quizá por el título (‘Cicatrices’, que alude también a la autolesión, hábito dañino que practiqué durante años) pueda parecer un libro oscuro, pero en realidad es un libro con mucha luz, y que puede ayudar muchísimo a quien esté pasando por una situación similar. Y a quien no, también. Igualmente es un libro revelador. A mí siempre me han fascinado las historias truculentas de adicciones o traumas en primera persona: el tono confesional, la sinceridad a lo bestia, la pornografía emocional y todo lo relativo a la desnudez de las emociones. Me identifico plenamente y me ayuda a comprender la esencia humana. Todos somos mucho más parecidos de lo que creemos.

http://www.anaelenapena.es

Jose Ramón Alarcón

ABIERTO VALENCIA en imágenes (I)

El pasado 26 de septiembre tuvo lugar la primera edición de Abierto Valencia, evento organizado por LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana) con motivo de la  inauguración conjunta del principio de la temporada artística de sus 20 galerías, presentando para su primera edición más de 30 artistas nacionales e internacionales.

Una celebración para el arte y la cultura, con un amplio programa de exposiciones, conferencias, recorridos, conciertos y premios en la línea de los eventos que se celebran en otros grandes núcleos del panorama internacional.

En esta edición se pudo disfrutar de las obras del conocido artista conceptual francés Mathieu Mercier en Luis Adelantado, las exquisitas fotografías del argentino Humberto Ribas en el nuevo Espai Visor, las pinturas del ya histórico Valerio Adami en Rosalía Sender, la obra de la artista peruana Andrea Canepa en Rosa Santos. Las propuestas más radicales estuvieron presentes en Mr. Pink con Tactelgraphics y Kessler Battaglia con Ferrer y Mora, el escultor suizo Lucas Ulmi en SET espai d´art, en Punto Sandra Paula, Ana Elena Pena, y Rocío Verdejo nos hablan de “La inocencia” mientras Paz y Comedias presentó la obra de Manuel Blazquez «Milímetro»; también las veteranas Benlliure Del Palau con una selección de sus artistas y Galeria Cuatro, reciente incorporación a LaVac, con la exposición de Jorge Carla BajoCabe destacar la conferencia de Manuel Segade, comisario de la sección opening de Arco, en la joven y enérgica Espai Tactel acompañando la exposición de Joan Morey, también pudimos asistir al concierto de UKE en Kir Royal. En Alicante se vieron las telas de Ferran Gisbert en Aural y en Javea las pinturas de Francesc Daranas en Isabel Bilbao y en Castellón, en Canem la obra del escultor Bernhard Lehmann y Collblanc la obra de Claudia Martínez.

Todas las exposiciones permanecen abiertas al público en el horario habitual. Puedes encontrar más información aquí mismo:
-Galería Paz y Comedias: Manuel Blázquez. Milímetro
-Galería Luis Adelantado: Mathieu Mercier. Desilusiones ópticas
-Espai Visor. Humberto Rivas. Works: 1978-2007
-Galería Punto. Ana Elena Pena / Sandra Paula Fernández / Rocío Verdejo. La inocencia
-Set Espai d’Art: Lucas Ulmi. Laberintos visuales
-Espai Tactel. Joan Morey. Espolones
-Galería Rosalía Sender. Valerio Adami
-Galería Cànem. Bernhard Lehmann. Pan y agua
-Galería Collblanc. Claudia Martínez. Iloveyou
-Galería Aural. Ferran Gisbert. Pintura como instalación
-Galería Mr. Pink. Tactelgraphics. Lost boys
-Galería Cuatro. Jorge Carla. Obra original
-Abierto Valencia calienta motores
-Abierto Valencia: la fiesta del arte
-Abierto Valencia: aforo completo
-Noche pletórica de Abierto Valencia

Os presentamos una galería de imágenes, a cargo de la fotógrafa Asun Bonilla, con un recorrido por algunas de las inauguraciones que tuvieron lugar esa agitada noche para los artistas, galeristas, críticos, comisarios, coleccionistas y amantes del arte contemporáneo.

IMG_6115

IMG_6112

IMG_6123

IMG_6128

IMG_2090

IMG_2089

IMG_6117

IMG_6146

IMG_6134

IMG_2096

IMG_6144

IMG_6155

IMG_6154

IMG_6152

IMG_6158

IMG_6160

IMG_6176

IMG_6165

IMG_6169

IMG_6180

IMG_6201

IMG_6184

IMG_6189

IMG_6183

IMG_6217

IMG_6206

IMG_6209

IMG_6216

IMG_6212

IMG_6228

IMG_6239

IMG_6234

IMG_2135

IMG_2123

IMG_2142

IMG_2149

IMG_2161

IMG_2127

IMG_6220

Si quieres ver más imágenes de Abierto Valencia 2013, pincha aquí.

ABIERTO VALENCIA calienta motores

El próximo 26 de septiembre, dará comienzo la primera edición de Abierto Valencia, evento organizado por LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana) con motivo de la  inauguración conjunta del principio de la temporada artística de sus 20 galerías, presentando para su primera edición más de 30 artistas nacionales e internacionales.

Una celebración para el arte y la cultura, con un amplio programa de exposiciones, conferencias, recorridos, conciertos y premios en la línea de los eventos que se celebran en otros grandes núcleos del panorama internacional. Con cada edición, “Abierto Valencia”, persigue convertirse en una cita que atraiga a coleccionistas, amantes del arte, expertos y comisarios así como al público en general.

Para este evento, las 20 galerías de arte que componen LaVAC han escogido lo mejor de su plantel de artistas tanto españoles como internacionales, consagrados y emergentes. En ésta, la primera edición, el público puede acercarse aún más al arte contemporáneo gracias al horario de apertura ampliado hasta las diez de la noche. También se plantean importantes descuentos en obras señaladas para ese día en especial, así como visitas guiadas en algunas de las galerías gracias a la colaboración de la asociación AVALEM (Asociación valenciana de educadores de Museos).

En esta edición, podremos disfrutar entre otras, de las obras del conocido artista conceptual francés Mathieu Mercier en Luis Adelantado, las exquisitas fotografías del argentino Humberto Ribas en el nuevo Espai Visor, las pinturas del ya histórico Valerio Adami en Rosalía Sender, la obra de la artista peruana Andrea Canepa en Rosa Santos. Las propuestas más radicales estarán presentes en Mr. Pink con Tactelgraphics y Kessler Battaglia con Ferrer y Mora, el escultor suizo Lucas Ulmi en SET espai d´art, en Punto Sandra Paula, Ana Elena Pena, y Rocío Verdejo nos hablan de “La inocencia” mientras Paz y Comedias presenta la obra de Manuel Blazquez «Milímetro»; presente también las veteranas Benlliure y Del Palau con una selección de sus artistas y Galeria Cuatro, reciente incorporación a LaVac, con la exposición de Jorge Carla Bajo. Cabe destacar la conferencia de Manuel Segade, comisario de la sección opening de Arco, en la joven y enérgica Espai Tactel acompañando la exposición de Joan Morey, también podremos asistir al concierto de UKE en Kir Royal. En Alicante se podrán ver las telas de Ferran Gisbert en Aural y en Javea las pinturas de Francesc Daranas en Isabel Bilbao y en Castellón, Canem presenta la obra del escultor Bernhard Lehmann y Collblanc la obra de Claudia Martínez.

Tras las inauguraciones, se celebrará el evento “fiesta celebración y entrega de premios Abierto Valencia”, en el claustro del Centre del Carme, con una cena/cocktail, diseñada por prestigiosos chefs de la Comunidad Valenciana, donde se procederá a la entrega de los premios: “Premio de exposición Abierto Valencia” y “Premio de adquisición Abierto Valencia” (patrocinado por GANDÍA BLASCO).

Abierto Valencia quiere convertir a Valencia en el epicentro del arte contemporáneo. Una visita imprescindible en el calendario cultural tanto nacional como internacional.

En la web de LaVAC se puede encontrar toda la información detallada del programa de cada una de las galerías, así como su localización en el plano para crear recorridos personalizados.

Las entradas del evento podrán adquirirse tan solo de forma anticipada en cada una de las galerías pertenecientes a LaVAC:

ALBA CABRERA,  AURAL, BENLLIURE, CÀNEM, COLLBLANC, CUATRO, ISABEL BILBAO, KESSLER BATTAGLIA, KIR ROYAL, LUIS ADELANTADO, MISTERPINK,
DEL PALAU, PAZ Y COMEDIAS, PUNTO, ROSALIA SENDER, ROSA SANTOS,
SET ESPAI D´ART, ESPAI TACTEL, ESPAIVISOR, TRENTATRES.

Cartel-Abierto-valencia-web2

ABIERTO VALENCIA: la fiesta del arte

Abierto Valencia. Comienzo de la nueva temporada
LaVAC: Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana
Galerías abiertas de 16.00 a 22.00 horas.
Cena celebración en el Centro del Carmen, a las 22.00h
Jueves 26 de septiembre

Mientras la crisis económica sigue su curso, la sociedad, cansada de su letanía, mira para otro lado en busca de soluciones que las altas instancias demoran o aplican con torpeza de criterio. La Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC), que agrupa un total de 20 salas, arrancará el jueves la temporada con nuevos bríos, desoyendo las voces agoreras que suenan ya a palabras gastadas. Adiós, tristeza.

Obra de Frances Daranas, en Galería Isabel Bilbao. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Frances Daranas, en Galería Isabel Bilbao. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Y ahí están, celebrando la primera edición de lo que han dado en llamar Abierto Valencia: una jornada de puertas abiertas de sus espacios expositivos (de 16.00 a 22.00h), que culminará con una cena en el Centro del Carmen (de 22.00 a 1.30), en la que se entregarán premios y permitirá compartir con profesionales del arte y público en general la entrada del nuevo curso artístico. Para acceder a la fiesta o show cooking, a cargo de los restaurantes Samsha, Mulandhara y Kiaora, deberán sacarse las pertinentes entradas, que únicamente se venderán por anticipado en las galerías de LaVAC.

Obra de Lukas Ulmi en Set Espai d'Art. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Lukas Ulmi en Set Espai d’Art. Imagen cortesía de Abierto Valencia

La mezcla de exposiciones, con obra de más de 30 artistas nacionales e internacionales, conferencias, visitas guiadas, conciertos y arte culinario, no es más que la prueba del salto cualitativo que las galerías de arte de la Comunidad Valenciana han dado este año. Tras un largo periodo de cierta dispersión organizativa, quizás fomentada por la tan cacareada desunión de un sector que suele mirarse al ombligo de sus propios artistas, LaVAC, quizás también cansada de esa triste inercia y soliviantada por los discursos paralizantes de la crisis, ha cerrado filas en torno a una idea: “Trabajar en equipo para poner en marcha iniciativas conjuntas que dinamicen el sector del arte en la Comunidad Valenciana”, explica, impulsadas sus palabras por este nuevo aire, la presidenta de LaVAC, Olga Adelantado.

Obra de Claudia Martínez en Collblanch. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Claudia Martínez en Collblanch. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Otra buena noticia es que, frente al goteo de bajas de otros años, la asociación arranca la temporada con los mismos espacios, a los que incluso se suma la incorporación de Galería Cuatro. Un total de 20, que exhibirá obra, en este arranque, de artistas como Mathieu Mercier (Luis Adelantado), Humberto Rivas (Visor), Valerio Adami (Rosalía Sender), Andrea Canepa (Rosa Santos), Tactel Graphics (Mr. Pink), Ferrer y Mora (Kessler Battaglia), Lukas Ulmi (Set), Joan Morey (Espai Tactel), Manuel Blázquez (PazYComedias), Jorge Carla (Cuatro) o Sandra Paula, Ana Elena Pena y Rocío Verdejo (Punto), junto a las colectivas de Benlliure y Del Palau. En Alicante, Ferran Gisbert estará en Aural, Frances Daranas en Isabel Bilbao (Jávea), mientras en Castellón, Cànem presentará a Bernhard Lehmann, y Collblanc a Claudia Martínez.

Obra de Jorge Carla en Galería Cuatro. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Jorge Carla en Galería Cuatro. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Manuel Segade, comisario de la sección Opening de ARCO, ofrecerá una conferencia en Espai Tactel, para fomentar un debate que se hace necesario en torno al castigado sector de la cultura. Asimismo, un jurado compuesto por Felipe Garín, Enric Pastor, Agustín Pérez Rubio y José Gandía Blasco, se encargará de dictaminar los premios al mejor proyecto expositivo y a la mejor adquisición, que se entregarán en la fiesta celebración del Centro del Carmen, dependiente del Consorcio de Museos, quien junto a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, apoyan esta primera edición de Abierto Valencia.

Obra de Bernhard Lehmann en Galería Cànem. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Bernhard Lehmann en Galería Cànem. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Un total de 11 bodegas de la Asociación de Terres dels Alforins presentarán sus vinos, en la cena elaborada por Víctor Manuel Rodrigo (Restaurante Samsha), Alejandro Platero (Mulandhara) y Yelel Cañas (Kiaora). Estos tres prestigiosos cocineros valencianos elaborarán cada uno cerca de 2.000 tapas para las alrededor de 400 personas previstas por la organización. El arte culinario rematando el Abierto Valencia de las galerías de arte contemporáneo. Bon appétit.

Obra de Valerio Adami en Galería Rosalía Sender. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Valerio Adami en Galería Rosalía Sender. Imagen cortesía de Abierto Valencia

SHOW COOKING: 6.000 TAPAS

Los chefs de Samsha, Mulandhara y Kiaora adelantan a MAKMA los contenidos de las 6.000 tapas (2.000 cada uno), cuatro saladas y una dulce, que servirán durante la fiesta en el Centro del Carmen.

Víctor Manuel Rodrigo (SAMSHA): Mejillones tigre con concha comestible / Falsas papas arrugás con mojos picones / Aceitunas corporativa de tres sabores / Bonito tai con base de arroz de sushi / Piedras de tres chocolates diferentes.

Alejandro Platero (MULANDHARA): Cremoso de coliflor con caviar de Riofrío / Patata trufada con jamón y crujientes / Fósil de boquerón con emulsión de algas / Tarta de manzana versión Mulandhara.

Yelel Cañas (KIAORE): Bloody Marie de gazpacho con espuma de rúcula / Pulpo con salpicón de capuchinas y emulsión de escabeche / Mini zanahorias creciendo, tierra de remolacha y sustrato de verduras tai / El típico blanco y negro pero al vapor y con mayonesa de pimientos y ruibarbo / Maceta de chocolates.

Obra de Mathieu Mercier en Luis Adelantado. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Obra de Mathieu Mercier en Luis Adelantado. Imagen cortesía de Abierto Valencia

Salva Torres

La inocencia

Ana Elena Pena / Sandra Paula Fernández / Rocío Verdejo
La inocencia
Galería Punto, Valencia

“De niño no podía soportar la degradación natural de los objetos, la fractura, la usura. Conservó durante años, reparándolos una y otra vez, uniéndolos con celofán, los dos pedazos de una regla de plástico blanco rota. Con el vendaje de celofán la regla ya no era recta, ni siquiera podía cumplir su función de regla y servir para trazar líneas; sin embargo, no la tiró. Volvía a romperse y la arreglaba, añadía otra venda de celofán, la guardaba de nuevo en la cartera (…)”. Michel Houellebecq. Las partículas elementales.

El fin de la inocencia llega con la aceptación del carácter limitado de cuanto nos rodea, también de nuestros propios límites. Simone de Beauvoir señaló que el cuerpo de las mujeres debía ser la situación y el instrumento de la libertad de las mujeres, no una esencia definidora y limitante, si bien el cuerpo de las mujeres está marcado dentro del discurso masculinista, en éste el cuerpo masculino representa la fusión con lo universal y permanece sin marca mientras que lo femenino queda diferenciado, fuera de las normas universalizadoras de la calidad de persona, en una encarnación negada y menospreciada. Tampoco es posible restar valor a los significados del lenguaje, a la representación de poder que denota y las estrategias de desplazamiento que oculta, pues detrás de toda acción hay un hacedor o actuante consciente, en este caso, del poder que el lenguaje tiene para subordinar y excluir a las mujeres.

Bajo el título “La inocencia” la Galería Punto presenta el trabajo de tres artistas que mediante diferentes disciplinas y lenguajes abordan aspectos de la representación de la mujer a través del arte. Rocío Verdejo (Granada, 1982), Sandra Paula Fernández (Oviedo, 1972) y Ana Elena Pena (Murcia) muestran trabajos muy distintos entre sí pero que desarrollan una química especial, pues al entrar en contacto potencian el alcance de sus intenciones discursivas.

Ana Elena Pena encuentra en el desamor, el erotismo, el desencanto, la nostalgia y las caídas las fuentes de sus pinturas, vídeos y escritos. La suma de estímulos infantiles y ligeros con otros signos de provocación y violencia da como resultado escenas de “surrealismo pop” donde los opuestos cumplen su función al activar los contrastes. La artista disfruta llevando al espectador por los senderos que domina, marcando el ritmo de cada estímulo visual para desarrollar una escena global que teatraliza lo femenino mediante la representación de niñas-mujer.

Ana Elena Pena. Serie Lolitas. Imagen cortesía Galería Punto

Ana Elena Pena. Serie Lolitas. Imagen cortesía Galería Punto

Ana Elena Pena. Playroom. Imagen cortesía Galería Punto

Ana Elena Pena. Playroom. Imagen cortesía Galería Punto

Sandra Paula Fernández desarrolla una nueva comunicación mediante paneles iluminados por leds, que reproducen secuencias animadas con mensajes directos, cargados de ironía, con personajes y elementos que forman parte de esa cultura de masas infantilizada que tan fácilmente recala en lo primario. Son conocidas sus obras a partir de la imagen recurrente de Blancanieves, convertida en una sensual Afrodita que participa implacable en su propio “Space invaders”. Como diría Judith Butler, el sexo, la sexualidad y el género no son algo natural sino fruto de una determinada construcción social afianzada en la costumbre imperativa.

Sandra Paula Fernández. Imagen cortesía Galería Punto

Sandra Paula Fernández. Imagen cortesía Galería Punto

Sandra Paula Fernández. La guerra. Imagen cortesía Galería Punto

Sandra Paula Fernández. La guerra. Imagen cortesía Galería Punto

Rocío Verdejo muestra en sus imágenes instantes congelados, escenas con las que nos niega tanto el inicio como el desenlace de la historia relatada. La artista nos ofrece realidades atroces mediante el empleo de referencias idílicas que transitan por el barroco italiano y los primitivos flamencos, en las que el enigma y la muerte dominan la narración. Revisa la tradición de fotografiar difuntos, mediante una serie de imágenes en las que recrea de un modo minucioso y rico en detalles algunos momentos que podrían formar parte de una producción cinematográfica. En ellas el elemento femenino se convierte en el vértice que nos trae a la memoria imágenes icónicas de la moda y la publicidad, empleadas aquí con otro propósito.

Rocío Verdejo. Merienda postmortem. Imagen cortesía Galería Punto

Rocío Verdejo. Merienda postmortem. Imagen cortesía Galería Punto

Rocío Verdejo. Piedad invertida. Imagen cortesía Galería Punto

Rocío Verdejo. Piedad invertida. Imagen cortesía Galería Punto

Dicen que la relación más íntima que podemos tener con los objetos es poseerlos, del mismo modo que las palabras son la forma que adoptan nuestras ideas antes de convertirse en hechos. A veces esos códigos del mundo material, tan filtrados en la comprensión de la realidad, se extienden a territorios más allá de lo inanimado. La lucha por la igualdad es un camino que no ha acabado de recorrerse.

José Luis Pérez Pont

Erotismo por todo lo alto de La Rambleta

Art(o) de Sexo. Exposición colectiva
La Rambleta
Bulevar Sur esquina con Avda. Pío IX. Valencia
Hasta el 20 de junio

Alguien dijo que el gran arte, siempre es erotismo disimulado. ¿Nada que ver con la más explícita pornografía? MacDiego, comisario de la exposición Art(o) de Sexo, no lo tiene claro. De hecho, pidió a los cerca de 80 artistas participantes que se dejaran de zarandajas y le enviaran aquello que tenían guardado en sus cajones. Que se soltaran, vamos. Y se soltaron tanto que la muestra ha llegado al casi centenar de obras. La sexta planta de La Rambleta se dará así un hartazgo de imágenes, del 31 de mayo al 20 de junio, para calentar motores de cara al próximo Salón Erótico de Valencia. Se trata, según su comisario, de la “más grande exposición que se ha hecho en España sobre este tema”.

Horacio Silva. Art(o) de sexo. La Rambleta

Horacio Silva. Art(o) de sexo. La Rambleta

Habrá imágenes acordes con la literatura de esta guisa: “Cuando te vi, oh cuerpo en flor desnudo, creí ya verle a Dios en carne viva”. Y otras más similares a ésta: “Quiero morir jodiendo por sorpresa y que me entierren con la picha tiesa”. ¿Erotismo, pornografía? “Poner límites a la imaginación no tiene sentido”. Y MacDiego va mucho más allá: “En el telediario hay más porno del que yo voy a enseñar en La Rambleta”. Y lo que va a enseñar es la obra de un gran número de artistas valencianos que, por una u otra razón, no habían tenido la oportunidad de exhibir piezas de contenido erótico, con más o menos calorías.

Paula Bonet. Art(o) de Sexo. La Rambleta

Paula Bonet. Art(o) de Sexo. La Rambleta

CALENTANDO LA CIUDAD

Horacio Silva, Paula Bonet, Uiso Alemany, Sam, Ana Elena Pena, Paula Sanz, Ortifus, Mavi Escamilla, Santiago Relanzón, Joan Verdú, Alex Francés, Pepe Morea o el propio MacDiego, entre otros, son los encargados de “calentar la ciudad una semana antes del Salón Erótico”, previsto del 6 al 9 de junio en el recinto de Feria Valencia. Para ello, la sexta planta de La Rambleta, de 45 metros de largo por 30 de ancho, será totalmente ocupada para que el público se dé la gran comilona implícita en el título Art(o) de Sexo. “Pues sí, porque con tal mogollón de erotismo, la gente va a salir cansada”.

No se trata de una exposición con dibujitos o piezas de pequeño formato, sino una muestra a lo grande y, qué duda cabe, por todo lo alto de esa sexta planta. “Hay obras de metro y medio, como la de Horacio Silva, o de más de dos metros, como la de Uiso, y hasta de tres, como en el caso de Morea”. Fotografías, esculturas, dibujos, pinturas, joyería, ilustración, diseño, video: todo dispuesto para que ese “pueblo valenciano tan calentón” disfrute con tan magnánima exposición. La galería Mr. Pink completará el hartazgo con una muestra del mejor cómic subido de tono: Paco Roca, Rafa Fonteriz, Jordi Bayarri, Sergio Bleda, Manuel Bartual, Adrián Bago, Jorge Parras, Calo, Luis Demano…

ana Elena Pena. Art(o) de Sexo. La Rambleta

ana Elena Pena. Art(o) de Sexo. La Rambleta

PASIONES INCONFESABLES

Desde el más crudo realismo a la abstracción, de lo explícito a lo simplemente sugerido, Art(o) de Sexo da cumplida cuenta de todo el arco del erotismo, ése que Bataille decía unir a la santa y al voluptuoso en sus mismas pasiones inconfesables. No es una vuelta a la naturaleza animal, instintiva, procaz, sino un llamamiento al desorden de los sentidos en el marco del arte. Que Valencia, de tradición imaginativa y calenturienta, como subraya MacDiego, haya tenido que esperar tanto tiempo para semejante cita con el erotismo, es un misterio sin resolver.

Enrique Carrazoni.Art(o) de Sexo. La Rambleta

Enrique Carrazoni.Art(o) de Sexo. La Rambleta

De momento ahí están esas cruces gamadas con pintalabios; esas alusiones de explícita sexualidad a la Fórmula 1 valenciana; ese berlanguiano zapato de tacón y su correspondiente látigo, o la singular tomatina púbica. El erotismo está para eso: para confrontarnos con las más grandes alturas y las más bajas pasiones; con lo más sagrado y lo más profano. ¿Provocación? Toda. Evocación, también. Porque para estar Art(o) de Sexo hace falta poner a prueba los límites de la razón. ¿Miedo al escándalo? “Yo esos problemas no tengo”, remacha MacDiego. Ni los 80 artistas que, sin disimulo alguno, muestran su arte en la sexta planta de La Rambleta.

David Vivó. Art(o) de Sexo. La Rambleta

David Vivó. Art(o) de Sexo. La Rambleta

Salva Torres